El pasado 27 de junio fue convocada una manifestación en la Avenida de Anaga, céntrica arteria vial de Santa Cruz de Tenerife. El propósito de la manifestación era la reivindicación de la defensa del puesto de trabajo de los empleados de CIDEMAT, que pertenece la empresa pública IDECO, dependiente del Cabildo que realiza cursos de deportes marinos de vela y la empresa ANSINA que trata del atendimiento de personas de la tercera edad. Este colectivo de trabajadores está en proceso de ERE realizado por el Cabildo Insular de Tenerife. 

El colectivo de trabajadores había realizado un llamamiento público a la sociedad civil insular para asistir a esta manifestación en defensa del empleo público. A ese llamamiento acudió el PCPC. En Tenerife las últimas convocatorias en donde ha  habido presencia pública del partido se han producido problemas con la policía, y así se ha denunciado públicamente. Pero en esta convocatoria del 27 de junio se produjo una situación muy grave que coloca la evidencia de un auténtico Estado policial y un hostigamiento sistemático de las fuerzas policiales al PCPC. Vamos a los hechos:

Un  grupo de militantes del partido, momentos antes del comienzo de la manifestación,  estaba a la espera de un  camarada que se encontraba cerca de la zona intentando aparcar  y que traía en su coche las banderas del partido requeridas para ser portadas durante la participación en manifestación. Este camarada consigue aparcar en las inmediaciones del lugar de la manifestación en los instantes previos al comienzo de la misma; mientras, dicho camarada se acercaba por el interior de la manifestación, con dos banderas al hombro, y encontrándose aproximadamente a unos 5 metros del resto de militantes, cuando de repente, un individuo -que era participante de la concentración-, de manera agresiva y violenta, y en una actitud fascista, increpa al camarada diciéndole que esa bandera sobraba en el lugar y, acto seguido, procede a arrancar la bandera, despegándola de la vara en la que ondeaba y arrojándola al suelo. El camarada, de manera tranquila, manteniendo la calma y cabeza fría en todo momento, le pide explicaciones al fascista exigiendo el porqué de esa acción, que estaba totalmente fuera de lugar. Mientras el individuo, de manera muy agitada y violenta, casi al punto de agredir al camarada, manifestaba su empeño en decir que la bandera comunista no la quería ver presente en el lugar; a lo que el camarada respondió explicándole que era la bandera de su partido y de la clase trabajadora, la cual estaba presente en todas las luchas obreras. El resto de camaradas, al percatarse de la situación que se estaba dando, intentan acercarse al lugar del encuentro cuando, de repente, miembros del cuerpo de la UIP de la Policía Nacional se llevan al camarada al borde de la manifestación, le identifican y comienzan a mantener un diálogo con él. El resto de militantes, junto a compañeras de Alternativa SOC, se personan en el lugar para saber qué sucedía y por qué tenían al camarada retenido. Una vez  de manera muy tranquila y dialogante, le dice a la policía que no entiende el porqué de su retención y la prohibición de portar los símbolos del partido mientras el fascista, quien había sido la nota discordante en la actividad, se iba impune tras sus acciones. La policía sostenía que la bandera del partido no tenía que ver con la manifestación y que si la bandera provocaba rechazo o problemas tenía que prohibir que se llevara. El resto de camaradas interviene y, tras tener un diálogo explicando a la policía que eso no era justo y no podía prohibir el portar las banderas simplemente porque un fascista no toleraba su presencia, que la bandera si tenía que ver con la manifestación. Uno de los camaradas más veteranos  intentaba razonar con él de manera bastante calmada y serena mientras el policía, ávido por ser el protagonista del día y sin intención alguna de dialogar, rezumando un anticomunismo notablemente perceptible, de manera autoritaria y siendo imposible mediar palabra ni razonar con él, se le encara gritándole a la cara, literalmente “aquí la autoridad soy yo y se hace lo que yo diga, y punto. Si os gusta bien y si no, también”. El camarada le pide con educación que no le gritara, que  era innecesario; acto seguido, el policía, de manera brusca, arranca las banderas de las manos del camarada que las portaba y exclama, de manera literal: “a tomar por el culo, ahora os quedáis sin banderas y todo solucionado”. Otro de los camaradas presentes, sin faltar al respeto en ningún momento, le reprocha su acción; el policía le encara y se lo lleva, arrastrándole por un brazo, junto con el resto de policías; una vez allí, el policía lo identifica, le toma los datos y le comunica que está denunciado por un supuesto desacato a la autoridad y que se va a proceder a sancionarle. El camarada le responde que eso es falso y que eso era mentir por su parte y por parte del resto de policías, ya que en ningún momento se ha negado a colaborar en nada ni se ha resistido a ser identificado. El policía,  adoptando una actitud más chulesca y provocadora, le manda a callar amenazándole con que si sigue hablando se lo van a llevar detenido a comisaría.

Finalmente, la manifestación parte y la policía deja seguir a la militancia, permanentemente vigilados durante el recorrido de la manifestación, que participa en la misma sin las banderas, a quienes se les comunica que las mismas serán entregadas cuando la manifestación concluya. La manifestación concluye con una agresión física a una compañera de Alternativa SOC por parte de un manifestante que le propina un pancartazo en la cabeza ante lo cual, la policía lo que hace es intentar que la compañera abandone la manifestación, en vez de actuar contra la persona agresora. 

Al reclamar las banderas, estas son devueltas a los camaradas.

Esto son los hechos acontecidos. Hablan por si solos. Lo cierto es que la policía secuestra el material de propaganda del partido que iba a formar parte de la manifestación legalmente convocada para el sábado 27 de junio. Se secuestra  ese material y se impide, por parte de las fuerzas de orden público la presencia organizada de las  y los comunistas en esa manifestación. Y lo hace vulnerando un derecho esencial a la libre expresión y manifestación. Lo hace en una actitud chulesca, arbitraria y autoritaria. Imponiendo la voluntad de la policía, por encima de los derechos fundamentales que nos acogen para asistir, con normalidad y pacificamente, a una manifestación legalmente convocada. Una evidente actitud fascista de la policía que supone un grave atentando a la libre expresión. Desde el PCPC, condenamos sin paliativos estos hechos llevados a cabo por la policía y exigimos la depuración de responsabilidades de los mandos policiales y el cese inmediato del acoso  a los militantes comunistas en Tenerife.

 En Canarias (Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, …..) este 20 de junio ha de recordarse como un día de lucha unitaria en defensa de la Sanidad Pública, Universal, Gratuita (sin copago) y de Calidad. Así como un rechazo total a la Ley 15/97, la misma que abrió las puertas a la privatización de dicho sector y por lo tanto, exigiendo al gobierno su inmediata derogación. 

Se convocaron manifestaciones o concentraciones por parte de diversas organizaciones del ámbito social, político, obrero y sindical. El pueblo canario, en esta ocasión como una sola voz, coreó múltiples de consignas denunciando que las privatizaciones la hacen los ladrones, desenmascarando el negocio empresarial en connivencia con los gobiernos de turno y reclamando gastos militares y policiales para servicios sociales. 

Movilizaciones que tuvo de colofón la lectura de Manifiestos Unitarios donde, de forma alta y clara, se expresó que ya se acabaron los aplausos en el confinamiento, que ahora pasamos a la FASE de la movilización, porque no cabe duda que la Lucha es el único camino. 

 

La militancia del Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) queremos expresar toda nuestra solidaridad y apoyo a la acción de protesta que varios activistas defensores de la tierra canaria están llevando a cabo, consistente  en encaramarse a las grúas destinadas a la construcción de un hotel de lujo en primera línea de costa en la Playa de Las Tejitas, en el municipio de Granadilla de Abona en Tenerife.

Estas obras llevadas a cabo por la empresa promotora de la construcción de dicho hotel “ Grupo Viqueiras”, es del todo punto ilegal. Atenta contra la Ley de Costa actual toda vez que  “La construcción del hotel La Tejita Beach Club Resort en las parcelas C y D del plan parcial Costabella, de Sotavento (Granadilla de Abona), que realiza la empresa Construcción, Promoción y Derivados, SA (Grupo Viqueira) "afectan a la servidumbre de tránsito y protección del deslinde marítimo y terrestre vigente", según ha reconocido el director general de Costas. Aún así, la empresa, en una actitud de soberbia y claramente delictiva continúa con las obras de construcción del Hotel. 

Denunciamos esta actuación de la empresa promotora, propio del modelo especulativo con que la oligarquía, en connivencia con los Gobiernos Canarios y Español, están condenando a Canarias a la más absoluta destrucción del territorio y sus espacios protegidos. Acción depredadora de una oligarquía que necesita continuar con el ciclo especulativo para la acumulación de capitales y aumento de sus beneficios. 

Este caso pone en evidencia, una vez más, la red clientelar que une a los políticos del sistema con las empresas especuladoras que arrasan el territorio protegido. El Ayuntamiento de Granadilla, con el alcalde Jaime González Cejas a la cabeza, concedió una licencia urbanística el 26 de diciembre de 2015, a pesar de que dicha licencia autorizaba las obras de construcción de un hotel de cinco estrellas en un paraje protegido de Montaña Roja en la zona de El Médano. A pesar de las protesta populares y de las denuncias presentadas ante la justicia por diversos colectivos de defensa del territorio, el departamento de Costas del Gobierno de España, que tiene la facultad de emitir la orden de suspensión cautelar de dichas obras,  no lo ha hecho con la evidente intención de favorecer la continuidad de dicha construcción urbanística.  

Desde el PCPC exigimos al Gobierno de Canarias y al Gobierno Estatal, a través de Costas, a que de una vez por todas pongan fin a esta manifiesta ilegalidad y obliguen a la paralización inmediata de las mismas. 

Reconocer que gracias a la acción responsable de estos activistas el caso ha vuelto a saltar a la opinión pública para denunciar la ilegalidad de esta situación. Es absolutamente necesario el apoyo a los y las activistas, y la organización de acciones movilizadoras que exijan la paralización total y permanente de estas obras.

Desde el PCPC hacemos un llamamiento a todo el pueblo canario a rebelarse ante este atentado al medio ambiente, e impedir que nuestro futuro como territorio sostenible se vea amenazado ante el avance de un capitalismo arrasador de las condiciones naturales y laborales del pueblo trabajador de las islas. Una vez más se demuestra en los hechos que sólo la organización popular puede hacer frente a los planes de la burguesía y que sólo la lucha popular puede derrotar todas las artimañas con que la clase dirigente pretende condenar el futuro de las islas y de la clase trabajadora.

¡¡LA PLAYA DE LAS TEJITAS ES DEL PUEBLO!!

¡¡SOLO EL PUEBLO ORGANIZADO SALVA AL PUEBLO!!

El pasado miércoles 5 de mayo tuvimos conocimiento de una nueva victoria de la plantilla de Kalise en su lucha por un convenio digno.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, correspondiente a la demanda presentada por la dirección de la empresa de helados durante la huelga del pasado verano contra los miembros del comité de empresa y de su sindicato USO, ha sido CLARA. Se desestima la demanda que pedía que se declarara la huelga como ilegal o abusiva y se indemnizara a la empresa con millón y medio de euros. Los jueces dicen por tanto que la huelga organizada fue legal y que no hay nada que indemnizar.

Estamos ante una sentencia que pudiera haber sido más contundente, donde se le aplicara una fuerte sanción económica a la empresa por el hecho de querer atentar contra un derecho básico y fundamental para la clase obrera frente al abuso patronal, como es el derecho a la HUELGA. Indudablemente, una buena sanción frenaría las ganas de realizar maniobras de este tipo por parte de la clase empresarial.

Para el PCPC en Gran Canaria, cuya militancia comunista tantas jornadas de huelga compartió con la plantilla de Kalise, con esta extraordinaria victoria de la plantilla se caen las máscaras, y la empresa queda en evidencia. Se descubre así que su intento de amedrentar a la plantilla no tenía base legal alguna. No se salieron con la suya.

La patronal debe tomar nota de este varapalo judicial. Eligiendo el camino del ataque al derecho a huelga se enfrentará con las organizaciones obreras y el pueblo trabajador. Esto queda demostrado con la potente manifestación que tuvo lugar el 2 de octubre en el que más de 500 personas salieron a la calle en apoyo de la plantilla rechazando las prácticas caciquiles de la empresa.

Pero también la clase trabajadora canaria tiene aquí un nuevo ejemplo de que solo cuando la lucha obrera es decidida y consecuente, cuando está unida y organizada se consiguen victorias.

Saludamos esta importante victoria de la plantilla de Kalise y de USO que nos llena a todos y todas de moral de victoria. Nos va a hacer falta porque la lucha de Kalise no acaba aquí. Estamos pendientes de las sentencias de varios juicios individuales de los miembros del comité así como del juicio por la demanda de la tutela de derechos fundamentales por todos los atropellos vividos por la plantilla desde el comienzo de las protestas en el pasado verano. La lucha continúa.

¡HUELGA NO ES DELITO!

¡EL DERECHO A LA HUELGA NO SE TOCA!

¡VIVA LA LUCHA OBRERA EN KALISE!

Este 1º de Mayo excepcional, en confinamiento, no puede restarle ni un ápice de importancia al Día Internacional de la Clase obrera. Sus principios y valores son guía inexcusable para prepararnos en los días que están por llegar tras superar la crisis sanitaria.

Este año, además, la coalición socialdemócrata gobernante que gestiona los intereses patronales, ha prohibido todo tipo de concentraciones y manifestaciones. Podemos ir 25 personas en el vagón de las cercanías, estar 40 personas en un supermercado, trabajar sin EPIs o volver al matadero de la producción con casi total “normalidad” el día 4 o el 11 de mayo… Pero el 1º de Mayo no podemos estar 25 personas en una plaza manteniendo la distancia recomendada por todos los organismos sanitarios.

No hay ninguna razón que lo justifique, salvo la dócil gestión del gobierno al servicio de la Patronal y su apuesta por un marco de represión policial y militar destinado a ahogar, desde su inicio, la necesaria lucha obrera y popular que se levantará contra todo el paquete de medidas antiobreras y destructoras de derechos que al servicio de la Patronal, ya nos vienen anticipando.

Pese a sus obstáculos, este 1º de Mayo, y todos los días que le sigan, estaremos levantando la bandera roja de la clase obrera. Nos va la vida en ello. Nuestras banderas y pancartas ondearán en los locales como en este caso en las Palmas.

 

#1deMayoNuestroderecho #TuLuchadecide

 

A los 87 años de edad, en el día de ayer, nos dejó físicamente el compañero Juan Cabrera Almeida. Tengamos por seguro que su trayectoria de militancia comunista, y sindicalista consecuente, quedará viva en la Memoria Histórica de la Clase Obrera Canaria.  

No puede ser de otra manera. No se puede olvidar a quién desde 1959, y a pesar de vivir en una férrea dictadura militar, no se detuvo ni un momento en su compromiso de defender los derechos e intereses de la clase trabajadora. Y fue su ejemplo de compromiso, honestidad y combatividad la que le dio un alto reconocimiento entre su pueblo. 

Con múltiples dificultades en el camino, sus fuertes convicciones ideológicas y políticas le impulsaron siempre a seguir avanzando en la lucha. Tuvo el honor de formar parte, como miembro cofundador, primeramente del sindicato de panadería, y más tarde de las CCOO clandestinas. Y en ese recorrido, entre sus compañeros de lucha, coincidió con personas de extraordinaria valentía y coraje, como fueron los casos de Pedro Rodríguez Luzardo, Carlos Suárez conocido por Látigo Negro, Pepe del Toro, Kiko, etc., etc. 

Juan tuvo siempre un fuerte compromiso con la unidad de la clase obrera, lejos de cualquier posición sectaria, lo que le permitió mantener buenas relaciones con comunistas de diferente adscripción organizativa. Su alta calidad humana le hizo merecedor de un respeto generalizado en las organizaciones del movimiento obrero y popular de nuestra tierra canaria.

Juan Cabrera Almeida, la militancia revolucionaria del Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) coge tu testigo para seguir en la senda de tu misma lucha. Más temprano que tarde conseguiremos acabar con la dictadura del capital, para que, de una vez por todas, la clase obrera se libere de la explotación, y nuestro pueblo se libere de la opresión. 

Desde aquí el PCPC transmite a su familia, y personas más cercanas, nuestras más sentidas condolencias. Compañero, que le tierra te sea leve. 

Gran Canaria a 14 de abril del 2020

El Comité Insular de Gran Canaria del Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) hace una valoración de la gestión que, hasta la fecha, se ha realizado frente a esta crisis sanitaria, teniendo presente que ésta todavía no ha llegado a su fin. Y siempre con la vista puesta en cómo tal situación está afectando a la clase obrera y a los sectores populares, que son los que realmente sufren, por su especial situación de vulnerabilidad, ante la mala actuación de las instituciones políticas y la clase empresarial.  

Un Gobierno de Canarias que no ha sabido responder con prontitud ante las demandas del sector sanitario y de los servicios sociales. La falta de material de protección ha sido uno de los ejemplos más graves, hasta tal punto que muchos trabajadores y trabajadoras han tenido que hacerse artesanalmente las mascarillas en sus casas para minimizar el riesgo de un posible contagio a la hora de ir a trabajar. 

 Con una sanidad pública en Canarias que viene de sufrir recortes presupuestarios año tras año, con una importante falta de personal ya de por si saturado de trabajo, se han visto desbordado. Como dice el refrán “de aquellos polvos, estos lodos”. El Gobierno de Canarias todavía no ha puesto la sanidad privada a día de hoy a disposición del pueblo canario. Peor aún, si cabe, estas empresas privadas parasitarias del sector sanitario, caso de la clínica San Roque, son capaces de presentar un ERTE en esta situación de alarma por el coronavirus. ERTE que encima pagaremos todos y todas con nuestros impuestos. La palabra indignación se queda corta. 

En instituciones aun más locales como Cabildos o Ayuntamientos, la planificación de ayuda a las familias en los barrios, populares con auténticas situaciones de necesidad, ha sido escasa o totalmente nulas. Ha faltado coordinarse con los centros de salud y visitar a personas de alto riesgo para aplicársele en el domicilio un test de verificación frente al contagio. Ha faltado contabilizar las personas mayores o con discapacidad que se encuentren viviendo solas para gestionarle un servicio de atención personalizado. Ha faltado resolver los casos de mujeres que sufren violencia de género y están conviviendo con su maltratador, ya el día 4 de abril se cuenta con un asesinato más en Las Palmas de Gran Canaria. Ha faltado intención de cruzar la información que se dispone para ayudar a los núcleos familiares que actualmente están en situación de vulnerabilidad económica por haber disminuido sus ingresos o sin medios económicos para subsistir. En definitiva, falta voluntad política de las instituciones burguesas para favorecer a nuestro pueblo en estos momentos de situación extrema. 

Y qué decir de la clase empresarial. Su actuación generó en un primer momento, y que en muchos casos ha durado hasta hoy, desamparo y alto riesgo para la salud de muchos trabajadores y trabajadoras, mantenido incluso abierto sectores que no son esenciales, Con respecto a los equipos de protección individual (EPI’s), nos constan casos en que no se le han facilitado a los y las trabajadoras, otros se le ha facilitado incompletos, y otros se le han dado a cuenta gota. Por poner un esperpéntico ejemplo de cómo funcionan las empresas privadas, a trabajadores de recogida de residuos en el municipio de Telde y perteneciente a la empresa Santana Cazorla, se les sanciona con 10 días de empleo y sueldo por negarse a trabajar sin equipos de protección especiales y medidas de seguridad establecidas en el estado de alarma sanitaria. 

Son muchos los trabajadores y trabajadoras confinadas en sus casas por la aplicación de un ERTE, por despidos, por vacaciones forzosas, etc. Tiempos donde se vive momentos de angustia y estrés ante la situación de incertidumbre laboral. Y aún más en Canarias sometida al monocultivo del turismo, porque quienes han gobernado hasta ahora no han diversificado la producción sino que económicamente la ha basado prácticamente en un solo sector que lamentablemente no se recupera con facilidad. 

No queremos terminar sin un RECONOCIMIENTO ESPECIAL al personal sanitario, de limpieza, de la alimentación, del transporte, de emergencia, desde quien lo hace en su casa a través de teletrabajo, a los que están en el campo de la investigación, al campesinado, etc., etc. Es verdad los mensajes que llegan de que “el pueblo es el que salva al pueblo”, pero el PCPC decimos aún más, son los y las trabajadoras, a riesgo de exponer su salud y sus vidas, los que abanderan el futuro de la humanidad para que la sociedad siga avanzando. 

La clase obrera se liberará de esta podrida sociedad capitalista cuya oligarquía ha demostrado en esta crisis, una vez más, que le importa más sus negocios, ganancias y enriquecimiento que salvar vidas humanas. Es significativo ver cómo en esta situación de emergencia sanitaria, el imperialismo sigue manteniendo el nivel de gastos militares y bloqueo económico a diferentes pueblos del mundo. Todo lo opuesto a cómo funciona un sistema socialista, como el brillante ejemplo de la solidaria hermana isla de Cuba, brindando apoyo médico a decenas de países del mundo.  

En los momentos difíciles que estamos viviendo, y los que quedan por llegar, se ha demostrado la importancia de la valentía y unidad. Desde el PCPC hacemos un llamamiento al pueblo trabajador a perseverar en la unidad y en la lucha, para salir reforzados de esta complicada situación. Para ir organizando la defensa de los derechos que nos quieren arrebatar y recuperar lo que no han quitado. 

Las Palmas de Gran Canaria, 06 de abril de 2020

 

 El miércoles 26 de febrero, en el local del PCPC en Gran Canaria, se celebró una charla de formación ideológica impartida por el camarada Carmelo Suárez.

Ya van dos las realizadas con la misma temática. La primera, septiembre del 2019, iba exclusivamente dirigida a los colectivos obreros y sociales que han participado en la actividad de la “Marcha Obrera” que organizamos anualmente. En esta segunda ocasión, febrero del 2020, fue una convocatoria más abierta y de amplia difusión a través de cartelería y redes sociales.

Cabe decir que la asistencia a ésta última dio un lleno del local, superando la treintena de personas. Hubo una buena receptividad del público, participando activamente en el coloquio final, inclusive en el interés de adquirir materiales del Partido. La propia venta, sobre todo, del Propuesta Comunista 77 donde se recoge las tesis de la Conferencia feminista, fue exitosa.

Explicar científicamente el funcionamiento del sistema capitalista desde su base económica ha sido muy clarificador para las personas cercanas al Partido. Una charla que ha ayudado a entender por qué se está en la lucha y hacia donde hay que dirigirse para acabar con la explotación de clase.

La lucha ideológica continúa, y nos hacemos eco de quienes expresaron que este tipo de actividades hay que repetirla.

Partido Comunista del Pueblo Canario - PCPC

El miércoles 22 de enero de 2020, el Parlamento del Reino Marroquí aprobó dos leyes; 37,17 y 37,18, en las cuales, de manera unilateral, amplía y delimita, nuevamente, la frontera marítima con los países vecinos a sus aguas. Esta ampliación y delimitación de las aguas territoriales marroquíes suponen, por un lado, la inclusión de las aguas saharauis, lo cual supone una flagrante violación del derecho internacional, toda vez que el territorio del Sáhara, es, según resolución de las Naciones Unidas, “un Estado no

Autónomo pendiente de descolonización”, por consiguiente estamos hablando de un ejercicio de anexión de Marruecos sobre la soberanía del pueblo saharaui. Y por otro lado, dicha ampliación de las aguas marroquíes suponen asimismo un ataque intolerable a la Zona Económica Exclusiva de Canarias.

Esta decisión del gobierno marroquí avalada por el parlamento de ese país, esconde, en realidad, evidentes intereses económicos que tienen que ver con el expansionismo de la monarquía marroquí sobre territorios a los que se le niega su soberanía; en este caso el Sáhara y Canarias.

Pese a estar en contra de la legalidad internacional, pese a contraponerse a las resoluciones sobre el derecho a la autodeterminación del Sáhara aprobadas por la ONU, el gobierno español junto con la Unión Europea firmaron en el 2018 un acuerdo pesquero con Marruecos a través del cual la flota pesquera de la UE puede faenar en las aguas territoriales del Sáhara Ocupado por una compensación económica a la Monarquía marroquí de 52 millones de euros anuales. De esta manera el pueblo del Sáhara occidental se convierte en rehén de los intereses económicos del imperialismo europeo, permitiendo el gobierno “progresista” del Estado Español, que la monarquía alauita especule económicamente sobre los recursos naturales del pueblo del Sáhara. La explotación ilegal de los recursos pesqueros por parte de Marruecos, España, la UE y otras potencias internacionales, supone además un obstáculo a la solución política del conflicto del Sáhara.

Con este episodio se testimonia, una vez más, los estrechos intereses con que están unidos el imperialismo europeo de la UE y la monarquía marroquí. Se hace así mismo evidente, la continuidad en la política hipócrita del gobierno español ante la exigencia de ejercer el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y el reconocimiento total de su legítimo representante el Frente Polisario y de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Esta es la caracterización del nuevo gobierno progresista apoyado por el PSOE y PODEMOS; continuidad en torno a las intereses estratégicos del capital y del capitalismo español, fiel gerente de los intereses de la oligarquía; todo ello envuelto en formas que intentan aparentar políticas progresistas y de izquierdas pero que ocultan la decisión política de ambas organizaciones de no alterar sustancialmente el dominio del capital y los intereses del imperialismo europeo.

 

Esta acción del parlamento marroquí, coloca la lucha y reivindicación del Pueblo

Canario por la vertebración de un proceso de unidad, autodeterminación y soberanía nacional para Canarias. Ello supone, entre otras, tener competencias en el mar archipielágico hasta las doscientas millas, -como así se refleja en la imagen final de este comunicado-, además de la inclusión de un Estatuto de Neutralidad y la unidad del pueblo canario sin divisiones provinciales e insulares. Canarias, debe convertirse en plataforma de solidaridad con los pueblos de África. 

El Partido Comunista del Pueblo Canario aprovecha la oportunidad, para una vez más, ratificar públicamente la solidaridad con el pueblo saharaui y apoyar las legítimas aspiraciones para ejercer su derecho a la autodeterminación, y ejercer su soberanía sobre su territorio, su espacio aéreo y sus aguas territoriales; aspiraciones que extendemos también al pueblo canario del que formamos parte como organización revolucionaria.

Desde nuestra organización constatamos la unidad de intereses que existe entre el pueblo canario y el saharaui, en torno a la defensa internacionalista de su autodeterminación y el reconocimiento pleno de la soberanía popular en ambos pueblos.

Así mismo exigimos al gobierno del Estado Español que dé por finalizada la etapa de descolonización del Sáhara a través de la convocatoria de un referéndum de Autodeterminación avalado por la legalidad y el derecho internacional.

 

AUTODETERMINACIÓN Y SOBERANÍA NACIONAL PARA EL SÁHARA Y CANARIAS 

 

Partido Comunista del Pueblo Canario

 

COMITÉ NACIONAL

Página 1 de 14