Manifestación en Gran Canaria en defensa de las pensiones públicas

 

Sábado 15 de julio, la Plataforma por la Defensa de las Pensiones Públicas de Gran Canaria, se manifiesta, nuevamente, esta vez por la Avenida de la playa de las Canteras, para seguir protestando contra la privatización de las pensiones, así como el robo a nuestros jubilados/as. En dicha Plataforma, se encuentran varios militantes del PCPC.

Desde hace varios meses los y las miembros de la Plataforma de Gran Canaria por la Defensa de las Pensiones Públicas, hemos estado realizando diferentes acciones de protesta en la Capital, para advertir al pueblo canario, de los peligros que se nos acercan por la privatización de las pensiones.

Hemos estado en los barrios populares, en centros de salud, en Triana, en Santa Catalina, en la Plaza de la Feria frente a la Delegación del Gobierno, en la Avenida Marítima, siempre, semana tras semana, denunciando que estamos hartos de que nos roben las pensiones. Esta Plataforma la formamos trabajadores y trabajadoras de todas las edades, muchos ya somos pensionistas y peinamos canas, sí, pero aún tenemos mucho que aportar. Las pensiones son nuestro futuro, y si permitimos este saqueo, son las generaciones que ahora están trabajando, las que más van a sufrir los devastadores efectos de su privatización. Por eso, vamos a defender nuestra vejez pero también defendemos con nuestra lucha, la lucha de toda la clase obrera, de nuestros hijos e hijas, de nuestros nietos y nuestras nietas.

El robo de las pensiones no es solo una agresión del Partido Popular, es una acción coordinada de mayor envergadura, una agresión capitalista, de la clase empresarial, de la banca y de los gobiernos que trabajan para estos, llámense PP, PSOE o los que vengan.

Vivimos una crisis capitalista, una enorme crisis capitalista que ha hecho romperse todos los cimientos de este sistema. Cuando ya se ha privatizado casi todo, cuando la clase empresarial no logra obtener beneficios robando a la clase trabajadora, cuando ya se han privatizado las eléctricas, el agua, la telefonía, las cajas de ahorro, en general todas las empresas estatales, solo queda de ese pastel la educación, la sanidad y las pensiones. La educación de privatiza, se elitiza y se expulsa a los y las jóvenes de extracción obrera de la Universidad, en la sanidad se recorta y se recorta hasta tener listas de espera interminables mientras las clínicas privadas cada día tienen más inyecciones de dinero. Y así hasta llegar a las pensiones.

Ya en 2011 con el PSOE y el PP aliados se decide tras reformar la constitución que se pagaba antes a los acreedores que al pueblo. ¡Se ponían a las personas, al pueblo trabajador en segundo lugar! También fue el PP y el PSOE los que subieron la edad de jubilación hasta los 67 años mientras que más de un millón de jóvenes se han tenido que ir del País. ¡Han vuelto a dejar a la clase obrera en segundo lugar!

Nos mintieron con la subida de las pensiones, nos repiten cada año que las pensiones están subiendo un 0,25% mientras que el IPC sube mucho más. En un ejemplo gráfico, es como si nos subieran 1 euro en la pensión mensualmente, mientras que el coste de la vida hace que todo sea considerablemente más caro. Los precios de la cesta de la compra suben, muchos medicamentos ya no los cubre la Seguridad Social y tenemos que pagarlos, tenemos que pagar tratamientos médicos, nuestros hijos y nietos se vuelven a vivir a casa, sube la luz y el agua pero sin embargo lo único que hace este gobierno es gritar a los cuatro vientos que nos han subido la pensión; un mísero euro. ¡Vuelven a dejar a la clase obrera en segundo lugar!

Se esperan recortes, con lo que el gobierno llama “factor de sostenibilidad”, se buscará recortar las pensiones públicas hasta en 40%. Buscarán que hagamos planes de pensiones privados, que paguemos por algo que nos debería pertenecer universalmente por haber estado trabajando toda la vida.

Nos dicen una y otra vez como discurso mentiroso que el sistema de pensiones está en quiebra y ¡no, no lo está! Nuestro sistema de pensiones no está en quiebra. Son argumentos falsos para poder meter a las empresas privadas en la gestión de nuestras pensiones como nuevo negocio y muy lucrativo. Quiere este gobierno, quieren los empresarios, que trabajemos más, que cobremos menos y que coticemos más; nos quieren desangrar constantemente. Nos dicen “el problema de España es que hay demasiados pensionistas” y eso es falso, más de un millón de jóvenes se han tenido que ir fuera a trabajar. ¿Por qué no se crea empleo para nuestros jóvenes?

Les voy a poner un ejemplo gráfico de las mentiras del sistema. Nos dicen que los y las trabajadoras producen menos, cotizan menos. Pero lo cierto es que los años 60, en donde nadie ponía en entredicho el cobro de las pensiones públicas, un trabajador de la compañía de coche Audi, por ejemplo, generaba unos diez vehículos al año, sin embargo, hoy día con los avances tecnológicos y la mejor organización del trabajo, un trabajador en la Wolfwagen en España, general el solo unos 110 coche al año. Eso significa que los y las trabajadoras cada vez damos más beneficios a los empresarios. Pero, sin embargo, ¿por qué tanto interés en privatizar las pensiones?

Pues porque las pensiones son un negocio redondo. Disculpen si a veces suelto muchos número, pero en ocasiones merecen la pena escucharlos. La mercantilización de las pensiones, o lo que es lo mismo, que las pensiones sean gestionada por los empresarios son el negocio del siglo. Un trabajador se pega toda la vida pagando una mensualidad para su pensión de jubilación. ¿Cuánto se lleva ese empresario? Pues un 37% de la pensión, más de una tercera parte de la pensión se la estamos regalando a un empresario, le damos nuestro dinero. Pero qué hace este empresario con el dinero que le hemos ido pagando durante años, pues que lo invierte en la bolsa y si sus negocios le salen mal, nosotros, la clase obrera, nos quedamos sin pensión y el empresario sin responsabilidad. Vamos, que esto es timo moderno; robar a nuestros pensionistas.

Para no alargarme más, quiero terminar con el tema de la hucha de las pensiones, en la que dependiendo de si la clase obrera cotiza más o menos, esa hucha esté llena o se corra el peligro de que nadie cobre en unos años. Esto no debería ser así, las pensiones deben ser una asignación fija en los Presupuestos Generales del Estado. Pagar a los políticos, al ejército, a la policía, etc, es una obligación del Estado contemplada en los Presupuestos Generales del Estado, pero no así las pensiones. Pues desde aquí exigimos que las pensiones se aseguren por ley, que haya una asignación anual del Estado a nuestro pensionistas.

Exigimos la jubilación a los 60 años e, incluso, antes para mujeres o para profesiones de mayor dureza.

Que las pensiones suban, que sean como mínimo suficientes para mantener unas condiciones de vida dignas.

Que se cierren las grandes diferencias entre pensionistas, con una tendencia a la igualación de la pensiones, para que NO existan pensionistas con 300 euros y otros con miles de euros.

Anulación del Pacto de Toledo, que sindicatos, trabajadores y trabajadoras luchemos por una sociedad socialista, en donde la clase obrera sea lo primero.

Por todo esto, es por lo que luchamos y por lo que seguiremos luchando. Aquí no importa la edad, aquí no se rinde nadie.

¡Lucha por tu pensión! ¡La lucha es hasta la vistoria!