01 de Junio 2015

NINGÚN CAMBIO SUSTANCIAL.

Los resultados de las elecciones para municipios, parlamentos autonómicos y Cabildos del 24 de mayo para el caso de Canarias, no ha supuesto cambios sustanciales ni profundos. Se aprecia una mayor fragmentación de la representación en las instituciones en función de la irrupción en las mismas de nuevas fuerzas políticas, que como en el caso de Podemos en el Parlamento canario, consiguen una representación basada en el incremento significativo de votos, así como Nueva Canaria que amplia sus escaños. Pero sustancialmente, y condicionado por la Ley Electoral Canaria, los partidos que tienen la mayor representación siguen siendo las fuerzas del caciquismo y de la burguesía canaria, como son el caso de CC y el PSOE. Estas nuevas fuerzas oportunistas que entran al Parlamento y a los Cabildos insulares lo harán para reforzar y apoyar las políticas que estos dos partidos de la burguesía canaria llevaban a cabo, por lo que no van a suponer ningún cambio significativo y esencial para los trabajadores y los sectores populares. Éstos continuarán soportando las medidas necesarias que desde el capitalismo se imponen para la superación de su crisis.

Cambios formales, superficiales, estéticos para que, en el fondo, se continúen las mismas políticas y las mismas medidas que tienen como líneas fundamentales aumentar el proceso de concentración y acumulación de capitales a costa del empeoramiento de las condiciones de vida de la clase trabajadora y de la reducción de las conquistas sociales. Esas son las pautas que determinarán las políticas que se aplicarán desde las instituciones.

Esto forma parte de las limitaciones de los proyectos reformistas que han tenido un sustancial apoyo por parte del pueblo canario. Proyecto que al no partir de un proceso de articulación y fortalecimiento del movimiento popular y obrero, su único planteamiento es hacer transformaciones desde las instituciones burguesas, que en las condiciones sociales y políticas de Canarias, suponen entrar en negociaciones, pactos y componendas con las fuerzas políticas del caciquismo y de la oligarquía de las islas. Toda una incongruencia política e ideológica por parte del oportunismo, llena de falsos y engañosos discursos por cuanto que hasta hace bien poco criticaba a los otros partidos como “casta” y hoy están abiertos a llegar a acuerdo con algunos de ellos. Por lo tanto, vemos como  las posibilidades de llevar a cabo políticas de transformación favorecedoras de los sectores populares, se limitan y estrechan. Al final el propio sistema político burgués crea las condiciones para que estas fuerzas reformistas, como Podemos, Nueva Canaria, formen parte de la estabilidad del sistema capitalista.

Para el Partido Comunista del Pueblo Canario esta cita electoral ha sido una lucha por situar una referencia clara y nítida de los intereses y necesidades de la clase obrera canaria. Por mantener la independencia ideológica de la clase trabajadora señalando con claridad a sus enemigos de clase y sus políticas capitalistas. Pero, indudablemente, el clima de ilusionismo político que ha despertado los nuevos proyectos oportunistas ha tenido, para el PCPC, un cierto coste, que ha determinado una disminución en los votos comunista. A pesar de este panorama político el PCPC está satisfecho por la campaña electoral desarrollada, ya que ha posibilitado señalar los problemas a que se enfrenta la clase trabajadora en Canarias y la necesidad de articular una propuesta de Frente obrero y popular por el Socialismo como paso necesario de fortalecimiento en un proceso de acumulación de fuerzas que cree las condiciones para el desarrollo de la lucha de clases. Sin este proceso de articulación y organización de las clases populares es imposible el cambio profundo y radical en las condiciones de existencia del pueblo canario.

El Partido Comunista del Pueblo Canario continuará su trabajo y su lucha diaria en los conflictos obreros y populares, trabajando por el desarrollo y fortalecimiento de los CUO (Comité para la Unidad Obrera) y los CP (Comité Populares)  como mejor herramienta organizativa y de unidad para la clase obrera y los sectores populares que seguirán viéndose afectados por las políticas capitalistas, vengan del partido que vengan.

Comité Nacional del PCPC