Finalizada esta intensa semana de duro trabajo de cara a una fecha fundamental para el movimiento comunista, como es el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabjadora, relatamos aquí el trabajo realizado por las y los comunistas en Canarias.

En primer lugar, se realizó una charla el viernes 3 de marzo en el Ateneo Jiribilla (Las Palmas GC), sobre los logros de las mujeres en la revolución bolchevique, con motivo del centenario de la primera revolución socialista triunfante de la historia, donde las camaradas pudieron resaltar el papel que jugaron las mujeres, primero en los acontecimientos de la revolución de febrero de 1917, iniciada tras la huelga y movilización de las obreras textiles en Petrogrado, por el 8 de marzo. Después, en los logros que la revolución bolchevique conquistó para los derechos de las mujeres y el papel que pasaron a jugar en la sociedad.

Los días posteriores, se realizaron pegadas por las islas de La Palma, Tenerife y Gran Canaria. En los barrios donde se viene realizando trabajo de la militancia de manera habitual, así como en grandes centros de trabajo, hospitales, etc..., para poder preparar la importante jornada del 8 de marzo, así como convocando a las movilizaciones

Por último, en la jornada de movilización se participó en las movilizaciones convocadas:

En Gran Canaria, partió desde el Parque de San Telmo, atravesando la concurrida calle capitalina de Triana para terminar en la Plaza San Ana, en donde habitualmente las asociaciones implicadas en 8 de marzo suelen realizar su entrega de premios. Alrededor de 400 personas estuvieron en la manifestación. El PCPC fiel a su defensa del 8 de Marzo como día de la mujer trabajadora, reivindicó a través de consignas como "8 de Marzo, revolucionario" o "mujer trabajadora, libre y luchadora" la importancia de este día. La camarada, Omayra Melián realizaría una intervención durante la marcha, en la que explicaba la doble explotación a la que se enfrentan las trabajadoras en el Capitalismo, así como la reivindicación del 2017 como centenario de la Revolución de Octubre y la importancia que tuvo este proceso histórico para la emancipación de las mujeres proletarias.

En Tenerife, se participó en la multitudinaria manifestación, convocada en La Laguna por las incansables compañeras de la Plataforma 8 de marzo y varios colectivos de mujeres, donde participaron numerosos sindicatos, así como la Plataforma por la Defensa de las Pensiones Públicas y otros colectivos. La manifestación partió de una abarrotada Plaza del Ayuntamiento de La Laguna (Plza del Adelantado), pasando por la catedral, hasta la Plaza de la (libre) Concepción. Durante el recorrido se realizaron varias actuaciones y lecturas contra el patriarcado, hasta el final del recorrido con la lectura del manifiesto.

El PCPC llevó a cabo un fuerte énfasis en las consignas contra el patriarcado y el capitalismo, aliados fundamentales para llevar a la explotación más intensiva a la mujer trabajadora y de las clases populares. Además se repartieron numerosas octavillas.

La manifestación fue todo un éxito de convocatoria, con la presencia de un amplísimo número de mujeres jóvenes principalmente.

Con todo ello las y los comunistas llevamos a cabo un intenso trabajo de cara a esta importante fecha, en la que queda mucho trabajo por hacer de cara a seguir insistiendo en la necesaria toma de conciencia de que no solo hay que combatir al patriarcado, sino que la lucha va más allá, contra el capitalismo y todo tipo de opresión. Hasta conquistar nuestra liberación, hasta realizar la revolución. Para ello contamos con nuestra principal herramienta fundamental, el Partido Comunista.

 

 

El Proceso hacia la independencia de Cataluña liderado por la más importante de las fracciones de las oligarquías catalanas continúa, con avances y retrocesos, con más o menos dificultades.

Los últimos acontecimientos con juicios políticos (9-N), farsas y pantomimas de cara a la galería escenificados por ambas oligarquías enfrentadas (la catalana y la española), haciéndolo coincidir con el affaire del 3%, entre otras cuestiones, no nos deben hacer perder la visión de los hechos a los trabajadores y trabajadoras de Cataluña.

Detrás de las llamadas y anuncios victimistas de Mas, Rigau y Ortega, detrás del "sacar pecho" del ex-presidente Mas, donde el día antes del Juicio del 9-N "amenaza" al Estado y ante el Tribunal informa a este que el referéndum no era más que una barbacoa, ni tenía intención de desobedecer, se esconde una cruda realidad que desde el PCPC venimos denunciando desde hace unos años: el carácter tergiversado del Proceso alejado de los intereses de la clase obrera catalana.

La hoja de ruta política del Proceso poco a poco se va correspondiendo con la hoja de ruta ideológica, con la hoja de ruta social y el final, lo más importante, y del que depende todo el proyecto, la hoja de ruta económica hacia su Ítaca.

Los y las comunistas del PCPC entendemos que estas hojas de ruta, que poco a poco van rompiendo (o al menos lo intentan) con el Estado español, marcan un camino evidente: Hacienda propia, recaudación de impuestos, censos elaborados en base a datos municipales y despliegue de un cuerpo incipiente y efectivo de oficinas de comercio internacional y desarrollo de empresas (ACCION) y "embajadas" en forma de centros de intereses catalanes en el extranjero.

Estos movimientos internos y externos son consecuencia del camino político hacia las estructuras de Estado, cuya construcción sostendrá el futuro Estado catalán. Si este Estado será realidad o no es hacer política ficción: lo que parece evidente es que se está intentando hacer y va en serio.

La fracción de la oligarquía catalana mayoritaria (representada en CiU-PDC) ha emprendido un camino sin retorno, con el apoyo de la pequeña y mediana burguesía (representada con ERC) y la CUP. El papel de muleta por la izquierda de la CUP ha quedado patente de nuevo. Con más evidencia si es necesario: aceptación de presupuestos, seguidismo al proyecto burgués, desmovilización en la calle ... son síntomas inequívocos de una Cataluña donde las izquierdas han perdido el control, o mejor dicho, se han sometido a la agenda nacionalista-chovinista.

En este sentido, desde el PCPC queremos poner de manifiesto la incapacidad de fuerzas como ICV-EUiA, Podemos o BeC, para plantear una alternativa republicana útil al pueblo enfrentada a los modelos nacionalistas de patronaje burgués.

¿Y cuál es el camino final? ¿Dónde está Ítaca?

El PCPC ya hace mucho que denunciamos la más que posible pretensión de la burguesía catalana en mejorar su posición dentro de la cadena imperialista. Estaba claro desde el primer momento que el proyecto era ser un Estado integrado en la Unión Europea, dentro de la cabina de mando a ser posible: era la idea cacareada por ERC y Santi Vidal de la Suiza Catalana. Enlazando con este símil, la generación y explotación de esta idea vendría dada por unas concreciones muy precisas a la división internacional del trabajo.

La división del trabajo a la que aspira la oligarquía catalana pasa por ser una plataforma logística en el Mediterráneo, reconocida por la UE, EEUU e Israel. Se aspira a que transite por nuestro país el Corredor Mediterráneo, un proyecto deseado por todas las burguesías mediterráneas españolas, donde transitarían desde el norte de África hasta el corazón de la UE en ambos sentidos un impresionante volumen de mercancías, por ferrocarril, vía marítima y carretera.

Ligado a esto, el proyecto que se le escapó a uno de los intelectuales orgánicos del Proceso, el sr. Santi Vidal, vinculado a ERC, es ser una Base de la OTAN. No sólo formar parte de la estructura, de la organización criminal, no. Va más allá: decía que estaba apalabrado con EEUU formar parte activa en tareas bélicas "humanitarias", y fabricar helicópteros para abastecer la OTAN para tal fin.

También es elocuente el papel de las fuerzas de represión catalanas (Mossos) que se entrenan, adquieren material policial y viajando sus directivos a menudo a Israel. Los jefes de los Mossos han repetido por activa y por pasiva que son capaces de garantizar la defensa del futuro Estado catalán.

El PCPC nunca ha negado el derecho a la autodeterminación de Cataluña, incluyendo su independencia si este pueblo la desea. Pero siempre lucharemos contra la hegemonía burguesa, especialmente contra las oligarquías que hoy pactan un Estado dentro la Unión Europea y la OTAN, un futuro país agresor de otros pueblos; un futuro Estado decadente y miserable donde la clase obrera no tiene nada que ganar y mucho que perder. Nunca aceptaremos que las burguesías, las cuales únicamente se mueven por el interés económico, por la acumulación de capital, para reproducir el ciclo de éste y aumentar su tasa de beneficio, nos lleven a un nuevo marco de explotación y opresión.

El PCPC defiende que la clase obrera se tiene que organizar, dirigir y promover un marco de relaciones basado en la unidad de clase, en la resolución definitiva de las justas y legítimas aspiraciones nacionales de los pueblos, y conseguir un modelo justo. Este modelo pasa por la ruptura con la Constitución monárquica-burguesa de 1978, heredera del fascismo franquista; la construcción de la IIIa República y la acumulación de fuerzas en torno suyo; la construcción del Socialismo y la autodeterminación de los pueblos que así lo deseen bajo la dirección de la clase obrera.

 

 

El 8 de Marzo el PCPE-CJC convocamos una concentración en Orihuela a la que acudieron simpatizantes y militantes de nuestras organizaciones.

Hicimos la convocatoria en solitario frente a la convocatoria institucional que se hizo desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Orihuela (PP-Ciudadanos) a la que asistieron junto a la derecha oriolana la socialdemocracia y el oportunismo (Podemos-Cambiemos Orihuela, etc.) con mensajes y consignas interclasistas.

Enviamos fotos de la campaña que los CJC de la Vega Baja realizaron en los Institutos días previos a la Huelga de Enseñanza del 9 de Marzo, donde junto a un grupo de simpatizantes estuvieron participando en las tareas de agitación y propaganda en los institutos y Universidad Miguel Hernández, con charlas y reuniones previas y pegadas de carteles y octavillas.

 

 

Declaración del Secretariado Político del Partido Comunista de los Pueblos de España.

Quienes se autoproclaman como gobiernos democráticos y defensores de los derechos humanos, dentro de la UE, están demostrando su auténtico carácter dictatorial de clase en las políticas migratorias, que se impulsan con mayor violencia en estos días.

La directriz de la UE de expulsar a un millón de inmigrantes, incluyendo menores en desamparo, es una demostración incontestable del sometimiento absoluto de todos los derechos individuales y colectivos a las estrategias e intereses de la acumulación de capital, y a su dictadura.

La UE, en el 2015, expulsó a doble de personas que los mismos EEUU (la UE expulsó a 533.395 personas,frente a 235.413 que expulsó EE UU).

El capitalismo manipula los movimientos migratorios en función de su conveniencia para disponer de la fuerza de trabajo que necesita explotar para hacer posible la acumulación capitalista, buscando siempre las condiciones más ventajosas para este fin. La apertura, o el cierre de fronteras, tiene siempre una relación directa con las necesidades de la extracción de plusvalía. Cuando al capital le conviene impulsa los movimientos migratorios para disponer de una fuerza de trabajo más barata, y cuando no le conviene cierra las fronteras de la forma más criminal.

Cuando los llamados gobiernos democráticos se refieren a que el problema de migrantes y refugiados es una cuestión de las mafias que trafican con personas, no están haciendo otra cosa que un ejercicio cínico en el que pretenden ocultar su responsabilidad en los inmensos intereses económicos que están detrás de los movimientos migratorios desesperados, como consecuencia de las políticas de dominación del imperialismo. Es el imperialismo el que está detrás de las mafias, es el imperialismo el que destruye países y los hace inhabitables, es el imperialismo el que organiza las guerras y los grupos terroristas.

La actual directiva, que ordena las expulsiones masivas, se sustenta en la manipulación de las tendencias xenófobas y racistas, que existen en una parte de la sociedad, para legitimar una EUROPA FORTALEZA que hace del cierre de fronteras, de la persecución de migrantes y refugiados, y de su encarcelamiento, un instrumento de sus estrategias de dominación para llevar a la clase obrera a la división, a su enfrentamiento interno, y a quebrar los principios de la solidaridad revolucionaria de clase.

Con una población mundial de 7.200 millones de personas, los intentos del imperialismo para tratar de contener los desplazamientos de las personas son absolutamente irracionales e inútiles. Pero, a pesar de ello, el Presidente yanqui trata de levantar un muro mayor en su frontera con México, la entidad sionista de Israel levanta su muro frente a los palestinos para robarles su tierra y sus olivos, el dictador de Marruecos levanta muros de arena en el Sáhara para tratar de parar la lucha saharaui por su independencia. España levanta alambradas con cuchillas en Ceuta y Melilla, o asesina inmigrantes en la playa de Tarajal. La UE, por su parte, utiliza a la nueva policía de fronteras del FRONTEX, y a la OTAN, para perseguir a migrantes y refugiados, encerrarlos en campos de concentración, condenarlos a ahogamiento en el Mediterráneo, o expulsarlos de forma criminal a lugares donde no existen las más mínimas garantías para sus vidas.

Todas estas situaciones no son otra cosa que una expresión, parcial, de la violencia criminal del senil capitalismo internacional.

La misión actual de la clase obrera no es otra que la destrucción de este sistema criminal hasta sus cimientos. Actuar como sepultureros del capitalismo, y convertirse en clase hegemónica en el poder, construyendo la sociedad socialista y el comunismo.

Como forma de actuación inmediata, el PCPE hace un llamamiento a la clase obrera, y a los pueblos, para enarbolar las banderas del internacionalismo proletario, para combatir las políticas migratorias de la UE y de sus distintos gobiernos, para exigir el cierre inmediato de los CIEs, para la derogación de toda la legislación que reprime los movimientos de las personas.

La solidaridad internacionalista se ha de concretar en una intervención práctica organizada, haciendo de la más amplia movilización de las masas la herramienta principalpara combatir a la dictadura del capital, y a sus gobiernos.

La apertura de las fronteras, el reconocimiento del derecho de asilo sin restricciones, la protección especial de menores y otros colectivos más vulnerables, la garantía de un trato humanitario y de respeto de todos los derechos humanos-entre otras-, son propuestas básicas para la más elemental política democrática en esta cuestión. Que, necesariamente, han de ser acompañadas en el orden político por el respeto a la soberanía de las naciones, el cese inmediato de las acciones del terrorismo financiado por las potencias imperialistas europeas en los países del norte de África y el pasillo euroasiático, la retirada del FRONTREX y de la OTAN del control de las fronteras, etc.

El PCPE llama a toda la clase obrera, al pueblo, a movilizarse contra las políticas criminales de la UE, a defender los derechos de desplazamiento de las personas y al asilo político, y a exigir la dotación de los medios materiales necesarios para garantizar la vida y los derechos básicos de quienes se ven en la obligación de huir de sus países de origen.

El PCPE llama a mantener una movilización continuada hasta derrotar las políticas migratorias de la UE, y la de los gobiernos de los países miembros.

¡Por la apertura de fronteras!

¡Derogación de las leyes de inmigración y cierre de los CIES!

¡Fuera la OTAN y el FRONTEX del control de las fronteras!

Movilización internacional sostenida contra las políticas migratorias del imperialismo

¡Viva el internacionalismo proletario!

Somos una sola clase obrera internacional

 

El pasado 7 de marzo tuvo lugar la charla cuyo títuto rezaba "8M ¿De qué hablamos 100 años después?", a cargo de Lola Jiménez, miembro de la comisión feminista del PCPE, donde expuso del porque se celebra el 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, y su vinculación con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas hasta nuestros días, donde gran parte de las reivindicaicones feministas tienen una posición interclasista y alejada de los intereses de clase de las obreras.

Por ello se hizo énfasis en que la lucha de la mujer trabajadora debe ir unida a los hombres de su clase contra la clase que los oprime, es decir, los y las capitalistas, para llegar a una sociedad socialista y poder liberarse de todas las formas de opresión patriarcal y capitalista.

¡Sin mujeres no hay revolución!

¡Únete al PCPE!

 

En una lluviosa mañana de sábado, el PCPE realizó un mitin feminista de carácter antipatriarcal y anticapitalista. Las inclemencias meteorológicas no impidieron que se escuchase en la plaza de Pío XII del barrio de Carolinas, la voz de las comunistas del PCPE y los CJC. Mitin celebrado en el marco de las jornadas que envuelven el 8 de marzo, día en que aunque algunos intenten desclasarlo, es el día internacional de la mujer trabajadora.

El PCPE y los CJC denunciamos permanente, y a través de este mitin no fue menos, la situación de doble explotación que sufrimos las mujeres trabajadoras de este país, por nuestra condición de mujeres y de trabajadoras. Doble explotación que se convierte en triple en el caso de las mujeres inmigrantes.

Desde el PCPE os animamos a participar de todos los actos y manifestaciones en torno al 8 de marzo, porque entre mujeres y hombres tenemos la obligación de cambiar el actual estado de las cosas, entendiendo que para acabar con el machismo, el patriarcado, y todo tipo de explotación, inherentes al sistema capitalista, debemos plantearnos precisamente eso, el acabar con el sistema capitalista.

A pesar de la lluvia, decenas de vecinas y vecinos del barrio se quedaron heroicamente de principio a fin, aplaudiendo a rabiar las intervenciones.

 

El pasado Viernes 3 de marzo a partir de las 19:30 horas, en el contexto de los actos relacionados con la celebración del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) llevaron a cabo en el Centro Social Acontracorriente de Alacant un cinefórum en torno a la película “Ni Dios, Ni Patrón, Ni Marido”, de nacionalidad argentina y dirigida por Laura Mañá en el año 2010.

La vida de Virginia Bolten, sus compañeras Matilde, Filomena, Rosalía, y el resto de trabajadoras de la fábrica textil del explotador Genaro Volpon, en el Buenos Aires de finales del siglo XIX, muestran que en el capitalismo la opresión de género y la explotación de clase eran y continúan siendo inseparables para las mujeres trabajadoras. Junto con las condiciones de trabajo miserables que sufren estas mujeres, la película expone con crudeza las dificultades para compatibilizar la lucha obrera y la lucha feminista, aún hoy no resueltas en muchas organizaciones de nuestra clase, tanto políticas como sindicales. En uno de los números de la primera publicación anarco-feminista, “La Voz de la Mujer”, que con gran esfuerzo elaboran nuestras protagonistas, se responde a la cuestión: “Si vosotros queréis ser libres, con mucha más razón nosotras; doblemente esclavas de la sociedad y del hombre, ya se acabó aquello de ‘Anarquía y Libertad’ y las mujeres a fregar. ¡Salud!”, y así se explicita en la película en una escena vibrante.

Tras el visionado colectivo tuvo lugar un coloquio que, probablemente motivado por la tardía hora a la que finalizó la proyección de 113 minutos, resultó excesivamente breve y no permitió que aflorasen los importantes temas de debate que la película hubiera permitido abordar.

 

El PCPE y los CJC de Huesca nos hemos movilizado para llamar a la lucha los dias 8 y 9 de marzo por toda la provincia con la pegada de carteles y reparto de octavillas tanto en los centros escolares como las calles de las principales localidades de la provincia.

 

 

Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el próximo domingo 12 de marzo desde el PCPE de Murcia daremos una jornada con dos charlas de temática feminista: los logros de la revolución bolchevique en la cuestión de la mujer y la teoría clásica del feminismo de clase.

La jornada empezará a las 18:30 en el local de Favemur en la Calle Sierra de Gredos de Murcia.

 

 

 

En el contexto de recrudecimiento de la violencia fascista contra las creciente organización de la clase obrera y las capas populares, Topi lleva más de un mes encarcelado.

Acusado de participar en la respuesta violenta ocasionada por el hartazgo de la juventud antifascista murciana al verse perseguida y agredida día tras día en las calles de esta ciudad, el joven de Cehegín ha pasado más de un mes entre rejas a la espera de juicio.

Mientras tanto, en el exterior continúan los episodios de violencia fascista ignorados en su mayor parte por las fuerzas de seguridad del estado y por los medios de comunicación al servicio del capital, aunque algunos, como la salvaje agresión a una familia que comía en la terraza de un bar murciano el pasado sábado no puedan ser silenciadas, así como también continúa la actividad de proselitismo xenófobo, racista y homófobo llevada a cabo por sus organizaciones “diurnas”, obvio disfraz del que se despojan en el momento de sus cacerías.

Ante la ya mencionada pasividad institucional, la criminalización de la respuesta juvenil y la ausencia de medidas que controlen a estas organizaciones xenófobas que sirven de refugio para los fascistas no es sino un nuevo signo de la instrumentalización de la violencia fascista por parte del capital.

Ante esta situación, el PCPE de la Región de Murcia exige la puesta en libertad de Topi, la ilegalización de los colectivos Ultras Murcia y Lo nuestro y la implicación de las instituciones en la lucha contra la xenofobia y la intolerancia.

Página 5 de 146