Intervención del Consejero de Negocios de la embajada de la República Popular Democrática de Corea en el acto del PCPE por el 100 aniversario de la Revolución de Octubre.

Camarada Carmelo Suárez, Secretario General del Comité Central del PCPE;

Queridos camaradas:

Ante todo, quisiera expresar mi agradecimiento sincero por haberme invitado al acto del Centenario de la Revolución Socialista de Octubre.

La Revolución Socialista de Octubre creó el primer estado socialista en el que se acabaron con la explotación y la opresión del hombre por el hombre y se dio cuenta del pensamiento socialista por primera vez en su historia, de modo que fue un gran evento histórico que confirmó con la práctica que el capitalismo nunca era “eterno” y eran la ley de la historia la caída del capitalismo y la victoria del socialismo.

Después de la victoria en la Revolución de Octubre, la lucha por el socialismo ha sido generalizada en todo el mundo y el socialismo se ha ampliado y consolidado en un sistema global en poco más de medio siglo.

Aunque el socialismo en Europa oriental experimentó frustración temporal, de acuerdo con el espíritu de la Declaración de Pyongyang emitida en abril de 1992, que refleja la intención y voluntad de de los partidos comunistas y de trabajo de defender y promover el socialismo, numerosos partidos comunistas y de trabajo avanzan victoriosamente a lo largo de la órbita del socialismo, y las reuniones internacionales de esos partidos se celebran cada año.

Hoy en día, en la arena internacional existen serios conflictos y luchas entre los pueblos progresistas del mundo que quieren defender la soberanía y dignidad del estado-nación y las fuerzas reaccionarias imperialistas que se aferran a la agresión y guerra, la arbitrariedad y tiranía.

Los imperialistas encabezados por los EE.UU. buscan socavar la soberanía de otras naciones y realizar su ambición hegemónica bajo el rótulo de la llamada “democracia”, “antiterrorismo”, “defensa de derechos humanos” y “globalización”.

La actual situación internacional, en la que la soberanía del Estado independiente y la justicia internacional son violadas por la arbitrariedad y tiranía de los imperialistas, exigen más que nunca que todos los partidos comunistas y de trabajo estén firmemente unidos bajo el ideal del antiimperialismo, la independencia y el socialismo para deshacer tajantemente las maniobras de las fuerzas hostiles y acelerar la causa de independización del mundo.

Realizar la independización del mundo es un objetivo común de la humanidad y una tarea histórica de los tiempos.

Para lograrla, todos los estados-nación deben levantar la bandera del antiimperialismo y la independencia en alto y en esta lucha deben convertirse en la vanguardia los partidos comunistas y de trabajo.

Los partidos comunistas y obreros del mundo deben unirse bajo la bandera del antiimperialismo y la independencia para dirigir la punta de lanza en la lucha contra los imperialistas, enemigo común.

Es el objetivo final del PTC completar la causa del socialismo y verificar totalmente la independencia de las masas populares.

Hoy, el PTC tiene al estimado Kim Jong Un en su máxima posición y está abriendo una era próspera de la realización de causa de la construcción de una potencia socialista bajo la bandera del Kimilsungismo-Kimjongilismo.

El Kimilsungismo-Kimjongilismo, ideología rectora de nuestro Partido es, en esencia, primacía a las masas populares y su política es la verdadera de amor al pueblo que da prioridad a los intereses del pueblo.

Debido a las tentativas de sanción y bloqueo sin precedentes y de provocación de una guerra nuclear de los imperialistas norteamericanos encaminadas a aplastar a la Corea socialista, en la península coreana comienza a producirse la situación muy severa de estallar una guerra nuclear en cualquier momento.

Construir un mundo pacífico sin guerra es el objetivo de lucha de nuestro Partido y luchar por la paz y seguridad de la región y el mundo es su posición invariable.

Nuestro Partido presenta una línea estratégica de desarrollar paralelamente la construcción de la economía y de la fuerza armada nuclear para proteger la soberanía y el derecho a la supervivencia de nuestra nación y la paz y seguridad de la península coreana y la región en respuesta a la amenaza incesante de una guerra nuclear de los EE.UU., y despliega una lucha activa por su materialización.

Nuestro Partido elevará la bandera de la línea paralela en alto y pondrá fin al peligro de la guerra nuclear impuesta por los EE.UU. con la poderosa fuerza de disuasión nuclear defendiendo así la paz de la región y el mundo.

Nuestro Partido considera preciosos el apoyo combativo y la solidaridad de todos los partidos comunistas y obreros en la lucha por la estabilidad y la paz sólida de la península coreana y la región.

Seguiremos luchando por la victoria de la independencia de la humanidad y del socialismo para proteger la paz y la seguridad de la península coreana y del mundo con el apoyo de los partidos comunistas y obreros del mundo.

Finalmente, quisiera felicitar a los militantes del PCPE y a los numerosos camarada que han participado en el acto del Centenario de la Revolución Socialista de Octubre y aprovecho esta oportunidad para desear que sigan las mejores relaciones camaraderiles entre el PTC y el PCPE y mayores éxitos en la lucha del PCPE por hacer avanzar la causa del socialismo.

 

14 de octubre de 2017

 

So Yung So

Encargado de Negocios de la Embajada de la RPD de Corea en Madrid.