05 de Junio 2017

La construcción del nuevo hospital de Toledo, una necesidad. El viejo hospital, una dramática vergüenza

 

El Partido Comunista De Los Pueblos de España y su Juventud Comunista continúa con las denuncias de la actual situación de la sanidad pública en la provincia de Toledo.

Hace más de siete años que se inició la construcción del nuevo hospital provincial de Toledo, ante una población que desbordaba la capacidad del viejo hospital de Toledo (Virgen de la Salud).

En estos años, los diferentes gobiernos del CLM y sus aliados, han sido activos en culparse unos a otros de la responsabilidad del abandono del nuevo hospital, siempre con propuestas de privatización de servicios sanitarios, al mismo tiempo hemos asistido al hacinamiento de enfermos, a la división y subdivisión del espacio para hacer estancias que oculten la realidad, a la creación de una unidad en los sótanos del hospital, sala común que comparten más de una decena de hombres y mujeres en su mayoría pendientes de asignar habitación.

El hospital de Toledo, según los trabajadores en denuncias realizadas meses pasados afirmaban que "no había calidad asistencial, nada de intimidad ni confidencialidad, no hay humanización".

Uno de los médicos de urgencias definía la atención sanitaria como "medicina de trinchera, medicina de campaña pura y dura”.

En esta etapa también asistido a la trágica muerte de pacientes en los pasillos de urgencias.

Los y las trabajadores/as de la limpieza de hospital, dependiente de una empresa privada viven en un conflicto casi permanente, en contra de la reducción de personal, y reivindicando el aumento de la plantilla para mejorar el servicio de limpieza.

En el día de ayer 2 de Junio, el hospital Virgen de La Salud, en una precaria situación consecuencia del caos que sufre en todos los aspectos, y pendiente de una adecuación del drenaje que estaba prevista y no se ha realizado, se inundó por una tormenta de lluvia, entre ellos a diferentes niveles se afectaron los servicios médicos situados en la planta baja y los sótanos.

Los comunistas de Toledo consideramos una vergüenza inaceptable que siga abandonada la construcción del nuevo hospital, mientras que los pacientes se hacinan en el viejo.

El PCPE y su Juventud Comunista exige que se destinen presupuestos a finalizar la construcción del nuevo hospital, que se garantice una mínima y digna asistencia sanitaria para toda la población.

Servicios públicos, gratuitos y dignos.

NO a la privatización de servicios hospitalarios.