26 de Octubre 2018

80 aniversario de la despedida de las Brigadas Internacionales

Escrito por  Comité Central
Valora este artículo
(0 votos)

El 28 de octubre de 1938, en la Diagonal de Barcelona más de 200.000 personas se reunieron para despedir a los voluntarios y voluntarias internacionales que vinieron a luchar contra el fascismo en España.

Durante la Guerra Nacional Revolucionaria, más de 40.000 hombres y mujeres de 53 países, agrupados en las Brigadas Internacionales, vinieron a España a luchar contra el fascismo y en defensa de la II República Española. Más de 9.000 de ellos y de ellas dejaron sus vidas en las tierras de España. Claro ejemplo de solidaridad internacionalista y antifascista nunca dado en la historia que sigue vigente en nuestra memoria revolucionaria que tiene que servirnos como  referente del Internacionalismo en la etapa actual de la lucha contra el fascismo emergente.

Es un deber de memoria de la clase obrera el reconocimiento y rescate del olvido de todos estos luchadores y luchadoras antifascistas, recogiendo las palabras de Dolores Ibárruri pronunciadas en el Homenaje de despedida en Barcelona donde decía: “…. hablad a vuestros hijos; habladles de estos hombres de las Brigadas Internacionales. Contadles cómo, atravesando mares y montañas …. llegaron a vuestra patria, como cruzados de la libertad, a luchar y morir por la libertad y la independencia de España, amenazadas por el fascismo alemán e italiano. Lo abandonaron todo: cariños, patria, hogar, fortuna, madre, mujer, hermanos, hijos… y vinieron a nosotros a decirnos: ¡Aquí estamos!; vuestra causa, la causa de España, es nuestra misma causa….”.

Estos hombres y mujeres vieron en la resistencia de la clase obrera española ante el golpe de estado del 18 de julio de 1936 un claro exponente de lucha contra el fascismo entonces emergente en Europa, que tras el apoyo e intervención directa de Italia y Alemania en apoyo a los golpistas fascistas, los obreros y obreras más avanzados y sus organizaciones populares, sindicales  y partidos obreros y comunistas entendieron el significado de la lucha en España, una lucha nacional de las fuerzas populares y obreras que en realidad era también  una lucha mundial contra el fascismo.

En el surgimiento y creación de las Brigadas Internacionales  fue un factor decisivo las políticas y posiciones ante el fascismo de los comunistas españoles y el movimiento comunista internacional, reflejadas en las directrices y esfuerzos organizativos de la Internacional Comunista, agrupando a todos y a todas las voluntarias y voluntarios internacionales antifascistas en unidades especiales de combate: las Brigadas Internacionales.

Tras la reunión de la Internacional Comunista celebrada en Moscú en septiembre de 1936 se comienza a desarrollar toda una política de solidaridad internacionalista en la lucha contra el fascismo, donde los partidos comunistas se comprometieron a reclutar voluntarios para luchar junto a los republicanos españoles. Inmediatamente, las diversas sedes de partidos comunistas de Europa, EE.UU., Canadá y el Reino Unido principalmente, reciben el encargo de organizar campañas antifascistas atrayendo a jóvenes de izquierdas como voluntarios con el fin de luchar a favor del gobierno republicano y contra el fascismo. La respuesta superó todas le expectativas iniciales con la creación en diversas partes de Europa y América principalmente de los primeros centros de reclutamiento.  Las Brigadas Internacionales fueron obra casi exclusiva de la Internacional Comunista, donde jugaron un gran papel militar y político como ejemplo de lucha y compromiso con la República Española.

Destacar la importante ayuda y apoyo de la Unión Soviética a la República, siendo el único Estado que ayudó realmente a la República haciendo realidad el principio comunista del Internacionalismo proletario. Un ejemplo entre otros lo tenemos en la ayuda de suministro de armamento a la República, donde es llevado a cabo en un 99% por las secciones de la Komintern y el papel de la Internacional Comunista en el alistamiento de voluntarios extranjeros que daría lugar a la creación de las Brigadas Internacionales. Otro de los países que junto a la URSS también mostró un gran apoyo y solidaridad con la República y la posterior etapa del exilio de miles de republicanos y republicanas fue el México del general Lázaro Cárdenas, a quién se le concedió décadas después el premio Lenin de la Paz.

Destacar también que las múltiples formas de solidaridad y ayuda internacional con la república Española con la creación de Comités de ayuda tanto nacionales como internacionales fueron obra en su mayoría por iniciativas de los partidos comunistas.

Por ello los y las comunistas del PCPE y la Juventud del PCPE reivindicamos ese espíritu de lucha antifascista y de compromiso del cual nos dieron ejemplo esos hombres y mujeres que lucharon en nuestra tierra por la libertad y contra el fascismo, defendiendo la República Española , muchos de ellos caídos en España y otros muchos siguiendo luchando hasta los últimos días de su vida en sus países de origen y otros frentes internacionales.

Reivindicamos la memoria y principios del Internacionalismo Proletario y del antifascismo como arma de lucha que nos sirva en la etapa actual en la batalla contra el capitalismo y el fascismo y por la construcción del Socialismo.

HONOR Y GLORIA A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES

POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA

LA LUCHA CONTINÚA.

25 de Octubre, Secretaría de Memoria Histórica del PCPE

Visto 122 veces