06 de Diciembre 2015

Comunicado antifascista del PCPE y los CJC-CMC

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC-CMC) queremos denunciar el discurso fascista enmascarado en apologías nacionalistas de toda índole que tendrán lugar el próximo 5 de diciembre en Oviedo y el 6 en Avilés por parte de la Iniciativa Reconquista Astur.

Nos parece aún más grave si tenemos en cuenta el contexto actual de proliferación del fascismo que estamos viviendo a día de hoy en Asturies. En los últimos meses hemos sido testigos de varios ataques de ideología fascista, los últimos de ellos acaecidos en Gijón en un lapso muy breve de dos semanas. El contexto sociohistórico actual es también un caldo de cultivo para la proliferación de actitudes fascistas, levantando muros contra las víctimas de las guerras o fomentando la islamofobia como herramientas necesarias para seguir oprimiendo a la clase obrera europea y a nivel mundial, haciendo que veamos como enemigos a los trabajadores extranjeros.

No podemos tolerar, pues, ni mucho menos dejar sin respuesta cualquiera de las manifestaciones fascistas que puedan darse en nuestro entorno más cercano, ya sea el centro de estudios o trabajo, como las asociaciones de vecinos, partidos políticos o asociaciones de otro tipo, cuyo objetivo último es captar adeptos que nutran las filas de sus organizaciones que buscan introducir en la sociedad la forma de trabajar y la ideología fascista. Por ello desde el PCPE y los CJC, llamamos a la clase obrera y a la juventud popular concienciada a repudiar las actividades de la Iniciativa Reconquista Astur por representar un ataque contra la historia de la clase obrera asturiana, y por tratar mediante sus perversos métodos y discursos alimentar el nacionalismo más rancio, reaccionario y desvergonzado.

Para ver de quienes estamos hablando solo hay que recordar que tipo de gente se esconde detrás de Hogar Social Madrid: organizaciones abiertamente fascistas como el MSR (Movimiento social republicano), que presenta similitudes (e incluso vínculos de "amistad") con organizaciones como Amanecer Dorado, grupo fascista con importante representación parlamentaria en Grecia. Junto a él, también están detrás conocidos integrantes de grupos ultras de fútbol, con sonada ideología neonazi, como Ultra Sur o el Frente Atlético. El fin que persiguen es implantar en España el modelo de ocupación de inmuebles italiano, manejado por el fascismo y con la Casa Pound como buque insignia.

Claro está, las medidas que se están tomando institucionalmente contra el ascenso de grupos fascistas, si es que se dan, son escasas e inútiles, dejando a los barrios obreros desprotegidos frente a una amenaza que fue vencida con el impulso popular hace ya 70 años, pero que intenta resurgir con todas las consecuencias.Hay que tener claro que el fascismo es una herramienta de los capitalistas y la lucha contra él debe darla la clase trabajadora, teniendo claro que esta lucha no se puede dejar en manos de los partidos de la burguesía. Por ello, se torna imprescindible denunciar la actividad y el carácter ideológico de estos grupos, así como organizarse para frenar su desarrollo y extensión por nuestros barrios.

FUERA EL FASCISMO DE NUESTROS BARRIOS