29 de Julio 2016

Resolución del CC del PCPA-PCPE por un sistema de salud público y de calidad. ni un recorte más en sanidad.

Los trabajadores y trabajadoras andaluzas hemos conocido por la prensa casos llamativos, relacionados con la situación de la sanidad pública andaluza: en Málaga, una enfermera renuncia a su trabajo al sufrir un ataque de ansiedad por tener que atender sola 36 pacientes; en Almería, un enfermo de cáncer (con metástasis) denuncia al SAS por no poder atenderle hasta después del verano; de nuevo en Málaga, el SAS cesó en febrero al gerente de hospitales por sus protestas por la falta de recursos, y la subdirectora de enfermería del Hospital Clínico dimitió en junio por no estar de acuerdo con el recorte de medios durante el verano…
Estos ejemplos indignan a cualquiera, pero ¿se trata tan solo de casos aislados? Los números nos indican que no, que son el fiel reflejo del brutal ataque que sufre la sanidad pública andaluza en los últimos años:

- Andalucía es la comunidad autónoma con menos gasto sanitario público por habitante. Ha pasado de 1.174 euros de media en 2012 a 1.044 euros en 2015. La media estatal era en 2015 de 1.208 euros.
- Andalucía es la comunidad autónoma con menos camas de hospital público por habitante: 1’7 camas por cada 1.000 habitantes en 2015, cuando la media en España ese año era de 2’3 camas.
- Andalucía ha sufrido más de 1.000 millones de euros de recorte en sanidad pública entre 2009 y 2016.
- Andalucía ha perdido más 7.000 profesionales de la salud pública entre 2009 y 2015. El personal temporal supera el 30% de la plantilla total.
- En Andalucía, la llegada del verano supone que se cierren entre el 55 y el 60% de los quirófanos públicos por falta de personal. Muchos centros de salud se cierran por las tardes, y por la mañana funcionan a medio gas.

Además, los sindicatos denuncian la manipulación que se hace de los datos sobre listas de espera, que según CCOO puede ser en algunas provincias entre un 20 y un 30% mayor de lo recogido en las estadísticas.
En definitiva, estamos ante un proceso general de deterioro de la sanidad pública andaluza, cuyo fin último es su demolición y la apuesta por un sistema sanitario privado. Un sistema privado que es ya una gran fuente de ingresos para las grandes empresas del sector, y que puede ser el mejor de los negocios en el futuro. Para obtener más beneficios, nos quieren condenar a un sistema sanitario donde se atienda solo a quien puede pagar las facturas médicas, un sistema que excluya a amplias capas del pueblo. Todo proceso de privatización del sector público empieza por un deterioro del servicio, una bajada de la calidad que justifique su progresiva desaparición y paso a manos privadas.
Los partidos políticos al servicio del capital, tanto de derecha como de supuesta “izquierda”, están cumpliendo con eficacia el plan de sus amos, las grandes empresas sanitarias. Son responsables tanto del Gobierno Central como del Gobierno Andaluz, cuya gestión va encaminada a este fin de desmantelar el servicio público de salud.
Vienen más recortes. El gobierno que salga de las negociaciones entre los partidos políticos al servicio del capital, sean de un color u otro, tendrá que cumplir en un tiempo record las imposiciones de la Unión Europea. Eso supondrá un ataque aún más fuerte contra los servicios públicos, incluida la sanidad.

El PCPA-PCPE hace un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras, y al conjunto del pueblo andaluz, a luchar en defensa de la sanidad pública. Solo mediante la movilización y la organización podremos frenar los planes del capital. Los y las comunistas del PCPA-PCPE apostamos firmemente por un sistema de salud totalmente público, de una calidad y al servicio del pueblo obrero; este sistema sanitario solo será posible si la clase obrera y las capas populares se organizan y plantan cara a quienes quieren hacer negocio con nuestra salud.

NO A LOS RECORTES, NO A LAS PRIVATIZACIONES.

SANIDAD 100% PÚBLICA, UNIVERSAL Y DE CALIDAD.

¡¡¡HACIA LA SOCIALIZACIÓN DE LA SANIDAD!!!

¡¡¡SI TODO LO PRODUCIMOS, TODO LO DECIDIMOS!!!