Canarias – 8 de marzo combativo y de lucha

Desde el PCPC se marcaba de importancia este 8 de marzo, en la que el Partido siempre pone los recursos para situar una jornada de lucha importante, dada la situación permanente de las mujeres, explotadas por el capitalismo y oprimidas por el patriarcado. La lucha por la emancipación de las mujeres forma parte de la lucha de clases, y está ligada de forma indisoluble a la lucha por la destrucción del sistema que nos explota, el capitalismo. Al mismo tiempo, es necesario desarrollar un proceso que tenga como finalidad la destrucción de todo un aparato ideológico que establece la supremacía masculina frente a la inferioridad femenina como algo natural.
 
Además, en Canarias la mujer sufre las mayores tasas de explotación y desprotección como sector social altamente oprimido, situando a las camareras de piso como el sector más explotado en el mundo laboral, habiendo tenido que reconocerse incluso por la burguesía. Y situando en la mujer de extracción popular toda la carga de los cuidados domésticos, familiares y reproductivos, sumados a la situación de trabajo.

Actividades:
Desde Tenerife se colaboró en las convocatorias de la Plataforma 8 de Marzo, tanto en la manifestación del 8 de marzo, como dos días antes en la del domingo 6 de marzo, con actividades culturales feministas, que mostraban con claridad las dificultades a las que se enfrentan en mayor medida las mujeres de extracción popular (estudiantes, trabajadoras, empleadas del hogar, pensionistas, agricultoras del campo,...), y en general las mujeres que son objeto de violencia machista. Aquí se aprovechó para repartir el tríptico elaborado a nivel central.

En Gran Canaria se proyectó, el día 7 de marzo la película Pago Justo, claro ejemplo de la doble opresión que sufren las mujeres trabajadoras en sus puestos de trabajo, al mismo tiempo, que un ejemplo de organización y lucha combativa que lleva a la victoria.

Finalmente, en ambas se participó por parte de la militancia en las manifestaciones convocadas colocando consignas de clase y combativas, contra la violencia y por los derechos de las mujeres, y situando la importancia de la organización y lucha de la mujer trabajadora.

¡VIVA LA LUCHA DE LA MUJER TRABAJADORA!
¡OBRERAS Y ESTUDIANTES, UNIDAS Y ADELANTE!