40 años de Constitución monárquica han permitido a la clase obrera de este país, y a los pueblos y naciones del Estado, entender, sin margen de duda, lo que ha significado la Constitución que alumbró el tardo franquismo durante la conocida como “Transición española”. Transición que no es otra cosa que el paso de la dictadura franquista a la monarquía parlamentaria, como nueva forma histórica de la dictadura del capital.

Un auténtico engaño político al servicio del viejo bloque histórico de poder en España, que, así, volvió a perpetuarse en el poder, modificando lo necesario para asegurarse que no cambiaba nada. Con esta artimaña consiguieron derrotar al bloque obrero y popular que los tuvo acorralados los años anteriores. Derrota que, una vez más, pagamos con mucho dolor, sufrimiento y muerte. Fueron más de quinientos los asesinatos perpetrados contra la clase obrera en este periodo, por policías, falangistas y paramilitares. La traición mayor corrió a cargo de la socialdemocracia felipista, pero, sobre todo, del eurocomunismo del PCE, que entregaron todo lo acumulado en décadas de lucha a cambio de un sillón en el sistema de dominación heredero del franquismo.

Desde esos tiempos, el régimen corrupto de los Borbones, Filesa, Gurtel y tarjetas black, ha suprimido gran parte de los derechos conquistados por la clase obrera a lo largo de décadas de lucha, y han impuesto su integración en las estructuras más avanzadas del capitalismo mundial. Unión Europea y OTAN dan continuidad a la dinámica impuesta por el franquismo con el caso de las bases yanquis, entregando el territorio, y la soberanía, a cambio de un lugar en el saqueo imperialista.

Campeones en paro y precariedad, tras 40 años de Constitución, nuestras pensiones están amenazadas, y el presente y futuro de nuestra juventud vuelve a ser de emigración y pobreza, al tiempo que la misma monarquía, junto a la Iglesia Católica, son  paradigma de misoginia y machismo en un país masacrado por la violencia de género y los feminicidios. Hablemos de esa realidad, y no de los viejos cuentos de la Transición, para evaluar lo que realmente han sido estos años de institucionalidad burguesa, que legitimó al franquismo con la proclamación de Juan Carlos de Borbón como Jefe del Estado designado por Franco.

40 años de Constitución y nuestras cunetas siguen llenas de los cuerpos de más de 140.000 personas desaparecidas y asesinadas por el fascismo, mientras el asesino mayor sigue enterrado con honores.

40 años sin resolver la cuestión del Estado plurinacional, y reprimiendo y negando el derecho a la autodeterminación a los pueblos que lo exigen.

Una Constitución que consagra el papel privilegiado de la Iglesia Católica y mantiene el carácter confesional del Estado con la actualización del Concordato entre el Reino de España y el Vaticano. Una Iglesia que todavía no ha pedido perdón por su participación y apoyo a los crímenes de la dictadura anterior, o por el robo de más de treinta mil niños y niñas.

¡Es una vergüenza seguir manteniendo la monarquía en España! Cuatro décadas soportando a una familia de parásitos, que crece tanto como nos cuesta mantener sus privilegios.

Por todo ello, ya es hora de decir basta y acabar con este régimen de oprobio para el pueblo y poner al frente de España a quienes hasta hoy somos absolutamente subsidiarios. Cambiemos las tornas y pongamos arriba a quienes llevamos siglos debajo padeciendo esta ignominia.

Es hora de construir un nuevo proyecto histórico para este país nuestro, que acabe con la realidad de dominación y explotación de esta dictadura, y que ponga en el centro de todo la Libertad, la Cultura y la justicia social. Una sociedad republicana y socialista, como proyecto histórico cuya prioridad sea la defensa exclusiva de los intereses y necesidades de quienes todo lo producimos. La clase obrera como clase rectora de la nueva sociedad.

Un nuevo paradigma de país en el que, en igualdad de condiciones, hombres y mujeres libres, construyamos un futuro diferente desterrando lo más execrable de este país, y promocionando las mejores tradiciones de creación, lucha y resistencia que, a pesar de toda su violencia, hemos sido capaces de construir durante estos siglos de Resistencia anticapitalista.

40 AÑOS BASTAN
NO A LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA Y BURGUESA.
POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA DE CARÁCTER CONFEDERAL.

Ante el anuncio de nuevas maniobras con fuego real los próximos días 4 y 5 de diciembre en Bardenas, os animamos a participar en el Concurso fotográfico CAZANDO CAZAS, que hemos organizado con la intención de denunciar las cuartas maniobras en este año 2018, con fuego real en mitad de este Parque Natural.

Parece ser que tanto el Ministerio de Defensa como la Comunidad de Bardenas, miran para otro lado ante las continuadas protestas contra estas instalaciones militares, que mantienen una frenética actividad vinculada a la de la base militar vecina de San Gregorio en Zaragoza.

Hace menos de un mes, salíamos a la calle en Tudela, para exigir el cese de estas maniobras y el desmantelamiento de este polígono militar. Así que, ante estos nuevos ejercicios para que la OTAN entrene sus guerras, ante el silencio del Ministerio de Defensa y la Comunidad de Bardenas, ante el secretísimo militar, ante la comodidad de la mayoría de ayuntamientos congozantes, incluidos los que se dicen del cambio, os animamos a que participéis en esta actividad, que nos va a permitir recoger la belleza de este paraje, además de la agresión constante a la que se ve sometida por los aviones y helicópteros no sabemos muy bien qué ejércitos.

Sólo nos queda defender nuestro territorio con nuestras propias armas, que en este caso serán cámaras de fotos.

Ante su secretísimo, nuestra denuncia.

Ante su penosa gestión del bien común, la organización del pueblo ante un mismo objetivo!!

BARDENAS LIBRES!!

Que decida el pueblo!

Herriak erabaki!!!

Que o pueblo dezida!

Este 25 de noviembre Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las mujeres, el PCPC y su juventud, ha participado en las acciones convocadas.En Gran Canariaha participado en la Asamblea Feminista para preparar y organizar acciones, para denunciar y visibilizar las violencias que se ejercen hacia las mujeres los ámbitos sociales, tanto en lo privado, como en lo público y en las acciones convocadas por el Forocontra la violencia de género de Tenerife.

En Gran Canaria participamos en la el 20 de noviembre a las 17:00 de la tarde en una acción frente al Gobierno de Canarias para denunciar la violencia institucional y visibilizar mujeres canarias asesinadas por violencia machista desde 2010. “La violencia institucional son los actos u omisiones llevados a cabo por las instituciones y que retrasan u omiten el acceso en iguales condiciones a las mujeres a los diferentes derechos o que las DESTROTEGE”.Esta acción se replicó en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. También el día 24 de noviembre participamos en las Marchas Nocturnas Feministas bajo el lema “Las calles y la noche también son nuestras” en Gran Canaria el recorrido tuvo lugar por la Playa de Las Canteras desde el Auditorio hasta la Plaza de Saulo Torón.

Durante todo el recorrido pusimos de manifiesto que las mujeres tenemos derecho a recorrer nuestras calles a cualquier hora del día o de la noche sin sentir miedo, sin sentirnos amenazadas y sin peligro, algo absolutamente imposible a día de hoy, y más cuando el poder judicial responsabiliza a las mujeres que son violadas por ir solas de noche por las calles de nuestras ciudades.

El día 25 participamos en las manifestaciones convocadas por la Red Feminista y el Foro contra la violencia de género de Tenerife que partió desde La Plaza del Cristo en La Laguna hasta la plaza de la Concepción  y en Gran Canaria desde el Teatro Pérez Gáldos hasta Delegación de Gobierno. Bajo la consigna“Ni una menos, tu lucha decide”salimos a la calle para denunciar la lacra que significa la violencia de género, ya sea esta física, psicológica, económica o sexual que sistemáticamente se ejerce contra las mujeres, en el sistema capitalista y patriarcal.

Los próximos días 1 y 2 de diciembre, la Juventud Comunista desarrollará su Iª Escuela Central de Formación. Los revolucionarios del futuro se forman en la Juventud Comunista, y se sirven de la praxis, que es la principal maestra de la conciencia. Esta praxis es la unidad de la práctica diaria de cada militante y de la teoría marxista-leninista, que debe servir para interpretar y transformar el mundo.

Benvolguts camarades, simpatitzants i amics del Partit,

Enguany celebrem el 200 Aniversari del naixement de Karl Marx. Tan magna efemèride ha merescut una sèrie d’activitats que durant tot el 2018 hem anat programant.

El proper dia 1 de desembre, el Partit Comunista del Poble de Catalunya organitza una representació teatral a l’Ateneu 1r de Maig de Barcelona, a les 18h, d’uns 45 minuts de durada, acompanyada posteriorment d’un refrigeri i pica-pica.

És una obra anomenada Un fantasma recorre Europa, primera frase d’ El Manifest comunista, obra cabdal de Marx. Set actrius i actors, alguns militants del PCPC, d’altres no, dirigits per professionals del teatre i amb un guió escrit per un guionista professional, els quals ens han aportat amb ganes i entusiasme la obra, mereixen la nostra assistència a un espectacle gratuït, per tots els públics, amb música i cançons, divertit i que ens farà reflexionar.

Els actors i actrius porten des de juliol assajant cada setmana, fent un esforç important per oferir-nos un magnífic espectacle. Tornem-los l’esforç realitzat amb la nostra presència i el nostre aplaudiment!

Podeu portar companys i companyes, familiars, amics, amigues!

Adjuntem la sinopsi de la obra i el cartell.

 

-------------------------------------------------------------------------------

 

Us presentem Un fantasma recorre Europa, obra de teatre inspirada en la gegantina figura de Karl Marx, el barbut de Tréveris, Alemanya. Una de les figures cabdals no només del pensament polític de tots els temps, sinó de la economia, la societat i la cultura. No en va, el pensament marxista ha estat “guia per a l’acció” en paraules de Lenin. I així ha estat: el marxisme, pedra angular del socialisme-comunisme juntament amb el leninisme, ha estat el motor ideològic i organitzatiu dels Partits Comunistes arreu del Planeta i font ideològica de les principals revolucions del s. XX, amb el precedent de la Comuna de Paris de 1871, viscut pel propi Marx.

Un recorregut vertiginós i interactiu, de tonades dramatúrgiques brechtianes combinades amb el “savoir faire” modern i sense complexos de la direcció de l’obra. Un passatge vital al passat, present i futur: amè i emocionant; barreja d’humor, senzillesa i musicalitat en mans de set actrius i actors que ens faran gaudir -de ben segur-, i reflexionar -també segur- sobre el més important que ens podem plantejar a la nostra existència: la nostra realitat com a classe i com transformar aquesta.

Disculpeu. Una correcció: el pensament marxista ÉS “guia per a l’acció” en paraules de Lenin.

Grup de Teatre Ramon Casanellas, octubre 2018.

 

Actrius i actors:

 

Aina de la Fuente Serra

 

Lluís Morote

 

Vicenç Armero

 

Xavier Padullés

 

Mari Carmen Lupiáñez

 

Montse Serra

 

Àlex de la Fuente

 

Direcció:

 

Maria Donoso (Actriu del Teatre Kaddish, entre d’altres. Ha estudiat a l’Escola Eòlia Direcció i Interpretació).

 

Dramatúrgia:

 

Xavier Padullés (Professor en excedència de l’Institut del Teatre de Barcelona. Dramaturg. Historiador i activista cultural).

El PCPE manifiesta su repulsa y condena ante los últimos acontecimientos ocurridos en el estrecho de Kerch (Crimea, Federación Rusa) donde una vez más el gobierno golpista ucraniano he recurrido a la provocación y a la búsqueda constante del conflicto contra la Federación Rusa por encargo de sus patrocinadores de la UE y EEUU.

Somos conscientes del acoso al que las llamadas potencias occidentales someten a la Federación Rusa como ya hicieran en su momento, aunque por otros motivos muy distintos, contra la URSS. Ahora en un contexto global de profunda crisis capitalista el enemigo es el país con las mayores reservas de hidrocarburos y materias primas y que por otra parte no solo no se deja doblegar sino que ha ganado gran influencia internacional y ha minado los planes genocidas del imperialismo en en Siria.

La última provocación ucraniana debe entenderse como un paso más en la estrategia de elevar la tensión y el conflicto, algo que en ningún caso pueden beneficiar al empobrecido pueblo ucraniano. Desde 2014, con el inicio de la guerra en Donbass y la restitución de Crimea a Rusia, hemos asistido a miles de bufonadas de los mafiosos y oligarcas de la junta golpista de Kiev. Sus muestras de patético folklorismo nacionalista y sus arengas encendidas contra el imaginario “agresor ruso” serian simplemente motivo de risa de no ser porque vienen acompañadas de una agresiva campaña contra todo rasgo cultural y linguistico ruso, del constante bombardeo de la población civil en Donbass, del terrorismo de estado por parte de sus servicios secretos, del patrocinio de organizaciones fascistas y de un revisionismo histórico que inventa “invasores” y transforma colaboracionistas del nazismo en héroes nacionales.

El caso concreto del último incidente en el mar de Azov ha sido especialmente magnificado por la maquinaria propagandística de Kiev, pues el objeto de esta última provocación orquestada por Poroshenko no era otra que declarar la ley marcial y así suspender las elecciones que está abocado a perder. Tras cuatro años de guerra en Donbass, donde Ucrania ha sufrido la derrota en decenas de batallas contra las milicias populares de Donetsk y Lugansk y han muerto mas de 10.000 de sus soldados, jamás se ha decretado la ley marcial en el país, sin embargo ahora Poroshenko la considera imprescindible para la seguridad nacional, cuando todos los sondeos lo sitúan en tercer lugar.

Finalmente se ha decretado tan solo esta situación especial en las zonas fronterizas con Rusia, pues otras facciones de la oligarquía ucraniana han frenado parcialmente esta jugada que suprimia las elecciones, cortando el acceso a sus candidatos , primero y segundo en los sondeos ante Petro Poroshenko, quien es no lo olvidemos, el títere de la casa blanca en Ucrania. Este último apunte no puede pasarse por alto y no debe olvidarse que quien hundió en el caos al país y dio el poder a esta junta de criminales fue la UE y EEUU, países que mantienen ahora mismo, al igual que Canadá, mercenarios e instructores en el ejercito ucraniano para aleccionarlo en su criminal agresión contra el pueblo de Donbass.

Por todo ello el PCPE una vez más reitera su condena de estas acciones opuestas a la voluntad de todo pueblo trabajador y que tienen por objeto sembrar el odio y la confrontación en beneficio de la oligarquía, los grupos fascistas y sus patrocinadores internacionales.

Secretariado Político del PCPE
29 de Noviembre de 2018

Una profunda agudización de la lucha de clases internacional.

Asistimos hoy a una agudización extrema de la lucha de la lucha de clases internacional. Esta agudización no viene del crecimiento y desarrollo de las capacidades de la clase obrera y sus organizaciones, sino que la agudización deriva de la necesidad del capitalismo de tratar de revertir su proceso de decadencia histórica, sus dificultades para el crecimiento del capital, y del agotamiento de las posibilidades de expansión que en épocas pasadas le permitía la conquista de nuevos mercados y de nuevas materias primas.

El capitalismo internacional, actúa en términos de agotamiento de sus habilidades para mantener el ciclo de reproducción ampliada del capital. La caída tendencial de la tasa de ganancia lo determina todo de forma implacable, y los nuevos desarrollos tecnológicos, especialmente la robotización, entran en aguda contradicción con las relaciones de producción.

Todo lleva a una dura pugna interna en clave imperialista: exportación de capitales, gigantesca concentración monopolística del capital, aumento intenso de la tasa de explotación, del ritmo del trabajo y de la sobreexplotación, y deterioro irreversible de las condiciones de vida y de la naturaleza como sistema. Todas las contradicciones internas se agudizan.

En consecuencia, la dictadura del capital se manifiesta de forma más explícita, abandona, por inútiles, las formas democrático-burguesas del siglo pasado, y los estados capitalistas avanzan a formas de control social cada día más absolutos. Recorte de libertades y fomento de las pautas sociales más reaccionarias.

La clase obrera lleva, en este contexto, la posición perdedora frente a una burguesía que se sabe necesitada de mayores ejercicios de violencia para mantener su dominación.

Guerra imperialista y carrera de armamentos.

Como siempre, en la historia del vigente sistema de dominación, el capital recurre a la guerra como parte fundamental de su sistema de acumulación en situaciones de crisis extrema. Previo a la guerra declarada se hacen avanzar las posiciones del extremismo burgués, el fascismo.

Los armamentos de nueva generación, producto de la aplicación de los avances científicos y de inversiones multimillonarias, llevan cada día a la ruptura de los equilibrios armados de la etapa de la guerra fría. Hoy, sistemas altamente sofisticados, que las potencias creían darle una sólida posición de ventaja, se convierten rápidamente en viejos sistemas de chatarra absolutamente inútiles en la confrontación armada.

La consecuencia es un incremento del parasitario gasto militar, una nueva carrera de armamentos y la obsolescencia de los tratados de misiles firmados en el siglo XX. También se incrementan los riesgos de conflagración como consecuencia del incremento y de la alta complejidad de los sistemas de armamentos, con tecnologías de vanguardia que tienen una altísima fragilidad en su control por parte de los mismos Estados, y por las mismas estructuras militares, donde los altos mandos poseen un poder casi ilimitado en sus capacidades más letales.

La clase obrera es el futuro de la Humanidad.

El desarrollo social ha creado las condiciones para que la clase obrera se eleve como una clase superior, poseída de la capacidad de dar una alternativa total al actual estado de cosas.

Las luchas obreras que se desarrollan por todo el planeta, igualmente las de los pueblos originarios, los jóvenes, las mujeres, los pensionistas, las migraciones, las nuevas producciones culturales, los nuevos modelos sociales que emergen, etc., colocan en ebullición un cuestionamiento de las viejas formas de dominación burguesas. Queda cada día más en evidencia la vieja sociedad del capital, decrépita e incapaz de responder a las nuevas demandas surgidas de los grandes desarrollos científicos y materiales.

Los pueblos y las naciones luchan y abren nuevos caminos soberanos que el imperialismo trata de destruir con la mayor violencia. Pero fracasan, aunque alcance victorias coyunturales.

El Movimiento Comunista Internacional tiene que estar a la Vanguardia.

Los Partidos Comunistas y Obreros tenemos que estar a la vanguardia de este proceso histórico. Destruir la lógica de la vieja sociedad burguesa y sus miserias, y convertirnos en paradigma de los valores de la nueva sociedad que vamos a construir.

Una amplia política de alianzas, sobre la base de la construcción del gran Frente Mundial Antiimperialista, y Antifascista, como gigantesco movimiento de masas que arrincone a las minoritarias fuerzas del capital. Completado con una sólida aplicación práctica del Internacionalismo Proletario, que responda a las demandas más urgentes con capacidad de intervenir.

La coordinación internacional revolucionaria, sobre la base de Partidos que compartiendo sólidas bases ideológicas marxistas-leninistas, tengan la capacidad de articular políticas concretas ante los retos fundamentales de la lucha de clases internacional. Sobre la base del respeto a la soberanía de cada proyecto, los valores socialistas, la lealtad y la ética revolucionaria.

En Atenas, a 23-25 de noviembre de 2018

Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE)

Un saludo fraternal a todos los Partidos asistentes en nombre del Partido Comunista de los Pueblos de España, de su Comité Central y de su Secretario General, el camarada Carmelo Suárez.

Reiteramos nuestro agradecimiento a los anfitriones por sus atenciones en este 20 Encuentro, que ya habíamos expresado en la reunión del Grupo de Trabajo.

El PCPE ha presentado por escrito su contribución a los debates de este Encuentro, que necesariamente expresa posiciones generales y resumidas, por la extensión limitada en las normas de la convocatoria.

Por ello el PCPE quiere aprovechar esta tribuna para desarrollar algún aspecto concreto de su ponencia, con un mayor detalle y un desarrollo más amplio.

La crisis del sistema capitalista es analizada y compartida de una forma amplia por una diversidad de organizaciones. También hay coincidencias sobre la evolución autoritaria y violenta del capitalismo mundial, que va liquidando progresivamente sus formalidades democrático-burguesas. El incremento del gasto militar y la guerra imperialista como parte intrínseca del proceso de acumulación en esta etapa es igualmente un análisis compartido. El incremento de los riesgos de guerra va acompañado de un resurgir de las expresiones fascistas y de ultraderecha. El deterioro medioambiental no tiene freno, y los recursos naturales son destruidos en la desesperada lógica de acumulación de capitales. Los valores más reaccionarios son promovidos por los centros intelectuales del imperialismo: el racismo, la xenofobia, la misoginia y el patriarcado, la ignorancia, y otros factores más, con el fin de implementar una alienación de las masas como estrategia de dominación de las mismas por parte del capital.

Ante una situación de tales características la esperanza de la Humanidad es, ha de ser, el Movimiento Comunista Internacional.

Esta es una dura batalla ideológica en la que hoy llevan ventaja las fuerzas del capital, que hacen del anticomunismo una bandera constante de sometimiento y alienación de las masas.

Es imprescindible que las organizaciones del Movimiento Comunista Internacional analicemos esta situación con rigor y con todo detalle, para concluir términos concretos de nuestra intervención política revolucionaria.

La política es una categoría de la práctica, y como tal ha de concretarse en pautas de intervención que se ajusten a las demandas de las masas, a los desarrollos de la lucha de clases y al combate más concreto que cada día tienen que enfrentar las trabajadoras y los trabajadores. Fuera de cualquier posición retórica las organizaciones revolucionarias tenemos que hacer nuestro trabajo siguiendo la idea leninista de “fusión del Partido con las masas”. Esta idea central define no sólo un tipo de Partido, guiado por el marxismo-leninismo, sino que define una forma de articulación dialéctica entre masas y Partido, un tipo de militante y un tipo de liderazgos de amplio reconocimiento.

Los liderazgos en la lucha revolucionaria juegan un papel fundamental en la lucha por la revolución socialista, mujeres y hombres en lucha por la revolución interviniendo en todo lugar donde se expresa el conflicto de clases.

Para hacer realidad este paradigma es necesario que la conciencia de clase sea el cimiento sólido de la organización partidaria. Una fuerte conciencia de clase, impregnada en toda la militancia y en todos los cuadros de Partido, que tenga la capacidad de dar todo el protagonismo a la clase obrera en el proceso revolucionario, y sobre la cual se construya la más alta ética revolucionaria para que el reconocimiento de los liderazgos comunistas se corresponda con las garantías de la fidelidad a los principios revolucionarios.

Decía Lenin “no se engaña a la clase obrera”. Y, desgraciadamente, hay quienes en el Movimiento Comunista Internacional confunden la táctica con el engaño, adoptan una posición paternalista con respecto a la clase obrera, y terminan robando a la clase obrera el protagonismo que le corresponde en la revolución socialista. A partir de ahí aparecen concepciones patrimoniales, que sitúan al Partido a distancia de las masas, y que legitiman prácticas que violan la ética revolucionaria y que desprestigian a las ideas revolucionarias y las mismas organizaciones que se reclaman de la clase obrera.

Hoy es una urgencia inaplazable que el Movimiento Comunista Internacional se refuerce guiado por los más altos principios de la ética revolucionaria. Hoy la clase obrera internacional necesita de partidos revolucionarios con toda la disposición a asumir una práctica consecuente en la lucha de masas y a aceptar que son las masas las protagonistas de la revolución socialista.

Esta ética revolucionaria también ha de guiar la relación entre Partidos, con una lealtad absoluta, y una práctica coherente con los principios ideológicos que nos inspiran.

El PCPE no tiene ninguna duda de que el Movimiento Comunista Internacional ganará esta batalla, y que serán las masas obreras y populares un factor determinante que nos ayudará a corregir los errores y las desviaciones que se puedan producir en toda ocasión.

Las exigencias del desarrollo de la lucha de clases son hoy especialmente grandes. Es necesario que pongamos todas nuestras energías en la realización de nuestras responsabilidades revolucionarias. El PCPE se compromete con todas sus capacidades en este objetivo.

Dentro de 2 días, volveremos a reafirmar la vigencia del pensamiento de un gran líder de nuestro tiempo, que nos ha aportado relevantes anàlisis y reflexiones: “Ningún minuto de la Historia es igual a otro; ninguna idea o acontecimiento humano, puede ser juzgado fuera de su propia época” (Fidel Castro Ruz).

Muchas gracias.

Atenas 23-25 de noviembre de 2018

Esta mañana el partido político de extrema derecha Vox ha anunciado su intención de interponer una denuncia contra el PCPE en el Tribunal Superior de Justicia por delitos de odio y amenazas por lo sucedido en la concentración antifascista del 14 de noviembre frente al Hotel Nelva donde se realizaron sendos actos de Hazte Oír y Vox. Ante esta amenaza de lanzarnos la “justicia” del Estado español encima declaramos:

  1. Que la denuncia no tiene ni pies ni cabeza y se realiza por motivos puramente políticos para mostrarse como los ‘salvadores contra el bolchevismo’ de cara a atraer a cada vez más sectores desclasados. Siguen la estrategia de sus antecesores ideológicos de culpar de ‘los males de la nación’ al comunismo y cualquier colectivo desfavorecido (LGTBI, inmigrantes, gitanos, etc.).
  2. Que en caso de admitirse a trámite no será sino la enésima prueba de la tendencia al aumento de la represión y fascistización de las estructuras estatales del Reino de España. Esta tendencia no se produce por una conspiración o la maldad pura sino por la creciente necesidad del capitalismo de mantener a raya cualquier avance social, económico y político que consiga la clase obrera y eliminar los ya conseguidos para mantener constantes sus beneficios. Recordemos por ejemplo la llamada al orden de la CEOE al gobierno tras la irrisoria subida del Salario Mínimo Interprofesional.
  3. Que Vox no debe llamarse a engaño ni confundir a nadie atribuyéndonos toda la asistencia a la concentración. La concentración fue resultado del rechazo que gran parte de la sociedad murciana tiene hacia las organizaciones de extrema derecha como Hazte Oír y Vox. En ésta participaron otras organizaciones antifascistas así como un gran número de personas sin organización, que componían la mayor parte de la asistencia.
  4. Que los “insultos, amenazas, agresiones e intimidaciones” de los que habla Vox en su nota de prensa fueron realizados por los asistentes a su charla. Saludos romanos, comentarios sobre nuestras capacidades intelectuales, trabajo e higiene, amenazas de muerte, lanzamiento de objetos, etc. fueron algunas de las cosas que tuvimos que sufrir. Todo esto bajo la mirada del dispositivo la Policía Nacional, algunos de cuyos componentes se acercaron a saludar a sus conocidos cuando entraban al acto.
  5. Que esta denuncia no solo no nos atemoriza sino que nos reafirma en nuestra lucha contra el fascismo en todas en sus expresiones y como consecuencia de nuestra lucha contra el capitalismo que alimenta a esta ideología. Seguiremos luchando contra Vox, Hazte Oír y Lo Nuestro allí donde podamos. En las calles, centros de estudios y centros de trabajo será donde se de nuestra lucha ideológica.

El antifascismo es un deber, no un delito.

¡Que viva el movimiento antifascista!

Página 7 de 194