Jornadas de luchas de las Kellys en Canarias

El pasado jueves 23 de agosto el colectivo de las Kellys de Fuerteventura se concentró frente al hotel Barceló Occidental Jandía en Morro Jable para exigir un diálogo sobre la regularización de la carga de trabajo, poca cosa respecto a lo que exige el gremio en conjunto en su Manifiesto. Básicamente se ponía la voz en el cielo para dialogar la estipulación de un número de habitaciones máximo a limpiar y ordenar al día, petición de diálogo rechazada reiteradas veces por la patronal.

Las Kellys subrayaron el desgaste y las secuelas a causa de su trabajo: no solo el ritmo y el volumen de trabajo precisados, sobretodo las secuelas sobre la salud personal como la automedicación cronificada que para paliar los dolores de las lesiones del sobreesfuerzo causado le son precisada, también cabe mencionar otros abusos relacionados con el propio ambiente laboral como que la jornada se amplíe hasta tener que prescindir del descanso para comer forzadamente y así poder terminar la labor a la hora en que debería acabar, un derecho a priori ganado.

La jornada transcurrió de cuatro a seis de la tarde, bajo un sol de justicia que no quebró las voces de las camareras y otras y otros compañeros de distintos departamentos de la hostelería y de hoteles del sur majorero que se solidarizaron con sus compañeras, otros trabajadores del transporte que pasaban conduciendo también mostraron apoyo a las Kellys con pitadas y vítores, incluso clientes del propio hotel salieron a aplaudir. La indignación hecha furia organizada de las camareras que asistieron contrastó con las tantas que no quisieron aparecer en los medios ni compartir experiencias por miedo a represalias de la patronal, y otras tantas que se ausentaron por los mismos motivos, no así la representante del Comité de empresa y gobernanta del mencionado hotel, cuya ausencia solo se explica por la falta de vergüenza absoluta en connivencia con la propiedad de Barceló, porque ella sí conoce del reclamo reiterado que le llegan día a día y desoye por sistema.

Ya el sábado día 25, más de 30 grados centígrados y un sol intenso esperaban a las camareras de piso en la Plaza del Camellero en San Fernando de Maspalomas, en Gran Canaria. Fueron llegando poco a poco. Después supimos que muchas se incorporaron a la protesta directamente a la salida de sus hoteles. Hoteles con una ocupación este verano de más de un 85% en muchos casos.

Las Kellys Union de Gran Canaria, convocantes del acto por segundo año consecutivo, animaron a las numerosas camareras que se congregaron en la plaza a reivindicar, entre otras cosas, por una jubilación anticipada (piden que se lleve a cabo a los 58 años), por  el reconocimiento de su categoría profesional para evitar fraudes y engaños, por un plus de productividad en temporada alta, por el reconocimiento de sus enfermedades músculo-esqueléticas y respiratorias como enfermedades profesionales, por limitar la sobrecarga de trabajo, por el NO a la externalización de sus puestos de trabajo, etc.

“Menos habitaciones y más jubilaciones”, “Vaya mierda de salario que nos paga el empresario” o “Gobierno escucha las kellys están en lucha” fueron algunas de las consignas más coreadas.

La concentración finalizó con las intervenciones de los Estibadores, la Presidenta de las Kellys Union de Lanzarote y la Asociación de Gobernantas de Gran Canaria. Cerró el acto Teresa Vega, la Presidenta de las Kellys Union de Gran Canaria.

“Que corra la voz”, decía Teresa explicando que debemos informar a cualquier camarera de piso de que existen organizaciones independientes de los sindicatos que las pueden ayudar a revertir estos niveles de sobreexplotación que están sufriendo. Para ello “las camareras que tengan contratos más seguros deben proteger a las camareras con contrataciones más precarias a las que el miedo tiene paralizadas”. Teresa llamó a volver a encontrarnos el año que viene, para contar los avances que vamos a conquistar en los próximos 12 meses.

Teresa reconoció el apoyo de diversas organizaciones y personas a título personal que han estado apoyando esta lucha desde hace meses y años. “El Partido Comunista siempre ha estado con nosotras desde el minuto uno que le pedimos apoyo. Siempre están en cualquier lucha obrera a la que se les convocan apoyando a los trabajadores y trabajadoras”.

Los militantes del Partido Comunista del Pueblo Canario y su juventud salimos de la actividad con una idea clara: la subjetividad de las camareras de piso ha cambiado.  Tras años de trabajo duro y callado, las Kellys Unión de Gran Canaria han demostrado que tienen las ideas muy claras, que quieren luchar y que no van a parar hasta conseguir la victoria. En Canarias tenemos muchas experiencias positivas en este sentido. Que tiemble la patronal hotelera, porque cuando las mujeres deciden luchar no hay fuerza que las pare.

En Tenerife, la convocatoria de concentración de las kellys se realizaba en la Plaza de la Iglesia de Los Cristianos, lugar de concentración turística y hotelera masiva del sur de la isla. El colectivo Unión Kellys Tenerife y distintos sindicatos convocaban a esta jornada estatal de lucha, y solicitaban el mayor apoyo posible. La solidaridad no se hizo esperar y no solo se vio reflejada en numerosos vídeos de solidaridad de distintas organizaciones, entre ellas el PCPC, sino que desde la Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas en Tenerife se gestionó la organización de una guagua para el transporte colectivo que desde La Laguna y Santa Cruz de Tenerife llevaría a las distintas organizaciones, colectivos y personas que deseasen apoyar la convocatoria, dandole difusión con bastante antelación.

De esta manera, la militancia del PCPC junto a compañeras y compañeros del colectivo en defensa de las pensiones, Plataforma feminista 8M Tenerife, sindicatos, partidos y otros colectivos de lucha, asi como personas a título individual, pudimos acudir conjuntamente organizadas para apoyar la concentración de las kellys.

Ya en la concentración, con una asistencia masiva de más de 300 personas, se corearon consignas contra la patronal y por los derechos de las trabajadoras en lucha, y posteriormente se procedió a la intervención del Unión Kellys Tenerife, exponiendo las difíciles condiciones laborales que padece el colectivo y agradeciendo los numerosos apoyos y solidaridad. Pudo tomar la palabra Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas en Tenerife, que procedió a leer su manifiesto, donde condenaba este sistema capitalista que busca rapiñar todo lo que el pueblo trabajador crea.

Finalmente se cerró el acto con consignas apoyando la lucha de las kellys, la lucha de las mujeres y la lucha de la clase obrera en general.

La militancia del PCPC pudimos distribuir nuestra octavilla, llamando a la solidaridad de toda la clase obrera con las kellys y haciendo un llamado de unidad de la clase trabajadora, a no detener la movilización ante ningún gobierno de turno, puesto que ninguna conquista y ningún derecho se nos ha regalado.

Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro.

¡VIVA LA LUCHA DE LAS KELLYS Y DE TODA LA CLASE OBRERA!