10 de Enero 2015

Comunicado del comité de asturies del Partido Comunista de los Pueblos de España (pcpe) ante los últimos acontecimientos en la mina de Cerredo

Desde el Comité de Asturies del Partido Comunista de los Pueblos de España exigimos al gobierno del Principado de Asturias y muy especialmente a la Consejería de Industria y la Dirección de Minas, que deje de poner trabas para impedir la puesta en funcionamiento de la explotación de Cerredo, concretamente en lo que se refiere a la mina a cielo abierto. Los problemas administrativos que el gobierno del Principado viene situando, tanto para la adjudicación como para la explotación del cielo abierto, demuestran con toda claridad a quiénes sirven los representantes políticos de la burguesía y cómo usan la maquinaria burocrática del gobierno para favorecer los intereses del monopolista Victorino Alonso, en este caso, poniendo en peligro los puestos de trabajo de la explotación y el futuro de la comarca.


Desde el PCPE también queremos expresar nuestra máxima solidaridad con los 5 compañeros imputados en el 2012 y exigimos la absolución sin cargos para todos ellos. Vemos en este caso el papel de la justicia en el capitalismo que  convierte a los trabajadores en verdugos y a los asesinos y explotadores, protegidos por la ley burguesa y sus estructuras de poder, en víctimas. Lo decimos alto y claro: en el capitalismo no hay justicia social para la clase explotada, hay lucha de clases, de la clase obrera contra la burguesía que cuenta con las estructuras estatales a su servicio. Sólo a través de la lucha a la ofensiva, consecuente y clasista de los trabajadores y trabajadoras podremos cambiar la actual correlación de fuerzas para avanzar y conquistar los derechos que nos han sido arrebatados por la oligarquía.


Victorino Alonso y su mano derecha, el ingeniero Raúl, son viles explotadores, en cuyas explotaciones se han incumplido durante años las normas de seguridad minera más elementales, generando múltiples accidentes graves e incluso mortales, con una absoluta pasividad de la Dirección de Minas, la cual es por lo tanto corresponsable de tales situaciones. El ingeniero Raúl ha practicado de forma sistemática el racismo en la mina de Cerredo y en otras con los trabajadores, violando los derechos más básicos de las personas y ha incumplido el propio Estatuto de los Trabajadores, como el derecho a bocadillo y la propia jornada laboral.


Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España apoyamos y participaremos en todas las movilizaciones de solidaridad con  los 5 imputados, hacemos un llamamiento a participar especialmente como punto de suma importancia en la concentración del lunes en los juzgados de Oviedo a las 10:00 horas. Hacemos un llamamiento a la CSI (Corriente Sindical de Izquierdas) a corregir sus formas y a que en sus convocatorias de solidaridad con los imputados (directas o indirectas), cuente con el Comité de Empresa de la Mina de Cerredo y con sus trabajadores, que son a los que les corresponde el mérito de haber sostenido con su sacrificio esta dura y heroica lucha, pues de la unidad combativa de la clase obrera depende la victoria.


POR LA NACIONALIZACIÓN DE LA MINERIA
¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!




 

 


             Comité de Asturias del P.C.P.E .    8 de Enero del 2015