RESOLUCIÓN DEL PCPE ANTE EL CONFLICTO EN IBERIA

Ante las jornadas de Huelga que los trabajadores y las trabajadoras de Iberia están llevando a cabo, desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) manifestamos lo siguiente:

1º: El gobierno del estado español renunció en su día a mantener una línea aérea de titularidad pública, asumiendo que debían ser los operadores privados los que regulasen el mercado aeronáutico.  Si a esta apuesta privatizadora que los distintos gobiernos y coaliciones mantuvieron desde la transición le añadimos las diferentes contrarreformas laborales y demás legislación que se ha implementado contra el conjunto del pueblo trabajador y que ha supuesto una pérdida de derechos salariales y laborales, el conflicto estaba servido antes o después.

2º: Desde el PCPE ya anunciábamos que el acuerdo que permitió la desconvocatoria de la huelga el pasado mes de diciembre no iba a suponer nada positivo para el conjunto de la plantilla de Iberia. La fusión que en su día se hizo entre Iberia y  British Airways supuso una mera absorción de Iberia, cuyo objetivo era la concentración del negocio aeronáutico en un número cada vez menor de compañías, operación que ha contado con el beneplácito tanto de los gobiernos del PSOE como del PP.

3º: La fusión/absorción de Iberia con British Airways era la crónica de una muerte anunciada para la primera. Este proceso ha quedado claro a través de las distintas maniobras que se han producido: primero, con la creación de una línea aérea de low cost, Iberia Express.   Luego, con el anuncio de un ERE que afecta a más de 3800 trabajadores y trabajadoras,  con el objetivo de desmantelar la empresa aprovechándose de las distintas contrarreformas laborales. Se ha llegado a una situación en la que, por ejemplo, hoy un billete a EEUU cuesta cuatro veces más en Iberia que en British Airways, en el mismo avión.

4º: La liquidación de Iberia y de las condiciones de trabajo del conjunto de la plantilla es un objetivo indisimulado por parte de la dirección de British Airways, cuyo Director General ya advirtió a las organizaciones sindicales que su intención de liquidar derechos laborales era un objetivo irrenunciable, bajo la amenaza explícita de liquidar la compañía si no se implementaban todas las medidas de carácter antiobrero que amenazan a los trabajadores y las trabajadoras.

5º: Como estamos viendo, la plantilla de Iberia nada puede esperar y confiar del resultado del laudo arbitral asumido por la dirección de Iberia de las organizaciones sindicales, en primer lugar porque British Airways en ningún caso está obligada a cumplir con el resultado de dicho arbitrio, y no lo hará si no satisface los intereses de la dirección de la compañía británica, centrados en la reducción de plantilla y la pérdida de derechos salariales, y en segundo lugar porque en el contexto de actual crisis estructural del sistema capitalista, comprobamos nuevamente cómo los intereses de la patronal y de la clase trabajadora resultan radicalmente incompatibles.

6º: Por todo esto, desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) manifestamos nuestra solidaridad y respaldo a la lucha que están desarrollando el conjunto de los trabajadores y las trabajadoras de Iberia. Les hacemos un llamamiento a la defensa radical de sus intereses de clase, y a no cejar en sus movilizaciones y convocatorias de huelga hasta alcanzar sus objetivos y reivindicaciones. Igualmente, llamamos al conjunto de nuestro pueblo a manifestar su solidaridad y apoyo activo a la lucha de la plantilla de Iberia, a defender los puestos de trabajo y a reclamar la devolución al patrimonio público de esta empresa estratégica.

Los y las comunistas del PCPE afirmamos que defender la lucha de la plantilla de Iberia supone la defensa de otros miles de puestos de trabajo de empresas auxiliares, así como del mantenimiento de las condiciones de trabajo y de vida de poblaciones enteras cuya subsistencia depende del mantenimiento y la viabilidad de una empresa ahora amenazada por la operación de desmantelamiento puesta en marcha por las direcciones de Iberia y British Airways, con el consentimiento de los distintos gobierno estatal y de la Unión Europea.

7º: Desde el PCPE manifestamos que la lucha de los trabajadores y trabajadoras de Iberia, así como la lucha del conjunto de la clase trabajadora y los sectores populares contra las consecuencias de la actual crisis capitalista, debe estar orientada a la superación de un sistema que ya nada positivo tiene que ofrecernos. La situación de Iberia es un reflejo de hasta dónde está dispuesta a llegar una minoría explotadora, que no duda en implementar despidos o la liquidación de un patrimonio que en su día fue de titularidad pública con el fin de mantener a toda costa sus beneficios.

Por tanto, sólo la lucha por derrumbar el actual sistema, incluyendo el combate frontal de cualquier discurso y prácticas que tratan de inocular entre la mayoría de nuestro pueblo la supuesta posibilidad de conciliar los intereses de la mayoría obrera y popular con los de una minoría explotadora, es lo que nos garantizará definitivamente un futuro donde el bienestar y el desarrollo individual y colectivo sean una realidad. La lucha es, en definitiva, por el Socialismo y el Comunismo.