04 de Noviembre 2014

¿Sanidad pública? En la Unión Europea imposible

NO SON RECORTES, ES LUCHA DE CLASES

El desmantelamiento de la sanidad pública en Castilla-La Mancha es un hecho desde hace largo tiempo, un hecho que cada vez provoca escenas más humillantes a la clase obrera y sectores populares que recurren a su servicio. Servicio que no cayó del cielo, sino por el que se luchó y se sigue luchando, y que se mantiene gracias a los trabajadores.

En esta ocasión, sale a la luz la situación de los pacientes y familiares del servicio de Oncología y Hematología del Hospital Virgen de la Luz, en Cuenca, quienes sufren de hacinamientos vergonzosos mientras existe, a pocos metros de las consultas, una planta de hospitalización cerrada por orden de la Gerencia al servicio del gobierno de turno e intereses patronales. Es habitual llegar por la mañana y encontrarse a los enfermos esperando turno sentados en los peldaños de las escaleras.

A la oligarquía no le importa si vivimos o morimos, es un hecho ya demostrado sobradamente, pues por encima de la salud nuestra, de nuestros hermanos, madres, padres, abuelos, de nuestros familiares en general, por encima de todo está el beneficio que puedan sacar, ya sea a costa de nuestro trabajo, o de nuestra muerte.

Es por todo esto por lo que una vez más los y las comunistas del PCPE y los CJC decimos que la sanidad pública debe estar al servicio de la clase obrera y los sectores populares, porque son éstos quienes la producen, y que esto no se dará bajo un sistema capitalista nunca. Por lo que llamamos a luchar Por la salida de la Unión Europea, la OTAN y el Euro.

Llamamos a la clase obrera y sectores populares a organizarse y a luchar. Para romper las cadenas que la atan a la explotación capitalista, raíz de nuestra miseria, y que se encamine a la toma del Poder Obrero y Popular por el Socialismo.


PORQUE SIN NOSOTROS NO SE MUEVE NADA,

PORQUE SOMOS LOS QUE TODO LO PRODUCIMOS

¡SANIDAD PÚBLICA Y GRATUITA PARA EL PUEBLO TRABAJADOR!