Crónica de la 7ª Marcha Obrera

A las 18:00h del viernes 4 de noviembre daba comienzo la séptima Marcha Obrera. Atrás quedaban varias semanas de duro trabajo. Los y las camaradas del Partido Comunista del Pueblo Canario y los Colectivos de Jóvenes Comunista, en la isla de Gran Canaria, junto a varios de sus simpatizantes llevaron a cabo más de 20 salidas para dar a conocer esta importante jornada de lucha. Fueron múltiples los minimítines realizados, los repartos de octavillas, la colocación de carteles en comercio etc., al mismo tiempo se mantuvieron cerca de una docena de reuniones con colectivos obreros, sindicatos, y asociaciones vecinales, todo ello, con el objetivo de dar a conocer la Marcha Obrera, así como movilizar a los vecinos y vecinas, a los trabajadores y trabajadoras de los barrios obreros y populares por donde se iba a realizar el recorrido, La Feria, Chumberas, Schamman, Cruz de Piedra, Las Rehoyas, Divina Pastora y Copherfam, así como en el Cono Sur (Tres Palmas y la Vega de San José), donde el Partido junto a numerosos colectivos está llevando una lucha por la recuperación de la Casa del Niño, como centro social y cultural.

A la Marcha obrera se sumaron también compañeros y compañeras de diversos colectivos, entre ellos de la sección sindical de CCOO en la cadena de supermercados Dinosol-Hiperdino, del sindicato Alternativa Sindical, de los Comités para la Unidad Obrera en Gran Canaria (CUO), de la Unión Insular de CCOO en Gran Canaria, del sindicato Convergencia Sindical, de la sección sindical de CCOO en Correos, entre otros y, un grupo de trabajadores del empresario explotador Miguel Ángel Ramírez, recién despedidos, que se acaban de quedar en un limbo laboral puesto que su actual empresa les ha comunicado que terminan contrato con ellos para ser subrogados por una segunda empresa (perteneciente al mismo empresario), y ahora se encontraban con que la segunda no acepta la subrogación.

La Marcha dio comienzo tras la intervención del camarada Roberto Barreto, trabajador de Correos y miembro de su comité de empresa, quien fue el encargado de explicar el por qué de esta Marcha Obrera en el momento en el que nos encontramos y cuáles son los objetivos que la clase obrera canaria debe marcarse para acabar con la explotación a la que se ve sometida.

Como en otras ediciones, diferentes personas a título individual así como varias en representación de otros tantos colectivos se fueron sumando a la Marcha a lo largo del recorrido. Ese fue el caso de miembros de Intersindical Canaria, del Sindicato USO, del comité de empresa de helados Kalise y de un miembro de la Plataforma de familiares de los fusilados de San Lorenzo.

La parada en el barrio de Chumberas, permitió recuperar fuerzas, mientras el camarada Javier Delgado, trabajador del Colegio de Veterinarios de Las Palmas, explicaba la importancia de esta jornada de lucha, así como la política de recortes que en los próximos días el nuevo gobierno pretende imponer a la Clase obrera canaria y a los sectores populares de nuestra tierra.

La marcha seguía, con el objetivo claro de entrar a las 20:00h en el Parque de San Telmo. La siguiente parada, tras recorrer la calle Zaragoza y Pedro Infinito, era las oficinas centrales del grupo de supermercados Hiperdino en el barrio de Miller. El motivo, su complicidad con Miguel Ángel Ramírez, el empresario cacique que tiene a cerca de 7000 trabajadores en Canarias, dentro de sus empresas del Grupo RALONS y de Seguridad Integral Canaria, amedrentados diariamente con los despidos, la persecución sistemática a los representantes sindicales y a todo aquel que no le agache la cabeza en la defensa de sus derechos laborales. Hiperdino es cómplice porque al contratar los servicios de estas empresas, conoce estas condiciones de sobreexplotación y de saqueo de los salarios de estos trabajadores pero sale al paso mirando para otro lado.

Tras unos 15 minutos de concentración en la que el camarada Joaquín Ávila, trabajador en paro, realizó una dura intervención sobre el papel de Ramírez y la complicidad de las empresas que contratan sus servicios, la Marcha siguió su recorrido hasta Copherfam donde volvimos a explicar los motivos la marcha así como el duro contexto político y social en el que nos movemos en la actualidad. La camarada Sonia Iruela, trabajadora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, fue la encargada de desgranar todos estos elementos, haciendo un llamamiento a los vecinos de los barrios de Los Ángeles, de Copherfam, de Divina Pastora, de la importancia de la movilización en la defensa y recuperación de nuestros derechos.

La Marcha llegó al Parque de San Telmo con puntualidad, allí daba comienzo el acto final de esta jornada de lucha. Tras un intervención de Paqui Sánchez, responsable política del Comité Insular del PCPC en Gran Canaria, se dio lectura del Comunicado conjunto firmado por una decena de organizaciones sindicales y colectivos obreros entre los que además de los nombrados, también estaban los trabajadores de Guaguas Municipales y de los Estibadores Portuarios del puerto de La Luz y de Las Palmas. Ambos colectivos disculparon su ausencia en la Marcha Obrera. Todos estos colectivos fueron acercándose a la tribuna y mandaron un saludo a los presentes. Además de reconocer lo acertado de esta movilización, lanzaron mensajes promoviendo una mayor unidad y coordinación entre las organizaciones presentes.

Los Colectivos de Jóvenes Comunistas hicieron hincapié en su discurso, de la mano de Samuel Castellano, del papel de la Juventud obrera, sus dificultades actuales, así como destacaron el importante papel de los CJC en la Coordinadora de Estudiantes que no hace ni 10 días, llenaban esa misma plaza con cerca de 1000 estudiantes en las protestas en contra de las reválida que el gobierno quiere aplicar a nuestra educación pública.

Por último, Carmelo Suarez, Secretario General del PCPE, comenzaba saludando la presencia de Takbar Haddi, la madre saharaui que lucha día tras día por la denuncia del asesinato de su hijo a manos del criminal gobierno de Marruecos, así como al compañero Fernando Melián, trabajador de la Policía Portuaria, que días atrás finalizaba una huelga de hambre tras llegar a un acuerdo de readmisión de un grupo de 13 trabajadores despedidos por la autoridad portuaria.

Carmelo colocó en su intervención las claves de la situación actual de ataque sistemático contra los trabajadores en Canarias, mostró con algunos datos lo que esconden las cifras de paro en Canarias y en el estado español, denunció el papel de la Unión Europea, y en el ámbito más cercano dio muestras de lo que significa la Ley del Suelo que está promoviendo el Gobierno de Canarias y la importancia de la organización para adelantar cuanto antes mejor, una salida revolucionaria a la actual crisis institucional, económica y social que padecemos.

La Séptima Marcha Obrera finalizaba con el canto a la internacional y posteriormente el PCPC y los CJC invitaron a los presentes a un tentempié en los locales del Partido, donde recuperar fuerzas tras una jornada intensa y exitosa.