PARLAMENTO CANARIAS

VÍDEO - Intervención completa del Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC), en el día de ayer, en la Comisión sobre la reforma del sistema electoral canario.

-Erradicar el insularismo.
-Lista única, con delegaciones insulares del Gobierno de Canarias.
-Proyecto de unidad de la clase trabajadora en Canarias para avanzar hacia el socialismo.

http://www.parcan.es/video/grabacion.py?id_grabacion=3512&amp%3Bid_jornada=14206

 

RADIO EL DÍA

"Los cabildos son unos residuos de esa desgracia insularista de nuestra tierra que siempre nos dividió y siempre nos debilitó. Hay que ir hacia un gobierno capaz de elaborar un proyecto político de todas las islas con un pueblo único con una sola voluntad política. Esta propuesta va hacia la ruptura para luchar por una sociedad socialista"

Entrevista en Radio El Día, donde Carmelo Suárez sitúa la posición clara del PCPC sobre el régimen electoral canario, y la necesidad de una lista única que supere el insularismo, estructura principal del caciquismo burgués que oprime a la clase trabajadora canaria.

http://www.eldia.es/podcastgen/?name=2016-11-14_entrevista_carmelo_suarez__secretario_general_de_pcpe.mp3

 

Canarias posee un sistema electoral no democrático, que favorece y establece un equilibrio insularista que impide la articulación y estructuración nacional de Canarias. Esto es así porque la clase dominante en Canarias, la burguesía a lo largo de su historia, ha basado su poder económico y social en el ámbito insular, y su lucha interburguesa ha impedido la cohesión económica y social del Archipiélago. Los intereses de la burguesía agraria dirigido hacia los mercados exteriores de donde extrae sus beneficios, y los intereses de la burguesía comercial e importadora, no han hecho posible la articulación de un mercado nacional propio e interno para Canarias, de ahí, por tanto, que la dependencia de Canarias a los mercados externos y los intereses oligárquicos hacia las relaciones exteriores, hacen que la principal misión histórica de la burguesía no se haya cumplido con respecto a la burguesía canaria: la constitución de un mercado interior que articule en torno a él a la sociedad civil de Canarias. Así los distintos intereses económicos y los poderes que se derivan de ellos han fracturado en ámbitos insularistas y caciquiles a Canarias y a su sociedad.

De esta manera, por tanto, hay que extraer las condiciones económicas y sociales que hacen posible la existencia de un sistema de representación política que consolida esos intereses caciquiles e insularistas.

El Estatuto de Autonomía de Canarias respondía y responde a esos intereses y necesidades; establece un triple equilibrio insularistas que determina la desvirtuación absoluta de la representatividad política en Canarias, anulando el criterio elemental democrático de una persona, un voto. Sobre esta consolidación del insularismo que es la triple paridad (Entre las islas de Tenerife y Gran Canaria, entre la provincia de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas y entre las islas menores y las mayores) se establece una doble barrera (30 % insular y 6 % regional) de los votos que anula cualquier atisbo de representación democrática de las personas en Canarias.

Por tanto, desde la perspectiva del PCPC (Partido Comunista del Pueblo Canario), la representación política en Canarias, se deriva directamente de la correlación de fuerzas sociales y económicas y de la propia lucha de clases en el ámbito archipielágico. Consecuentemente con esta posición todo cambio en la estructuración política en las islas debe ser una transformación en la correlación de fuerzas, que socave el poder de la burguesía en Canarias. Nos negamos a separar, como hacen otras fuerzas políticas, la estructura política y la conformación de la democracia burguesa en Canarias del sistema económico y social que da base a la estructuración de las clases. En esa perspectiva el PCPC tiene definido, a través de sus Conferencias Nacionales, un marco estratégico de constitución y articulación nacional de Canarias en torno al poder de la clase obrera canaria y el pueblo trabajador.

Este proceso de construcción nacional se define en dos pilares estratégicos fundamentales: por un lado, cohesionar y unir a la clase trabajadora de Canarias en torno a sus propios intereses y necesidades; luchando por unificar sus luchas, dotar al proletariado de sus propias organizaciones y de su independencia de pensamiento, y orientar sus reivindicaciones laborales a la lucha por unificar sus condiciones laborales y salariales en toda Canarias y no como hace la burguesía diversificadas en función del ámbito insular.

El otro eje estratégico es la cohesión de las estructuras e instituciones políticas canarias que doten de sentido nacional a la política canaria, superando las mentalidades insularistas. En ese sentido la cámara de representación debe tener una lista nacional. Desde el PCPC entendemos que la instituciones políticas, como parte de la estructura social, guarda relación dialéctica con la base económica de la sociedad, por tanto, la democratización de dicha estructura institucional tiene que formar parte de un proceso revolucionario que transforme la base económica del archipiélago y construya una realidad en base a los intereses del pueblo trabajador de Canarias. Dentro de esos intereses estratégico de la clase obrera en Canarias es esencial la articulación política de Canarias y la lucha decidida contra las estructuras en las que el insularismo se ha arraigado, en este caso los Cabildos. Éstos en el ordenamiento actual se han convertido en el principal espacio político del insularismo y la división nacional de Canarias, en ese sentido la propuesta del Partido Comunista del Pueblo Canario es convertirlos en órganos de la administración del Gobierno de Canarias pero otorgándoles la representación insular como elemento necesario de reconocimiento del hecho insular en Canarias. Lo que tenemos claro es que el Parlamento canario debe ser la institución que represente al conjunto del Pueblo Canario, y, consecuentemente debe suprimirse los topes insulares a la hora de acceder las organizaciones políticas a dicha institución.

Por tanto, el PCPC entiende que la actual Ley electoral no es el único aspecto en la lacra del insularismo, sino que este tiene una profundidad que abarca al aspecto económico, político y social. Será el proceso revolucionario que defina el poder obrero en Canarias que tendrá como eje prioritario la articulación nacional de Canarias, junto a la lucha contra la burguesía canaria en su conjunto. Ésta tiene al insularismo como elemento definitorio en su actuación política, y por tanto, los intereses del pueblo canario van justamente en sentido contrario a la potenciación de cualquier elemento organizativo, político o social que tienda a construirse en torno a planteamientos insularistas. Sólo la clase obrera en Canarias puede llevar a cabo un proceso de articulación del Archipiélago y ser consecuente con el derecho de autodeterminación.

Comité Nacional de Canarias del PCPC.

A las 18:00h del viernes 4 de noviembre daba comienzo la séptima Marcha Obrera. Atrás quedaban varias semanas de duro trabajo. Los y las camaradas del Partido Comunista del Pueblo Canario y los Colectivos de Jóvenes Comunista, en la isla de Gran Canaria, junto a varios de sus simpatizantes llevaron a cabo más de 20 salidas para dar a conocer esta importante jornada de lucha. Fueron múltiples los minimítines realizados, los repartos de octavillas, la colocación de carteles en comercio etc., al mismo tiempo se mantuvieron cerca de una docena de reuniones con colectivos obreros, sindicatos, y asociaciones vecinales, todo ello, con el objetivo de dar a conocer la Marcha Obrera, así como movilizar a los vecinos y vecinas, a los trabajadores y trabajadoras de los barrios obreros y populares por donde se iba a realizar el recorrido, La Feria, Chumberas, Schamman, Cruz de Piedra, Las Rehoyas, Divina Pastora y Copherfam, así como en el Cono Sur (Tres Palmas y la Vega de San José), donde el Partido junto a numerosos colectivos está llevando una lucha por la recuperación de la Casa del Niño, como centro social y cultural.

A la Marcha obrera se sumaron también compañeros y compañeras de diversos colectivos, entre ellos de la sección sindical de CCOO en la cadena de supermercados Dinosol-Hiperdino, del sindicato Alternativa Sindical, de los Comités para la Unidad Obrera en Gran Canaria (CUO), de la Unión Insular de CCOO en Gran Canaria, del sindicato Convergencia Sindical, de la sección sindical de CCOO en Correos, entre otros y, un grupo de trabajadores del empresario explotador Miguel Ángel Ramírez, recién despedidos, que se acaban de quedar en un limbo laboral puesto que su actual empresa les ha comunicado que terminan contrato con ellos para ser subrogados por una segunda empresa (perteneciente al mismo empresario), y ahora se encontraban con que la segunda no acepta la subrogación.

La Marcha dio comienzo tras la intervención del camarada Roberto Barreto, trabajador de Correos y miembro de su comité de empresa, quien fue el encargado de explicar el por qué de esta Marcha Obrera en el momento en el que nos encontramos y cuáles son los objetivos que la clase obrera canaria debe marcarse para acabar con la explotación a la que se ve sometida.

Como en otras ediciones, diferentes personas a título individual así como varias en representación de otros tantos colectivos se fueron sumando a la Marcha a lo largo del recorrido. Ese fue el caso de miembros de Intersindical Canaria, del Sindicato USO, del comité de empresa de helados Kalise y de un miembro de la Plataforma de familiares de los fusilados de San Lorenzo.

La parada en el barrio de Chumberas, permitió recuperar fuerzas, mientras el camarada Javier Delgado, trabajador del Colegio de Veterinarios de Las Palmas, explicaba la importancia de esta jornada de lucha, así como la política de recortes que en los próximos días el nuevo gobierno pretende imponer a la Clase obrera canaria y a los sectores populares de nuestra tierra.

La marcha seguía, con el objetivo claro de entrar a las 20:00h en el Parque de San Telmo. La siguiente parada, tras recorrer la calle Zaragoza y Pedro Infinito, era las oficinas centrales del grupo de supermercados Hiperdino en el barrio de Miller. El motivo, su complicidad con Miguel Ángel Ramírez, el empresario cacique que tiene a cerca de 7000 trabajadores en Canarias, dentro de sus empresas del Grupo RALONS y de Seguridad Integral Canaria, amedrentados diariamente con los despidos, la persecución sistemática a los representantes sindicales y a todo aquel que no le agache la cabeza en la defensa de sus derechos laborales. Hiperdino es cómplice porque al contratar los servicios de estas empresas, conoce estas condiciones de sobreexplotación y de saqueo de los salarios de estos trabajadores pero sale al paso mirando para otro lado.

Tras unos 15 minutos de concentración en la que el camarada Joaquín Ávila, trabajador en paro, realizó una dura intervención sobre el papel de Ramírez y la complicidad de las empresas que contratan sus servicios, la Marcha siguió su recorrido hasta Copherfam donde volvimos a explicar los motivos la marcha así como el duro contexto político y social en el que nos movemos en la actualidad. La camarada Sonia Iruela, trabajadora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, fue la encargada de desgranar todos estos elementos, haciendo un llamamiento a los vecinos de los barrios de Los Ángeles, de Copherfam, de Divina Pastora, de la importancia de la movilización en la defensa y recuperación de nuestros derechos.

La Marcha llegó al Parque de San Telmo con puntualidad, allí daba comienzo el acto final de esta jornada de lucha. Tras un intervención de Paqui Sánchez, responsable política del Comité Insular del PCPC en Gran Canaria, se dio lectura del Comunicado conjunto firmado por una decena de organizaciones sindicales y colectivos obreros entre los que además de los nombrados, también estaban los trabajadores de Guaguas Municipales y de los Estibadores Portuarios del puerto de La Luz y de Las Palmas. Ambos colectivos disculparon su ausencia en la Marcha Obrera. Todos estos colectivos fueron acercándose a la tribuna y mandaron un saludo a los presentes. Además de reconocer lo acertado de esta movilización, lanzaron mensajes promoviendo una mayor unidad y coordinación entre las organizaciones presentes.

Los Colectivos de Jóvenes Comunistas hicieron hincapié en su discurso, de la mano de Samuel Castellano, del papel de la Juventud obrera, sus dificultades actuales, así como destacaron el importante papel de los CJC en la Coordinadora de Estudiantes que no hace ni 10 días, llenaban esa misma plaza con cerca de 1000 estudiantes en las protestas en contra de las reválida que el gobierno quiere aplicar a nuestra educación pública.

Por último, Carmelo Suarez, Secretario General del PCPE, comenzaba saludando la presencia de Takbar Haddi, la madre saharaui que lucha día tras día por la denuncia del asesinato de su hijo a manos del criminal gobierno de Marruecos, así como al compañero Fernando Melián, trabajador de la Policía Portuaria, que días atrás finalizaba una huelga de hambre tras llegar a un acuerdo de readmisión de un grupo de 13 trabajadores despedidos por la autoridad portuaria.

Carmelo colocó en su intervención las claves de la situación actual de ataque sistemático contra los trabajadores en Canarias, mostró con algunos datos lo que esconden las cifras de paro en Canarias y en el estado español, denunció el papel de la Unión Europea, y en el ámbito más cercano dio muestras de lo que significa la Ley del Suelo que está promoviendo el Gobierno de Canarias y la importancia de la organización para adelantar cuanto antes mejor, una salida revolucionaria a la actual crisis institucional, económica y social que padecemos.

La Séptima Marcha Obrera finalizaba con el canto a la internacional y posteriormente el PCPC y los CJC invitaron a los presentes a un tentempié en los locales del Partido, donde recuperar fuerzas tras una jornada intensa y exitosa.

 

Los abajo firmantes: colectivos obreros y sociales secundamos los objetivos de esta 7ª Marcha Obrera contra la explotación y el empobrecimiento del pueblo trabajador. Una Marcha Obrera que tiene como fines organizar y unir las luchas contra los gobiernos del capital que benefician a la clase burguesa y sus monopolios.

Nos ponemos en pie de lucha contra la dictadura de la Unión Europea, la cual exigirá a España en los próximos años ajustes por un importe total cercano a los 30.000 millones de euros. Ninguno de los gobiernos hoy posibles, desobedecerá este mandato ni acabará con los recortes. Las consecuencias de la aplicación de estos ajustes recaerán, de nuevo, directamente sobre las maltrechas condiciones de vida de la clase obrera y los sectores populares, yendo estos recortes, directamente, entre otros, a sanidad, educación y pensiones. Nos esperan aumentos de las listas de espera, reducción de medicamentos subvencionados, aumentos de ratios en las aulas, menos profesorado de sustitución, etc. Aumento de más y mayores privatizaciones de éstos y otros sectores. También las pensiones, que tienen un problemático horizonte en el año 2018, se verán afectadas por estos ajustes impuestos por la Unión Europea.

Nos ponemos en pie de lucha contra los desorbitantes gastos militares en los que invierte el gobierno español conjuntamente con la OTAN, gastos destinados a hacer la guerra imperialista en países africanos o del Próximo Oriente, gastos que bien podrían ir destinados a ayudas sociales y la mejora de las condiciones de vida de nuestro pueblo. También exigimos la devolución de los 50.000 millones de euros que el Estado español usó de las arcas públicas, para rescatar a la banca, un dinero que estamos pagando a día de hoy todos los trabajadores/as.

Los abajo firmantes unimos nuestras luchas contra los gobiernos del capital, aquellos que defienden a la patronal, a explotadores como Miguel Ángel Ramírez, Lopesan o Amancio Ortega entre otros. En los últimos tiempos hemos visto como empresarios como Miguel Ángel Ramírez, dueño de Grupo Ralons y Seguridad Integral Canaria, ha acumulado grandes fortunas a costa del sudor de la clase obrera canaria, a través de salarios de miseria, jornadas laborales interminables y un abuso constante de la represión sindical en sus empresas. Hemos visto como este empresario y cacique tiene relaciones de connivencia con las instituciones, con jueces, ministros, financiando partidos políticos, evadiendo penas de cárcel firmes, robando a la hacienda pública, un claro de ejemplo de que en el Capitalismo es la patronal la que tiene el poder y es la clase trabajadora, la que genera la riqueza, la única fuerza capaz de acabar con esta clase de explotadores.

La crisis capitalista ha llegado a todos los rincones de la política española. Cualquier gobierno que se forme no desobedecerá el mandato de la Comisión europea, se subordinará a los monopolios, incrementando la explotación, reducción de salarios y desalojo de la clase obrera y del pueblo.

En nuestra realidad más cercana, en los barrios obreros debemos luchar por mejorar las condiciones de vida, por la apertura de comedores populares gestionados por los y las vecinas, luchar contra los desahucios, exigir que nuestras viviendas sean reparadas a coste cero por las instituciones, o luchar, por poner un ejemplo, por la rehabilitación de “La Casa del Niño” como centro socio-cultural en el Cono Sur de Las Palmas de Gran Canaria.

Por tanto, la clase obrera y los sectores populares no deben mantener ninguna esperanza en relación a la formación de una u otra combinación de gobierno. La única esperanza, la única solución a estas políticas de ajuste imperialistas está en la lucha obrera y popular. Si no nos organizamos, si no luchamos, las parasitarias clases dominantes, los banqueros y los grandes monopolios, nos arrebatarán todo. Por eso decimos que hay que exigir la salida del euro, de la Unión Europea y de la OTAN.

Vecino/a, trabajador, trabajadora de nuestros barrios,

¡ÚNETE A LA MARCHA OBRERA!

¡NO ES HORA DE ESPERAR, ES HORA DE LUCHAR!

¡TODO EL PODER PARA LA CLASE OBRERA!

 

Colectivos firmantes:

  • Sección Sindical de CCOO de Dinosol Supermercados en Gran Canaria
  • Consejo Nacional del FSOC
  • Sindicato USO
  • Comité de empresas de Guaguas Municipales
  • Sección Sindical en seguridad Integral Canaria de Alternativa Sindical
  • Sindicato Intersindical Canaria
  • Sección Sindical de Seguridad Privada de Intersindical Canaria
  • Comité de empresa de Kalise en Gran Canaria

 

Los y las comunistas de Canarias presentes, tanto en el bloque comunista como en los frentes de masas estudiantiles, en las movilizaciones por la huelga de estudiantes del 26 de octubre contra la LOMCE y el 3+2, contra la educación que la burguesía pretende imponer a la clase obrera, para precarizarla aún más y prescindir de mano de obra sobrecualificada entre las filas obreras, elitizando la educación superior a unos pocos.

La presencia en la movilización realizada en La Palma, además de las de Gran Canaria y Tenerife, sirvió para establecer contactos con algunos de los cuadros estudiantiles más organizados, y continuar fortaleciendo la presencia del núcleo comunista en dicha isla.

¡Por una educación pública al servicio del pueblo trabajador!

 

Se cumplen siete años en que el Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) vienen celebrando la Marcha Obrera con un recorrido por barrios obreros y populares de las Palmas de Gran Canaria.

Una actividad que, dentro del Calendario Rojo, para los y las comunistas es de enorme importancia como organizaciones de clase que somos. Por ello, desarrollamos una intensa campaña de difusión entre vecinos/as, organizaciones sindicales y colectivos obreros con los que trabajamos asiduamente. Les hacemos llegar nuestro análisis de la situación actual de explotación y opresión a la que nos conduce el capitalismo, defendiendo a ultranza otro sistema social, el socialismo-comunismo, e ineludiblemente llamando a la organización, unidad y lucha por la conquista y defensa de nuestros derechos.

Una actividad cuyas fechas anuales la hacemos coincidir aproximadamente con los aniversarios de la Federación Sindical Mundial (FSM) como principio de nuestro internacionalismo proletario. Dicha Jornada concluye con un Mitin final de cierre en la que intervienen todas las organizaciones asistentes al acto.

Con motivo de la Jornada Internacional de Acción y Lucha convocada por la Federación Sindical Mundial, se realizarán en Canarias varias actividades y acciones para reivindicar esta importante convocatoria clasista.

La primera se realizó el pasado jueves 6 de octubre, en Tenerife. Y se cerrará con la Marcha Obrera, que se celebrará las próximas semanas, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Crónica de la concentración en Santa Cruz de Tenerife.
A iniciativa del PCPC y los CJC, se llevó a cabo una concentración unitaria, frente a la Subdelegación de Gobierno de Santa Cruz de Tenerife, con lectura de manifiesto conjunto entre varias organizaciones y sindicatos de clase, con el lema: "Todas somos refugiadas del capitalismo. Unidad-Lucha-Internacionalismo".

Durante el acto se denunció la grave situación que sufren actualmente millones de trabajadores y trabajadoras, debido a la guerra imperialista y a la lógica del capitalismo, que tienen que emigrar para buscar un futuro, y que se enfrentan al rechazo y al odio de los discursos fascistas y racistas en occidente.
Se gritaron consignas en solidaridad con la clase obrera inmigrante, y en rechazo a la lógica capitalista y a la guerra imperialista.

Se dió lectura al comunicado conjunto que compartimos más adelante.

¡Solidaridad con las y los refugiados. La clase obrera es internacional!
Desde el PCPC agradecemos la participación de las y los compañeros asistentes, y señalamos la importancia vital de continuar la movilización y la lucha clasista, internacionalista y confrontada al capital.

Organizaciones convocantes y que firman el manifiesto:
-Partido Comunista del Pueblo Canario
-Colectivos de Jóvenes Comunistas
-Alternativa Sindical Obrera Canaria
-Comité Canario de Solidaridad con los Pueblos
-Comités para la Unidad Obrera-Comisión Promotora Tenerife
-Sindicato de Comisiones de Base (CoBas)

Manifiesto unitario:

"Todas somos refugiadas del capitalismo. Unidad-Lucha-Internacionalismo"

Consideramos que la Directiva Retorno ha supuesto un paso más hacia una Política Europea Migratoria común restrictiva y represiva. Entendemos que con ella, se ha mandado un mensaje de eficacia ante la opinión pública europea, reiterando la culpabilización de las personas migradas y eludiendo los verdaderos factores de fondo que alientan el fenómeno migratorio
Recientemente se aprobó en la Cumbre de París, el Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo, en el que están presentes los principales elementos que vienen a configurar el actual núcleo duro de las políticas europeas respecto a la inmigración: inmigración escogida, refuerzo de las políticas y mecanismos de control y blindaje de fronteras, desarrollo de la Directiva entre otros.
En el Estado Español se ha producido un importante giro restrictivo por parte del Gobierno en el abordaje del fenómeno migratorio y de la política hacia los migrantes, que se concreta en: la firma de la Directiva de Retorno y del Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo, el endurecimiento de la reagrupación familiar, la reducción a cero de las contrataciones en origen, el programa de retorno para extranjeros en paro, la posible reforma restrictiva de la Ley de Extranjería que ya hoy resulta inaceptable, etc…
Por otro lado se suman contra los/as inmigrantes unas medidas [y los discursos que las acompañan], que, en el contexto de grave crisis económica del capitalismo, no pueden sino generar, además, graves fracturas y divisiones sociales. De ninguna manera se puede situar el problema del aumento de desempleo en la inmigración, y menos si cabe, responsabilizar a los inmigrantes de la situación económica del Estado Español y de Canarias, en particular, ni de los fracasos en materia de empleo, al ser ellos mismos los primeros en sufrir tales consecuencias, como parte de la clase trabajadora que son.
El discurso de las y los políticos que defienden el capitalismo, insiste en relacionar crisis, paro e inmigración. Y aunque las personas inmigrantes no han tenido responsabilidad en la gestación de la actual crisis, (sino que, por el contrario, la padecen) sin embargo se les relaciona, como si las restricciones en las políticas migratorias y en los derechos de los/as inmigrantes fuesen un factor importante en la superación de la misma. Incluso el reiterado mensaje “que no vengan más y que se vayan los que sobren” se presenta cínicamente como una manera de evitar que afloren posiciones xenófobas y populistas. Y a partir de ahí se justifica la desigualdad en el trato, la reducción de derechos y la discriminación. Son medidas, por otra parte, que no dejan de alentar el miedo y la inseguridad que siempre busca la protección a costa de lo que sea. Se trasladan así a la sociedad unas ideas que generan unos estados de opinión problemáticos que pueden llegar incluso a fraccionar la sociedad y que suponen, en la práctica, el caldo de cultivo para posiciones fascistas y racistas.
Es verdad que la crisis va a golpear a amplios sectores de la clase trabajadora (y lo peor está por llegar), pero al tiempo sabemos que los/as inmigrantes van a ser uno de los más afectados/as porque a las consecuencias socioeconómicas de las políticas de ajustes hay que sumar otras como irregularidad, inseguridad, amenazas de repatriación… y ello en un clima de recelo y violencia social.
El mensaje que se da desde las instancias de los gobiernos e instituciones europeas es desde nuestro punto de vista no sólo erróneo, sino que pretende hacernos ver que las personas inmigrantes no tienen derechos básicos y elementales. La mencionada Directiva y las graves restricciones políticas no acabarán con la inmigración irregular y lejos de ser una medida disuasoria, acrecentarán el sufrimiento de personas que su único delito es huir de la miseria y la guerra imperialista y tratar de mejorar su calidad de vida. No puede ser este el pretexto para una reforma de la Ley de Extranjería, que fomente aun más la represión y que elimine derechos adquiridos.
La inmigración se valora en el Estado Español y en la Unión Europea en función del beneficio económico con el mínimo coste, siguiendo la lógica del capital al que sirve . Lo que es fiel reflejo de una política utilitarista y defensiva frente a la inmigración, donde las personas inmigrantes, aunque sean regulares, siguen sin ser consideradas parte de la sociedad. De lo cual se aprovechan empresarios para maximizar sus beneficios y ganancias.
Siempre nos hemos manifestado a favor de la inmigración regular y somos consecuentes con lo que esto implica. Pero en una materia tan delicada como el trato a las y los extranjeros en situación administrativa irregular y los procedimientos para su expulsión del país, hay principios que no debemos olvidar:
El respeto a los derechos humanos y sociales, en todo el proceso migratorio.
No se pude aplicar un tratamiento pseudo-penal [como el que se aplica en los Centros de Internamiento] a personas que no han cometido delito alguno.
No se puede aceptar como argumento (para apoyar la Directiva de Retorno) que determinados países de la UE tengan una regulación aún más lesiva en materia de derechos, porque para nosotros/as, siempre han de servir como referencia los más garantistas para con los derechos de las personas.
Rechazando la Directiva Retorno, nos negamos a admitir que por el hecho de ser inmigrante se pueda ser delincuente en potencia, nos negamos a admitir que una sociedad como ésta no necesita del aporte del trabajo de las personas inmigrantes y sobre todo, nos negamos a que se den argumentos carentes de solidez y por tanto totalmente falsos, para que grupos xenófobos, fascistas y racistas puedan argumentar sus discursos.
Si el modo en que un Estado trata a las personas inmigrantes da una medida de su democracia, podemos constatar que este Estado carece de ella.
Rechazamos los discursos políticos y las medidas que se centren en el utilitarismo económico, el control, las fronteras y la seguridad, como manera de garantizar la sobrexplotación de un sector de la clase trabajadora, dejando de lado los aspectos relacionados con la integración, el arraigo laboral y social y los derechos humanos.
Consideramos también que es obligado luchar por otra conciencia de clase que alienten la solidaridad, el internacionalismo y el respeto hacia los inmigrantes que ya forman parte de nuestras sociedades y de nuestra propia clase obrera.
Creemos, en suma, imprescindible crear mecanismo de solidaridad popular y de clase con las personas migrantes y el rechazo, rotundo, a las políticas migratorias de la UE y a la propia Unión Europea.

Desde el Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC), hacemos un reconocimiento a la lucha que sostienen ambos colectivos de Memoria histórica para que los hombres y mujeres combatientes antifascistas, quienes dieron lo mejor de su vida para defender los intereses de la clase obrera y el pueblo canario, no queden en el olvido.

Respaldamos la reivindicación de estas organizaciones para que las instituciones, incluido el propio Ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria, pongan todos los medios necesarios para que se lleve a cabo la exhumación de los cuerpos de varios de los represaliados, que fueron asesinados y arrojados a la fosa común en el cementerio de Vegueta por parte de los testaferros de la dictadura. Un legítimo derecho en el camino de la lucha por exigir reconocimiento y dignificación a las víctimas.

Rechazamos igualmente la colocación de manera precipitada y previa a la realización de los trabajos de excavación y exhumación, de un monolito tal y como pretende Sergio Millares, Concejal de barrios y participación ciudadana del Ayuntamiento capitalino y perteneciente al grupo político “Las Palmas de Gran Canaria Puede”. En todo caso, este monolito se debería colocar al finalizar los trabajos de exhumación tal y como aconseja el informe de los técnicos especialistas de la “Asociación por la Recuperación de los Desaparecidos en el Franquismo”, el cual fue entregado en su momento a dicho concejal. Un Monolito que, en última instancia, debiera ser acordado con los familiares de los represaliados.

Los y las militantes comunistas del PCPC y CJC estaremos siempre junto a quienes defiende la valentía y dignidad de nuestros hombres y mujeres republicanas, porque ejemplar fueron sus luchas contra todo tipo de explotación, opresión, injusticia y barbarie que se cometieron en aquel entonces. En el presente recogemos su testigo para seguir luchando por la República. Una República de carácter Socialista, donde la dictadura del capital que sostiene el poder burgués pase definitivamente al basurero de la historia.

¡VIVA A LUCHA DE LOS HOMBRES Y MUJERES REPUBLICANAS!

¡LA LUCHA CONTINUA HASTA LA VICTORIA!

Desde el núcleo del PCPC en La Palma iniciamos ayer la campaña de agitación en contra de la Ley Turística de Islas Verdes, en Las Breñas y en Santa Cruz de la Palma.
Los próximos días continuaremos con la agitación por la zona sur y los municipios de Los Llanos, Tazacorte y El Paso.

¡El pueblo canario en pie contra el capitalismo y sus especuladores!
No a la Ley Turística de Islas Verdes
No a la #LeydelSuelo

Los materiales empleados son el siguiente cartel y octavilla.

Página 7 de 13