14 de Enero 2015

Comunicado del Comité de Asturies del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) ante la huelga indefinida iniciada por los trabajadores de ALSA.

El Comité de Asturies del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) quiere trasladar al conjunto de los trabajadores de la empresa ALSA y a las organizaciones sindicales convocantes, su apoyo a la huelga iniciada el 12 del mes en curso y de la misma manera saludamos el alto grado de seguimiento habido en la primera jornada de huelga.

Ello es prueba de la alta unidad existente entre los trabajadores y de la justeza de la medida adoptada por los mismos.
Sin duda, la convocatoria de una huelga indefinida es una respuesta contundente por parte de los trabajadores que éstos no adoptan a la ligera, sino como herramienta en sus manos para salvaguardar sus derechos y exigir el cumplimiento de los acuerdos adoptados.  La dirección de la empresa, encabezada por un nuevo gerente, ha desatado una campaña propagandística en los medios de comunicación con el objetivo de vaciar de contenido dicha convocatoria, achacándola a un único punto de las reivindicaciones hechas por el comité de empresa (readmisión de un trabajador despedido por irregularidades) que finalmente se retiró de la plataforma negociadora. A pesar de ello la empresa se negó a llegar a un acuerdo, lo que prueba que sus alaridos en la prensa no buscan más que desacreditar la convocatoria de huelga y trasladar la presión social a los trabajadores, cuando la única responsable del incumplimiento de servicios es la propia dirección de la empresa y no los trabajadores, que han puesto sobre la mesa medidas para solventar los déficits en el servicio y que la empresa se ha negado a cumplir para mantener e incrementar sus beneficios.

Este es el motivo real de la convocatoria de huelga, el incumplimiento por parte de la empresa de los acuerdos adoptados en octubre sobre el refuerzo de rutas, la reducción de las horas extraordinarias realizadas por los trabajadores a tiempo parcial, subcontratación masiva de servicios a empresas que incumplen el convenio colectivo y que violan los derechos laborales de los trabajadores o los contratos relevo para cubrir las jubilaciones anticipadas. Medidas claramente tendentes a mejorar tanto el servicio prestado a los usuarios como las condiciones laborales de los trabajadores, que son quienes dan el servicio.


Sin duda, el incumplimiento por parte de la empresa de los  acuerdos de octubre y su negativa a cumplirlos es lo que ha provocado la convocatoria de la huelga y ello muestra con claridad los planes futuros de la dirección de la empresa y su nuevo gerente. Planes que pasan por precarizar tanto las condiciones laborales de los trabajadores (suprimiendo los coches de refuerzo, exigiendo cubrir más kilómetros a los trabajadores, subcontratando servicios, etc) como el servicio prestado a los usuarios, que será sin duda la consecuencia de estas medidas que buscan únicamente incrementar la tasa de beneficio de la empresa.


Por ello, desde el Comité de Asturies del PCPE llamamos al conjunto de los trabajadores de nuestra región a apoyar a los compañeros de ALSA en esta lucha que libran en defensa de sus derechos laborales y para desarrollar su trabajo en unas condiciones que les permitan dar el mejor servicio. Lo único que pretende la empresa con su negativa a cumplir los acuerdos alcanzados y forzar la huelga, es someter a los trabajadores en esta lucha para después imponer unas precarias condiciones salariales y laborales en la negociación del convenio, sin importarle lo más mínimo el deterioro del servicio que ello conlleve. Llamamos a los trabajadores de ALSA a mantener la unidad para hacer frente a esta dirección empresarial y su gerente que recurrirá a todos los medios para dividir a los trabajadores, difamar su lucha, y debilitar de esta manera vuestra fuerza combativa. Por último, hacemos un llamamiento al conjunto de los usuarios a solidarizarse con los trabajadores en esta importante lucha.


¡DE LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES DEPENDE LA VICTORIA!
¡TODO PARA LA CLASE OBRERA!