23 de Agosto 2018

La lucha de las Kellys es la de toda la clase obrera

Escrito por  Comité Central
Valora este artículo
(0 votos)

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y su Juventud (J-PCPE), nos sumamos a los numerosos llamamientos de solidaridad y apoyo al colectivo de trabajadoras camareras de piso, y que nuevamente convocan otra jornada de lucha en defensa de sus derechos como trabajadoras a lo largo de todo el estado, pero también de la lucha general de la clase obrera.

¿Qué reivindican Las Kellys y por qué es una lucha de toda la clase obrera?

Desde el colectivo de camareras de piso han sido capaces de marcar la agenda de su lucha, tanto a las inactivas direcciones sindicales consiguiendo movilizarlas, como a los distintos gobiernos del capital (antes al gobierno PP-Rajoy que tuvo que pronunciarse al respecto, ahora al gobierno socialdemócrata de Pedro Sánchez, al servicio de los monopolios de la Unión Europea).

Ante la precariedad que sufren frente a la patronal del sector hotelero y las empresas de subcontratas, Las Kellys reivindican la mayor regulación de sus condiciones laborales referente al reconocimiento de enfermedades profesionales, jubilación anticipada (como al resto de trabajos de duro desgaste), incremento de inspectores de trabajo, la mejora de los convenios colectivos de hostelería y la reforma, entre otras medidas, del artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores (E.T.), que actualmente favorece la sobreexplotación de las trabajadoras/es de empresas subcontratas.

Medidas de avance y mejora que no solo afectan a su colectivo de trabajadoras, sino a todo el sector de hostelería principalmente y al conjunto de la clase trabajadora en general, que sufre las consecuencias de todo un aparato estatal y una legislación al servicio de la explotación y el saqueo a la clase trabajadora por parte del sistema capitalista.

La única salida: construir la unidad obrera y popular a través de la solidaridad y la lucha de la clase trabajadora en su conjunto. Ninguna confianza en el gobierno desmovilizador de turno.

Las camareras de piso son el ejemplo claro del nivel de explotación sin límite que vienen soportando amplios sectores del pueblo trabajador para sacar de su crisis a la patronal y los distintos gobiernos del capital. Y ante esta situación, su organización como trabajadoras y la movilización por sus derechos ha sido lo que ha conseguido imponer las mejoras que se están negociando.

Por ello son ejemplo de la respuesta que necesita la clase trabajadora del estado español para poder avanzar en la mejora de sus condiciones de vida y trabajo. Sin lucha no habrá ni un solo avance de los derechos. Debemos evitar que el nuevo gobierno paralice las movilizaciones que iniciaron la huelga de mujeres del 8 de marzo y el colectivo de pensionistas, continuando la movilización desde los distintos sectores de la clase obrera que estamos en lucha y conflicto. Si entregamos nuestra lucha a una agenda marcada a través de las iniciativas parlamentarias y los gobiernos de turno, esto supondrá una derrota de este nuevo ciclo de movilización.

La lucha por nuestros derechos se organiza desde los barrios y los centros de trabajo, no desde el parlamento. Al Parlamento se le imponen nuestras necesidades con la lucha, no esperamos a que nos las regalen.

Por ello, desde el PCPE y la J-PCPE, llamamos a crear Comités para la Unidad Obrera, basados en la solidaridad, la lucha y la unidad de la clase obrera, independientemente del sindicato al que se pertenezca, o aunque no se esté sindicado. Para sumar fuerzas hacia la movilización y la coordinación. Para construir el grado de independencia que necesitamos la clase trabajadora, pasando a la ofensiva en la lucha por nuestros derechos y por una sociedad al servicio de la mayoría social y de nuestras necesidades. Toda medida o iniciativa que vaya en esta dirección, será un salto importantísimo en las necesidades actuales de la clase obrera, y la lucha de Las Kellys son un llamado a la dignidad obrera, a la unidad y al ejemplo de la lucha como garantía de resultados.

¡No más abusos de las empresas de subcontratación, reconocimiento de enfermedades profesionales y mejora del convenio de hostelería!

¡VIVA LA LUCHA DE LAS KELLYS Y DE TODA LA CLASE OBRERA!

TRABAJADORA, TRABAJADOR: ¡TU LUCHA DECIDE!

Visto 162 veces Modificado por última vez en 23 de Agosto 2018

Medios