El PCPE se presenta en Zaragoza, Huesca y Teruel. Apuesta por la juventud y reniega de las candidaturas de unidad de la izquierda considerando que han sobrepasado “líneas rojas” renegando de reivindicaciones fundamentales.

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) se presenta una vez más a los comicios del 26 de junio en las tres provincias aragonesas. La presentación de su candidatura ha sido posible después de  recoger más de mil avales que respaldan las listas comunistas. Dentro de su programa renuncian a las candidaturas de la unidad de la izquierda considerando que han sobrepasado “líneas rojas” al renegar de reivindicaciones fundamentales y urgentes para la clase trabajadora y otros sectores populares muy perjudicados por la crisis.

Un rasgo común a la mayoría de sus candidatos es su joven edad y que actualmente están ocupados en empleos temporales y precarios, como es el caso de Carlos Martínez y Alberto Sopeña. Más de la mitad de los candidatos en la provincia de Zaragoza son menores de treinta años. En otros casos apuestan por la veteranía y el reconocimiento por la implicación en movimientos sociales, como es el caso de Miguel Ángel Galindo o Antonio Moles.

La lista al Congreso de los Diputados en la provincia de Zaragoza está encabezada por Carlos Martínez, diplomado en Relaciones Laborales. Carlos, de 29 años de edad, en los últimos años, que ha residido en Logroño, se ha ganado la vida alternando diferentes trabajos de conductor y administrativo. Aunque su reconocimiento viene de antes ya que durante su etapa universitaria participó activamente en la lucha contra el Plan Bolonia y fue representante de la Junta de la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo de la Universidad de Zaragoza. Su actual lugar de residencia es Zaragoza.

En segundo lugar se encuentra Alberto Sopeña, 20 años, estudiante de Fisioterapia en la universidad que compagina sus estudios con impartir clases extraescolares a niños. Es un participante activo del movimiento estudiantil universitario. Como número tres se presenta Marina Lapuente, 22 años, también estudiante universitaria y trabajadora temporal en el sector de la hostelería.

La lista al Senado en Zaragoza está encabezada por Miguel Ángel Galindo, quien ya se ha presentado en varias ocasiones como cabeza de lista por el PCPE. Actualmente en paro, ha participado en el movimiento sindical desde su juventud.

En la provincia de Huesca el PCPE presenta como cabeza de lista para el Congreso a Antonio Moles, veterano activista y muy conocido por haber participado en la lucha por la república y contra el imperialismo. A lo largo de su vida ha sido trabajador autónomo y ahora es jubilado. En marzo de 2015  fue imputado por haber sido el responsable de una manifestación no autorizada en su localidad, Binéfar, contando con un amplio apoyo en el juicio celebrado en Huesca.

En el Senado el PCPE presenta a Luis Izquierdo, también veterano activista, implicado recientemente en las movilizaciones contra la planta incineradora de Monzón.

Vanessa Pozo, nacida en Teruel, actualmente estudia en Zaragoza por la falta de posibilidades que se ofrecen la provincia. Muy concienciada en la problemática de la mujer trabajadora, se presenta como número 1 al Congreso de los Diputados por Teruel.

 

Comité Electoral del PCPE en Aragón

09 de Junio 2016

X Congreso en Huesca

Escrito por

Pegada de carteles en la provincia de Huesca anunciando el X Congreso del Partido Comunista

03 de Mayo 2016

1º de Mayo en Huesca

Escrito por
La celula "Rodrigo Moreno" de Huesca en los dias previos al 1 de mayo ha desplegado una intensa actividad haciendo una pegada de carteles en toda la provincia llamando a secundar el dia de lucha no solo en las poblaciones mas importantes y con presencia partidaria si no tambien en el resto.

El dia  1 de mayo y ante la no convocatoria de los sindicatos ( pues dicen que van a la capital de la provincia) dejando el resto sin convocatorias  y con las luchas locales sin contestacion, asi pues el partido comunista y su juventud, junto a la ujce de monzon hemos creido necesario hacer esa convocatoria, como era de esperar la asistencia no fue numerosa pues es la primera vez que convocamos pero en el futuro esperamos superarnos si persiste la actitud de los sindicatos de no convocar a este dia de lucha.

Desde el partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) queremos mostrar nuestro apoyo a los trabajadores de los autobuses urbanos de Zaragozaen los paros parciales indefinidos. Sus reivindicaciones están más que justificadas:

- Contra la congelación salarial
- Contra la congelación de la antigüedad
- La conciliación Familiar  
- Por la negociación colectiva
- Retirada de sanciones al comité de empresa

Para resolver este conflicto, la posición del Ayuntamiento (En manos de  Zaragoza en Común, apoyado por el PSOE) está siendo muy debil. A pesar de tener la capacidad de controlar a la contrata del autobus urbano, permiten que la asuman capitalistas privados como la multinacional mejicana ADO y el grupo AVANZA que buscan acabar con los derechos laborales perjudicando así el servicio de transporte de la ciudad de Zaragoza.

Aquí observamos las limitaciones de las instituciones actuales, incapaces de resolver los conflictos a favor de los trabajadores.

Los trabajadores no deben permitir que su lucha quede abocada a estos cauces institucionales, que venden falsas ilusiones Capitalismo “Democrático y humano”. La lucha debe de partir de las asambleas, de los comités de trabajadores y seguir adelante de forma organizada. A este respecto reclamamos el servicio de transporte urbano tiene que estar municipalizado, es decir bajo control público del Pueblo Trabajador de Zaragoza.

El PCPE y los CJC estamos con los trabajadores de los autobuses urbano en la huelga que llevan adelante. Y además hacemos un llamamiento al conjunto de la clase trabajadora y capas populares para que se solidaricen. La Lucha de los trabajadores de los autobuses urbanos es la lucha de todos.

POR UN CONVENIO DIGNO Y LA MUNICIPALIZACIÓN DEL TRANSPORTE URBANO

PCPE - CJC ARAGÓN

El 1 de octubre comenzó una huelga indefinida en la planta de Johnson Controls en Alagón, en contra de los 50 despidos aprobados por la patronal y que suponen una constante en la destrucción de empleo que está aplicando la dirección en la factoría.

El 1 de octubre comenzó una huelga indefinida en la planta de Johnson Controls en Alagón, en contra de los 50 despidos aprobados por la patronal y que suponen una constante en la destrucción de empleo que está aplicando la dirección en la factoría.

El PCPE y los CJC estuvimos presentes, junto a los trabajadores, en los piquetes organizados en el turno de noches y el turno de mañanas del 1 de octubre, que agruparon a más de 100 trabajadores. El paro en ambos turnos fue del 100% en producción, únicamente entraron a trabajar en el turno de oficinas los esquiroles que se dedican al trabajo administrativo, que tienen unas condiciones pésimas de trabajo pero sostienen el látigo con el que la empresa golpea a la plantilla.

Para evidenciar el modus operandi de los capitalistas de Jonhson Controls, totalmente autoritario, hay que decir que por su orden retuvieron durante casi media hora a varios autobuses llenos de trabajadores que querían llegar a la fábrica. De hecho, en el turno de las 6 de la mañana, con la colaboración de la Guardia Civil, introdujeron el autobús hasta dentro de la planta y cerraron las compuertas, pensando que quienes acudirían a trabajar serían esquiroles. Pero todos los viajeros se sumaron al piquete, para sorpresa de los vigilantes de seguridad y de la propia Guardia Civil.

Horas antes de la huelga la patronal había retirado la propuesta de despidos para sustituirlos por despidos voluntarios, sin especificar claramente las condiciones y amenazando a los sindicalistas por haber convocado la huelga. No obstante, estos sindicalistas del comité de empresa, con mayoría de UGT-CCOO-OSTA, plegados a la negociación sin ninguna intención de movilizar a la plantilla, terminaron pactando el fin de la huelga y la aceptación de un ERE de unos 50 días para toda la plantilla.

Como Partido Comunista, con unos análisis desde la perspectiva de clase, observamos que todas estas medidas se enmarcan dentro del contexto de crisis estructural del capitalismo, en la cual los capitalistas pretenden destruir empleo y empeorar las condiciones de venta de la fuerza de trabajo para mantener la tasa de ganancia a toda costa, sin ningún interés en lo que supone para la mayoría trabajadora. Un ERE temporal o incluso un despido de una parte de la plantilla, supone la destrucción progresiva de una fábrica, lo cual conlleva la progresiva reducción de la fuerza de los trabajadores, tanto numérica como cualitativa.

Desde el PCPE llamamos a formar Comités de Unidad Obrera en las fábricas para crear cauces de trabajo común entre los trabajadores comprometidos con la lucha obrera, sin ilusiones en el Pacto Social, independientemente de la afiliación sindical y como forma de superar la traición de las direcciones de los grandes sindicatos colaboracionistas.

El 1 de octubre comenzó una huelga indefinida en la planta de Johnson Controls en Alagón, en contra de los 50 despidos aprobados por la patronal y que suponen una constante en la destrucción de empleo que está aplicando la dirección en la factoría.

Página 3 de 5