FDIM: ¡No a las guerras provocadas por el imperialismo norteamericano! ¡Queremos la paz ahora!

 

El XVI Congreso de la Federación Democrática Internacional de Mujeres, FDIM dijo en Bogotá: ¡No a las guerras provocadas por el imperialismo norteamericano! ¡Queremos la paz ahora!

Presidenta de la FDIM Marcia Campos y las vice-presidentas

Presidenta de la FDIM Marcia Campos y las vice-presidentas

 

"La paz es esencial para el logro del Desarrollo Económico soberano con igualdad de oportunidades, guarderías para los niños, el empleo y la igualdad de remuneración por igual trabajo" afirmaron 350 representantes de 44 países de los cinco continentes y 67 organizaciones nacionales de mujeres en el XVI Congreso de la FDIM, que llevó a cabo en septiembre en Colombia.

La FDIM nació en diciembre de 1945 en Francia, en la cuna de la lucha por la paz, al final de la Segunda Guerra Mundial. Es la organización mundial que representa a las mujeres en la ONU. El repudio a las guerras financiadas por el imperialismo une a las mujeres que viven la devastación de sus países con el saqueo de los recursos naturales, los hogares, la muerte de miembros de la familia y, a menudo la destrucción de las conquistas sociales obtenidas con los gobiernos independientes que no aceptan la sumisión a los intereses externo. Las participantes aprobaron declaración de apoyo al proceso de paz en Colombia que vive en conflicto a 52 años y que se ha cobrado la vida de más de 200.000 personas. Las principales víctimas son las mujeres, niños, ancianos, líderes populares en gran parte, mujeres.

La presidente de la FDIM hasta la celebración del congreso, la brasileña Marcia Campos, felicitó al destemido pueblo colombiano, especialmente sus líderes femeninas como Piedade Córdoba y Gloria Ignez persistentes luchadoras para la PAZ. La resolución final del evento, dijo:

"La FDIM se moviliza para aumentar su acción, la defensa de la lucha de las mujeres y los pueblos en conflicto, declarando firme compromiso con el derecho de las personas a decidir libremente su destino, destacando que en que en las zonas de conflictos armados en todo el mundo las mujeres y los niños son los más sacrificados, víctimas de asesinato, violencia física y mental, de desplazamiento marcado por las pérdidas irreparables. La FDIM se solidariza con las mujeres y el pueblo de la región árabe, por "el reconocimiento del Estado palestino y por el fin de las guerras en Siria, Libia, Irak, Afganistán, ejemplos de las ganancia del imperialismo y de gobiernos serviciales de otros países de América por los los recursos naturales y el control del petróleo".

En Asia, la FDIM aprecia y apoya "el compromiso de Corea, de su pueblo de y de las mujeres para la reunificación de la patria de manera pacifica y independiente construida entre los coreano y sin la intervención de fuerzas extranjeras", apoya también "el fin del conflicto en las Filipinas" y expresa su especial simpatía "a las víctimas del agente naranja (dioxina química) en Vietnam, lanzado en la población por el ejército de Estados Unidos". La FDIM reitera que la agresión nuclear causadora del sufrimiento como ocurrió en Japón con Hiroshima y Nagasaki nunca será olvidada y exige "respeto por el estado democrático en Guinea Bissau y la soberanía del pueblo saharaui que luchan por la independencia durante más de 40 años".

La FDIM reafirmó que la lucha por los derechos de la mujer tendrá éxitos mayores y más duraderos con el fin del imperialismo y el poder de los monopolios, barreras de construcción de una sociedad, donde la que la riqueza de cada país debe ser utilizada soberanamente y para satisfacer las necesidades y el bienestar de toda la población.

Manifestación por el SÍ

Manifestación por el SÍ

 

La Confederación de Mujeres de Brasil (CMB), está afiliada a la FDIM desde su fundación en 1988 y, tras presidir la organización durante 15 años, a través de su ex presidente Marcia Campos, la organización fue reelegida para integrar su Comité Directivo y estará representada por Gláucia Morelli, presidente del CMB. El Brasil participó en el XVI Congreso de la FDIM con 20 representantes: 15 de la CMB, 3 del Colectivo de Mujeres Ana Montenegro y 2 de la Unión Brasileña de Mujeres. Michelle Bressan, de la delegación de la CMB, coordinó la mesa de la juventud, que apuntó el curso de la FDIM para estimular aún más la integración de las mujeres jóvenes en la lucha por sus derechos y de los jóvenes de todo el mundo.

Marcia Campos, presidente electa de la FDIM en 2002, el XIII Congreso del Líbano dirigió la organización durante 15 años. Durante este período, la FDIM aumentó su membresía en 50%, fortaleció la participación de sus líderes en las actividades de las Naciones Unidas y en las acciones globales de solidaridad a las mujeres en la lucha por la paz, contra el hambre, la miseria, la violencia causada por la explotación colonialista, que trata de perpetuar la división del mundo entre ricos y pobres. Marcia recebió el homenage de todas las participantes por el reconocimiento de la valiosa labor realizada y dirigió el trabajo del XVI Congreso que, al final, elegió su nueva Presidente de la FDIM, la salvadoreña Lorena Peña, actual presidente del Congreso Nacional El Salvador, que estará al frente de la presidencia de la FDIM por un período de cuatro años.

Delegación de la Confederación de Mujeres de Brasil

Delegación de la Confederación de Mujeres de Brasil

 

Gláucia Morelli

Presidente-Confederação das Mulheres do Brasil - CMB