Boletín internacional del Partido Comunista, Turquía No6



El intento de golpe de estado y la disputa continua después del intento no fue sólo la preocupación de Turquía, sino de los trabajadores y de los partidos comunistas de todo el mundo. Sin duda, el curso de los acontecimientos debe considerarse en relación con la lucha de clases en Turquía, pero al mismo tiempo ese mismo intento de golpe también se refirió a la lucha de clases en todo el mundo, lo que indica la rivalidad implacable y debilidades dentro del orden imperialista.

Con el fin de compartir con el movimiento comunista internacional, el departamento de Relaciones Internacionales del Partido Comunista, Turquía ha preparado un análisis que consiste en 10 preguntas críticas sobre el reciente intento de golpe y sus consecuencias en Turquía.

Los siguientes boletines Internacionales del Partido Comunista, Turquía cubrirán las respuestas de estas preguntas en pares.
La lista de las preguntas es la siguiente:

1- ¿Cuáles eran los conspiradores del golpe de Estado?
2-¿Cuál fue el objetivo del intento de golpe?
3- ¿Había alguna posibilidad para el intento de tener éxito?
4 - ¿Cuál es el lugar del movimiento Gülen en la historia de Turquía?
5 - ¿Es posible que el capitalismo y la política burguesa en Turquía normalicen en un futuro próximo?
6 - ¿Es posible que Turquía se desplazca hacia el eje Rusia-Irán?
7- ¿Hay una conexión entre la cumbre de la OTAN que tuvo lugar este verano en Varsovia en julio 8-9 y el intento de golpe militar en Turquía una semana después de la Cumbre?
8- ¿Pueden AKP y Erdogan lograr una restauración después de la liquidación parcial del estado?
9- ¿Es el futuro de Turquía una dictadura islamista dirigido por Erdogan?
10- ¿Hay oportunidades para una política de clase obrera en Turquía como en la actualidad?

El departamento de Relaciones Internacionales se refiere a las perspectivas del movimiento comunista internacional, y se espera las contribuciones y preguntas.
La dirección de contacto es la siguiente: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Boletín internacional del Partido Comunista, Turquía No6

1- ¿Cuáles eran los conspiradores del golpe de Estado?

Sería mejor responder a esta pregunta en dos partes: por un lado, los procesos que llevaron al intento de golpe de estado; y por otro lado, la noche del 15 de julio. Era evidente que los actores operacionales fueron los soldados que tienen diferentes rangos y que están de diversos servicios de las Fuerzas Armadas de Turquía, incluyendo los generales completos. Los soldados que estuvieron directamente involucrados en el intento de golpe tomaron los comandantes de las fuerzas, así como el Jefe de Defensa, como rehenes; asaltaron al hotel donde Erdogan situado por las fuerzas especiales y luego siguió su avión por aviones de combate F-16; llevaron a cabo ataques aéreos dirigidas a las ubicaciones de las Fuerzas Especiales de la Policía, Dirección General de Seguridad y la Organización Nacional de Inteligencia en Ankara; bombardearon los edificios del Parlamento; restringieron el acceso al puente del Bósforo en Estambul y controlaron el tráfico aéreo sobre la ciudad por aviones de combate durante horas.
Es verdad que, para que ser capaz de lograr tal combate, tiene que haber un número grave de los comandantes y oficiales sofisticados que toman parte al intento por sus propios consentimientos, además de los que actúan ordenada. Ya se sabe que la mayoría de los actores participados en el intento fueron los miembros del movimiento gulenista, sin embargo, cuando las varias inconsistencias del 15 de Julio son considerados, se destacan la presencia de algunos oficiales y  burócratas no gulenistas que podían participar de una manera u otra.
En este punto, los problemas precedentes que causaron al golpe de estado deben ser examinadas.
 
Parece que hay muchos y diversos actores, distintos de los conspiradores, que habrían estado contentos con el éxito del intento. Hay que recordar que los capitalistas turcas han patrocinado Gülen en proceso de su ascenso al nivel internacional. Es un hecho que las escuelas de Gülen que crían los cuadros reaccionarios pro-americanos, TUSKON-la confederación gulenista de empresarios turcos y los capitalistas industriales, y otras instituciones y organizaciones del movimiento gulenista han tenido diversos tipos de relaciones con casi todas los sectores de la burguesía en Turquía desde 1990. Por otra parte, gulenistas, al ser una considerable sección de la clase capitalista de Turquía, han involucrado en diversos tipos de colaboraciones con otros capitalistas en los últimos años. Por otro lado, hay denuncias que señalan cómo la oposición burguesa ha buscado formas de cooperación con el movimiento de Gülen, incluyendo alianzas en las elecciones con la esperanza de controlar AKP y Erdogan desde el 2014.

Por último, los actores internacionales de este no-ficción y de algunos aspectos profesionalmente conspirado intento de golpe deberán ser mencionados. Las declaraciones procedentes de Europa y los EE.UU. en la noche del 15 de julio hasta los finales probables del intento de golpe no indicaron una aparente rechazo a los conspiradores. A lo largo de esa noche la información dada a conocer por fuentes internacionales como Reuters y think-tank Stratfor, demostró que no era sólo algunos grupo de militares gulenistas, que poseía la información del intento de golpe.
 

Además, aunque no se ha confirmado oficialmente, hay la noticia de que la base aérea estadounidense de Incirlik había servido para el intento. Los hechos que Gülen ha vivido y ha estado políticamente activa en los Estados Unidos; y sus vínculos conocidos con la CIA refuerzan las alegatos sobre el apoyo del algún grupo de las fuerzas de los EE.UU. para el intento de golpe.

A pesar de que todas estas detecciones dependen de la información fáctica y observaciones, tenemos que considerar las inconsistencias y la rareza de todo el curso de los acontecimientos. La única verdad incondicional sobre los conspiradores actuales es que ellos comparten la ideología y posición de clase exactas con el gobierno del AKP y llevan identidades pro-estadounidenses y anti-populares.
 
2-¿Cuál fue el objetivo del intento de golpe?
 
El intento de golpe no aspiro a un gobierno gulenista, como algunos creen. El objetivo principal del intento era Erdogan y su íntimo personal, en otras palabras, era el AKP dirigido por Erdogan.

Si esta purga se hubiera realizado, la política en Turquía se procederían con un gobierno del AKP sin Erdogan, con el apoyo de todos los demás grupos políticos burgueses. Así que tenemos que reformular la pregunta: ¿Por qué ellos aspiraron purgar Erdogan?

La respuesta de esta pregunta se encuentra en el pasado político de Turquía.

El AKP fue formulada a comienzos de la década de 2000 por la clase capitalista de Turquía, para servir a la formación de un nuevo modelo de acumulación capitalista en Turquía y al proceso de integración del país en el orden imperialista. AKP había sido fundada en alianza con el movimiento gulenista que había sido una herramienta operativa para los EE.UU.

Después de haber estado en el poder durante 15 años, esta alianza casi totalmente ha eliminado el orden secular; cumplió la privatización de las empresas públicas completamente y atacó a los sectores organizados de la clase obrera. En 2011, el AKP tomó el control total del Estado, eliminando todos los elementos que resistieron.

Sin embargo, la alianza entre el AKP dirigido por Erdogan y el movimiento gulenista empezó a temblar después de 2011 y se convirtió en un conflicto desde 2013. Ya era el año 2009, cuando Wikileaks publicó la expectativa de Stratfor acerca de una posible facción entre el AKP y el movimiento gulenista.

La transformación en Turquía había llevado cambios en el modelo de la acumulación de capital y la composición de la clase capitalista. Los capitalistas de Turquía, que se habían acumulado grandes ingresos de las privatizaciones, habían comenzado a exportar capital y se habían dirigido hacia garantizar esas inversiones políticamente también. Los intereses de los capitalistas requieren relaciones con Rusia e Irán en la base de intereses mutuos sin distanciarse de la OTAN y EE.UU.

El acuerdo estratégico en la tubería de gas natural con Rusia había sido firmado en ese sentido. Esto proporcionaría una línea de gas natural ruso a Europa a través de Turquía. Además, Turquía necesita el gas natural de Irán y Rusia. El mercado ruso era una oportunidad para los capitalistas de Turquía. Por otro lado, Rusia activamente se involucra en las tácticas políticas que conducirían a Turquía a separarse de la alianza con Estados Unidos y la Unión Europea.

Esta política burguesa de mantenimiento de saldos comenzó a ser representado por el propio Erdogan. El expansionismo de Turquía que llevó a movimientos independientes aún sin éxito molestó a los aliados de Turquía involucrados en la trama de EE.UU. en Siria.

Sin embargo los Estados Unidos, cuya contención militar política hacia Rusia ha sido cada vez más tensa con rapidez, no puede tolerar un aliado indeciso que actúa doble cara.

Ha habido una campaña anti-Erdogan que comenzó mucho antes del intento de golpe, sino que se ha intensificado recientemente, en la prensa imperialista. A pesar de que la campaña tuvo lemas como "la democracia y la libertad de prensa", era evidente que su objetivo era crear una Turquía estable y dócil.

Sabemos muy bien que el objetivo del golpe era ni "secularismo", ni la "libertad". El golpe de Estado trató de asegurar los intereses del imperialismo de Estados Unidos y la Unión Europea y de cumplir la purga de Erdogan, que había sido intentado antes con varias otras maneras sin logro.