Ante la denegación de visado de entrada a la compañera Malik Shakeela, sindicalista pakistaní invitada a España por nuestro Partido.

La presente nota se emite con el objetivo de denunciar la arbitraria política de extranjería del Gobierno de España, que impide la presencia en nuestro país de la compañera Malik Shakeela, sindicalista pakistaní invitada por nuestro Partido a participar en diversos actos en el marco del 1º de Mayo.

Entre los días 27 de abril y 3 de mayo, esta compañera había sido invitada por el PCPE para participar en actos de contenido sindical, político e institucional en las ciudades de Madrid, Barcelona, Alicante y Málaga, dado su profundo conocimiento de la realidad laboral de millones de mujeres trabajadoras y, específicamente, sobre problemáticas de acoso y discriminación laboral,  no sólo en Pakistán.

La compañera Malik Shakeela, presidenta de la sección de mujeres de la confederación sindical Federación Nacional de Sindicatos de Pakistán (PNFTU, siglas en inglés), vinculada a la Federación Sindicla Mundial, ha participado con anterioridad en seminarios sobre la lucha de las mujeres trabajadoras en Grecia y Chipre, pero en esta ocasión se le impide por la vía burocrática la entrada en nuestro país, mediante la denegación del visado por parte de la embajada española en Islamabad; todo ello a pesar de cumplirse en tiempo y forma todas las exigencias de la legislación española para estos casos.

Nos encontramos ante una situación que, a pesar de su gravedad, lamentablemente no es novedosa. Son cientos los casos de compañeros y compañeras de organizaciones obreras y populares de países africanos, asiáticos y latinoamericanos que ven impedida su participación en actividades en España, siempre a causa de la denegación del visado de entrada.

Se trata de una actitud lamentable por parte de las autoridades españolas, que en la práctica silencian, aduciendo pretextos burocráticos, la voz de quienes pueden, de primera mano, ofrecer información veraz sobre la situación de las mayorías trabajadoras en otros países, sobre la sobre-explotación a la que se ven sometidas amplias secciones de la clase obrera de sus países y sobre la persecución contra los representantes de las organizaciones obreras y populares.

Durante su estancia en España, la compañera Shakeela iba a participar en actividades sindicales, en actividades institucionales y en encuentros con representantes políticos y sociales de diversas ciudades de nuestro país, y son las autoridades españolas las que lo han impedido.

En estos momentos, no podemos más que vincular esta situación con la tragedia que están viviendo los miles de refugiados y refugiadas en las costas griegas y turcas, atrapados por una política migratoria de la Unión Europea y sus aliados que considera a las personas refugiadas como mera mercancía, ignorando que la causa de su desplazamiento forzoso está en el carácter depredador, injerencista e imperalista de la Unión Europea y de los gobiernos de los países que la conforman.

Denunciamos la política migratoria de la Unión Europea y la infame y arbitraria política de visados que culpabiliza a las personas por su país de origen.

Reafirmamos nuestro compromiso internacionalista y la solidaridad con la clase obrera y los pueblos en lucha del mundo entero.

Madrid, 27 de abril de 2016
Área Internacional
PCPE