25 de Mayo 2017

Ante movilizaciones del 27M, ¡Todo para la clase obrera!

 

 

¡Todo para la clase obrera!

Ante las movilizaciones del 27 de mayo

Las durísimas condiciones que llevamos soportando el pueblo trabajador en Canarias tras casi una década de desarrollo de la crisis del sistema capitalista, ha llegado a unos niveles difíciles de soportar para la enorme mayoría del pueblo.

La “buena época” del capitalismo en Canarias, nunca llegó a eliminar la desigualdad y la sobreexplotación de la clase trabajadora como mecanismo normal de funcionamiento de un sistema totalmente al servicio de la patronal y los monopolios; y enemigo declarado de la clase trabajadora y el pueblo. El ejemplo es, que el empleo, los salarios, la sanidad o la educación en Canarias siempre han estado a la cola de las estadísticas, mientras los niveles de pobreza y desigualdad han estado a la cabeza de los primeros puestos.

Hoy, los gobiernos autonómico y estatal siguen destruyendo y privatizando las infraestructuras públicas (sanidad, educación, servicios sociales) para poner el dinero público al servicio de las grandes empresas privadas y la Unión Europea. Nos suben la luz, el agua y alimentos mientras la patronal cotiza cada vez menos a la seguridad social, imposibilitando nuestras pensiones. Aprueban leyes que destruyen nuestro territorio para ponerlo al servicio de la burguesía, los capitalistas y los políticos que están a su servicio, a través del turismo de masas y las construcciones descontroladas y agresivas con el medio. Recrudecen la violencia y la doble opresión sobre las mujeres para mantener la mano de obra gratuita de los cuidados de la familia y domésticos. Entretienen a la juventud a través del ocio y el teléfono móvil, mientras sufre más de un 50% de paro. Utilizan las reformas laborales para abaratar el despido y seguir generando miedo en los centros de trabajo, evitando así la necesaria repuesta y organización de la clase obrera.

Pero esta situación de guerra social declarada de las clases dominantes, de la burguesía frente al pueblo trabajador, para seguir acumulando su ganancia, no se corresponde con el grado de movilización y la ofensiva necesaria que la clase obrera y los sectores populares deben iniciar para enfrentar estas medidas. Los últimos años hemos asistido a un teatro político en el que se han puesto todas las ilusiones en el parlamento burgués, en las instituciones, dejando de lado la movilización popular y la conflictividad en los centros de trabajo, mientras los gobiernos bajo la orden de la Unión Europea y la patronal arrasaban con todo. Una ilusión engañosa fomentada por las organizaciones políticas oportunistas que defienden el “Estado del bienestar” dentro del capitalismo, cuando realmente lo que ofrece este sistema burgués es el “bienestar del Estado” para seguir explotando y oprimiendo a la clase obrera y los sectores populares.

Desde el Partido Comunista del Pueblo Canario y la Juventud del PCPC decimos que ¡basta ya de falsas ilusiones!, llamamos a recuperar el ciclo de movilizaciones y protestas, llamamos a fomentar las asambleas de trabajadores en cada centro de trabajo y participar en ellas, a organizarse en los sindicatos, a organizarse en cada barrio con nuestros vecinos y vecinas, para que seamos nosotras y nosotros mismos los que demos respuesta a la inaguantable situación a las que nos empuja este sistema y los partidos que lo sostienen.

Debe ser el pueblo trabajador organizado el que luche por su propio destino, para enfrentar esta violencia capitalista y derrotarla, a través de la amplia alianza social en un frente obrero y popular por el socialismo, a través de asambleas y Comités de Unidad Obrera en los centros de trabajo.

Pan, trabajo, techo, dignidad y territorio son derechos que el capitalismo no puede conceder al pueblo trabajador, porque su propio funcionamiento depende de la sobreexplotación y el expolio de la mayoría social, y por lo tanto sus intereses son opuestos a los de la clase obrera.

Solo a través de la toma del poder por la clase trabajadora, a través de la derrota del capitalismo y la construcción de la sociedad socialista podremos avanzar y satisfacer absolutamente todas las necesidades y penurias que sufre el pueblo canario actualmente.

Y esta toma de poder pasa por iniciar la movilización obrera y popular, fomentar la organización en los barrios, centros de trabajo y organizaciones de la clase obrera, y fortalecer las filas del Partido Comunista y la Juventud comunista, para iniciar el contraataque y conquistarlo todo para la clase obrera.

¡Viva la lucha de la clase obrera!

Pan, trabajo, techo, dignidad y territorio,

Solo son posibles con el pueblo trabajador en el poder