Benvolguts camarades, simpatitzants i amics del Partit,

Enguany celebrem el 200 Aniversari del naixement de Karl Marx. Tan magna efemèride ha merescut una sèrie d’activitats que durant tot el 2018 hem anat programant.

El proper dia 1 de desembre, el Partit Comunista del Poble de Catalunya organitza una representació teatral a l’Ateneu 1r de Maig de Barcelona, a les 18h, d’uns 45 minuts de durada, acompanyada posteriorment d’un refrigeri i pica-pica.

És una obra anomenada Un fantasma recorre Europa, primera frase d’ El Manifest comunista, obra cabdal de Marx. Set actrius i actors, alguns militants del PCPC, d’altres no, dirigits per professionals del teatre i amb un guió escrit per un guionista professional, els quals ens han aportat amb ganes i entusiasme la obra, mereixen la nostra assistència a un espectacle gratuït, per tots els públics, amb música i cançons, divertit i que ens farà reflexionar.

Els actors i actrius porten des de juliol assajant cada setmana, fent un esforç important per oferir-nos un magnífic espectacle. Tornem-los l’esforç realitzat amb la nostra presència i el nostre aplaudiment!

Podeu portar companys i companyes, familiars, amics, amigues!

Adjuntem la sinopsi de la obra i el cartell.

 

-------------------------------------------------------------------------------

 

Us presentem Un fantasma recorre Europa, obra de teatre inspirada en la gegantina figura de Karl Marx, el barbut de Tréveris, Alemanya. Una de les figures cabdals no només del pensament polític de tots els temps, sinó de la economia, la societat i la cultura. No en va, el pensament marxista ha estat “guia per a l’acció” en paraules de Lenin. I així ha estat: el marxisme, pedra angular del socialisme-comunisme juntament amb el leninisme, ha estat el motor ideològic i organitzatiu dels Partits Comunistes arreu del Planeta i font ideològica de les principals revolucions del s. XX, amb el precedent de la Comuna de Paris de 1871, viscut pel propi Marx.

Un recorregut vertiginós i interactiu, de tonades dramatúrgiques brechtianes combinades amb el “savoir faire” modern i sense complexos de la direcció de l’obra. Un passatge vital al passat, present i futur: amè i emocionant; barreja d’humor, senzillesa i musicalitat en mans de set actrius i actors que ens faran gaudir -de ben segur-, i reflexionar -també segur- sobre el més important que ens podem plantejar a la nostra existència: la nostra realitat com a classe i com transformar aquesta.

Disculpeu. Una correcció: el pensament marxista ÉS “guia per a l’acció” en paraules de Lenin.

Grup de Teatre Ramon Casanellas, octubre 2018.

 

Actrius i actors:

 

Aina de la Fuente Serra

 

Lluís Morote

 

Vicenç Armero

 

Xavier Padullés

 

Mari Carmen Lupiáñez

 

Montse Serra

 

Àlex de la Fuente

 

Direcció:

 

Maria Donoso (Actriu del Teatre Kaddish, entre d’altres. Ha estudiat a l’Escola Eòlia Direcció i Interpretació).

 

Dramatúrgia:

 

Xavier Padullés (Professor en excedència de l’Institut del Teatre de Barcelona. Dramaturg. Historiador i activista cultural).

El PCPE manifiesta su repulsa y condena ante los últimos acontecimientos ocurridos en el estrecho de Kerch (Crimea, Federación Rusa) donde una vez más el gobierno golpista ucraniano he recurrido a la provocación y a la búsqueda constante del conflicto contra la Federación Rusa por encargo de sus patrocinadores de la UE y EEUU.

Somos conscientes del acoso al que las llamadas potencias occidentales someten a la Federación Rusa como ya hicieran en su momento, aunque por otros motivos muy distintos, contra la URSS. Ahora en un contexto global de profunda crisis capitalista el enemigo es el país con las mayores reservas de hidrocarburos y materias primas y que por otra parte no solo no se deja doblegar sino que ha ganado gran influencia internacional y ha minado los planes genocidas del imperialismo en en Siria.

La última provocación ucraniana debe entenderse como un paso más en la estrategia de elevar la tensión y el conflicto, algo que en ningún caso pueden beneficiar al empobrecido pueblo ucraniano. Desde 2014, con el inicio de la guerra en Donbass y la restitución de Crimea a Rusia, hemos asistido a miles de bufonadas de los mafiosos y oligarcas de la junta golpista de Kiev. Sus muestras de patético folklorismo nacionalista y sus arengas encendidas contra el imaginario “agresor ruso” serian simplemente motivo de risa de no ser porque vienen acompañadas de una agresiva campaña contra todo rasgo cultural y linguistico ruso, del constante bombardeo de la población civil en Donbass, del terrorismo de estado por parte de sus servicios secretos, del patrocinio de organizaciones fascistas y de un revisionismo histórico que inventa “invasores” y transforma colaboracionistas del nazismo en héroes nacionales.

El caso concreto del último incidente en el mar de Azov ha sido especialmente magnificado por la maquinaria propagandística de Kiev, pues el objeto de esta última provocación orquestada por Poroshenko no era otra que declarar la ley marcial y así suspender las elecciones que está abocado a perder. Tras cuatro años de guerra en Donbass, donde Ucrania ha sufrido la derrota en decenas de batallas contra las milicias populares de Donetsk y Lugansk y han muerto mas de 10.000 de sus soldados, jamás se ha decretado la ley marcial en el país, sin embargo ahora Poroshenko la considera imprescindible para la seguridad nacional, cuando todos los sondeos lo sitúan en tercer lugar.

Finalmente se ha decretado tan solo esta situación especial en las zonas fronterizas con Rusia, pues otras facciones de la oligarquía ucraniana han frenado parcialmente esta jugada que suprimia las elecciones, cortando el acceso a sus candidatos , primero y segundo en los sondeos ante Petro Poroshenko, quien es no lo olvidemos, el títere de la casa blanca en Ucrania. Este último apunte no puede pasarse por alto y no debe olvidarse que quien hundió en el caos al país y dio el poder a esta junta de criminales fue la UE y EEUU, países que mantienen ahora mismo, al igual que Canadá, mercenarios e instructores en el ejercito ucraniano para aleccionarlo en su criminal agresión contra el pueblo de Donbass.

Por todo ello el PCPE una vez más reitera su condena de estas acciones opuestas a la voluntad de todo pueblo trabajador y que tienen por objeto sembrar el odio y la confrontación en beneficio de la oligarquía, los grupos fascistas y sus patrocinadores internacionales.

Secretariado Político del PCPE
29 de Noviembre de 2018

Una profunda agudización de la lucha de clases internacional.

Asistimos hoy a una agudización extrema de la lucha de la lucha de clases internacional. Esta agudización no viene del crecimiento y desarrollo de las capacidades de la clase obrera y sus organizaciones, sino que la agudización deriva de la necesidad del capitalismo de tratar de revertir su proceso de decadencia histórica, sus dificultades para el crecimiento del capital, y del agotamiento de las posibilidades de expansión que en épocas pasadas le permitía la conquista de nuevos mercados y de nuevas materias primas.

El capitalismo internacional, actúa en términos de agotamiento de sus habilidades para mantener el ciclo de reproducción ampliada del capital. La caída tendencial de la tasa de ganancia lo determina todo de forma implacable, y los nuevos desarrollos tecnológicos, especialmente la robotización, entran en aguda contradicción con las relaciones de producción.

Todo lleva a una dura pugna interna en clave imperialista: exportación de capitales, gigantesca concentración monopolística del capital, aumento intenso de la tasa de explotación, del ritmo del trabajo y de la sobreexplotación, y deterioro irreversible de las condiciones de vida y de la naturaleza como sistema. Todas las contradicciones internas se agudizan.

En consecuencia, la dictadura del capital se manifiesta de forma más explícita, abandona, por inútiles, las formas democrático-burguesas del siglo pasado, y los estados capitalistas avanzan a formas de control social cada día más absolutos. Recorte de libertades y fomento de las pautas sociales más reaccionarias.

La clase obrera lleva, en este contexto, la posición perdedora frente a una burguesía que se sabe necesitada de mayores ejercicios de violencia para mantener su dominación.

Guerra imperialista y carrera de armamentos.

Como siempre, en la historia del vigente sistema de dominación, el capital recurre a la guerra como parte fundamental de su sistema de acumulación en situaciones de crisis extrema. Previo a la guerra declarada se hacen avanzar las posiciones del extremismo burgués, el fascismo.

Los armamentos de nueva generación, producto de la aplicación de los avances científicos y de inversiones multimillonarias, llevan cada día a la ruptura de los equilibrios armados de la etapa de la guerra fría. Hoy, sistemas altamente sofisticados, que las potencias creían darle una sólida posición de ventaja, se convierten rápidamente en viejos sistemas de chatarra absolutamente inútiles en la confrontación armada.

La consecuencia es un incremento del parasitario gasto militar, una nueva carrera de armamentos y la obsolescencia de los tratados de misiles firmados en el siglo XX. También se incrementan los riesgos de conflagración como consecuencia del incremento y de la alta complejidad de los sistemas de armamentos, con tecnologías de vanguardia que tienen una altísima fragilidad en su control por parte de los mismos Estados, y por las mismas estructuras militares, donde los altos mandos poseen un poder casi ilimitado en sus capacidades más letales.

La clase obrera es el futuro de la Humanidad.

El desarrollo social ha creado las condiciones para que la clase obrera se eleve como una clase superior, poseída de la capacidad de dar una alternativa total al actual estado de cosas.

Las luchas obreras que se desarrollan por todo el planeta, igualmente las de los pueblos originarios, los jóvenes, las mujeres, los pensionistas, las migraciones, las nuevas producciones culturales, los nuevos modelos sociales que emergen, etc., colocan en ebullición un cuestionamiento de las viejas formas de dominación burguesas. Queda cada día más en evidencia la vieja sociedad del capital, decrépita e incapaz de responder a las nuevas demandas surgidas de los grandes desarrollos científicos y materiales.

Los pueblos y las naciones luchan y abren nuevos caminos soberanos que el imperialismo trata de destruir con la mayor violencia. Pero fracasan, aunque alcance victorias coyunturales.

El Movimiento Comunista Internacional tiene que estar a la Vanguardia.

Los Partidos Comunistas y Obreros tenemos que estar a la vanguardia de este proceso histórico. Destruir la lógica de la vieja sociedad burguesa y sus miserias, y convertirnos en paradigma de los valores de la nueva sociedad que vamos a construir.

Una amplia política de alianzas, sobre la base de la construcción del gran Frente Mundial Antiimperialista, y Antifascista, como gigantesco movimiento de masas que arrincone a las minoritarias fuerzas del capital. Completado con una sólida aplicación práctica del Internacionalismo Proletario, que responda a las demandas más urgentes con capacidad de intervenir.

La coordinación internacional revolucionaria, sobre la base de Partidos que compartiendo sólidas bases ideológicas marxistas-leninistas, tengan la capacidad de articular políticas concretas ante los retos fundamentales de la lucha de clases internacional. Sobre la base del respeto a la soberanía de cada proyecto, los valores socialistas, la lealtad y la ética revolucionaria.

En Atenas, a 23-25 de noviembre de 2018

Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE)

Un saludo fraternal a todos los Partidos asistentes en nombre del Partido Comunista de los Pueblos de España, de su Comité Central y de su Secretario General, el camarada Carmelo Suárez.

Reiteramos nuestro agradecimiento a los anfitriones por sus atenciones en este 20 Encuentro, que ya habíamos expresado en la reunión del Grupo de Trabajo.

El PCPE ha presentado por escrito su contribución a los debates de este Encuentro, que necesariamente expresa posiciones generales y resumidas, por la extensión limitada en las normas de la convocatoria.

Por ello el PCPE quiere aprovechar esta tribuna para desarrollar algún aspecto concreto de su ponencia, con un mayor detalle y un desarrollo más amplio.

La crisis del sistema capitalista es analizada y compartida de una forma amplia por una diversidad de organizaciones. También hay coincidencias sobre la evolución autoritaria y violenta del capitalismo mundial, que va liquidando progresivamente sus formalidades democrático-burguesas. El incremento del gasto militar y la guerra imperialista como parte intrínseca del proceso de acumulación en esta etapa es igualmente un análisis compartido. El incremento de los riesgos de guerra va acompañado de un resurgir de las expresiones fascistas y de ultraderecha. El deterioro medioambiental no tiene freno, y los recursos naturales son destruidos en la desesperada lógica de acumulación de capitales. Los valores más reaccionarios son promovidos por los centros intelectuales del imperialismo: el racismo, la xenofobia, la misoginia y el patriarcado, la ignorancia, y otros factores más, con el fin de implementar una alienación de las masas como estrategia de dominación de las mismas por parte del capital.

Ante una situación de tales características la esperanza de la Humanidad es, ha de ser, el Movimiento Comunista Internacional.

Esta es una dura batalla ideológica en la que hoy llevan ventaja las fuerzas del capital, que hacen del anticomunismo una bandera constante de sometimiento y alienación de las masas.

Es imprescindible que las organizaciones del Movimiento Comunista Internacional analicemos esta situación con rigor y con todo detalle, para concluir términos concretos de nuestra intervención política revolucionaria.

La política es una categoría de la práctica, y como tal ha de concretarse en pautas de intervención que se ajusten a las demandas de las masas, a los desarrollos de la lucha de clases y al combate más concreto que cada día tienen que enfrentar las trabajadoras y los trabajadores. Fuera de cualquier posición retórica las organizaciones revolucionarias tenemos que hacer nuestro trabajo siguiendo la idea leninista de “fusión del Partido con las masas”. Esta idea central define no sólo un tipo de Partido, guiado por el marxismo-leninismo, sino que define una forma de articulación dialéctica entre masas y Partido, un tipo de militante y un tipo de liderazgos de amplio reconocimiento.

Los liderazgos en la lucha revolucionaria juegan un papel fundamental en la lucha por la revolución socialista, mujeres y hombres en lucha por la revolución interviniendo en todo lugar donde se expresa el conflicto de clases.

Para hacer realidad este paradigma es necesario que la conciencia de clase sea el cimiento sólido de la organización partidaria. Una fuerte conciencia de clase, impregnada en toda la militancia y en todos los cuadros de Partido, que tenga la capacidad de dar todo el protagonismo a la clase obrera en el proceso revolucionario, y sobre la cual se construya la más alta ética revolucionaria para que el reconocimiento de los liderazgos comunistas se corresponda con las garantías de la fidelidad a los principios revolucionarios.

Decía Lenin “no se engaña a la clase obrera”. Y, desgraciadamente, hay quienes en el Movimiento Comunista Internacional confunden la táctica con el engaño, adoptan una posición paternalista con respecto a la clase obrera, y terminan robando a la clase obrera el protagonismo que le corresponde en la revolución socialista. A partir de ahí aparecen concepciones patrimoniales, que sitúan al Partido a distancia de las masas, y que legitiman prácticas que violan la ética revolucionaria y que desprestigian a las ideas revolucionarias y las mismas organizaciones que se reclaman de la clase obrera.

Hoy es una urgencia inaplazable que el Movimiento Comunista Internacional se refuerce guiado por los más altos principios de la ética revolucionaria. Hoy la clase obrera internacional necesita de partidos revolucionarios con toda la disposición a asumir una práctica consecuente en la lucha de masas y a aceptar que son las masas las protagonistas de la revolución socialista.

Esta ética revolucionaria también ha de guiar la relación entre Partidos, con una lealtad absoluta, y una práctica coherente con los principios ideológicos que nos inspiran.

El PCPE no tiene ninguna duda de que el Movimiento Comunista Internacional ganará esta batalla, y que serán las masas obreras y populares un factor determinante que nos ayudará a corregir los errores y las desviaciones que se puedan producir en toda ocasión.

Las exigencias del desarrollo de la lucha de clases son hoy especialmente grandes. Es necesario que pongamos todas nuestras energías en la realización de nuestras responsabilidades revolucionarias. El PCPE se compromete con todas sus capacidades en este objetivo.

Dentro de 2 días, volveremos a reafirmar la vigencia del pensamiento de un gran líder de nuestro tiempo, que nos ha aportado relevantes anàlisis y reflexiones: “Ningún minuto de la Historia es igual a otro; ninguna idea o acontecimiento humano, puede ser juzgado fuera de su propia época” (Fidel Castro Ruz).

Muchas gracias.

Atenas 23-25 de noviembre de 2018

Esta mañana el partido político de extrema derecha Vox ha anunciado su intención de interponer una denuncia contra el PCPE en el Tribunal Superior de Justicia por delitos de odio y amenazas por lo sucedido en la concentración antifascista del 14 de noviembre frente al Hotel Nelva donde se realizaron sendos actos de Hazte Oír y Vox. Ante esta amenaza de lanzarnos la “justicia” del Estado español encima declaramos:

  1. Que la denuncia no tiene ni pies ni cabeza y se realiza por motivos puramente políticos para mostrarse como los ‘salvadores contra el bolchevismo’ de cara a atraer a cada vez más sectores desclasados. Siguen la estrategia de sus antecesores ideológicos de culpar de ‘los males de la nación’ al comunismo y cualquier colectivo desfavorecido (LGTBI, inmigrantes, gitanos, etc.).
  2. Que en caso de admitirse a trámite no será sino la enésima prueba de la tendencia al aumento de la represión y fascistización de las estructuras estatales del Reino de España. Esta tendencia no se produce por una conspiración o la maldad pura sino por la creciente necesidad del capitalismo de mantener a raya cualquier avance social, económico y político que consiga la clase obrera y eliminar los ya conseguidos para mantener constantes sus beneficios. Recordemos por ejemplo la llamada al orden de la CEOE al gobierno tras la irrisoria subida del Salario Mínimo Interprofesional.
  3. Que Vox no debe llamarse a engaño ni confundir a nadie atribuyéndonos toda la asistencia a la concentración. La concentración fue resultado del rechazo que gran parte de la sociedad murciana tiene hacia las organizaciones de extrema derecha como Hazte Oír y Vox. En ésta participaron otras organizaciones antifascistas así como un gran número de personas sin organización, que componían la mayor parte de la asistencia.
  4. Que los “insultos, amenazas, agresiones e intimidaciones” de los que habla Vox en su nota de prensa fueron realizados por los asistentes a su charla. Saludos romanos, comentarios sobre nuestras capacidades intelectuales, trabajo e higiene, amenazas de muerte, lanzamiento de objetos, etc. fueron algunas de las cosas que tuvimos que sufrir. Todo esto bajo la mirada del dispositivo la Policía Nacional, algunos de cuyos componentes se acercaron a saludar a sus conocidos cuando entraban al acto.
  5. Que esta denuncia no solo no nos atemoriza sino que nos reafirma en nuestra lucha contra el fascismo en todas en sus expresiones y como consecuencia de nuestra lucha contra el capitalismo que alimenta a esta ideología. Seguiremos luchando contra Vox, Hazte Oír y Lo Nuestro allí donde podamos. En las calles, centros de estudios y centros de trabajo será donde se de nuestra lucha ideológica.

El antifascismo es un deber, no un delito.

¡Que viva el movimiento antifascista!

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) denuncia el nefasto papel que juega el poder judicial en España, que ni tan siquiera trata de guardar las formas como pieza fundamental del entramado de explotación capitalista. El último escándalo, con la filtración a prensa de los entresijos de los nombramientos de la alta judicatura en el Tribunal Supremo, con un control directo de los partidos burgueses PP y PSOE, deja aún más tocado a un poder judicial cuyo prestigio entre el pueblo es cada vez menor.

En todos los estados capitalistas, los poderes políticos y económicos influencian de una forma u otra al poder judicial, lo tutelan y dirigen, lo condicionan y lo suman a sus proyectos. Sin embargo, España es un caso especial desde el mismo momento en que la "Transición" que legitimó la monarquía parlamentaria dejó prácticamente intacto el poder judicial franquista.

La anomalía democrática que supone la mera existencia de la Audiencia Nacional, instancia judicial heredera directa del Tribunal de Orden Público del fascismo, el indisimulado partidismo de la Fiscalía General del Estado y de la Abogacía del Estado, el burdo control de los partidos políticos sobre “sus” jueces y juezas, los vínculos directos e indirectos con las “Cloacas del Estado”... Todo ello nos presenta un cuadro en el que cada vez son menos sorprendentes sentencias, por hablar solo de las más recientes, como la del caso de violación de “la manada”, la del Tribunal de Estrasburgo constatando la carencia de garantías procesales en la condena a varios dirigentes independentistas vascos por la Audiencia Nacional, la dura condena a los jóvenes de Altsasua o la publicada hace unas semanas por el Tribunal Supremo, cediendo a las presiones de los poderes económicos y enmendándose a si mismo para eximir a la banca del pago del impuesto a las hipotecas.

La renuncia del juez Marchena a dirigir el Tribunal Supremo no cambia en nada la situación. Es más, supone la vuelta de un juez conservador y claramente vinculado al Partido Popular al frente del juicio contra los presos/as políticos/as catalanes/as, lo que hace augurar duras penas y un agravamiento del conflicto nacional en España.

Tampoco las propuestas de partidos burgueses como Ciudadanos, para que el nombramiento de la judicatura del Tribunal Supremo pase a los propios jueces y juezas, garantizan una mayor independencia del poder judicial, solo hace menos directa la elección y control por los poderes políticos y económicos del capitalismo.

Desde el PCPE consideramos que solo una transformación profunda del aparato del Estado en su conjunto, que rompa con su esencia de clase burguesa, puede quebrar el control político y económico capitalista sobre el poder judicial y el resto de instituciones del estado. Necesitamos nuevas instituciones, al servicio de los trabajadores y trabajadoras, verdaderamente democráticas y bajo un control obrero y popular. En la perspectiva de ese cambio profundo irrenunciable, hacemos un llamamiento táctico a los trabajadores y trabajadoras, y al conjunto del pueblo, a movilizarse y organizarse frente a estos flagrantes abusos, resquebrajando el control de los partidos políticos del sistema sobre la judicatura, frenando las presiones de los grandes capitales, combatiendo las leyes mordaza que pretenden desmovilizar la lucha popular con la cárcel y las multas, depurando el poder judicial de los restos de franquismo... en definitiva, evidenciando la mentira de la división de poderes y conquistando mediante la lucha mayores derechos democráticos para la clase obrera y el pueblo trabajador.

Secretariado Político del PCPE
26 de Noviembre de 2018

La patronal, es decir la burguesía, no tolera que ningún miembro de la clase obrera se organice, y muchísimo menos, que se organice en sindicatos de clase y en partidos comunistas. Esto es algo obvio, pues solo la organización de la clase obrera en sindicatos de clase que defienda sus derechos y objetivos inmediatos sin pactos ignominiosos, como estamos acostumbrados a ver, así como en partidos comunistas, cuyo fin sea la toma del poder y la construcción del socialismo-comunismo por la vía revolucionaria, suponen el más serio peligro a su dominación y a la permanencia de su status.

En este caso, la persecución sindical desatada contra nuestro camarada José Ramón por parte de la dirección de la empresa con la cooperación del delegado de personal, afiliado a CCOO, reúne todos estos requisitos.

Nuestro camarada José Ramón, es representante de la sección sindical de CTA en la empresa Setex Aparki, concesionaria del servicio ORA del Ayuntamiento de Jerez. Esta empresa viene tratando de imponer a los trabajadores y trabajadoras del servicio ORA unas condiciones que, día tras día, empeoran sus condiciones laborales; para ello cuenta con la traidora complicidad del delegado de personal -de CCOO-. Frente a esto, las afiliadas y afiliados de CTA, entre los que se encuentran dos camaradas simpatizantes del Partido, están presentando una durísima batalla, interponiendo denuncias ante la Inspección de Trabajo y ante la jurisdicción de lo social, así como desarrollando una actividad de concienciación del colectivo de trabajadoras y trabajadores de esa empresa.

Como represalia, la empresa comienza desplegar una campaña de difamación y ataque hacia aquellos que considera más peligrosos a sus intereses y que culmina con la incoación de un expediente disciplinario a nuestro camarada José Ramón, basado en falsedades y tergiversaciones, con el fin de despedirlo. Entre los argumentos esgrimidos por esta empresa está el de que nuestro camarada figura en la lista de candidatura del Partido Comunista del Pueblo Andaluz estando éste de baja laboral por depresión como consecuencia del acoso laboral que sufre a diario en su puesto de trabajo, achacándole actividades absolutamente falsas.

Naturalmente, desde el sindicato CTA (Coordinadora de Trabajadores de Andalucía) ya se ha comenzado a responder a este ataque de la patronal, convocando movilizaciones y desplegando todas las acciones jurídicas disponibles. A ello ha de sumarse la movilización del Partido en defensa de un camarada.

¡Camaradas! si tocan a uno, nos tocan a todos y a todas. En solidaridad con este camarada, os pedimos que allí donde exista una delegación de esta criminal empresa, organicéis actos de protesta. Sabemos que tiene su sede social en Madrid, en calle Zurbano 76, así como concesiones administrativas en Córdoba, Granada, Santander y Sevilla, además de la de Jerez de la Frontera.

¡Frente al ataque de la patronal, ofensiva obrera! ¡Que no queden sin respuesta!

¡Defendamos a nuestros camaradas!

Más que grotesco, es un insulto que en un país donde enterraron en cunetas y fosas comunes al 1% de su población con el triunfo del levantamiento fascista, liderado porFrancisco Franco, los hijos y nietos de esos mismos genocidas, exijan la “ilegalización de las organizaciones que exalten el comunismo”, como requisito previo para reafirmar la condena que del golpe de estado franquista hizo el Parlamento, por unanimidad, en 2002. Lejos dejaba aquella tibia condena parlamentaria la imperiosa MEMORIA, REPARACIÓN y JUSTICIA con las víctimas que necesita este país para salir del más terrible capítulo de la noche de los tiempos y entrar en un escenario de mínimos democráticos, pero la puesta en escena de ayer en el Senado nos interna aun mucho más en el horror de una de las más terribles dictaduras padecidas por la Humanidad.

Vivimos tiempos de reacción que se filtran por multitud de poros de esta sociedad decadente en la que asoma por doquier el franquismo sociológico, ese que el pacto de la Transición dejó intacto y anmistiado, y con el tirano descansando con honores enuna basílica “ad hoc”, rodeado de una fosa común que contiene los restos de decenas de miles de víctimas de su barbarie fascista

Esa es la verdadera cara de esta España que, desde aquel lejano 18 de Julio de 1936, mantiene intacto el poder de una oligarquía criminal acostumbrada a ahogar en sangre y represión cualquier intento de emancipación social o nacional. Vitoreada por la estupidez patriotera de trapos rojigualdos, y por el fanatismo de las sotanas que mantienen intactos sus privilegios en materia de educación, impuestos y titularidad de medios de comunicación. Los fascistas, herederos del nacional-catolicismo de ayer, vuelven hoy a salir a la calle sin ningún tipo de vergüenza, siempre en defensa del sistema que ha sido, y es, el soporte de la dominación de esa clase dominante parasitaria, criminal y explotadora.

El capitalismo está en crisis. No es solo que desde 2008 es incapaz de remontar su alicaída tasa de ganancia, sino que todos los análisis apuntan a un nuevo ciclo de depresión económica que viene ya para los próximos años. La situación es de emergencia y, aunque el movimiento obrero sigue en buena medida cooptado por el sistema y sin ofrecer resistencia, la burguesía , siempre temerosa de la clase obrera, se prepara para defenderse ante lo que pueda venir. El fascismo, ese pistolero que nunca se separa de su verdadero amo, esos perros que ladran a golpe del mando de la bolsa y los consejos de administración, vuelve a la calle para marcarnos el terreno de lo que ellos dejan hacer en su cortijo ibérico.

Por mucho que lo prohíba decir la Presidenta del Parlamento, nosotros y nosotras, la militancia del PCPE, hombres y mujeres comunistas que reivindicamos el pasado de lucha heroico de nuestros/as camaradas y el papel fundamental de la URSS - con el PCUS a su vanguardia y Stalin como dirigente- en la derrota del nazi-fascismo, llamamos fascistas a quienes se siguen negando a condenar el franquismo, inventando todo tipo de excusas.

La pretensión de reescribir la Historia, bajo el título de condena de los totalitarismos, tiene una larga mano que, desde Bruselas, toca a la puerta de todas las capitales europeas buscando negar el papel fundamental que, en Europa, jugaron el nazismo y el fascismo en defensa del capitalismo, para salvarlo del avance revolucionario del proletariado europeo. Y es, justamente por esa puerta que niega la barbarie genocida del fascismo, por donde se vuelven a colar hoy sus cachorros para hacerle el trabajo sucio al gran capital europeo.

Sepan, los fascistas del PP y de Ciudadanos, que sus mentiras arrastran decenas de millones de muertos por las guerras y por la represión. Su identidad es la de la ideología más repugnante y genocida que, hasta hoy, ha conocido la Historia. Muy diferente es nuestra ideología, la ideología del movimiento obrero revolucionario, la del movimiento comunista internacional, cuya historia está escrita por todos los pueblos que lograron avances en sus derechos sociales y nacionales.

Asesinaron por millones, con todo tipo de ensañamiento, a quienes se mantuvieron firmes al lado de la clase obrera, pero nunca derrotaron la lucha incesante por la revolución socialista. Si nos ilegalizan, la consecuencia inmediata será que nos enraizaremos, aun con más fuerza, en el pueblo que protagonizará la Revolución que tirará sus cenizas al estercolero de la Historia.

COMUNISMO es LIBERTAD, SOLIDARIDAD, PROGRESO SOCIAL, CULTURA E INTERNACIONALISMO.

Por eso somos comunistas. Por eso somos del PCPE.

VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA

VIVA EL SOCIALISMO. VIVA EL COMUNISMO

Secretariado Político del PCPE-21 de Noviembre de 2018

El pasado 15 de noviembre tuvo lugar una agresión fascista a menores en la localidad de Dénia, perpetrada por unos 15 despreciables fascistas encapuchados. Como se ha demostrado al cabo de la Historia, los fascistas actúan violentamente contra aquellos sectores más desfavorecidos de la sociedad; en este caso ha sido un grupo de menores inmigrantes, pero otras veces son organizaciones anticapitalistas, militantes comunistas, personas homosexuales, etc. Es evidente que el fascismo nace y desarrolla con la única función de defender los interés de los capitalistas captando, bajo discurso obrerista, a sectores desclasados y sin conciencia de la clase obrera y el pueblo en general en contra de sus intereses de clase. Las hienas hambrientas de violencia se visten de corderos y pretenden llegar a nuestra clase con recogida y reparto de alimentos, para dar una apariencia de servicio social, e intentando alejarse de su verdadera imagen de grupos violentos. Como suele decirse, mismo perro con distinto collar, ya que no solo ha sido este caso de Dénia, sino que hace ya mucho tiempo que se vienen produciendo agresiones de distinto tipo como fue recientemente en Elda tras una concentración contra la apertura de un sede de este tipo de organizaciones, amenazas contra militantes comunistas en la Vega Baja, pintadas en sede de partidos políticos en Elx, además de algún que otro encontronazo mientras se hacen labores de propaganda.

Para combatir al fascismo, no nos debemos parar simplemente en la acción de respuesta a las acciones que lleven estas organizaciones, si no que debemos plantearnos qué sociedad queremos y como podemos llegar hasta ella. La organización antifascista debe darse en nuestros centros de estudio, de trabajo, en nuestros barrios, pueblos y ciudades, en la asociación vecinal, ecologista o de solidaridad; igualmente, el movimiento antifascista debe tejer uniones con sectores de la clase obrera más desfavorecidos por la crisis capitalista. Pero además, debemos organizarnos en el PCPE ya que sino destruimos el capitalismo y avanzamos hacia el Socialismo, las condiciones que hacen que el fascismo exista seguirán dándose y probablemente se extienda su desarrollo por las necesidades del capitalismo que los potencia financiera, judicial y mediáticamente, como es el caso del partido ultraderechista Vox surgido del PP.

Igualmente, el antifacismo debe ir unido a la lucha por la recuperación de la Memoria Histórica y la lucha por la República, ya que las nuevas generaciones de antifascistas recogemos la bandera de lucha de nuestras abuelas y abuelos, por su Memoria y por el legado que nos han dejado debemos continuar por la conquista del poder, por la república socialista de carácter confederal, donde se una misma lucha, el combate por la emancipación de clase, con la unión libre y soberana de los pueblos y naciones de España.

CONTRA EL FASCISMO, UNIDAD Y LUCHA
POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA
POR LA AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS
ÚNETE AL PCPE Y SU JUVENTUD

Página 4 de 191