Nuestro homenaje al soldado soviético es expresión de la altura moral de la ética revolucionaria del PCPE

 

 

Comprometida nuestra presencia en Berlín para rendir sincero homenaje al Pueblo Soviético y al Ejército Rojo en el 72 Aniversario de la derrota del nazi-fascismo, los camaradas Gerhard Brückner y Julio Díaz honraron en el Monumento al Soldado Soviético de la capital alemana a los más de 20 millones de muertos en la Gran Guerra Patriótica.

Una victoria del pueblo soviético que liderada por su vanguardia política, el Partido Comunista de la Unión Soviética, y capitaneada por el camarada Stalin, se constituyó en la mayor gesta jamás librada por los pueblos del mundo. Una hazaña que no solo frenó al fascismo sino que, sentando los cimientos para el inicio de la liberación política, económica y social de la clase obrera y el campesinado de la mayor parte de los pueblos de Europa Oriental, dio impulso definitivo al mayor periodo de conquista de derechos de la clase obrera europea y a la descolonización de la mayor parte de los pueblos de Asia, África y Oceanía.

Victoria del pueblo soviético y de todo el movimiento comunista internacional que por su ejemplo de lucha, coherencia y liderazgo social lucía como faro inequívoco de la Humanidad progresista. Un Movimiento Comunista Internacional que liderado por el PCUS, marcó con el actuar sincero y fraternal de su práctica internacionalista, el camino a millones de luchadores y luchadoras que se unieron a los partidos comunistas durante estos años.

Esa es la ética revolucionaria que para sí y para el conjunto del MCI reivindica el PCPE. La verdad como referencia inequívoca de quienes luchamos por destruir hasta sus cimientos al capitalismo, nos constituye como referencia de Revolución y nos aleja de la mentira, la intromisión y bajeza moral de quienes atacan a la clase obrera atacando al Partido Comunista.

Una lección que desconocen los que usurpando la legitimidad del PCPE denigraron el acto de Homenaje convocado por la Iniciativa y al que los camaradas Gerhard y Julio acudieron para declinar su asistencia por respeto a las víctimas del fascismo y a la dignidad de toda la militancia del PCPE.