Jueves, 13 de Mayo de 2010 08:59

pcpe.pngResolución del Comité Ejecutivo del PCPE
El Gobierno sumiso al mandato del Capital

Todos los esfuerzos de las estructuras de dominación del capitalismo español han estado volcados, estos dos largos años, a tratar de apuntalar el sistema y evitar su quiebra total.

Los acontecimientos de las últimas semanas habían puesto de manifiesto la inutilidad de estos esfuerzos. Así, la misma voracidad del sistema se mostraba como su principal problema. En una situación de naufragio de las distintas estrategias puestas en marcha para tratar de revertir la situación, son los mismos tiburones financieros quienes se abalanzan sobre las nuevas dificultades de la economía española para tratar de obtener nuevos beneficios, en una acción suicida que lleva a la quiebra de sus propios intereses.

Llegado el momento los máximos representantes del imperialismo –la UE por un lado y el Presidente Obama por otro- han optado por imponer, sin más contemplaciones, el dictado del capital. Y el caótico gobierno del PSOE obedece sumisamente, sabiendo que ya se le acabaron todos los plazos, y que no caben más huidas hacia delante, como ha estado haciendo hasta ahora. Si se gobierna en este sistema es para obedecer a los amos.

Las medidas anunciadas por Zapatero son un ataque directo contra las grandes mayorías trabajadoras y un respaldo a los intereses de la oligarquía, al capital financiero y a la gran patronal. Y en el Parlamento nadie ha planteado una posición claramente enfrentada a esta estrategia. El PP, aunque critica, aplaude porque es su política la que avanza. Una vez más en el Parlamento, no se ha escuchado la voz del pueblo trabajador.

Los ataques de ahora a los salarios del funcionariado y el recorte de las pensiones, son un preludio de la anunciada e inminente contrarreforma laboral que reducirá los derechos de la inmensa mayoría de la clase obrera.

Estas medidas del gobierno no tocan al sector financiero, ni a las grandes fortunas, ni a los grandes beneficios empresariales. Es un plan a la medida de la oligarquía, para que siga con su expolio generalizado del país y de sus gentes. La CEOE vuelve a ser la gran ganadora.

Las presiones para el Pacto Social se intensifican, y la misma monarquía -hace unos días-, volvió a hacer llamados a la sumisión, como siempre.

En plena agudización de la crisis, la UE destapa con más evidencia su carácter imperialista, y la dominación del eje Berlín-París. La soberanía nacional es una pieza de museo para el capitalismo. Las condiciones impuestas a Grecia, para “socorrer” a su economía, significan un ataque frontal a la clase obrera griega, a quien -como siempre- se quiere hacer pagar en exclusiva la situación de quiebra económica. Mientras al capital financiero no se le pone una sola condición. La respuesta de la clase obrera griega -el PAME y el KKE-, resiste esta estrategia, y está protagonizando la primera gran lucha obrera y de masas contra el proyecto imperialista de la UE.

Hoy es necesario responder a estas políticas con una movilización sostenida de una amplia unidad de las fuerzas populares y revolucionarias, para llegar a una huelga general que empuje una salida distinta de la crisis.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a la clase obrera, y al conjunto de los sectores populares, a no aceptar ninguna de las medidas que la oligarquía quiere imponer para tratar de mantener su hegemonía; pues todas ellas van en la dirección contraria a nuestros intereses, y su finalidad no es otra que tratar de hacer pagar la crisis a quienes no tenemos ninguna responsabilidad en ella.

El capitalismo hace tiempo que no tiene nada positivo que ofrecer a las grandes mayorías, y sí tan solo a las oligarquías parasitarias de cada país. Hoy la actitud más razonable del pueblo es la búsqueda de un desenlace orientado hacia la construcción de la sociedad socialista. Ahí es donde está el futuro de libertad y justicia social.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama, en primer lugar, a toda la militancia del Partido a activar su compromiso revolucionario, y a activar todos los recursos disponibles para movilizar y organizar a la clase obrera y sectores populares contra las políticas de la oligarquía. La lucha está en la calle, la lucha está junto a la clase obrera más combativa, la lucha está junto al pueblo para ejercer nuestro papel de vanguardia en el combate de todos los días.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a la clase obrera y a los sectores populares, autónomos y sectores profesionales, a tomar partido ante esta situación. Frente a la sumisión que pide el sistema hay que levantar la rebeldía, la defensa de nuestros derechos y la exigencia de que la salida a la crisis sea protagonizada por las grandes mayorías trabajadoras.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a las organizaciones sindicales, especialmente a aquellas que tienen mayores posibilidades, a trabajar urgentemente para la convocatoria de una huelga general que exija una salida a la crisis con otras propuestas políticas y económicas.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a la coordinación de las organizaciones revolucionarias en todo el Estado, para que la lucha anticapitalista dirija la acción de las masas, y ofrezca una salida a esta situación fuera del marco del sistema de dominación, rompiendo sus límites impuestos, y creando una nueva correlación de fuerzas favorable al pueblo y a los trabajadores y a las trabajadoras.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a todas las fuerzas revolucionarias y populares para articular un amplísimo Frente de Izquierdas que, sobre una propuesta programática de mínimos, llame a la movilización para ampliar y unir todas las luchas que la clase obrera está dando en todo el estado. Para esa unidad amplia el CE del PCPE propone los siguientes puntos básicos:

-Nacionalización de la banca.
-Congelación de hipotecas a familias en paro.
-Seguro de paro indefinido.
-Paralización de las privatizaciones y retorno de las realizadas sobre servicios estratégicos.
-Progresividad fiscal.
-Por la salida de la UE.
-Regreso de todas las tropas del extranjero.
-Reducción del gasto militar y otros gastos parasitarios.
-Derechos para la población inmigrante. Nadie es ilegal.
-Proceso Constituyente Republicano.

El Comité Ejecutivo del PCPE manifiesta su total disposición a sumarse a cualquier llamamiento que se pueda realizar con orientación similar a la expuesta en esta Resolución.

El Comité Ejecutivo del PCPE toma la iniciativa de convocar una reunión de coordinación en Madrid para el día 7 de junio, a todas las fuerzas políticas, sindicales y sociales interesadas en esta propuesta, para articular mecanismos concretos que hagan avanzar un amplio proceso de movilización y lucha que haga de la huelga general política su consigna central.
Madrid a 12 de mayo de 2010
 

28 de Agosto 2010

Huelga general

Martes, 18 de Mayo de 2010 21:17

Llamamiento del Comité Ejecutivo del PCPE a convertir la jornada del 8 de junio en una reclamación generalizada de la huelga general contra las políticas del Gobierno y contra el Capitalismo.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a toda la clase obrera a convertir la jornada de huelga convocada por los sindicatos, en la función pública, para el día 8 de junio, en una gran jornada de lucha contra la gestión que el gobierno hace de la crisis capitalista, que carga sobre el pueblo trabajador las consecuencias de la misma.

Pero estas medidas requieren de una respuesta más contundente por parte de las organizaciones obreras y populares. No solo es el gobierno quién tiene la responsabilidad en esta situación; es el proyecto imperialista de la UE quien está detrás de toda esta estrategia de la oligarquía, proyecto de la UE que comparten todas las fuerzas del arco parlamentario español.

No sólo las mencionadas medidas afectan directamente a los trabajadores y a las trabajadoras de las diferentes administraciones, sino que la Banca y la Patronal las han aplaudido, ya que favorecen sus intereses directos y que van en la línea de la contrarreforma laboral que el gobierno anuncia como inminente, en una muestra más de la orientación de cargar sólo contra los trabajadores y trabajadoras el peso más brutal de la crisis capitalista.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama al conjunto de la clase obrera a sumarse a esta jornada de huelga del día 8 de junio. Los comités de empresas de todos los centros de trabajo, igualmente los sindicatos sectoriales, deben discutir esta situación y sumarse ese día a las movilizaciones, imponiendo en la práctica la dinámica de la huelga general. El objetivo debe ser el de ampliar lo más posible esta jornada de lucha.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama, a toda la clase obrera, a sumarse a las manifestaciones que se realizarán el día 8 de junio, para tratar de que éstas sean lo más masivas posible, y para que en ellas el clamor de la convocatoria de la huelga general se imponga -en el menor plazo posible- sobre las direcciones sindicales que pretendan parar esta convocatoria de lucha general.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a las fuerzas revolucionarias y populares a constituir un gran frente unitario contra la crisis capitalista, que coloque la convocatoria de una huelga general contra este gobierno, contra la UE, y contra el capitalismo, como eje central de su trabajo político inmediato.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a toda la clase obrera a hacer de la jornada del 8 de junio el inicio de la respuesta obrera general contra la oligarquía y sus gobiernos. Un punto de inflexión necesario para que sean los intereses obreros y populares los que protagonicen las políticas para enfrentar la crisis capitalista general.

Madrid a 16 de mayo de 2010.
 

Lunes, 31 de Mayo de 2010 22:45

Resolución del Comité Ejecutivo del PCPE
Esta mañana el ejército israelí ha atacado en aguas internacionales a una flota civil que se dirigía a Gaza con un cargamento de ayuda humanitaria. En esta acción sionista han fallecido varios activistas por el único hecho de ser solidarios con el pueblo palestino que sufre la constante agresión y bloqueo por parte del sionismo, que, respaldado por el imperialismo de EE.UU y la UE, se convierte en el agresor permanente de los pueblos de la zona y la amenaza constante para la paz en la región.

Con acciones tan bárbaras y salvajes como éstas, el Comité Ejecutivo del PCPE no puede más que certificar la condición del estado de Israel como enemigo de los pueblos, que con sus prácticas de terrorismo de estado emula las atrocidades cometidas por el régimen nazi en el siglo XX. El sionismo, fiel aliado del imperialismo en Oriente Medio, desvela nuevamente con este tipo de acciones su absoluta falta de respeto por la vida humana, prosigue en la escalada de violencia en la región y pone en el punto de mira a todas y cada una de las personas que se solidarizan con el pueblo palestino, víctima principal de sus políticas nazis, que pretenden convertir a Gaza en el campo de concentración y exterminio más grande de la Historia.

El Comité Ejecutivo del PCPE considera que este ataque militar contra objetivos civiles en aguas internacionales es toda una provocación que debe ser respondida con la inmediata y taxativa ruptura de todo tipo de relaciones políticas, diplomáticas, económicas y comerciales por parte de todos los países del mundo, así como la condena sin ambages y la expulsión de todos los organismos internacionales de los que forma parte. En el caso de España exigimos al gobierno Zapatero la inmediata expulsión de toda la representación diplomática sionista en nuestro país y el cierre de todas las oficinas vinculadas al estado de Israel.
Para el Comité Ejecutivo del PCPE, en caso de no darse esa ruptura inmediata de relaciones con Israel, todos los gobiernos afectados serán considerados como cómplices del sionismo en el asesinato de activistas de la solidaridad, hecho por el que deberán responder ante todos los pueblos del mundo.

La militancia del PCPE estará a la cabeza de la movilización social y política para denunciar estos crímenes e impulsar todas las acciones unitarias que animen a la clase obrera y el conjunto de sectores populares a expresar el rechazo más firme y absoluto a este salvaje ataque sionista y a la política genocida del estado de Israel.

Madrid, 31 de mayo de 2010.

PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
 

DECLARACIÓN DEL COMITÉ EJECUTIVO DEL PCPE
El gobierno de Rodríguez Zapatero ha aprobado una contrarreforma laboral obedeciendo, disciplinadamente, las órdenes del capital. Esta contrarreforma se convierte, así, en otro paso más para cargar sobre la clase obrera y los sectores populares el peso de la crisis estructural del sistema capitalista.

Esta contrarreforma es también expresión de lo que significa el polo imperialista de la UE. El Tratado de Lisboa, y otros que le precedieron -como el de Maastricht-, marcaron, en su día, la línea estratégica del aumento de la tasa de explotación en todos los países integrados en ese proyecto de dominación del capital a escala de Europa.

Hoy no existen diferencias significativas entre los distintos partidos políticos que trabajan para tratar de apuntalar al capitalismo en crisis. En el arco parlamentario no existe una sola opción de carácter revolucionario que represente una posición anticapitalista consecuente; a todas ellas las unifica la disciplina de la UE, de la cual ninguna se desmarca.

En el sistema capitalista, decrépito y en crisis estructural, solo se puede gobernar bajo la férrea dictadura del capital. Con cualquier gobierno, de los que hoy son posibles para el sistema, el resultado es el mismo para la clase obrera y los sectores populares.

Esta nueva reglamentación del gobierno trata de hacer retroceder a la clase obrera en décadas de lucha. El ataque brutal a la negociación colectiva es el núcleo central de estas medidas, que, según Zapatero, no significan “ninguna pérdida de derechos para la clase obrera”. El objetivo del capital es el de arrebatar a la clase obrera todos sus derechos conquistados, para debilitar sus posiciones hasta el límite, y dar un salto cualitativo en la tasa de explotación de la clase obrera; factor determinante hoy en la estrategia imperialista para tratar de recomponer el ciclo de reproducción ampliada de capital.

A la clase obrera, y a los sectores populares, solo les queda un camino: LUCHAR.

El Comité Ejecutivo del PCPE hace un llamamiento:

- A fortalecer la unidad de la clase obrera, empezando por superar la división sindical por la base.
- A movilizar a las masas trabajadoras contra las políticas del capitalismo.
- A crear un amplio movimiento de unidad popular anticapitalista combatiente.
- A trabajar para que la huelga general sea un éxito masivo, que ponga de manifiesto la voluntad de la clase obrera de emanciparse de la dominación del capital.

El capitalismo –en su fase terminal- solo puede ofrecer más esclavitud, más dictadura fascista y más guerra contra los pueblos.

El futuro de la humanidad será socialista y comunista. El interés de la clase obrera y los sectores populares es el de llegar cuanto antes a esa sociedad, libre de la explotación y de la guerra. Enfrentar hoy con determinación la contrarreforma laboral de los gobiernos del capital es dar un primer paso en el camino de la emancipación de la clase obrera, un primer paso hacia la libertad y la igualdad social.
Madrid a 16 de junio de 2010
 

A la clase obrera oprimida y explotada por el capitalismo español:
El Comité Ejecutivo del PCPE llama a todos los obreros y las obreras -que sufren una mayor violencia en el escenario de la crisis capitalista internacional, elevando a cotas superiores la opresión del capitalismo sobre amplias capas del pueblo trabajador-, a desarrollar una histórica jornada de lucha el próximo día 29 de septiembre.


El éxito de esta jornada de Huelga General es determinante para el futuro de la clase obrera. Si la huelga no triunfa –con la participación masiva de toda la clase- la oligarquía entenderá que no hay resistencia a sus políticas más agresivas, y aprovechará la ocasión para arremeter con otra andanada de recortes laborales y salariales de mayor violencia que las tomadas hasta ahora con el último decreto del gobierno. Por ello el 29S hay que parar todo el país, para demostrar la fuerza imparable de la clase obrera.


Desde el aparato de propaganda del sistema se desarrolla una intensa campaña contra esta jornada de lucha, y también contra toda la actividad sindical de la clase obrera. No solo tratan de liquidar la negociación colectiva sino que quieren reducir a la más mínima expresión la capacidad de organización de la clase obrera para defender sus derechos y luchar por mejores condiciones de trabajo.


La resignación y la desmovilización de la mayor parte de la clase obrera, durante estos tres últimos años de crisis capitalista, han tenido como consecuencia más evidente el envalentonamiento de las fuerzas del capital y sus gobiernos. Se ha constatado, una vez más, que resignarse no sirve más que para aumentar la explotación.
Solo una clase obrera combatiente será respetada por nuestro enemigo de clase.


Por ello la preparación de la Huelga General es una tarea a desarrollar desde hoy mismo. Trabajando por la unidad de la clase obrera, creando amplias plataformas unitarias, donde no se excluya a nadie. Explicando la necesidad del capitalismo de aumentar la explotación de la clase, para tratar de remontar la crisis esclavizando al pueblo en su conjunto. Celebrando asambleas de centro de trabajo, reuniendo a Comités de Empresa, y desarrollando la más amplia actividad de propaganda en torno al 29S.


Las largas prácticas del reformismo sindical han debilitado la posición de la clase obrera en la lucha de clases en nuestro país. Pero al reformismo sindical no se le combate con el sectarismo sino vertebrando la unidad de la clase a la ofensiva, y aislando y desacreditando las posiciones del pacto social en un firme combate ideológico que hay que dar en el seno de todas las organizaciones sindicales. Al mismo tiempo tenemos que impulsar –especialmente cuando se tensiona la lucha de clases- la creación de Comités de Unidad Obrera como estrategia para superar el fraccionamiento sindical que debilita a la clase.


El capitalismo senil, en su fase imperialista, tratará de aumentar la explotación sobre toda la clase obrera de cualquier manera. Recurrirá a toda forma de violencia con tal de lograr su objetivo, haciendo de la guerra parte irrenunciable en su proceso de acumulación. La clase obrera nada puede esperar de este sistema caduco, que tan solo la puede llevar a más explotación y más esclavitud. Destruir el capitalismo es una tarea que está situada en el primer punto del orden del día.


En este proceso de preparación de la jornada de Huelga General del 29S la militancia del PCPE tiene que estar en el primer lugar de combate. Las tareas fundamentales son:


1.- Crear plataformas unitarias para la Huelga General, en todos los territorios.
2.- Promover todo tipo de actividades explicando las profundas razones para la realización de la Huelga General: asambleas de centro de trabajo, reuniones con Comités de Empresa, carteladas, mesas de calle en los barrios, etc.
3.- Radicalizar cualquier movilización que se pueda dar en estos meses, incorporando el objetivo de la Huelga General a cualquier lucha obrera.
4.- Explicar la propuesta de las Cinco medidas contra la crisis, realizando mítines y recogiendo miles de firmas de apoyo a esta iniciativa, para su posterior utilización como herramienta política de lucha.


Esta jornada de lucha del 29S tiene que significar un punto de inflexión en la capacidad de respuesta de la clase obrera contra la opresión capitalista, en el avance de la unidad de todas las fuerzas del pueblo por la revolución socialista y por el comunismo.


Ninguna obrera, ningún obrero, puede dejar de luchar ese día por su libertad, por no sufrir explotación y por construir una sociedad de personas libres e iguales sin explotación.


¡La crisis capitalista que la paguen los ricos y no la clase obrera!
¡Viva la unidad de la clase obrera! ¡Viva la lucha obrera y popular!
¡TODAS Y TODOS A LA HUELGA GENERAL DEL 29S!
¡LA LUCHA ES CONTRA LA OLIGARQUÍA Y SUS GOBIERNOS!


Julio 2010. Comité Ejecutivo del PCPE


 

Página 166 de 166