Imprimir esta página
29 de Enero 2019

Comunicado del Comité Central del PCPE ante el ataque del imperialismo a la República Bolivariana de Venezuela

Escrito por  Comité Central
Valora este artículo
(0 votos)

EL COMITÉ CENTRAL DEL PCPE DENUNCIA EL ATAQUE DEL IMPERIALISMO A LA SOBERANÍA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, A SU GOBIERNO LEGÍTIMO Y AL PROCESO DE CAMBIOS SOCIALES INICIADOS POR HUGO CHÁVEZ Y CONTINUADO POR EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO

El Comité Central del PCPE, reunido los días 26 y 27 de enero de 2019 en Madrid en su XIII Pleno, ha aprobado la siguiente Declaración de apoyo al proceso bolivariano que se desarrolla en Venezuela conducido por el gobierno de Nicolás Maduro Moros.

Los acontecimientos que se han desarrollado en Venezuela en las últimas fechas no son otra cosa que la expresión de un ataque frontal contra el proceso bolivariano. Ataque conducido por el imperialismo yanki y concertado con otras potencias imperialistas que trata de conseguir revertir la confianza depositada por el pueblo de Venezuela en dicho proceso, revalidado en numerosos procesos electorales. Procesos electorales en los que las fuerzas de la burguesía criolla, apoyada y financiada por el imperialismo yanki, y las potencias imperialistas europeas (entre ellas España), ha salido siempre derrotada de forma contundente. La última ocasión en el proceso electoral para elegir la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela celebrado el día 20 de mayo de 2018, donde la candidatura de Nicolás Maduro obtuvo el apoyo mayoritario del pueblo de Venezuela.

El valiente pueblo de Venezuela ha sabido defender la soberanía de sus decisiones frente a la guerra multifacética que el imperialismo ha desatado, desde hace largo tiempo, contra el proceso bolivariano, primero bajo el liderazgo de Hugo Chávez y, en la actualidad, bajo la Presidencia de Nicolás Maduro, depositando su confianza en reiteradas ocasiones en el nuevo proyecto político que se desarrolla en su país, que implica una línea de defensa de la soberanía nacional y de cambios a favor de la mayoría social. Y ello se produce, una y otra vez, a pesar de las maniobras de la OEA y del Grupo de Lima, jaleados por la intensa campaña falsaria y manipuladora de los principales medios de comunicación que no cesan ni un instante en su acción desestabilizadora.

La autoproclamación del lacayo Guaidó como pretendido Presidente de la República de Venezuela es una descarada manipulación sobre la cual el imperialismo pretende construir la coartada para violentar los cambios sociales y políticos que se desarrollan en Venezuela, y crear las condiciones para un golpe de estado que acabe con la democracia y las libertades en ese país. No serán las potencias imperialistas las que puedan establecer el baremo democrático en la patria de Bolívar, esas mismas potencias imperialistas que sumergen a Libia en un baño de sangre, que organizan a las fuerzas del terrorismo islámico para tratar de destruir a la República Árabe Siria, o que masacran al pueblo palestino con la acción genocida del sionismo internacional. Las mismas fuerzas imperialistas que han convertido el Mediterráneo en una fosa común donde desaparecen todos los años miles de migrantes que huyen del terror creado por esas mismas potencias en sus países de origen.

Es la profunda crisis del capitalismo internacional, que transita por un agravamiento creciente del proceso de acumulación de capitales, el origen de toda la desesperada violencia que las grandes potencias desarrollan por todo el planeta, disputándose el control de los metales, de los recursos energéticos, de los circuitos comerciales y financieros. Son esas potencias capitalistas, sumidas en una grave crisis general sistémica, las que se manifiestan dispuestas a cualquier ejercicio de violencia para tratar de salir de esa situación. Es una violencia extrema que no conoce límites, y que es capaz de llegar incluso a la destrucción de la misma Humanidad.

En esa línea de intervención injerencista al margen de cualquier respeto a la soberanía de los países, y a la misma legalidad internacional, se sitúa el gobierno del PSOE de Pedro Sánchez en nuestro país, con el beneplácito de la monarquía borbónica. (El actual presidente del gobierno actúa igual que lo hizo en su día el gobierno del PP presidido por Aznar, en el golpe de estado del año 2002 contra Hugo Chávez). La socialdemocracia, como siempre hizo en la historia, desarrolla su acción de gobierno al servicio de la dictadura del capital, mientras trata al mismo tiempo de vender su cara de un capitalismo social para tratar de amortiguar el desarrollo de la lucha de clases, desarmando las posiciones más consecuentes de la clase obrera. Esa socialdemocracia tiene una responsabilidad mayor porque, a pesar de su reiteración, sigue siendo un instrumento útil para llevar a la clase obrera a luchar bajo banderas ajenas.

También las fuerzas reformistas en nuestro país muestran una posición tibia y ambigua, demostrando su inutilidad total como organizaciones para la defensa de los intereses de la clase obrera.

El Comité Central del PCPE llama a las fuerzas obreras y populares a situarse al lado de la legalidad de la República Bolivariana de Venezuela, y de su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros. Actuando de forma combativa, llamando a las masas a confrontar con las estrategias imperialistas y a impedir que el ataque contra Venezuela pase a una fase superior de violencia, impidiendo con su movilización la intervención militar directa del imperialismo. En las luchas concretas, hoy, se están generando las condiciones para la articulación de un amplio Frente Mundial Antiimperialista que conduzca el contraataque frente a la violencia del imperialismo, y que el PCPE apoyará con todas sus fuerzas.

El ataque imperialista contra Venezuela pone de manifiesto una agudización extrema de la lucha de clases internacional, y sitúa a las fuerzas obreras y populares, y especialmente a las fuerzas revolucionarias, ante una altísima responsabilidad histórica. Hoy es necesario poner freno al ascenso del fascismo internacional, y a las expresiones más extremas de la dictadura del capital, pues si así no lo hiciéramos se abre un futuro de creciente desarrollo de las prácticas terroristas de las potencias imperialistas contra los pueblos y contra la clase obrera. Los ejércitos imperialistas, la OTAN, la CÍA, el MOSHAD, el CNI, etc., constituyen la mayor trama de terror que haya existido nunca en la historia, que se activa cada vez que el capital financiero y los grandes monopolios enfrentan dificultades para el mantenimiento de su hegemonía absoluta. Esas estructuras terroristas son las que en estas horas están orquestando las maniobras y manipulaciones más groseras para tratar de fabricar una coartada que les permita la intervención contra Venezuela, incluso la guerra directa y la invasión del país.

Este proceso de guerra imperialista contra Venezuela solo puede ser detenido mediante la intervención decidida de las fuerzas de la paz y la democracia, encabezadas por la clase obrera internacional, por las organizaciones proletarias y las fuerzas revolucionarias más consecuentes. La movilización masiva a favor del respeto a la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela, las iniciativas en cualquier tipo de instancia denunciando las maniobras imperialistas, las muestras de solidaridad de cualquier forma, constituyen hoy la respuesta más consecuente que necesita el valiente pueblo de Venezuela.

En ese sentido el Comité Central del PCPE expresa de forma concreta su apoyo a las propuestas acordadas por el Bureau Político del Partido Comunista de Venezuela, y su llamamiento a un amplio acuerdo de todas las fuerzas democráticas y nacionales para conformar un potente bloque defienda al gobierno legítimo y a los cambios desarrollados en el país.

El Comité Central del PCPE hace, especialmente, un llamamiento a la unidad de todas las fuerzas obreras y populares en España para desarrollar la más amplia movilización en apoyo de la República Bolivariana de Venezuela, y su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros. Así como al rechazo de las posiciones del gobierno del PSOE presidido por Pedro Sánchez, y de las fuerzas de la ultraderecha que aún no han denunciado el golpe fascista del General Franco, y que, sin embargo, pretenden dar lecciones de democracia a Venezuela. Doscientos años después de la independencia estas fuerzas burguesas se muestran con su verdadera careta, no solo neocolonial sino también golpista y terrorista. El capital financiero y los monopolios españoles apoyan el actual golpe de estado en Venezuela con la finalidad de mantener el saqueo y el expolio de la patria de Bolívar, como si de un botín se tratara. El fracaso histórico de su parasitario proyecto histórico ha de ser puesto de manifiesto por las luchas obreras y populares contra las políticas imperialistas.

El Comité Central del PCPE actuará con firmeza según estas líneas políticas, y llevará hasta las últimas consecuencias sus principios de internacionalismo proletario ante las acciones más agresivas que en los próximos días se puedan realizar contra Venezuela.

El Comité Central del PCPE declara en estado de alerta a toda su militancia, y a la Juventud del
Partido, que han de actuar bajo la consigna de reaccionar con la mayor rapidez ante las
exigencias que vaya planteando el desarrollo de los acontecimientos.

DEFENDAMOS AL GOBIERNO LEGÍTIMO DE VENEZUELA
ABAJO EL GOLPE DE ESTADO, ABAJO EL IMPERIALISMO

Visto 797 veces