21 de Abril 2016

Crónica por la república socialista en Cantabria

Escrito por  Cantabria
Valora este artículo
(0 votos)

Subida al monte Buciero en Santoña

El 14 de abril, junto a otras organizaciones, el PCPE se sumó a la marcha republicana por el monte Buciero de Santoña, donde se izó la bandera republicana.

Concentración en Torrelavega por la República Socialista

En la tarde del 14 abril, casi un centenar de personas se concentró en la plaza de La Llama de Torrelavega para reclamar la República Socialista y la recuperación de nuestra memoria antifascista.

Los convocantes leyeron sendos comunicados, los cuales, además de ensalzar aquella segunda república de trabajadores, sus avances y la condición innegociable del carácter socialista de la república que debe construir el conjunto de la clase obrera y los sectores populares, coincidían en la denuncia de los partidos emergentes, culpables de imponer una nueva transición que permita mantener, bajo el engaño de pequeñas reformas, el actual sistema de dominación capitalista en el estado español.

Tras cantar todas y todos juntos la Internacional, las y los asistentes se desplazaron hasta el cementerio de Geloria para rendir homenaje a los fusilados de la ciudad, en un emotivo acto que contó con la lectura de una poesía de Miguel Hernández y el canto de la Joven Guardia.

Manifestación en Santander

Varias organizaciones republicanas convocaron la manifestación del 16 de abril, a la que el Partido y los CJC se sumaron para reivindicar la República Socialista. Durante la manifestación se corearon consignas, reparto de octavillas, hasta la plaza de Correos donde se leyó el manifiesto.

Manifiesto Unitario III República, Santander

La familia real, heredera política del franquismo, es el máximo ejemplo de una sociedad explotadora y de sus clases dirigentes. Por mucho que intenten lavar su imagen con un nuevo rey, familia real se compone de Noós, Urdangarines y Cristinas, de Corinnas, de amiguetes “compi-Yoguis” con tarjetas Black de CajaMadrid, de infantas con empresas pantalla en paraísos fiscales.

La monarquía es la cúspide de un sistema explotador y corrupto, el capitalismo español, que condena al paro, a la pobreza, a los desahucios, a los recortes y a la degradación moral y cultural  a millones de personas.

Por eso, reivindicar la Tercera República no consiste sólo en cambiar la jefatura del estado; consiste en transformar toda la sociedad,  asegurando el control público de los sectores estratégicos de la economía para que estén al servicio del pueblo; el reparto de la riqueza y un sistema fiscal justo, con empleos y pensiones dignos; unos servicios públicos sin recortes ni privatizaciones; y un sistema político en el que, como decía la Constitución de la 2ª República, el poder resida en los trabajadores y trabajadoras.

En 2016, cuando se cumple el 80º aniversario del año en que comenzó la guerra civil, reivindicamos la memoria histórica y el internacionalismo de quienes lucharon contra el fascismo en España. Igual que hoy decenas de miles de refugiados huyen de las guerras y el fanatismo religioso en Oriente Medio, más de millón de personas tuvieron que huir de la brutal represión franquista tras la guerra. Nosotros/as también fuimos refugiados, también nos confinaron en campos de internamiento con un trato inhumano, especialmente en Francia.
 

BASTA DE UNA FAMILIA REAL DE PARÁSITOS Y CORRUPTOS

CONTRA EL PARO, LA EXPLOTACIÓN Y LA INJUSTCIA

POR EL INTERNACIONALISMO Y LA ACOGIDA DE TODOS LOS REFUGIADOS

¡TERCERA REPÚBLICA YA

Visto 485 veces Modificado por última vez en 21 de Abril 2016