El Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV) informa que el miércoles 31 de octubre, a las nueve de la noche, cuando se dirigía a su casa en el sector La Palma, Nueva Bolivia, estado Mérida, fue asesinado nuestro camarada Luis Fajardo, miembro del Comité Central del PCV y dirigente campesino.

El camarada Luis Fajardo se trasladaba en una moto para su casa junto a su cuñado, el activista campesino cda. Javier Aldana. Ambos fueron asesinados con ráfaga de disparos realizada desde un vehículo en marcha.

La dirección nacional del PCV denunció infinidad de veces las amenazas a la vida de nuestro combativo camarada Fajardo, sin que las autoridades adoptaran las medidas de protección adecuadas.

Hacemos responsables del asesinato de nuestro camarada a los terratenientes del Sur del Lago, a miembros de la Guardia Nacional y políticos corruptos que públicamente le amenazaron. Exigimos del Gobierno nacional una exhaustiva investigación y ejemplar castigo a los asesinos.

Nuestro más sentido pésame a la militancia comunista, al combativo movimiento campesino de Caño Rico y demás colectivos en lucha de Sur del Lago y Venezuela, a sus familiares y amigos.

¡Honor y gloria imperecedera a la memoria de nuestro querido camarada Luis Fajardo!

¡A seguir luchando y venciendo por los derechos del pueblo y patria soberana!

Oscar Figuera G.

Secretario General del PCV

Caracas, 1 de noviembre de 2018

El Secretariado Político del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y su Secretario General, Carmelo Suárez, ante la victoria de las fuerzas reaccionarias y fascistas, encabezadas por el candidato Bolsonaro, en las elecciones presidenciales celebradas en Brasil el pasado 28 de octubre, emite el siguiente comunicado:

• La imposibilidad del Capital para superar las grandes contradicciones del sistema capitalista que su crisis general y estructural que estalla en el 2007 está generando un proceso de agudización de la lucha de clases.
• Esta situación está conduciendo a que la oligarquía internacional supere los propios límites que su “formal democracia” impone en determinados espacios y estados.
• La “formalidad burguesa” instalada desde la Segunda Guerra Mundial, ya no puede ofrecer unas mínimas condiciones de supervivencia a un amplio porcentaje de las grandes mayorías sociales que representan la clase obrera y los sectores populares.
• En esta última y senil etapa del capitalismo que representa el imperialismo, aparecen los elementos más característicos de la fase excepcional de dominación que representa el fascismo.
• Guerras imperialistas, odio, violencia, privatizaciones, quiebra de derechos laborales y sociales, racismo, homofobia, sexismo, maximalización patriarcal etc., son elementos permanentes en los discursos difundidos por los medios de propaganda del sistema (prensa, radio, tv, y hasta redes sociales) que encuentran eco y receptividad en amplios sectores populares inconscientes, que no consiguen superar sus hasta miserables condiciones de vida.
• La utilización de métodos y técnicas de manipulación de masas que introducen mensajes directos y subliminales en la conciencia colectiva de las masas, que actúan mecánicamente a estímulos concretos lanzados por los “mass media”, las redes sociales y el “Big data”, facilitan fenómenos como la elección de Bolsonaro.
• Las formulaciones clásicas de la socialdemocracia y el reformismo han coexistido en la fase expansiva del capitalismo con las “células durmientes del fascismo” para facilitar, incluso, la acumulación y centralización del capital, pero, agotada su “gestión”, ocasiona que: “La Bestia parda haya despertado”
• En este contexto, la popularización a través de una fuerte propaganda con muchos medios y financiación del imperialismo y la oligarquía internacional de personajes “protofascistas” (por su carácter y discurso primitivos) como Bolsonaro, encajan perfectamente en la planificada dominación de la burguesía internacional.
• Semejantes personajes han tenido protagonismo en economías capitalistas menos desarrolladas (Hungría, Polonia, repúblicas bálticas), pero la aparición en países como Brasil, miembro de los BRICS, y hace unos meses en el propio centro del Imperialismo (Trump), demuestran que su fase de dominación excepcional, como es el fascismo, es un terreno que ya están sembrando y, por tanto, requiere una respuesta organizada de carácter internacionalista para detener primero, y aplastarla después, para impedir la barbarie del Capital.

El PCPE, finalmente, se adhiere con otras organizaciones comunistas que están expresando los mismos análisis y diagnósticos, y transmite la obligación y responsabilidad histórica que las organizaciones comunistas tienen, para conformar un Frente Mundial Antiimperialista y Antifascista que catapulte a la clase obrera y sectores populares aliados en el camino hacia el Socialismo, único sistema capaz de garantizar la Paz y el desarrollo de la Humanidad.

A 30 d de octubre de 2018
SECRETARIADO POLITICO DEL CC DEL PCPE

El Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Carolus Wimmer, ante los resultados del balotaje de este domingo en Brasil expresa que la victoria electoral del ultraderechista Jair Bolsonaro no significa “como quiere señalar la contrarrevolución burguesa la confirmación de un nuevo ciclo neoliberal en América Latina”.

“Por el contrario, el advenimiento del fascismo en una economía emergente, perteneciente a los BRICS, determina el inicio de la agudización de la lucha de clases en nuestro continente”, enfatizó.

Muy lejos de lo que señalan los análisis de la intelectualidad reaccionaria, Bolsonaro no representa un nuevo liderazgo populista que surge como respuesta al supuesto fracaso de la izquierda. Su elección es una grave amenaza a la democracia financiada por el empresariado apátrida y las trasnacionales que buscan desmantelar el Estado nación para saquear la riqueza y el patrimonio de los pueblos, considera Wimmer.

“También nos da una lección a las fuerzas revolucionarias y nos indica que debemos retomar los métodos de lucha clasistas para enfrentar a este poderoso enemigo. La historia es clara: solo el socialismo, solo la organización y la formación de la clase obrera, ha podido derrotar al fascismo en todas sus manifestaciones”, prosigue el dirigente comunista.

El triunfo de Bolsonaro además representa la institucionalización del golpe de Estado contra Dilma Rouseff. Para Wimmer, es momento de evaluar y analizar, de dar respuestas, para evitar que los grupos económicos manipulen las herramientas de la democracia burguesa, incluyendo los medios de comunicación - más allá de la gran prensa, hablamos de las redes sociales y las nuevas tecnologías- para construir escenarios favorables a la restauración neoliberal neofascista en la América Latina impulsada por las oligarquías locales, las trasnacionales y la administración Trump.

“No olvidemos el importante rol que cumplió Steve Bannon, ex Jefe de Estrategia de la Casa Blanca, en la campaña de posicionamiento de Bolsonaro como “líder” de los descontentos y en la imposición del “populismo de derecha” y del lema “capitalismo para todos” como opción para el electorado brasileño decepcionado con la práctica política de la socialdemocracia”, destaca el analista.

El error de los sectores revolucionarios fue considerar que el Estado burgués permite hacer cambios de poder a través de elecciones manipuladas por el mismo sistema.

Por otra parte, a su juicio, la izquierda en funciones de gobierno debe internalizar de una vez por todas que la práctica política va más allá de mejoras sociales al pueblo, la tarea es darle a los trabajadores del campo y de la ciudad el verdadero poder político para inicia una autentica transformación de la sociedad. Esto se logra con formación ideológica y organización revolucionaria.

“Ante esta nueva realidad, más que resistir, la consigna es luchar por la construcción de una nueva correlación de fuerzas favorable a la toma de espacios de poder por la clase trabajadora y los sectores populares”, recalca Wimmer.

“La consigna en este momento es: trabajadores y trabajadoras de América Latina y del mundo hoy más que nunca unidos frente a la amenaza fascista”, concluyó.

El Secretariado Político del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) con su Secretario General, Carmelo Suárez, transmiten un saludo de solidaridad al pueblo de Cuba, a su Gobierno y al Partido Comunista de Cuba ante la votación que mañana 31 de octubre se producirá en la Asamblea General de la ONU, donde nuervamente se condenarán a los EE.UU. por la implantación unilateral del Bloqueo económico, comercial y financiero contra la República de Cuba que lleva imponiendo desde el 7 de febrero de 1962.

Será la vigèsima ocasión consecutiva que el mayor órgano internacional de representación de todos los países del planeta como es la Asamblea General de la ONU, expresa con una votación abrumadora su rechazo al bloqueo contra Cuba, que supone la demostración de una violenta, hostil, genocida e ilegal política del imperialismo norteamericano contra la Revolución Cubana.

El PCPE insiste en transmitir su Solidaridad al pueblo de Cuba, que en resumidas cuentas es el destinatario de la criminal política desatada por el imperialismo norteamericano, por mostrar su inquebrantable voluntad de seguir construyendo el Socialismo.

El PCPE hace una llamamiento de caràcter internacionalista para que todos los pueblos muestren su solidaridad con la República de Cuba para eliminar el bloqueo y recuperar su integridad territorial usurpada por el imperialismo norteamericano con la ocupación de la base de Guantánamo. El pueblo cubano, su Gobierno y su Partido Comunista se merecen recibir lo que están practicando desde el 1 de enero de 1959, ¡LA SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA!

¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, VENCEREMOS!!

A 30 de octubre de 2018
SECRETARIADO POLITICO DEL CC DEL PCPE

El pasado viernes 26 de octubre se dió lugar una charla sobre los mitos y mentiras de la Transición en Centro Social Acontracorriente, después de un arduo trabajo propagandístico de pegada de carteles y repartos de octavillas a la juventud obrera de la ciudad.

Esta charla, organizada por la Juventud del PCPE en Alicante y con apoyo del partido, pretendía dar algunas claves para entender el proceso de la Transición por parte de aquellos que no la vivimos. Después realizamos una picaeta con camaradas, simpatizantes, amigos y curiosos.

Este año, la Constitución del 78 cumple 40 años legitimando la continuidad del sometimiento de la clase obrera y los sectores populares en España a la misma burguesía que apoyó el régimen franquista. Ahora mismo esta misma burguesía se ve en la necesidad de renovar su careta para afianzarse en la cadena imperialista y para fortalecer su dominio de cara a los obreros en España, y se nos está vendiendo continuamente que la muy modélica y ejemplarísima Transición quizás necesite algunos retoques.

Nosotros y nosotras lo hemos dicho siempre y lo vamos a repetir hasta la saciedad. No vamos a tolerar ese nuevo engaño que pretenden a la clase obrera y popular de los pueblos de España. Claro está, para evitar que la historia se repita, más vale conocer de dónde venimos.

30 de Octubre 2018

Alcoa no se cierra

Escrito por
La multinacional norteamericana Alcoa anunció el cierre de dos de sus tres factorías que mantiene abiertas en el estado español, afectando el despido colectivo a la totalidad de la plantilla de A Coruña y Avilés que asciende a casi 700 trabajadores.
 
Alcoa se hizo con la empresa pública Inespal hace veinte años cuando gobernaba el PP que siguió la línea de desmantelamiento industrial que comenzó el PSOE tras llegar al poder en 1982 y aplicar las políticas económicas e industriales que exigía el capital para la entrada del estado español en la entonces denominada Comunidad Económica Europea. La decisión de cierre de las plantas de A Coruña y Alicante viene tras desprenderse de las plantas de Amorebieta (Bizkaia) y Alicante hace dos años. Ahora Alcoa aduce para justificar su decisión, entre otros motivos, a la pérdida de rentabilidad de las plantas que ahora pretende cerrar y al coste de la energía. Lo cierto es que Alcoa declaró en el segundo semestre de 2018 unos beneficios antes de impuestos de 450 millones de dólares y que hasta el año 2013 se benefició de un precio muy ventajoso en la electricidad.
 
En un escenario de capitalismo salvaje en el que estamos inmersos la decisión de Alcoa responde a razones de “mercado” y es ilusorio pensar que la solución a este problema vendrá con la venta de estas factorías a otras empresas, que aplicarán en el futuro la misma lógica del mercado que se aplica ahora, o con un cambio de criterio de la multinacional. Otra de las razones que se han esgrimido para el cierre de las factorías de A Coruña y Avilés son los problemas estructurales productivos y tecnológicos de las mismas y estos problemas, si existen, viene derivados de la ausencia de un plan de inversiones que hubiese garantizado su eficacia y rentabilidad en el tiempo cuestión que en ningún momento exigió el gobierno español cuando vendió Inespal a un precio más que ventajoso en 1998. La fijación del precio de la electricidad en el mercado es un problema que seguirá afectando a las empresas y a los particulares, por lo que se hace necesario encabezar la lucha por la nacionalización del sector energético y otros sectores estratégicos de la economía. Es por lo tanto asimismo ilusorio pensar que la Unión Europea, superestructura del capitalismo y del imperialismo, va a solucionar el problema; acudir a un pirómano para apagar un incendio no es muy inteligente.
 
Para luchar contra esta decisión de cierre y las nefastas consecuencias que tendría en el empleo en las comarcas afectadas es necesario organizar la lucha obrera y actuar con unidad. Este es el objetivo prioritario; pero si lo que queremos es garantizar que estas situaciones no se produzcan en el futuro, la clase obrera -con el apoyo de los sectores populares- debemos dar un paso más y luchar por una sociedad socialista en la que la planificación rija la economía. Debemos asimismo unificar las luchas y crear un frente común contra el capitalismo y el imperialismo. Y debemos desenmascarar a aquellos dirigentes políticos locales, autonómicos o estatales que manifiestan su apoyo a la plantilla en su lucha contra el cierre enarbolando las banderas de la derecha o la socialdemocracia: quienes defienden el capitalismo, quienes aspiran a reformarlo o quienes quieren “hacerlo más amable” son cómplices de la decisión de Alcoa.
 
EL PCPE apoya las movilizaciones de la plantilla de Alcoa en su lucha por la defensa de sus puestos de trabajo y trasladamos al conjunto de la clase la necesidad de sumarse a esta lucha que es la lucha de todos.
 
¡ALCOA NO SE CIERRA!

¡NACIONALIZACIÓN DE SECTORES ESTRATÉGICOS!

Esta sábado 27 de octubre, el PCPE de Madrid ha participado en un acto en homenaje a las Brigadas Internacionales en Móstoles. Reproducimos el discurso leído por los camaradas.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España, queremos mostrar nuestro más alto reconocimiento a las BB.II., aquellas mujeres y hombres que acudieron a combatir en nuestro país, movidos por los principios del internacionalismo proletario, y que muchos de ellos perdieron su vida en esta lucha contra el fascismo. Mostraron valentía, desinterés y una gran solidaridad con nuestro pueblo, viniendo voluntarios desde más de 50 paises del mundo y participando en nuestra Guerra Nacional Revolucionaria.

La fuerza de estos inolvidables combatientes, junto a la del Frente Popular, no fueron suficientes para aplastar el fascismo europeo, focalizado en nuestro país y que, tras su victoria, sumiría a la clase obrera y al pueblo en general a una larga etapa de terror, bajo el yugo del capital nacionalista y fírmemente apoyado por el clero. Ese mismo capitalismo fue el que nos quiso hacer creer que todo cambiaba en 1978, cristalizando en una Constitución y una falsa democracia burguesa, al servicio de la misma burguesía, con el mismo ejército, los mismos terratenientes, y el Jefe del Estado puesto por los torturadores que ahora se convertían en nuevos demócratas.

Como aquellas mujeres y hombres que vinieron desde tan lejos, debemos recoger el testigo de los principios que les trajeron a luchar contra los mismos que se convierten, unas veces en fascistas, y otras en grandes demócratas, para seguir explotando y oprimiendo al pueblo trabajador. Desde el PCPE decimos ¡NO! al régimen del 78 y exigimos reparación real de todos aquellos que, de dentro o de fuera, perdieron la vida o sufrieron los largos años del negro túnel del franquismo.

El régimen del 78, es el heredero moribundo incapaz de seguir gestionando el capitalismo español y su opresión contra la clase obrera y los sectores populares crece sin cesar. No puede hacer frente a la desigualdad entre mujeres y hombres, ni al cada vez mayor empobrecimiento de las y los trabajadores, con contratos cada vez más precarios, desahucios, privatizaciones masivas, conflicto territorial enquistado, etc. Mientras, rescatamos bancos que aseguran no devolver el dinero prestado o elevamos el gasto militar al servício y bajo mando de la OTAN, para hacer daño a otros pueblos en benefício de las grandes oligarquías.

Este es el capitalismo que, una y otra vez, de una forma u otra, nos niega nuestros derechos y estamos destinados a conquistar.

El PCPE, recordando y honrando a las BB.II., apuesta por un un Estado Socialista de caracter confederal, desterrando para siempre monarquías, burguesía y capitalismo, en cualquiera de las formas que quiera adoptar. Un Estado Socialista donde la clase obrera tome el poder y sea dueña de su propio destino.

¡Vivan las BB.II.!

¡Viva el Internacionalismo Proletario!

¡No pasarán!

Contrariamente a lo que los voceros del sistema difunden, la carrera de armamentos y las maniobras militares no pueden ser entendidas como elementos persuasivos para el mantenimiento de la paz. El imperialismo yanqui y sus aliados, a través de la OTAN como su brazo armado, están en guerra permanente y lo manifiestan de manera cruel contra los pueblos que no disponen de suficiente capacidad militar defensiva, y en forma más diluida con el resto de las potencias con las que compiten por la hegemonía.

El PCPE denuncia como un acto de guerra más, las maniobras militares llamadas “Trident Juncture 2018” que la OTAN va a realizar en Noruega entre el 25 de octubre y el 7 de noviembre con la participación de 50.000 soldados, y que se realizan en el marco de asedio en la zona septentrional europea contra Rusia.

La propaganda imperialista se jacta de que estas maniobras son el mayor ejercicio de la OTAN desde el final de la etapa denomina de la “Guerra Fría”, y el PCPE denuncia que estas maniobras se enmarcan en la crisis general y estructural del capitalismo, incapaz de resolverla por métodos pacíficos y en el marco del desarrollo económico que la ciencia y la tecnología pueden poner a disposición del proceso productivo para mejorar las condiciones de vida de las amplias masas explotadas de la humanidad. Son, por tanto, otra vuelta de tuerca más en la respuesta violenta del capitalismo hundido en sus propias contradicciones.

El PCPE denuncia que no son casuales las coincidencias que se producen en la enloquecida carrera belicista. El anuncio por parte de EE.UU. de abandonar el Tratado de Eliminación de Corto y Medio Alcance (INF), la presencia del ejército de EE.UU. en el sur de Siria, la guerra de los aranceles lanzada por Trump, y estas maniobras militares, son expresiones de la guerra imperialista que muestran su faz más criminal.

El PCPE denuncia nuevamente la participación activa del estado español a través de la contribución de 2.000 militares y otros medios materiales, colocándose nuevamente su gobierno (en este caso del PSOE) y las instituciones del régimen monárquico-burgués como actores importantes en la dinámica de la guerra. Esta participación así como el actual debate de la venta de armas a Arabia Saudí, muestran el ADN del régimen de la Constitución de 1978, que siempre se alinea con los opresores contra los oprimidos.

El PCPE hace un llamamiento para fortalecer, organizar y participar en un movimiento antiimperialista también en los espacios de los propios países agresores, para confrontar con los “Señores de la Guerra” y sus instrumentos y organizaciones como la OTAN, para luchar por la Paz y el desarrollo de una sociedad justa que sólo los hombres y las mujeres libres pueden crear, erradicando el hambre, la pobreza, la desigualdad, la explotación y todas las formas denigrantes de dominación de unos pocos contra la inmensa  mayoría de la humanidad.

Por la salida de España de la OTAN y el desmantelamiento de las bases yanquis.

¡¡OTAN NO, BASES FUERA!!

A 25 de octubre de 2018

Secretariado Político del PCPE

El sábado 17 de Novimbre se celebra la Jornada por el Bicentenario de Marx

Organizada por el Local de la Ribera, Nación Andaluza y el Partido Comunista de los Pueblos de España.

Os esperamos

Página 7 de 191