¡Por la Reforma Agraria Integral!

SECRETARÍA DEL FRENTE CULTURAL Y MEMORIA HISTÓRICA    

Estos días estamos viviendo un espectáculo propagandístico atroz con motivo del 50 cumpleaños de Felipe VI. Todos los medios de comunicación del régimen han dedicado un suculento espacio en sus periódicos, radios, televisiones, etc. a narrar la trascendente noticia. Y el discurso ha sido unánime y monocorde: una engolada loa sin fisuras a su figura. Igualito a lo que hacía el NODO con Franco. El derecho a la información y la libertad de prensa fulminadas de un plumazo por no soliviantar uno de los pilares del postfranquismo: la monarquía.

A esta sumisión periodística, hay que sumar los anuncios publicitarios de los grandes monopolios capitalistas (IBEX 35) que directamente entraban en éxtasis místico celebrando la efeméride borbónica. Agradeciendo el papel del rey como mamporrero y pelele del capitalismo español ante los mercados internacionales. Un monarca que no ha escondido nunca su posicionamiento en favor de las élites y su desprecio e indiferencia hacia las clases populares. Estamos hablando de una institución puesta a dedo por Franco, no le pidamos peras al olmo.

El cénit de este culto a la personalidad ha venido de la propia Casa Real que ha difundido un megarreportaje de su excelencia mostrando su campechanía y su “lado más humano” y familiar. De nuevo, como hacía el NODO con Franco. Una muestra más de populismo casposo y almibarado, cuyo fin es apuntalar una institución parasitaria, reaccionaria y corrupta.

En medio de esta oleada de fervor monárquico por parte de las élites, el alcalde de Orihuela se ha sumado a esta corte de palmeros obsequiando al monarca con unos esquejes de la higuera de la casa-museo de Miguel Hernández. Nuevamente, el Partido Popular fundado por franquistas y que no ha condenado la dictadura, utilizando a Miguel Hernández para blanquearlo y manipularlo. Miguel Hernández -el mismo que el franquismo dejó morir como un perro por su militancia comunista y su defensa de la causa republicana- es utilizado y manoseado a cambio de unas palmaditas en la espalda por parte del monarca. Miguel Hernández, el mismo que hoy sería condenado por injurias a la corona por sus poemas, como está pasando con músicos, tuiteros, periodistas, etc.

El alcalde de Orihuela con este gesto nada inocente, otorga vasallaje a la corona como buen súbdito utilizando a alguien que luchó hasta las últimas consecuencias por una sociedad igualitaria, donde no hubiera nadie por encima de nadie, donde la justicia social no fuera retórica sino pragmática. Miguel Hernández no es una dádiva con la que obsequiar a monarquías parasitarias. Miguel Hernández es dignidad y compromiso, algo que ni por asomo se cuela en el Ayuntamiento de Orihuela, que utiliza a su hijo más ilustre para hacer negocio, billetes de lotería, marca turística y vaciarlo de contenido: El poeta de las cabras y las brevas. Un poeta pintoresco y manejable, blanco y neutro, despolitizado y humillado; ese es el objetivo de estos “hombres viejos” a los que Miguel describió en su poema homónimo.

Desde el PCPE pedimos al alcalde de Orihuela que deje de meter sus sucias manos en la memoria y la persona de nuestro camarada Miguel, poeta del Pueblo, ruiseñor de las desdichas. Miguel Hernández no es una moneda de cambio para sus deshonestos intereses. Miguel Hernández es viento del pueblo, defensor de las clases populares, enemigo de las élites que son los que causan el sufrimiento y dolor a la clase obrera. El rey representa precisamente a los que ponen el yugo a las clases populares para explotar y robarles el beneficio que generan. Yugos que dejaremos rotos sobre las espaldas de los capitalistas explotadores y monarquías parasitarias.

ZUBEROA.