27 de Octubre 2020

Resoluciones del XI congreso del PCPE

Escrito por  Congreso del PCPE
Valora este artículo
(0 votos)

RESOLUCIÓN DE SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA DEL XI CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPE)

El XI CONGRESO del PCPE, celebrado en medio del confinamiento y limitaciones que los delegados y delegadas han sabido superar con eficacia durante su celebración durante los días 2-3-4-10 y 11 de octubre, proclama la siguiente RESOLUCIÓN:

CONDENAR a los gobiernos que defienden los intereses de los monopolios y el gran capital, por ser objetivamente los causantes de la mayor parte de más de un millón de personas que han muerto hasta el momento por la Covid-19.

DENUNCIAR la hipocresía y el cinismo de estos gobiernos que están permitiendo el contagio de las y los trabajadores y resto de las capas populares que en estos momentos ya suponen más de 37 millones de personas en todo el mundo.

Contrariamente, SALUDAR principalmente a los gobiernos de Cuba,Venezuela, la República Popular Democrática de Corea, Vietnam, China (entre otros) que, aplicando métodos científicos y humanos, tratan de preservar la vida por encima de cualquier otro elemento.

Por ello, ACUSAR al sistema capitalista por provocar y/o consentir la mortalidad que pesa sobre la población mundial.

DECLARAR que, sobre la aprobación de sus Tesis del XI Congreso, el PCPE se compromete públicamente a emplear todos los esfuerzos y capacidades por derrotar al imperialismo y sus cómplices y aliados.

PRONUNCIARSE por una política de alianzas que agrupe a las mayorías populares, para cambiar la correlación de fuerzas y garantizar la victoria sobre la reacción, la injusticia y la crueldad que representa el imperialismo.

IMPUTAR a la guerra imperialista los crímenes, agresiones, saqueos y destrucciones que están padeciendo los pueblos que no se someten a sus espurios intereses.

DELATAR que el Bloqueo, las sanciones unilaterales, las amenazas, entre otras, son realmente armas de guerra, cuyas víctimas son los pueblos.

RESALTAR el valor de todos los pueblos del mundo que se enfrentan al imperialismo, con mención destacada a Palestina y la República Árabe Saharaui Democrática, privadas hasta el momento de la aplicación de las resoluciones internacionales favorables a sus causas. En este apartado, también esta resolución denuncia la situación del pueblo boricua de Puerto Rico que lucha por su independencia en las propias entrañas del monstruo, así como la ocupación turca de una parte del territorio chipriota.

CONSIDERAR que la SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA es la base sobre la que se construye un mundo realmente justo.

Sobre esta base, APOSTAR por la organización de un “Frente Mundial Antiimperialista” que agrupe a las fuerzas populares y desarrolle, primero la resistencia y después el ataque al imperialismo “Hasta la victoria siempre”

 

Resolución del XI Congreso del PCPE ante el 75 aniversario de la FSM

Los 75 años de historia de la Federación Sindical Mundial (FSM) alcanzados el 3 de octubre de este año han estado marcados por la defensa del sindicalismo de clase y combativo, por la organización unitaria mundial de los trabajadores y de las trabajadoras en la defensa de sus derechos y reivindicaciones, frente al sistema capitalista y confrontando con el sindicalismo pactista entregado a los intereses de la burguesía y el capital.

A lo largo de su historia la FSM ha pasado por diversas dificultades ocasionadas por los ataques de los sindicatos entreguistas y del pacto social agrupados en otras organizaciones que ha sabido superar, avanzando hasta alcanzar actualmente más de 110 millones de miembros en cerca de 130 países del mundo, entre ellos España, donde se progresa con firmeza en la línea de la unidad de acción de todas las organizaciones adheridas y afines.

La FSM y sus posicionamientos se han visto reforzados a lo largo de estos años y más en la situación actual, en la que el capitalismo solo es capaz de ofrecer a clase trabajadora y a las capas populares explotación, miseria, acumulación de riqueza en manos del capital, pandemias, represión y destrucción del planeta.

La FSM, desde sus comienzos, ha luchado por el derrocamiento del sistema capitalista y por la emancipación de la clase trabajadora, objetivos que suscribe el PCPE, haciendo de la FSM su referente sindical a nivel mundial.

Desde el XI Congreso del PCPE saludamos a la FSM en la celebración de su 75 aniversario y ratifica su apoyo en la consolidación del proyecto sindical de clase que representa.

¡Viva la lucha de la clase obrera!

¡Viva la Federación Sindical Mundial!

 

Resolución del XI Congreso del PCPE por el derecho a la libre autodeterminación del pueblo saharaui y por el fin de la ocupación marroquí del territorio de la República Árabe Saharaui Democrática.

El XI Congreso del PCPE, aprueba la siguiente Resolución sobre la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

1.      El XI Congreso del PCPE apoya la justa lucha del heroico pueblo saharaui por su derecho a constituir un Estado independiente en el territorio del Sáhara Occidental. Ejerciendo para ello el derecho a la libre autodeterminación, reconocido en la Agenda de descolonización de las Naciones Unidas.

2.      El XI Congreso del PCPE denuncia la ilegítima ocupación marroquí del territorio del Sáhara Occidental, los crímenes y las torturas de sus fuerzas de policía contra la población saharaui en los territorios ocupados, así como las condenas a prisión que dictan sus tribunales de forma arbitraria, ilegal e ilegítima. El PCPE exige también el retorno de los desaparecidos/as, la clarificación de estos hechos y el castigo a sus responsables.

3.      El XI Congreso del PCPE denuncia la actuación del gobierno de España, formado por PSOE y UP, que en este tema continúa con la misma línea política de los gobiernos anteriores, como fiel aliado de la monarquía marroquí, al lado de Felipe VI de Borbón. Este gobierno no denuncia las persecuciones de las fuerzas de ocupación marroquíes contra la población saharaui, calla ante sus crímenes y apoya la usurpación de los recursos naturales que son propiedad del pueblo saharaui, tanto los fosfatos como la pesca, apoyando los ilegítimos acuerdos pesqueros de la UE con la dictadura marroquí, y enviando la flota pesquera española a participar en ese expolio.

4.      El Gobierno de PSOE-UP calla cuando las mujeres saharauis son un blanco particular de abusos por parte de la policía y los servicios secretos marroquíes que las golpean, las agreden sexualmente, rodean sus casas y las someten a campañas de desprestigio y difamación. Además, los periodistas saharauis han sido objeto de arrestos arbitrarios, hostigamiento judicial y encarcelamiento por cargos falsos.

5.      El XI Congreso del PCPE exige que las Naciones Unidas intervengan para tomar medidas inmediatas y efectivas para proteger al pueblo del Sáhara Occidental, y en particular a los que se encuentran bajo ocupación militar marroquí, a quienes se les niega la oportunidad de ejercer sus derechos legítimos para organizarse pacíficamente, congregarse, protestar, expresar sus opiniones y documentar e informar sobre las violaciones, y quienes son objeto de una plétora de violaciones de derechos humanos por parte de Marruecos como castigo por sus actividades pacíficas. Y también exigimos que se garantice el derecho de asilo político a cualquier saharaui que se encuentre en nuestro territorio, y que se acabe definitivamente la política de expulsión y entrega a Marruecos, como viene haciendo hasta ahora.

6.      El XI Congreso del PCPE exige del Gobierno de España que de forma inmediata asuma sus responsabilidades como potencia administradora del territorio del Sáhara Occidental, que intervenga para garantizar los derechos del pueblo saharaui, poniendo fin a la política de sumisión a los intereses de la dictadura marroquí, que retire los barcos de la flota pesquera de este país de las aguas del banco pesquero sahariano, y que intervenga en su política internacional como un activo promotor del derecho del pueblo saharaui a la libre autodeterminación. Ese gobierno, mientras no cambie su línea política en esta cuestión, será responsable de los crímenes cometidos contra el pueblo saharaui por las fuerzas de ocupación marroquí.

7.      El XI Congreso del PCPE exige que el Gobierno de PSOE-UP denuncie el ilegítimo acuerdo de la dictadura marroquí por el que se apropia de las aguas territoriales saharauis, e invade también las aguas territoriales de las Islas Canarias.

8.      El XI Congreso del PCPE expresa, y ratifica una vez más, su solidaridad internacionalista con la justa lucha del pueblo saharaui, y le ofrece a su legítimo representante, el Frente POLISARIO, toda su colaboración en la lucha hasta la consecución de la victoria. 

¡Fin a la ocupación marroquí!

¡Por la celebración de un referéndum de autodeterminación!

¡Viva Sáhara libre!

¡Viva el frente polisario!

 

Resolución del XI congreso del PCPE sobre los Presos Políticos

Desde el XI Congreso del PCPE, queremos denunciar la represión política ejercida por el Estado español contra aquellos que luchan por los derechos y libertades de las clases populares y contra la dictadura del capital.

España ejerce la represión sistemática a todos aquellos que luchan contra el fascismo y contra la violencia del régimen opresor hacia la clase obrera, amparándose en un sistema judicial cuyos altos tribunales están formados por magistrados abiertamente fascistas, que aseguran el cumplimiento de las leyes represivas con un marcado componente ideológico. La no depuración del aparato estatal durante la llamada “Transición”, especialmente cuerpos policiales y judicatura, ha dejado intacto gran parte del entramado y las prácticas propias del fascismo en España.

Esto supone la pervivencia de la impunidad ante los abusos y torturas que sufren las personas presas, que incluye una doble vara de medir en el trato en las prisiones: mientras a presos afines al régimen se les proporcionan todo tipo de prerrogativas (celdas privadas y otros lujos materiales, el cumplimiento de la condena en el propio domicilio, la concesión del tercer grado o libertad condicional sin haber cumplido los requisitos, indultos, etc.), los presos antifascistas son sometidos al régimen FIES, a través del cual se les niega, entre otros derechos básicos, la asistencia médica, que conlleva desde la desatención sanitaria hasta la negación o retraso en la administración de medicamentos, lo que provoca en muchos casos el agravamiento de la enfermedad e incluso la muerte del preso. Además, mediante este régimen se legitima la coacción para la renuncia de los principios ideológicos, como una demostración más del carácter clasista del Estado y de su política de exterminio.

La dureza de las leyes contra quienes luchan contrasta con el guante de seda con el que son tratadas las personas más ricas y poderosas, y los políticos a su servicio, cuando se ven encausados por casos de corrupción, desfalcos, etc. Pocas de estas personas acaban en prisión, y quienes la pisan lo hacen normalmente por poco tiempo y en condiciones muy ventajosas.

La tan cacareada “libertad de expresión” es vapuleada cuando quienes la ejercen critican los pilares del sistema. No podemos tolerar que haya personas que sean perseguidos por denunciar las atrocidades del régimen español en sus canciones, llegando a tener que optar entre el exilio o la prisión. Personas que se dedican al humor, la música u otras expresiones artísticas han sufrido en mayor o menor medida la represión, mientras se mantiene la impunidad de aquellos a quienes critican con su arte.

Además, denunciamos la creación y aplicación de leyes abiertamente represivas contra la libertad de las ideas políticas, como las leyes antiterroristas que han ido reformando el Código Penal, así como la última LO 4/2015 o Ley de Seguridad Ciudadana, que ha tenido como consecuencia directa la persecución y represión de compañeros de lucha. Otros muchos están a la espera de juicios en los que se solicita un ingente número de años de prisión y multas muy altas. Hablamos de un código penal que mantiene, entre otros elementos escandalosos, el delito de blasfemia (llamado eufemísticamente “delito contra los sentimientos religiosos”), que se ha utilizado como ariete contra el movimiento feminista o artistas incómodos. Exigimos al actual Gobierno, autodenominado “progresista”, que cumpla inmediatamente su promesa electoral de derogar las “leyes mordaza”, y animamos al pueblo trabajador a luchar por la derogación del conjunto de normativas que amparan la represión política e ideológica.

Tampoco podemos permitir que, debido a su militancia comunista, el Estado español mantenga encarcelado al dirigente de un partido político ilegalizado como una de las primeras consecuencias de la aprobación de la LO 6/2002 o Ley de Partidos, y que no sea puesto en libertad a pesar de su enfermedad y de llevar cumplida prácticamente la totalidad de su condena.

En las cárceles españolas hay más de trescientas presas y presos políticos constatados, que incluyen dirigentes políticos independentistas, miembros de organizaciones independentistas, anarquistas, comunistas, etc.

Desde el PCPE exigimos:

- La libertad y amnistía de todas las presas y presos políticos.

- El fin de la dispersión que afecta al conjunto de presas y presos políticos.

- Derogación de las leyes antiterroristas, la Ley de Partidos y la Ley de Seguridad Ciudadana.

- El cese de la persecución y represión política contra aquellos que luchan o ejercen su libertad de expresión.

- El fin del régimen FIES y de cualquier tipo de sistema de torturas en las cárceles españolas.

- El fin de la impunidad en los casos de torturas y abusos.

¡Por la amnistía total!

¡Por una justicia por y para el pueblo!

¡Ni un preso político más en el estado español!

 

 

 

Resolución del XI Congreso en solidaridad con los jóvenes de Altsasu.

Euskal Herriko Partidu Komunista (EHPK) dirige al  XI Congreso del Partido Comunista de los Pueblos de España la siguiente resolución:

Reiteramos nuestra más firme solidaridad y apoyo al grupo de 8 jóvenes de Altsasu condenados en juicio-farsa, a sus familiares y amistades, así como a quienes se han movilizado colectivamente contra esta represión.

Exigimos la absolución total e inmediata de todos y todas ellas, con la puesta en libertad de los dos compañeros –Jon Ander y Julen– que siguen encerrados en la cárcel durante ya más de 1400 días; y el fin del 3er grado de Adur, Jokin y Oihan (sujetos a control telemático).

Denunciamos este flagrante caso de represión por parte del estado monárquico-burgués en general, y de sus aparatos más reaccionarios y fascistas en particular, contra la juventud obrera y contra los pueblos del estado.

La Guardia Civil, uno de los cuerpos represivos del estado burgués español con mayor historial de torturas y con más presencia de elementos fascistas y nacional-católicos (aunque este rasgo sea común a todos los cuerpos represivos y judiciales de la España borbónica, los cuales jamás fueron purgados), aprovechó una anecdótica trifulca de bar para desatar una brutal represalia contra la juventud con conciencia de clase, contra el pueblo de Euskal Herria y los demás pueblos del estado.

La dictadura del capital que hoy sufrimos trata de guardar un mínimo aspecto de “democracia” (burguesa); pero fracasa estrepitosamente, y de forma visible para cada vez sectores más amplios de la clase obrera y el pueblo trabajador. La supuesta neutralidad del aparato judicial y la tan cacareada separación de poderes son una farsa total: el burdo montaje en torno a Altsasu salió adelante en un tribunal presidido por una jueza con vínculos muy estrechos con la Guardia Civil.

El estado burgués ha buscado un duro castigo para los jóvenes y la joven de Altsasu, a modo de ejemplarizante para amenazar y desmovilizar cualquier tipo de contestación; en un contexto en el que la agudización de las contradicciones capitalistas y de las desigualdades sociales hacen prever peores condiciones de vida para la clase obrera y los sectores populares. Sólo la movilización popular logró presionar para la reducción de las condenas, y sólo la movilización del pueblo organizado logrará plantar cara a la represión que ejerce el capitalismo contra quienes explota y oprime.

¡Libertad para los jóvenes de Altsasu!

¡No más represión!

 

Resolución del XI Congreso en solidaridad con “los jóvenes de las vías”.

Desde el XI Congreso del PCPE realizamos la siguiente resolución en solidaridad con los tres jóvenes de Murcia llamados “los jóvenes de las vías”:

El 3 de octubre de 2017 se produjo la noche que la sociedad murciana conoce como “la caída del muro” que fue la noche en la que miles de personas salieron a la calle a protestar contra el muro que se había construido para las obras del AVE, un muro que separaba a los barrios del sur de la vía, los más pobres del núcleo urbano.

Ante el hastío producido por la falta de respuesta de la administración central y regional que no dejaban de echarse la culpa entre sí siendo del mismo partido, cientos de las personas asistentes se dispusieron a derribar el muro con sus propias manos y las pocas herramientas de las que pudieron disponer de la propia obra. También fue posible porque en ese momento los antidisturbios de todo el Estado español estaban en Catalunya ocupados con la represión del referéndum del 1 de octubre.

Tras esto, el sistema puso en marcha su operativo represor mandando a la Policía Nacional a detener a algunos de los jóvenes más representativos del movimiento, utilizando pruebas falsas y que todavía hoy son encausados y se les pide ocho años de prisión a cada uno, así como sanciones económicas.

Es la misma represión que se ejerce hacia los jóvenes de Alsasua, hacia quienes rodearon el Congreso de los Diputados y hacia quienes hicieron huelga en Airbus, una represión destinada a amedrentar a los movimientos sociales y políticos que luchan por un mundo más justo.

Mención aparte merece la cobarde actuación de la Plataforma Pro-Soterramiento que, en vez de defender la verdad y la inocencia de estos jóvenes, se apresuró a desmarcarse de ellos y lavarse las manos, más preocupados por caer bien a las instituciones. Tras la ascensión del gobierno socialdemócrata en 2018, se apresuraron a pactar con ellos y desmovilizar para que se pudiera volver a construir el muro, esta vez también para soterrar. Sin embargo, las obras no dejan de alargarse como ya vaticinó la organización local del PCPE y la visión del muro contra el que se luchó parece que se va a sufrir durante muchos años más.

¡Amnistía total!

¡Basta de represión!

 

 

 

Resolución sobre la situación de los migrantes en el Estado Español

Desde el XI Congreso del PCPE condenamos de forma expresa y rotunda la política que sobre inmigración y el tratamiento de personas migrantes está llevando a cabo el Gobierno de España. Esta política se caracteriza por despreciar los derechos humanos de estas personas, por la instrumentalización de estas políticas para provocar y profundizar en la precarización laboral y social de este conjunto de personas, a la vez que se desarrolla una ofensiva ideológica para señalar y enfocar al sector de trabajadores migrantes como un colectivo peligroso y nocivo sanitariamente.

La situación de emergencia que vivimos está siendo aprovechada por el capitalismo y sus estados para devastar las condiciones de vida de miles de personas trabajadoras, muchas de ellas migrantes en situación administrativa irregular.  El impacto socioeconómico de la crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la fragilidad del sistema capitalista que no llega a atender las necesidades particulares de las personas que viven en las situaciones más duras, de mayor riesgo y vulnerabilidad. 

Nos enfrentamos a una situación muy compleja. El impacto del cierre de actividades económicas afecta de forma particularmente negativa a las personas trabajadoras con bajos salarios, las que se encuentran en sectores de menor cualificación profesional, las que cuentan con trabajos precarios o temporales y no tienen acceso a las prestaciones por desempleo, por enfermedad o caída de ingresos.

Ante la falta de protección anterior de los derechos laborales, muchas familias trabajadoras se han quedado sin trabajo y sin ningún ingreso. La situación económica y social que aparecerá después de la crisis sanitaria va a provocar que miles de personas queden en situación administrativa irregular al no poder acceder a puestos de trabajo y no cumplir los requisitos para el arraigo laboral o familiar. En este sentido, se prevé un aumento de personas en situación administrativa de irregularidad sobrevenida que no podrán renovar sus permisos de residencia y trabajo y que no tendrán acceso a las prestaciones sociales. 

Los efectos devastadores de las políticas, intervenciones y guerras imperialistas en el continente africano y en Oriente medio, ha provocado la miseria generalizada y la pobreza extrema en las sociedades africanas y orientales, con lo que muchas personas no tienen otra opción que arriesgar sus vidas y patrimonios para desplazarse al continente europeo a fin de poder garantizar unas condiciones básicas de existencia que el imperialismo le niega en sus países de origen. A esta situación la Unión Europea responde con la creación de una muralla de medidas policiales y militares para impedir la circulación de personas migrantes y con el pago de miles de millones de euros a sus regímenes afines para que repriman la inmigración que necesita circular por sus países. Una vez en los países europeos estos condenan a estas personas a ser concentradas en lugares que carecen de las mínimas condiciones sanitarias y humanitarias, y son sometidas a medidas como las llamadas “devoluciones en caliente”, separar familias y hacinar en los CIE que se convierten en auténticas cárceles para migrantes. El PCPE condena las medidas tomadas por la Unión Europea y respaldadas por el Gobierno del PSOE-UNIDAS PODEMOS, y exigimos que las personas migrantes: no deben ser obligadas a regresar a su país de origen o a un país en el que corren el riesgo de sufrir abusos, de ser objeto de esclavitud o de trata de personas; deben ser reasentadas cuando se hallen en una situación vulnerable; no deben ser discriminadas; deben ver respetado su derecho de acceso al trabajo, a tener un alojamiento y a recibir una educación; deben poder circular libremente y mantener sus documentos de identidad y viaje propios.

Exigimos el cierre inmediato de los CIE.

El cese de las llamadas “devoluciones en caliente”.

Atención sanitaria de la población migrantes para la prevención del Covid-19 y otras enfermedades.

El cese de la política migratoria de la Unión Europea, cierre de los campos de concentración de inmigrantes y fin del negocio del pago a países limítrofes de la Unión Europea para contener la inmigración.

Entendemos que sólo desde una posición internacionalista se puede poner las bases para que en la lucha por los derechos sociales los trabajadores migrantes sean parte efectiva de la clase obrera en los países europeos y como una única clase, aniquilar las bases sociales, política y económica del capitalismo en la lucha por la revolución socialista.

¡Por el cierre de los CIE!

¡Por el cese de las devoluciones en caliente!

¡Todo para la clase obrera!

 

 

Resolución del XI Congreso sobre el Estado del Mar Menor.

Desde el XI Congreso del PCPE realizamos la siguiente resolución por la situación ecológica del Mar Menor de la Región de Murcia.

Hace ya un año del desastre ecológico provocado por la DANA de 2019 que tuvo como consecuencia la muerte de miles de ejemplares de peces y otras especies como caballitos de mar y otras autóctonas que solo se encuentran en la albufera del Mar Menor. Las lluvias torrenciales arrastraron a la laguna una gran cantidad de agua dulce y fango contaminado con desechos de construcciones y pesticidas.

Este suceso no fue un accidente, sino que es producto de la explotación intensiva que el capital dedicado principalmente a la construcción, al latifundio agrícola y la producción química ha ejercido sobre el acuífero durante años, con la connivencia de las administraciones públicas dirigidas por la derecha que representan el Partido Popular, Ciudadanos y la extrema derecha actualmente con Vox en el gobierno regional.

Los vertidos, la contaminación de la tierra y deforestación que de modo continuado se han producido con total impunidad, hacen que sea imposible encontrar una masa de árboles en kilómetros capaz de retener los corrimientos de tierra, efecto que ahora se suma a los anteriores.

Era previsible que los representantes del capital en las instituciones, no iban a aportar solución alguna, todo lo contrario; la finalidad es mantener o aumentar el mismo sistema de explotación asegurando la impunidad y por ello han aprovechado el coronavirus para aprobar normas que aumentan el límite de vertidos legales, para legalizar construcciones ilegales, o suspender el juicio contra una veintena de personas físicas y jurídicas que deben ser juzgadas por haber contribuido a la contaminación que sufre el ecosistema del Mar Menor con los vertidos que se habrían producido desde sus grandes explotaciones agrarias. En definitiva, intentando asegurar el mantenimiento de este tipo de terrorismo ambiental. 

Sólo la movilización y organización popular que abogue por otro sistema productivo que no genere daños al medio y los recursos naturales, podrá poner fin a la red clientelar de constructores y terratenientes que sostiene el crimen ecológico en Murcia con los parabienes del Gobierno Regional y sus socios en la Asamblea. 

¡Por el fin del delito ecológico contra el Mar Menor!

 

A 11 de octubre de 2020.

XI Congreso del PCPE

 

 

 

Visto 146 veces Modificado por última vez en 28 de Octubre 2020