Ante la convocatoria de huelga en el sector educativo el próximo 9 de mayo

Denunciamos que la estrategia de los sucesivos gobiernos españoles ha ido encaminada a aplicar las políticas emanadas de los organismos de la Unión Europea, tendentes a mercantilizar el sistema educativo entodas sus fases 

El Comité Ejecutivo del PCPE quiere manifestar el total apoyo a esta movilización y su compromiso militante para hacer de esta convocatoria un éxito en la lucha de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país.

 

Como hemos señalado en ocasiones anteriores, en convocatorias de Huelgas Generales o sectoriales que se han venido realizando, la huelga es la herramienta que la clase obrera tiene para demostrar su fuerza, demostrando que, sin su trabajo, no se mueve ni un solo engranaje, bien en la producción, bien en los servicios. En el caso del sector educativo, la huelga es además una herramienta para demostrar, por parte de toda la clase obrera y el pueblo trabajador en su conjunto, que nos oponemos firmemente a los ataques de los gobiernos de la oligarquía contra los servicios públicos, condenados a la privatización y mercantilización con el principal objetivo de mantener y ampliar los beneficios económicos de distintos grupos empresariales, así como de condenar a la juventud obrera y de extracción popular a la única opción de ser mano de obra barata, y a las familias trabajadoras a tener que endeudarse para poder dar una educación básica a sus hijos e hijas.

Nos oponemos a la ley que está promoviendo el gobierno del PP (LOMCE) porque pretende poner a la educación pública al servicio de la patronal: priorizando a la enseñanza privada-concertada en la asignación de dinero público, ampliando los criterios de gestión privada de los centros públicos, profundizando en la competitividad entre centros educativos, estableciendo más dificultades para los estudiantes con menores recursos o que no encajen en los niveles de “excelencia” impuestos por instituciones burguesas, empeorando las condiciones laborales de profesorado y personal de servicios, y un largo etcétera.

 

Denunciamos que la estrategia de los sucesivos gobiernos españoles ha ido encaminada a aplicar las políticas emanadas de los organismos de la Unión Europea, tendentes a mercantilizar el sistema educativo en todas sus fases, entre las cuales la LOMCE es una pieza más que se añade a anteriores reformas educativas que incidían en la mismatendencia. El PCPE no lucha por volver a modelos educativos anteriores, por recuperar la LOE o la LOGSE, sino por un sistema educativo ajeno a la lógica mercantil y capitalista.

En este momento de ataques constantes a la clase obrera y al pueblo trabajador, el PCPE defiende el sector público y, por tanto, la educación pública. Somos conscientes de que el actual sistema educativo tiene carencias y no es el que necesita la clase obrera y nuestro pueblo, pero no podemos ceder ni un milímetro más ante el feroz ataque de la oligarquía contra nuestros derechos como trabajadores. 

Para el PCPE, la lucha del sector educativo debe estar intrínsecamente ligada a las luchas de los trabajadores del resto de sectores, públicos y privados, para paralizar la agresión generalizada que estamos sufriendo e iniciar la senda del contraataque, organizando la respuesta popular que reivindique no sólo la recuperación de todos los derechos arrebatados en los últimos períodos, sino la exigencia de que la clase obrera, como clase fundamental de la sociedad, lo quiere todo, no sólo las migajas, aunando esfuerzos hacia una nueva Huelga General que haga valer la fuerza de la unidad de la clase obrera, sin la que no se mueve un solo engranaje en el sistema capitalista. 

El PCPE defiende una educación al servicio de nuestro pueblo, de la clase obrera y sectores populares y eso, por mucho que nos digan, sólo es posible en el Socialismo, sin el dominio de los monopolios ni de la oligarquía que únicamente se preocupa por el beneficio económico. La educación socialista será radicalmente opuesta a la del capitalismo; será un derecho básico universal inalienable, gratuito y de calidad, controlado democráticamente por el pueblo y la clase obrera. Esta concepción es la que guía nuestra lucha en todo momento.

 

¡Por una educación al servicio de la clase obrera y el pueblo trabajador!

 ¡Viva la lucha de la clase obrera! ¡Hacia una nueva huelga general!