El Partido Comunista el Pueblo de Cataluña de Santa Coloma de Gramenet, para fortalecer la lucha antifascista, apoyamos a las movilizaciones convocadas por la comisión antifascista 27 de enero.

Invitamos a los trabajadores de Santa Paloma a la lucha contra el Fascismo y el Gobierno del PP que son los que están imponiendo leyes fascistas como la ley mordaza, recorte de libertades, y todo tipos de recortes que tienen a la población hundida en la miseria.

Hoy más que nunca hace falta la lucha contra el Fascismo para eliminar el capitalismo y crear el socialismo.

 

El pasado 15 de diciembre se realizó en la Biblioteca Pública de Lleida una charla sobre el 25 Aniversario del saqueo capitalista en la Europa del Este.

Josep Maria Barón, Responsable del PCPC a Ponente hizo la introducción manifestando que en las últimas semanas, con motivo del 25 aniversario de “la caída del muro de Berlín”, se han emitido numerosas noticias y documentales por los medios de comunicación capitalistas que satanizan los desaparecidos regímenes socialistas de la URSS y de la Europa del Este. Evidentemente en ningún momento se explicaba la gravísima situación en la que se encuentra la mayoría de ciudadanos de estos países -que han perdido todos los derechos que les garantizaba el socialismo a pesar de los errores que pudiesen haber- ni quienes han sido los grandes beneficiarios de los saqueo capitalista.

Sisco García, miembro del CC del PCPC analizó algunos factores externos e internos que hicieron posible la victoria temporal del capitalismo en el Este de Europa y de cuál es la realidad existente en cuanto a derechos básicos de la clase obrera en cada uno de estos países. En los últimos años se han dado a conocer encuestas de empresas capitalistas realizadas donde queda patente la nostalgia por el socialismo. Su intervención se resume así:

El pasado 25 de diciembre de 2014 fue el 25 aniversario del fusilamiento de Nicolae Ceausescu, presidente de Rumanía entre 1965-1989 y de su compañera Elena. Todavía hay muchas incognitas sobre estos hechos. José Luis Forneo, un profesor madrileño que trabaja desde hace 7 años en el instituto Cervantes de la capital rumana, ha estudiado profundamente la historia de Rumanía y especialmente su etapa socialista, acontecida a partir de la entrada del Ejército Rojo en Rumanía y de la ejecución del dictador fascista Ion Antonescu, aliado de Hitler y Mussolini.

Rumanía, es un país sometido al saqueo capitalista por parte de las élites del poder que han sembrado una miseria espantosa. El país está inmerso en la corrupción y dominado por las mafias criminales del juego, prostitución, lavado de dinero… La iglesia ortodoxa ha construido miles de iglesias y monasterios en los últimos 25 años. El salario medio en Rumanía no llega a los 1000 Lei (200 Euros), los jubilados no llegan a los 100 Euros, los precios de los productos son iguales o más que en el Estado Español. “La sanidad aunque se diga pública, realmente es privada, si no se pone el sobre con dinero por debajo de la mesa del médico ni te mira“ me decían varias personas con las cuales hablé en un tren camino a Moldavia. En Rumanía se ha destruido cerca del 80 % de la industria creada en la etapa socialista que ha supuesto la pérdida de 4 millones de puestos de trabajo. Situando estos datos podremos entender las razones por las cuales han marchado más de 3 millones de rumanos de su país. Cerca de un millón se encuentran en el Estado Español (20 mil en las Tierras de Poniente, un 5% de la población).

Para entender las razones por las cuales fue asesinado Ceausescu y cayeron los regímenes socialistas en la Europa del Este haría los siguientes apuntes:

 

 

  1. La Revolución de 1917 en Rúsia que trajo la creación de la URSS supuso un referente indiscutible para la clase obrera y sectores populares que consiguieron los derechos básicos (educación, salud, trabajo, vivienda..) que el capitalismo los había negado. La URSS fue determinante para derrotar al nazifascismo. Más de 30 millones de soviéticos murieron, buena parte de los mejores cuadros del partido bolchevique. La URSS liberando Europa del Este hasta Berlin contribuyó a la creación de estados socialistas que cambiaron radicalmente la sociedad. Mediante las nacionalizaciones de los sectores estratégicos y la reforma agraria que hizo posible el dicho “ la tierra por quien la trabaja” se desposeyó a los grandes propietarios y terratenientes. Los gobiernos occidentales se vieron obligados a hacer concesiones creando “el Estado del Bienestar“ para evitar que la clase obrera deslumbrara con el sueño socialista. Caído el muro de Berlín y la URSS (25/12/1991) el capitalismo tuvo la excusa perfecta para hacer una oleada privatizadora y suprimir importantes conquistas sociales.
  2. En el año 1956, se celebra el 20 Congreso del PCUS en la URSS. En aquel*congreos –donde se escogió a Nikita Jruschov- se cometió el terrible error de acordar “que ya se había llegado al socialismo” y que “ se podía coexistir pacificamente con el capitalismo”. Esto provocó el abandono progresivo de la ideología del marxismo-leninismo y de la vigilancia revolucionaria a la abrir las puertas de los partidos comunistas a los oportunistas y contrarevolucionarios. Muchos de ellos fueron determinantes posteriormente para crear descontento en la población provocando sabotaje a la economía productiva y a la distribución de alimentos. Unos cuántos se enriquecieron robando los corderos y vendiendolos al mercado negro a un precio muy superior. Estasé èlites oportunistas que se fueron formando dentro de los estados socialistas –muchos de ellos herederos de terratenientes expropiados en la 1ª etapa del socialismo – se fueron haciendo fuertes y fueron creando vínculos con los países imperialistas, la CIA, el Vaticano.
  3. El año 1985 se escoge a Mijail Gorbachov como nuevo Presidente de la URSS que promovió la Perestroika, en teoría era un proceso para “corregir errores del socialismo“ pero en verdad supuso la restauración del capitalismo. Gorbachov estableció vínculos con los dirigentes del capitalismo internacional por esta tarea y recibió importantes homenajes y dinero por eso. Gorbachov impuso estas políticas de restauración del capitalismo en la Europa del Este. Nicolae Ceausescu se opuso por lo cual la KGB, los servicios secretos del Ejército rumano y una parte de los miembros de la dirección del Partido Comunista Rumano encabezados por Ion iliescu, todos ellos partidarios de derrocar el socialismo prepararon un golpe de estado disfrazado de revolución popular y una farsa de juicio que fue retransmitido por TV. Ceausescu no reconoció el Tribunal y afirmó que sólo respondería ante el parlamento. Instantes antes de ser ejecutado estaba cantando la Internacional. Las imágenes lógicamente se pueden ver por internet y muchos rumanos reconocen que se sienten avergonzados por aquellos hechos ocurridos en pleno día de navidades.
  4. El Partido Comunista Rumano (PCR) está prohibido actualmente. El año 1992 el ingeniero Virgil Zbaganu que estaba recogiendo firmas para volverlo a legalizar fue asesinado al ser empujado hacia la vía del tren al mismo momento que pasaba un convoy. Su hermano Gheorghita, profesor de la Facultad de matemáticas me explicaba que este es un tema que molesta en el Estado y del cual no hay voluntad de investigar. Buena parte de la clase política rumana proviene del Partido Comunista , ahora forman parte de partidos conservadores, liberales, democráticos, socialdemócratas… Son herederos de la traición al socialismo y beneficiarios del robo de la riqueza nacional. Traian Basescu, hasta hace poco presidente, era capitán de la flota rumana y posteriormente un cargo importante del Ministerio de Transporte en la época socialista. En algunas entrevistas con total impunidad y con su sonrisa característica explica el origen de su fortuna mediante el estraperlo y la venta de barcos como chatarra. Él forma parte de la mafia que ha robado la dignidad y la soberanía a su pueblo. Recordar que él es uno de los responsables de las prisiones secretas rumanas donde los agentes de la CIA han sido torturando con total impunidad.
  5. Más allá de los defectos de Ceausescu y de los errores del socialismo, varios organismos de investigación y estadística capitalistas han preguntado a los rumanos sobre cómo vivían antes y cómo viven ahora. Los resultados son claros, buena parte de la población tiene nostalgia por los derechos perdidos. Rumanía forma parte de la Unión Europea y la OTAN por lo cual ya no tiene soberanía. La Permanecía socialista no tenía deuda externa a diferencia de ahora. En una encuesta reciente del diario Adevarul un 24’7% opina que Ceausescu era el presidente más adecuado, por delante de todos los demás políticos. En otra encuesta de Abril, un 66% dicen que votarían a Ceausescu si se pudiese presentar a las elecciones presidenciales del pasado Noviembre. Encuestas con resultados similares se han realizado a la URSS y el resto de los países del Este.

Quim Boix, miembro de la dirección de la Federación Sindical Mundial (FSM) inició su intervención diciendo que con la crisis estructural del capitalismo la clase obrera y los sectores populares han perdido buena parte de los derechos básicos. A continuación hacemos un resumen-guion de lo más destacado de su intervención. El capitalismo no es reformable ni humanitzable. Sólo con el socialismo la clase obrera podrá conseguir su emancipación. La FSM (90 millones en 320 sindicatos de 130 países de los 5 continentes). La FSM sufrió también “la caída del muro de Berlín”, intentaron hacernos desaparecer, pero no lo consiguieron.

Nacimos el 3-10-45 en París, sindicados europeos fuertes, lucha de clases clara, países que construían el socialismo donde los derechos de los trabajadores iban ampliándose, victoria sobre el fascismo que potenciaron los dirigentes del capitalismo, conquistas obreras dentro del Mundo capitalista: vacaciones, pensiones de jubilación, derecho de huelga, convenios, protección de la salud y accidentes laborales, educación, horarios y descanso, etc.

La CIOSL retrasó su fusión con la CMT para hacer desaparecer a la FSM. Maniobras de Gorbachov.

El papel de la CSI, y el de CCOO que ha dejado de ser un sindicato de clase.

La dispersión sindical en el estado español.

15 Congreso de la FSM en Cuba, diciembre 2005

16 Congreso en abril 2011 en Atenas, papel del PAME (35 huelgas generales convocadas con éxito en 8 años)

17 Congreso en perspectiva y el 70 aniversario de la FSM

FSM poco conocida adentro el estado español. Responsabilidad de CCOO de esto.

Continuidad de la lucha contra las multinacionales y el imperialismo (este para asegurarse el expolio de las riquezas, con mil mentiras como acaba con la droga en Afganistán, o las armas de

 

13 de diciembre de 2014

El Partit Comunista del Poble de Catalunya, ante el año que próximamente se iniciará, considera que será un periodo complejo y marcado por un calendario electoral que situará el debate político y las luchas en claves ajenas a los intereses de los trabajadores y trabajadoras y de las capas populares.

En primer lugar podemos esperar la convocatoria de unas elecciones autonómicas llamadas plebiscitarias donde se presentarán una o varias candidaturas llamadas de "país". Estas elecciones pretenden situar al país detrás de los intereses de la burguesía, de los monopolios europeos y de las estructuras militares del imperialismo euro-americano, fundamentalmente de la OTAN.

Si rige un acuerdo entre las principales fuerzas políticas de la burguesía catalana (CDC, ERC y UDC), el calendario que marcarán y, sobre todo, los objetivos que se perseguirán estarán en función de sus intereses de clase, es decir, de los intereses de la burguesía. La izquierda llamada alternativa empieza a configurar espacios de unidad para configurar también su "lista de país", pero subordinada al proyecto nacional de la burguesía y a la Unión Europea, ya que son incapaces de presentar ningún proyecto de ruptura con la estructura imperialista con capital en Bruselas. Al contrario, pretenden sembrar la ilusión que es posible humanizarla y hacerla social.

En segundo lugar el mes de mayo tendremos elecciones locales, donde se vuelven a configurar candidaturas mediáticas alternativas con pátina anti sistema. Nuevamente, y hasta donde conocemos hoy, el programa que se presenta al pueblo pretende crear la ilusión que es posible domesticar al capitalismo y a los capitalistas, que es posible un capitalismo con rostro humano y carácter social, capaz de satisfacer las necesidades y garantizar el bienestar de las masas obreras y las capas populares.

Y por último, en el mes de noviembre se celebrarán unas elecciones estatales donde también el espacio de la izquierda se verá sacudido por una nueva candidatura mediática que promete dar la vuelta al Estado español y acabar con lo que llaman casta política. Los medios de propaganda del capitalismo nos presentan esta candidatura como algo revolucionario, pero conocido su programa económico nos encontramos con unas propuestas marcadamente socialdemócratas:

a) Pretende fortalecer a la Unión Europea y dotarla de más atribuciones de Estado (deuda europea, hacienda europea, marco europeo de relaciones laborales, etc ...)

b) Se refleja en el capitalismo nórdico y en el nuevo capitalismo de moda, el capitalismo verde.

c) Prometen financiar la empresa privada.

d) Prometen respetar los servicios públicos privatizados.

e) Asumen propuestas ‘altermundistas’ como la tasa Tobin o la potenciación de la banca ética o las ONG como factores económicos.

f) Quieren reestructurar la deuda, como pide el FMI, y sobre todo, ofreciendo a los 'mercados' confianza en su seriedad.

g) Se confunde anticapitalismo con antineoliberalismo.

El Partit Comunista del Poble de Catalunya, ante el reagrupamiento de las fuerzas de izquierda reformista, plantea a la clase obrera catalana y capas populares que las propuestas de este nuevo viejo reformismo genera unas expectativas que sólo llevarán a fortalecer el poder del capitalismo, de los monopolios y de la Unión Europea.

El PCPC considera que:

- Toda propuesta que pretenda situar en los trabajadores y trabajadoras, a las grandes mayorías, la posibilidad de que es posible construir un capitalismo donde su clase dominante, donde la burguesía y la oligarquía de los monopolios, esté controlada y regulada permitiendo el desarrollo de un capitalismo humano y social, es un engaño.

- Toda propuesta donde se premie los ‘emprendedores ‘,  y se considere que formas primitivas de capitalismo como la pequeña propiedad y el cooperativismo representan un avance para los trabajadores, es un engaño.

- Toda propuesta que considere que los intereses de los trabajadores y los capitalistas pueden ser respetados por igual y convivir de forma armónica, es un engaño.

Esta nueva izquierda es la vieja izquierda reformista que ha servido para desactivar cualquier posibilidad de organización independiente de la clase obrera, subordinándose siempre a los intereses del capitalismo, y por tanto, impidiendo siempre la revolución, la toma del poder por parte de la clase obrera y la conquista del Socialismo-comunismo.

El PCPC se reafirma en la necesidad de organizar a la clase obrera y las capas populares para hacer la revolución, para construir el socialismo. El pueblo catalán no tiene futuro en el capitalismo, los trabajadores no tenemos futuro en la UE, no tenemos futuro en la OTAN. El capitalismo, como demuestran las políticas que nos impone la UE sólo nos ofrece recortes, privatizaciones, bajada de salarios, paro, pobreza y guerras de saqueo y rapiña.

Si en los primeros años del S/XX se debatía en Europa sobre 'reforma o revolución', estos primeros años del S/XXI mantienen viva la cuestión. Los y las comunistas apostamos por la revolución, por el poder obrero y por el socialismo.

Los y las comunistas no esperamos que el capitalismo llegue algún día a responder a los intereses de la mayoría, esto es imposible, la propia naturaleza del sistema capitalista lo impide.

Los y las comunistas no esperamos que nos cedan un espacio institucional para gestionar el sistema. Los y las comunistas llamamos a los trabajadores, al conjunto de sectores populares de nuestro país a organizarse, a establecer alianzas para acabar con este sistema, para hacer del capitalismo historia y construir nosotros mismos nuestro destino.


Viva la lucha de la clase obrera!

Sólo la clase obrera salvará la clase obrera!

 

 

CATALÀ

 

El 2015 continuarà confrontant reforma o revolució
Resolució del Comitè Central del PCPC
13 de desembre de 2014

El Partit Comunista del Poble de Catalunya, davant l’any que properament s’encetarà, considera que serà un període complex i marcat per un calendari electoral que situarà el debat polític i les lluites en claus alienes als interessos dels treballadors i treballadores i de les capes populars.


En primer lloc podem esperar la convocatòria d’unes eleccions autonòmiques anomenades plebiscitàries on es presentaran una o vàries candidatures anomenades de “país”. Aquestes eleccions pretenen situar el país al darrere dels interessos de la burgesia, dels monopolis europeus i de les estructures militars de l’imperialisme euro-americà, fonamentalment de l’OTAN.


Si regeix un acord entre les principals forces polítiques de la burgesia catalana (CDC, ERC i UDC), el calendari que marcaran i, sobretot, els objectius que es perseguiran estaran en funció dels seus interessos de classe, és a dir, dels interessos de la burgesia. L’esquerra anomenada alternativa comença a configurar espais d’unitat per configurar també la seva “llista de país”, però subordinada al projecte nacional de la burgesia i a la Unió Europea, ja que son incapaços de presentar cap projecte de ruptura amb l’estructura imperialista amb capital a Brussel·les. Al contrari, pretenen sembrar la il·lusió que és possible humanitzar-la i fer-la social.


En segon lloc  el mes de maig tindrem eleccions locals, on es tornen a configurar candidatures mediàtiques alternatives amb pàtina anti sistema. Novament, i fins on coneixem avui, el programa que es presenta al poble pretén crear la il·lusió que és possible domesticar el capitalisme i als capitalistes, que és possible un capitalisme amb rostre humà i caràcter social, capaç de satisfer les necessitats i garantir el benestar de les masses obreres i les capes populars.
I per últim, el mes de novembre es celebraran unes eleccions estatals on també l’espai de l’esquerra es veurà sacsejat per una nova candidatura mediàtica que promet capgirar l’Estat espanyol i acabar amb el que anomenen casta política. Els mitjans de propaganda del capitalisme ens presenten aquesta candidatura com quelcom revolucionari, però conegut el seu programa econòmic ens trobem amb unes propostes marcadament socialdemòcrates:


a) Pretén enfortir a la Unió Europea i dotar-la de més atribucions d’Estat (deute europeu, hisenda europea, marc europeu de relacions laborals, etc...)
b) S’emmiralla en el capitalisme nòrdic i en el nou capitalisme de moda, el capitalisme verd.
c) Prometen finançar l’empresa privada.
d) Prometen respectar els serveis públics privatitzats.
e) Assumeixen propostes ‘altermundistes’ com la taxa Tobin o la potenciació de la banca ètica o les ONG com a factors econòmics.
f) Volen reestructurar el deute, com demana el FMI, i sobretot, oferint als ‘mercats’ confiança en la seva seriositat.
g) Es confon anticapitalisme amb antineoliberalisme.


El Partit Comunista del Poble de Catalunya, davant el reagrupament de les forces d’esquerra reformista, planteja a la classe obrera catalana i capes populars que les propostes d’aquest nou vell reformisme genera unes expectatives que només portaran a enfortir el poder del capitalisme, dels monopolis i de la Unió Europea.


El PCPC considera que:


Tota proposta que pretengui situar als treballadors i treballadores, a les grans majories, la possibilitat de que és possible construir un capitalisme on la seva classe dominant, on la burgesia i la oligarquia dels monopolis, estigui controlada i regulada permetent el desenvolupament d’un capitalisme humà i social, és un engany.


Tota proposta on es premiï els ‘emprenedors’, es consideri que formes primitives de capitalisme com la petita propietat i el cooperativisme representen un avenç per als treballadors i treballadores, és un engany.


Tota proposta que consideri que els interessos dels treballadors i dels capitalistes poden ser  respectats per igual i conviure de forma harmònica, és un engany.


Aquesta nova esquerra és la vella esquerra reformista que ha servit per desactivar qualsevol possibilitat d’organització independent de la classe obrera, subordinant-la sempre als interessos del capitalisme, i per tant, impedint sempre la revolució, la presa del poder per part de la classe obrera i la conquesta del Socialisme-comunisme.


El PCPC es reafirma en la necessitat d’organitzar a la classe obrera i les capes populars per fer la revolució, per construir el socialisme. El poble català no té futur en el capitalisme, els treballadors i les treballadores no tenim futur a la UE, no tenim futur a l’OTAN. El capitalisme, com demostren les polítiques que ens imposa la UE només ens ofereix retallades, privatitzacions, baixada de salaris, atur, pobresa i guerres de saqueig i rapinya.


Si els primers anys del S/XX es debatia a Europa sobre ‘reforma o revolució’, aquests primers anys del S/XXI mantenen viva la qüestió. Els i les comunistes apostem per la revolució, pel poder obrer i pel socialisme.


Els i les comunistes no esperem que el capitalisme arribi algun dia a respondre els interessos de la majoria,  això és impossible, la pròpia naturalesa del sistema capitalista ho impedeix. Els i les comunistes no esperem que ens cedeixin un espai institucional per gestionar el sistema. Els i les comunistes cridem als treballadors i les treballadores, al conjunt de sectors populars del nostre país a organitzar-se, a establir aliances per acabar amb aquest sistema, per fer del capitalisme història i construir nosaltres mateixos el nostre destí.


Visca la lluita de la classe obrera!
Només la classe obrera salvarà la classe obrera!

 

El proceso participativo impulsado por la Generalitat de Cataluña y el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir ha resultado en otra movilización masiva de amplios sectores de la sociedad catalana.

Más de 2,3 millones de catalanes y catalanas movilizados y más de 1,8 millones de votos por la independencia es una manifestación de un amplio calado política, que si se tradujera en votos en unas elecciones autonómicas, representaría una mayoría sobradamente cualificada.

Un 3% de los votos emitidos fueron nulos, un voto nulo que sólo se puede entender en clave de protesta, tal y como el PCPC ha defendido y promovido.

La respuesta del Gobierno central es insistir en ignorar la cuestión y amenazar con la acción represiva. Hoy es difícil ver la perspectiva de un pacto de Estado y más difícil todavía es la perspectiva de una consulta pactada con el Estado y con carácter vinculante para decidir sobre la independencia de Cataluña. Esta situación nos aboca con mucha probabilidad a unas elecciones autonómicas a principios de 2015.

El carácter de estas elecciones autonómicas y la forma en que los partidos parlamentarios se presentarán todavía es difícil de ver. Pero lo que está claro es que tendrán como centro discursivo la resolución definitiva de la cuestión nacional catalana.

La situación que vivimos en Cataluña no se puede explicar con claridad sin un profundo análisis de la estructura de clases al Estado español y en Cataluña, de la crisis del capitalismo en España y del proceso de construcción europea. En nuestra última conferencia sobre la cuestión nacional catalana lo analizamos en profundidad.

La crisis del capitalismo en España y en Cataluña ha tenido expresiones profundas en varios ámbitos del Estado. La abdicación del rey y la asunción de la corona por parte de su hijo, la crisis del sistema de partidos español y catalán, la aparición de nuevas formas de la socialdemocracia y el oportunismo, son expresiones de la que denominamos segunda transición española.

En Cataluña esta segunda transición se ve determinada por una ofensiva de las principales fuerzas políticas nacionales, que sitúan la perspectiva de la creación de un Estado catalán dentro de las estructuras imperialistas de la UE. Esta salida, impulsada por la fracción dominante de la burguesía catalana, y que recoge el sentimiento de amplias capas de la sociedad catalana, genera amplios consensos políticos y sociales, representados en las más de 3.000 entidades del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir.

Estos consensos, en su transversalidad, recuerdan los Pactos de la Moncloa del 78. Sectores de la izquierda catalana, incluso sectores que se reclaman de la revolución, se adhieren a este nuevo pacto, a este nuevo consenso.

Desde el PCPC tenemos claro que ningún pacto con la burguesía catalana, y todavía menos ningún abrazo, nos traerá a ningún adelanto de las posiciones de la clase obrera y capas populares catalanas. Abrir un periodo constituyente bajo la hegemonía política y social de la burguesía nunca será en clave de un adelanto de las posiciones de nuestra clase. Esta experiencia la tuvimos el 1978, donde numerosas fuerzas de izquierdas e incluso revolucionarias se subordinaron al proyecto de la burguesía afirmando que representaría un adelanto en clave democrática. El resultado de la subordinación todos y todas lo conocemos.

El pueblo catalán tiene derecho a decidir libremente su futuro, el pueblo catalán tiene derecho a ser independiente si así lo quiere. Pero los y las comunistas no podemos pedir a la clase obrera que siga el proyecto de nuestra clase antagónica. Por eso trabajamos en la acumulación de fuerzas por la construcción del Frente Obrero y Popular por el Socialismo, única forma de lograr la libertad y la autodeterminación de Cataluña.

El Partido Comunista del Pueblo de Cataluña sólo puede señalar que la única salida es la conquista del poder por parte de la clase obrera y la construcción del Socialismo. La única ruptura democrática posible es la ruptura con el Euro, la UE y la OTAN.

 

Comitè Executiu
Partit Comunista del Poble de Catalunya
Barcelona, 10 de novembre de 2014

 

CATALÀ

 

El 9N, nova mobilització massiva

El procés participatiu impulsat per la Generalitat de Catalunya i el Pacte Nacional pel Dret a Decidir ha resultat en una altra mobilització massiva d’amplis sectors de la societat catalana.

Més de 2,3 milions de catalans i catalanes mobilitzats i més d’1,8 milions de vots per la independència és una manifestació d’ampli calat polític, que si es traduís en vots a unes eleccions autonòmiques, representaria una majoria sobradament qualificada.

Un 3% dels vots emesos van ser nuls, un vot nul que només es pot entendre en clau de protesta, tal i com el PCPC ha defensat i promogut.

La resposta del Govern central és insistir en ignorar la qüestió i amenaçar amb l’acció repressiva. Avui és difícil veure la perspectiva d’un pacte d’Estat i més difícil encara és la perspectiva d’una consulta pactada amb l’Estat i amb caràcter vinculant per decidir sobre la independència de Catalunya. Aquesta situació ens aboca amb molta probabilitat a unes eleccions autonòmiques a principis de 2015.

El caràcter d’aquestes eleccions autonòmiques i la forma en que els partits parlamentaris es presentaran encara és difícil de veure. Però el que és clar és que tindran com a centre discursiu la resolució definitiva de la qüestió nacional catalana.

La situació que vivim a Catalunya no es pot explicar amb claredat sense una profunda anàlisi de l’estructura de classes a l’Estat espanyol i a Catalunya, de la crisi del capitalisme a Espanya i del procés de construcció europea. En la nostra darrera conferència sobre la qüestió nacional catalana ho analitzem en profunditat.

La crisi del capitalisme a Espanya i a Catalunya ha tingut expressions profundes en diversos àmbits de l’Estat. L’abdicació del rei i l’assumpció de la corona per part del seu fill, la crisi del sistema de partits espanyol i català, l’aparició de noves formes de la socialdemocràcia i l’oportunisme, són expressions del que anomenem segona transició espanyola.

A Catalunya aquesta segona transició es veu determinada per una ofensiva de les principals forces polítiques nacionals, que situen la perspectiva de la creació d’un Estat català dins les estructures imperialistes de la UE. Aquesta sortida, impulsada per la fracció dominant de la burgesia catalana, i que recull el sentiment d’àmplies capes de la societat catalana, genera amplis consensos polítics i socials, representats en les més de 3.000 entitats del Pacte Nacional pel Dret a Decidir.

Aquests consensos, en la seva transversalitat, recorden els Pactes de la Moncloa del 78. Sectors de l’esquerra catalana, fins i tot sectors que es reclamen de la revolució, s’adhereixen a aquest nou pacte, a aquest nou consens.

Des del PCPC tenim clar que cap pacte amb la burgesia catalana, i encara menys cap abraçada, ens portarà a cap avenç de les posicions de la classe obrera i capes populars catalanes. Obrir un període constituent sota l’hegemonia política i social de la burgesia mai serà en clau d’un avenç de les posicions de la nostra classe. Aquesta experiència la vàrem tenir el 1978, on nombroses forces d’esquerres i fins i tot revolucionàries es van subordinar al projecte de la burgesia afirmant que representaria un avenç en clau democràtica. El resultat de la subordinació tots i totes el coneixem.

El poble català té dret a decidir lliurement el seu futur, el poble català té dret a ser independent si així ho vol. Però els i les comunistes no podem demanar a la classe obrera que segueixi el projecte de la nostra classe antagònica. Per això treballem en l’acumulació de forces per la construcció del Front Obrer i Popular pel Socialisme, única forma d’assolir la llibertat i l’autodeterminació de Catalunya.

El Partit Comunista del Poble de Catalunya només pot senyalar que la única sortida és la conquesta del poder per part de la classe obrera i la construcció del Socialisme. L’única ruptura democràtica possible és la ruptura amb el Euro, l’UE i l’OTAN.

Comitè Executiu
Partit Comunista del Poble de Catalunya
Barcelona, 10 de novembre de 2014

 

Comunicado del PCPC sobre la desvinculación del grupo de partidos que intenta crear en Santa Coloma de Gramenet una coalición electoral, para las próximas elecciones municipales y que fueron convocados por el movimiento “Proceso Constituyente”, impulsados por Arcadi Olivos y la religiosa Teresa Forcades

El PCPC siempre ha sido abierto a reunirse con las diferentes fuerzas políticas que constituyen el panorama político catalán. Entendiendo este ejercicio como un ejemplo de voluntad de diálogo y buscando la unidad de acción.

En los últimos meses hemos participado en diferentes discusiones sobre la propuesta para la política municipal de nuestra ciudad, y conocido el resultado de los debates, nos retiramos para estar en desacuerdo con la política que desarrollan estos grupos y deseamos expresar el siguiente:

No estamos de acuerdo con el planteamiento populista de estas organizaciones, que proponen la suspensión de los partidos políticos.
Estamos en desacuerdo con estas formaciones porque tienen posiciones reformistas y no se fundamentan en la lucha de clase para la defensa de la clase obrera y las capas populares.
No podemos trabajar políticamente con organizaciones políticas como *IC que han sido participando en casi en todos los gobiernos municipales de la ciudad y han mirado a otra banda cuando se trataba de hacer una oposición radical, podemos poner como ejemplo el “caso pretòria”! Que hasta que no actuaron los jueces, ellos como todos los grupos políticos del ayuntamiento miraron a otra banda y dejaron que el alcalde del PSC, Bartomeu Muñoz, y todos los corruptos, hicieran y deshicieran a su gusto.

No compartimos sus posiciones independentistas, porque estos lo enmarcan en un contexto burgués, y la burguesía representada por CiU nunca defenderá una independencia que beneficie la mayoría del pueblo, a la clase obrera y popular. La burguesía catalana es igual de reaccionaría que la burguesía española, están aplicando en Cataluña la misma política que el gobierno del PP en España. Los y las comunistas luchamos por una República Socialista de carácter confederal, único modelo garante del derecho de autodeterminación del pueblo catalán; somos internacionalistas estamos por la salida de la UE y de la OTAN. Instrumentos represores a favor de los monopolios en Europa y el mundo, y contra la clase obrera y los pueblos que deciden libremente el sistema por el cual quieren ser gobernados.

Nuestro compromiso es con aquellos que estén por la lucha contra el capital, y por una transformación real de la sociedad con la clase obrera y los sectores populares, contra la oligarquía parasitaria y su dictadura del capital; por la creación de un Frente Obrero y Popular cabe el Socialismo que consiga construir un nuevo sistema donde no haya ni explotados ni explotadores; hacia una sociedad de personas libres e iguales.

Los y las comunistas no renunciamos a presentarnos tal como somos y con nuestra propia identidad en todas las luchas y elecciones en cualquier lugar siempre estaremos para luchar por el socialismo y la libertad.

Por el Frente obrero y popular!

Comité local del PCPC de Santa Coloma de Gramenet

 

 

CATALÀ

Davant la coalició electoral a Santa Coloma de Gramenet

Comunicat del PCPC sobre la desvinculació del grup de partits que intenta crear a Santa Coloma de Gramenet una coalició electoral, per a les properes eleccions municipals i que van ser convocats pel moviment “Procés Constituent”, impulsats per Arcadi Oliveres i la religiosa Teresa Forcades

El PCPC sempre ha estat obert a reunir-se amb les diferents forces polítiques que constitueixen el panorama polític català. Entenent aquest exercici com un exemple de voluntat de diàleg i buscant la unitat d’acció.

En els últims mesos hem participat en diferents discussions sobre la proposta per a la política municipal de la nostra ciutat, i conegut el resultat dels debats, ens retirem per estar en desacord amb la política que desenvolupen aquests grups i desitgem expressar el següent:

    No estem d’acord amb el plantejament populista d’aquestes organitzacions, que proposen la suspensió dels partits polítics.
    Estem en desacord amb aquestes formacions perquè tenen posicions reformistes i no es fonamenten en la lluita de classe per a la defensa de la classe obrera i les capes populars.
    No podem treballar políticament amb organitzacions polítiques com IC que han estat participant en gairebé en tots els governs municipals de la ciutat i han mirat a una altra banda quan es tractava de fer una oposició radical, podem posar com exemple el “cas pretòria”! Que fins que no van actuar els jutges, ells com tots els grups polítics de l’ajuntament van mirar a una altra banda i van deixar que l’alcalde del PSC, Bartomeu Muñoz, i tots els corruptes, fessin i desfessin al seu gust.
    No compartim les seves posicions independentistes, perquè aquests ho enmarquen en un context burgès, i la burgesia representada per CiU mai defensarà una independència que beneficiï la majoria del poble, a la classe obrera i popular. La burgesia catalana és igual de reaccionaria que la burgesia espanyola, estan aplicant a Catalunya la mateixa política que el govern del PP a Espanya. Els i les comunistes lluitem per una República Socialista de caràcter confederal, únic model garant del dret d’autodeterminació del poble català; som internacionalistes estem per la sortida de la UE i de l’OTAN. Instruments repressors a favor dels monopolis a Europa i el món, i contra la classe obrera i els pobles que decideixen lliurement el sistema pel qual  volen ser governats.
    El nostre compromís és amb  aquells que estiguin per la lluita contra el capital, i per una transformació real de la societat amb la classe obrera i els sectors populars, contra l’oligarquia parasitària i la seva dictadura del capital; per la creació d’un Front Obrer i Popular cap el Socialisme que aconsegueixi construir un nou sistema on no hi hagi ni explotats ni explotadors; cap a una societat de persones lliures i iguals.

Els i les comunistes no renunciem a presentar-nos tal com som i amb la nostra pròpia identitat en totes les lluites i eleccions en qualsevol lloc sempre estarem per lluitar pel socialisme i la llibertat.

Pel Front obrer i popular!

Comitè local del PCPC de Santa Coloma de Gramenet

 

El PCPC como miembro de la Plataforma en Defensa del Sindicalismo de Clase suscribe lo siguiente manifiesto e invita a todo el mundo a las próximas convocatorias:

Domingo, 23 de noviembre, a las 10h a la *Parroquia de Santo *Medir de Barcelona (C/ Constitución, 17): acto en el día del aniversario de las Comisiones Obreras por la recuperación del sindicalismo de clase

A la clase obrera de Cataluña

El año 1964, ya hace cincuenta años, se constituyó la comisión obrera central de Barcelona, por parte de unos centenares de trabajadores, enlaces sindicales, jurados de empresa (cómo se denominaban entonces) que la propia experiencia de lucha, en defensa de las reivindicaciones de la clase obrera, trajo la necesidad de organizarse al sí y al margen de la organización sindical franquista.

Diversidad de puntos de vista, de opiniones partidarias y de creencias religiosas se reunieron para apoyar activo a un proyecto emancipador, que partiendo de la lucha por la defensa de los intereses inmediatos de la clase obrera miraba mucho más allá y así se definía como movimiento socio-político.

 


El consenso de los reunidos el 1964 se afianzaba en los principios de la independencia verso los partidos políticos y la voluntad de no ser correa de transmisión de cabeza de ellos, pero reuniendo las diferentes sensibilidades políticas representativas de los trabajadores de Cataluña.

Se tenía como principio fundamental la igualdad basada en la solidaridad de clase, el internacionalismo proletario, el pleno respeto por las opiniones minoritarias y el derecho de toda persona a ser elegida y revocada en cualquier de los cargos de responsabilidad. El espíritu democrático, ético, tenía su raíz al viejo medio de la clase obrera, particularmente mediante las asambleas de trabajadores.

Esta manera de hacer, portada a la práctica en los centros de trabajo y al conjunto del movimiento asociativo, posibilitó la consolidación de las comisiones obreras tanto en las empresas como a los centros de estudio. Todo esto en un contexto de represión en plena dictadura franquista.

El llamado pacto interclasista para la transición entre franquistas, burguesía liberal y aristocracia obrera, concretado en los Pactos de la Moncloa, inició un proceso de involución en todos los órdenes de la vida social, económica y política, co-responsabilizando la clase obrera en la recuperación de los beneficios capitalistas. A cambio de esto, se emprendió una política de subvenciones a las centrales sindicales tuteladas (CCOO y UGT) y una integración de los dirigentes políticos de la llamada izquierda dentro del sistema.

Antes de esta derrota de la clase obrera, obtenida con la colaboración mencionada, las reivindicaciones no eran solamente económicas, sino sociales y políticas, en contra de la discriminación por razón de raza o sexo, la exigencia de reducción del tiempo de trabajo, gratuidad de la enseñanza (incluido el universitario), la limitación de los precios de los alquileres, socialización del suelo para evitar la especulación y el rechazo a los planes de austeridad que avocaban al paro miles de personas y congelaba los salarios.

La carencia de respuesta a los permanentes ataques del capitalismo ha traído como resultado seis millones de personas paradas al Estado Español y ochocientos mil en Cataluña y otro tanto trabajando en condiciones de precariedad, recortes salariales, desintegración de la negociación colectiva y el retroceso en todo tipo de medidas sociales.

Aún así, hombres y mujeres conscientes de la necesidad de luchar para hacer frente a esta ofensiva del capital se movilizan. Pero a cada movilización hay decenas de detenidos, el precio del transporte público se incrementa sin cesar, la especulación urbanística es el pan de cada día, los alquileres son inasequibles, los salarios están congelados o rebajados, se incrementan las jornadas de trabajo, se han impuesto las dobles escaleras salariales, se han incrementado las tasas universitarias negando así el derecho a la educación de mucha juventud obrera.

Y así como hace cincuenta años la burocracia sindical franquista empezó a tambalear debido a la intensificación de la lucha de clases, hoy las nuevas burocracias sindicales también empiezan a tambalear a pesar de sus esfuerzos para mantener la paz social comprometida a cambio del mantenimiento de los privilegios de una minoría de llamados cuadros sindicales bien aposentados.

Así como hace cincuenta años se articuló la lucha obrera desde dentro del sindicato vertical y desde fuera, hoy, a pesar de que en condiciones diferentes, igualmente se tiene que articular la lucha de las personas con conciencia de clase desde dentro de las centrales sindicales mayoritarias comprometidas con el gobierno y la patronal, y desde fuera con una muchedumbre de fuerzas que reúnan delegados sindicales, trabajadores en activo, parados, de la industria y de los servicios, de las empresas grandes y pequeñas y estudiantes tanto de secundaria como universitarios.

Volver a traer la lucha de clases por todas partes, a los centros de trabajo, de estudio, a los barrios y poblaciones y saber ligar los intereses inmediatos de la clase obrera con los fundamentales, diciendo las cosas por su nombre: no habrá mejora para la clase obrera dentro del sistema capitalista y, por lo tanto, se tiene que ligar la lucha por las mejoras salariales y contractuales con la lucha por un tipo de sociedad diferente, la lucha por el socialismo, por una sociedad libre de la explotación entre las personas y de la apropiación privada de los medios fundamentales de producción.

Por eso, hoy, hagamos nuestros unos principios que configuraron el nacimiento de las comisiones obreras en Cataluña, entre ellos y principalmente, reencontrar la unidad de los trabajadores y paralelamente a esto situar la solidaridad obrera como eje central de la articulación del actual movimiento obrero.
Hoy, como hace cincuenta años, las libertades formales están coartadas tanto por la Ley de Partidos como por la Ley de Seguridad Ciudadana. Las libertades reales, es decir el control de la economía en su conjunto y el control de los sistemas productivos en el ámbito de empresa se han dejado en manso de legisladores corruptos y capitalistas.

Y, hoy, la clase obrera de Cataluña no puede restar a remolque de la burguesía en cuanto a la exigencia del derecho a la autodeterminación. Este es un derecho inalienable que la burguesía utiliza solamente en momentos determinados para conseguir una mayor tasa de beneficio. Para nosotros es una realidad que tenemos que defender como principio de libertad y para hacer frente a los intentos de división de los trabajadores según su lengua o su origen.

Por todo esto DECLARAMOS:

Que el sistema capitalista, por su naturaleza, es antagónico a los intereses de la clase obrera y a la mayoría de la humanidad y se tiene que luchar para conseguir un nuevo modelo de convivencia basado en el socialismo.

Queremos que la experiencia acumulada por miles de personas luchadoras durante el franquismo, en la llamada transición y que siguen luchando en la actualidad no se borre. Queremos transmitirla lo más fielmente posible, con todos nuestros aciertos y errores, a las generaciones actuales y futuras de trabajadores y trabajadoras: las cosas que hemos hecho más o menos bien porque las mejoren, y los errores, que seguramente son muchas, que las puedan corregir y se puedan ir poniendo los fundamentos del que tendría que ser una organización obrera útil para afrontar los problemas que tenemos hoy en día.

Reiterar la plena vigencia de los principios que caracterizaron el nacimiento de las primeras comisiones obreras y su carácter de clase, asambleario, participativo, democrático, independiente, libre de subvenciones gubernamentales y empresariales, generador de comunidad y cultura solidaria como semilla de un nuevo sistema social.

Desmarcarnos de las guerras imperialistas, de la OTAN y de las estructuras imperiales europeas.

Y por eso LLAMAMOS:

A los trabajadores y trabajadoras de Cataluña, tanto si están afiliados a las centrales sindicales cómo si no están, a emprender de nuevo el camino de la unidad obrera tanto en la acción como en la solidaridad y como en la perspectiva del camino hacia una unidad que, respetando la diversidad, reúna a la mayoría del proletariado catalán.



Plataforma en Defensa del Sindicalismo de Clase

 

 

CATALÀ

 

A la classe obrera de Catalunya



l PCPC com a membre de la Plataforma en Defensa del Sindicalisme de Classe suscriu el següent manifest i convida a tothom a les properes convocatòries:

    Diumenge, 23 de novembre, a les 10h a la Parroquia de Sant Medir de Barcelona (C/ Constitució, 17): acte en el dia de l’aniversari de les Comissions Obreres per la recuperació del sindicalisme de classe

A la classe obrera de Catalunya

L’any 1964, ja fa cinquanta anys, va constituir-se la comissió obrera central de Barcelona, per part d’uns centenars de treballadors, enllaços sindicals, jurats d’empresa (com s’anomenaven aleshores) que la pròpia experiència de lluita, en defensa de les reivindicacions de la classe obrera, va portar la necessitat d’organitzar-se al sí i al marge de la organització sindical franquista.

Diversitat de punts de vista, d’opinions partidàries i de creences religioses es van aplegar per tal de donar suport actiu a un projecte emancipador, que partint de la lluita per la defensa dels interessos immediats de la classe obrera mirava molt més enllà i així es definia com a moviment sociopolític.
El consens dels reunits el 1964 s’afermava en els principis de la independència vers els partits polítics i la voluntat de no ser corretja de transmissió de cap d’ells, però aplegant les diferents sensibilitats polítiques representatives dels treballadors de Catalunya.

Es tenia com a principi fonamental la igualtat basada en la solidaritat de classe, l’internacionalisme proletari, el ple respecte per les opinions minoritàries i el dret de tota persona a ser elegida i revocada en qualsevol dels càrrecs de responsabilitat. L’esperit democràtic, ètic, tenia la seva arrel al vell mig de la classe obrera, particularment mitjançant les assemblees de treballadors.

Aquesta manera de fer, portada a la pràctica als centres de treball i al conjunt del moviment associatiu, va possibilitar la consolidació de les comissions obreres tant en les empreses com als centres d’estudi. Tot això en un context de repressió en plena dictadura franquista.

L’anomenat pacte interclassista per a la transició entre franquistes, burgesia liberal i aristocràcia obrera, concretat en els Pactes de la Moncloa, va iniciar un procés d’involució en tots els ordres de la vida social, econòmica i política, co-responsabilitzant la classe obrera en la recuperació dels beneficis capitalistes. A canvi d’això, es va endegar una política de subvencions a les centrals sindicals tutelades (CCOO i UGT) i una integració dels dirigents polítics de l’anomenada esquerra dins el sistema.

Abans d’aquesta derrota de la classe obrera, obtinguda amb la col·laboració esmentada, les reivindicacions no eren solament econòmiques, sinó socials i polítiques, en contra de la discriminació per raó de raça o sexe, l’exigència de reducció del temps de treball, gratuïtat de l’ensenyament (inclòs l’universitari), la limitació dels preus dels lloguers, socialització del sòl per evitar l’especulació i el rebuig als plans d’austeritat que avocaven a l’atur milers de persones i congelava els salaris.

La manca de resposta als permanents atacs del capitalisme ha portat com a resultat sis milions de persones aturades a l’Estat Espanyol i vuit-cents mil a Catalunya i un altre tant treballant en condicions de precarietat, retallades salarials, desintegració de la negociació col·lectiva i el retrocés en tota mena de mesures socials.

Tot i així, homes i dones conscients de la necessitat de lluitar per fer front a aquesta ofensiva del capital es mobilitzen. Però a cada mobilització hi ha desenes de detinguts, el preu del transport públic s’incrementa sense parar, l’especulació urbanística és el pa de cada dia, els lloguers són inassequibles, els salaris estan congelats o rebaixats, s’incrementen les jornades de treball, s’han imposat les dobles escales salarials, s’han incrementat les taxes universitàries negant així el dret a l’educació de molta joventut obrera.

I així com fa cinquanta anys la burocràcia sindical franquista va començar a trontollar a causa de la intensificació de la lluita de classes, avui les noves burocràcies sindicals també comencen a trontollar malgrat els seus esforços per mantenir la pau social compromesa a canvi del manteniment dels privilegis d’una minoria d’anomenats quadres sindicals ben aposentats.

Així com fa cinquanta anys es va articular la lluita obrera des de dins el sindicat vertical i des de fora, avui, tot i que en condicions diferents, igualment s’ha d’articular la lluita de les persones amb consciència de classe des de dins les centrals sindicals majoritàries compromeses amb el govern i la patronal, i des de fora amb una munió de forces que apleguin delegats sindicals, treballadors en actiu, aturats, de la indústria i dels serveis, de les empreses grans i petites i estudiants tant de secundària com universitaris.

Tornar a portar la lluita de classes arreu, als centres de treball, d’estudi, als barris i poblacions i saber lligar els interessos immediats de la classe obrera amb els fonamentals, dient les coses pel seu nom: no hi haurà millora per a la classe obrera dins del sistema capitalista i, per tant, s’ha de lligar la lluita per les millores salarials i contractuals amb la lluita per un tipus de societat diferent, la lluita pel socialisme, per una societat lliure de l’explotació entre les persones i de l’apropiació privada dels mitjans fonamentals de producció.

Per això, avui, fem nostres uns principis que van configurar el naixement de les comissions obreres a Catalunya, entre ells i principalment, retrobar la unitat dels treballadors i paral·lelament a això situar la solidaritat obrera com a eix central de l’articulació de l’actual moviment obrer.
Avui, com fa cinquanta anys, les llibertats formals estan coartades tant per la Llei de Partits com per la Llei de Seguretat Ciutadana. Les llibertats reals, és a dir el control de l’economia en el seu conjunt i el control dels sistemes productius en l’àmbit d’empresa s’han deixat en mans de legisladors corruptes i capitalistes.

I, avui, la classe obrera de Catalunya no pot restar a remolc de la burgesia pel que fa a l’exigència del dret a l’autodeterminació. Aquest és un dret inalienable que la burgesia utilitza solament en moments determinats per tal d’aconseguir una major taxa de benefici. Per a nosaltres és una realitat que hem de defensar com a principi de llibertat i per fer front als intents de divisió dels treballadors segons la seva llengua o el seu origen.

Per tot això DECLAREM:

Que el sistema capitalista, per la seva naturalesa, és antagònic als interessos de la classe obrera i a la majoria de la humanitat i s’ha de lluitar per aconseguir un nou model de convivència basat en el socialisme.

Volem que l’experiència acumulada per milers de persones lluitadores durant el franquisme, en l’anomenada transició i que segueixen lluitant en l’actualitat no s’esborri. Volem transmetre-la el més fidelment possible, amb tots els nostres encerts i errades, a les generacions actuals i futures de treballadors i treballadores: les coses que hem fet més o menys bé perquè les millorin, i les errades, que segurament són moltes, que les puguin corregir i es puguin anar posant els fonaments del que hauria de ser una organització obrera útil per afrontar els problemes que tenim avui en dia.

Reiterar la plena vigència dels principis que van caracteritzar el naixement de les primeres comissions obreres i el seu caràcter de classe, assembleari, participatiu, democràtic, independent, lliure de subvencions governamentals i empresarials, generador de comunitat i cultura solidària com a llavor d’un nou sistema social.

Desmarcar-nos de les guerres imperialistes, de l’OTAN i de les estructures imperials europees.

I per això CRIDEM:

Als treballadors i treballadores de Catalunya, tant si estan afiliats a les centrals sindicals com si no hi estan, a endegar de nou el camí de la unitat obrera tant en l’acció com en la solidaritat i com en la perspectiva del camí cap a una unitat que, respectant la diversitat, aplegui a la majoria del proletariat català.

 

Plataforma en Defensa del Sindicalisme de Classe

 

Hoy, los terroristas Jihadistas atacan Kobanê, con el permiso y supervisión del imperialismo. El pueblo de Kobanê está resistiendo heroicamente y se está defendiendo ante el terrorismo del Estado Islámico. No es ningún secreto que el Estado Islámico, haya sido creado, alimentado y utilizado por el imperialismo, como parte del plan imperialista en contra de los pueblos de Siria.

El imperialismo, utiliza el ataque del Estado Islámico a Kobanê, para pedir a la resistencia curda (PYD), que deje su alianza con en gobierno de Al Assad y se una a la oposición para luchar en contra del gobierno legítimo de Siria. Así, el objetivo del imperialismo no es sólo Kobanê, el objetivo del imperialismo es acabar con el gobierno de Siria, y con el estado laico de Siria, es decir, el que ha sido su intención desde hace tres años.

La “Coalición” liderada por los EE.UU. con la participación de gobiernos europeos, el gobierno turco y con el apoyo de sus aliados a la región, desde hace tres años han sido apoyando logístico, militar y político en el Estado Islámico. Su complicidad al terrorismo Jihadista es obvio; por eso mismo está claro, que esta “Coalición” no puede luchar contra el Estado Islámico.

Para luchar contra el Estado Islámico, lo que hace falta es:

Los EE.UU., Turquía e Israel tendrán que dejar de apoyar en el Estado Islámico y el resto de los sectores terroristas de la “oposición Siria” así sea directamente o indirectamente.
Habrá que cesar la política de enemistad contra el estado de Siria.
Dejar de tratar de excluir en el gobierno Sirio de la lucha contra el Estado Islámico, sino colaborar con el mismo.

No a la intervención imperialista!
No a la complicidad con el terrorismo islamista!
Viva la resistencia Kobanê!
Viva la solidaridad internacional!
Vivan los pueblos de Siria!

 

 

 

CATALÀ

 

Concentració: Dilluns, 13 d’octubre a les 20h a Pl. Sant Jaume (Barcelona)

Avui, els terroristes jihadistes ataquen Kobanê, amb el permís i supervisió de l’imperialisme. El poble de Kobanê està resistint heroicament i s’està defensant davant el terrorisme de l’Estat Islàmic. No és cap secret que l’Estat Islàmic, hagi estat creat, alimentat i utilitzat per l’imperialisme, com a part del pla imperialista en contra dels pobles de Síria.

L’imperialisme, utilitza l’atac de l’Estat Islàmic a Kobanê, per demanar a la resistència kurda (PYD), que deixi la seva aliança amb en govern d’Assad i s’uneixi a l’oposició per lluitar en contra del govern legítim de Síria. Així, l’objectiu de l’imperialisme no és només Kobanê, l’objectiu de l’imperialisme és acabar amb el govern de Síria, i amb l’estat laic de Síria, és a dir, el que ha estat la seva intenció des de fa tres anys.

La “Coalició” liderada pels EUA amb la participació de governs europeus, el govern turc i amb el suport dels seus aliats a la regió, des de fa tres anys han estat donant suport logístic, militar i polític a l’Estat Islàmic. La seva complicitat al terrorisme jihadista és òbvi; per això mateix està clar, que aquesta “Coalició” no pot lluitar contra l’Estat Islàmic.

Per lluitar contra l’Estat Islàmic, el que cal és:

    Els EUA, Turquia i Israel hauran de deixar de donar suport a l’Estat Islàmic i la resta dels sectors terroristes de la “oposició Síria” així sigui directament o indirectament.
    Caldrà cessar la política d’enemistat contra l’estat de Síria.
    Deixar de tractar d’excloure al govern Sirià de la lluita contra l’Estat Islàmic, sinó col·laborar amb el mateix.

No a la intervenció imperialista!
No a la complicitat amb el terrorisme islamista!
Visca la resistència Kobanê!
Visca la solidaritat internacional!
Visquin els pobles de Síria!

 

El Partit Comunista del Poble de Catalunya considera que la decisión del Gobierno de presentar recurso a la ley de consultas populares no refrendarias y el decreto de convocatoria de la consulta del 9N es un ataque directo a las mínimas formalidades democráticas que el capitalismo español puede ofrecer al pueblo catalán.

El PCPC ha dejado bien clara su posición ante lo que conocemos como proceso soberanista. El Partit Comunista del Poble de Catalunya identifica claramente a qué intereses de clase responde este proceso, intereses ajenos a los de la clase obrera catalana y capas populares de nuestro país.

Pero es claro que a pesar de la correlación de fuerzas existente en la lucha de clases en Cataluña, la cuestión nacional catalana, basada en la reivindicación de Cataluña como nación, es un hecho asumido por amplísimas capas del pueblo catalán y que precisa de canales de expresión y de soluciones políticas.

La crisis del capitalismo en España ha obligado a reformular nuevos consensos, es lo que caracterizamos como segunda transición. En Cataluña, esta segunda transición se expresa en la ruptura del pacto constitucional y del modelo autonómico que se deriva y en la reivindicación de mayor autogobierno por parte de la fracción dominante de la burguesía catalana.

La respuesta del Gobierno de prohibir una consulta popular e incluso amenazar de sedición a quien convoque manifestaciones, tal y como manifestó la más alta dirigente del PP catalán, tiene un profundo contenido reaccionario que los y las comunistas confrontamos.

La negación del carácter nacional de Cataluña y por tanto del carácter de sujeto político del pueblo catalán, la restricción del autogobierno catalán, de su capacidad legislativa y de su capacidad de iniciativa política, las amenazas contra el derecho de manifestación, de voto y la apelación a los delitos de sedición y rebelión sitúan al pueblo catalán ante un escenario de confrontación para la defensa de las libertades democráticas más básicas en un estado burgués.

Si la primera transición y la restauración borbónica ha demostrado que fue cimentada en las estructuras de poder del franquismo, esta segunda y la sucesión borbónica demuestran cómo el capitalismo y sus estructuras de poder, más aún en tiempos de crisis, tienen un profundo carácter reaccionario y son capaces de eliminar las más básicas formalidades de la democracia burguesa. Una vez más, la realidad nos lleva a la evidencia de que no hay espacio para las más mínimas condiciones democráticas de ningún pueblo del mundo en este sistema; es sólo en la construcción del Socialismo que la clase obrera se podrá desarrollar en plenitud y convertirse en clase nacional en el poder. Las conquistas democráticas que hemos logrado, como el derecho a huelga, a voto, en manifestación... deben ser defendidas pues por el conjunto de trabajadores y trabajadoras avanzando en la acumulación de fuerzas para hacer la Revolución Socialista.

Partit Comunista del Poble de Catalunya
Comité Ejecutivo
Barcelona, ​​30 de septiembre de 2014

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CATALÀ

 

Davant la suspensió cautelar de la consulta del 9N per part del Tribunal Constitucional



El Partit Comunista del Poble de Catalunya considera que la decisió del Govern espanyol de presentar recurs a la llei de consultes populars no referendàries i el decret de convocatòria de la consulta del 9N és un atac directe a les mínimes formalitats democràtiques que el capitalisme espanyol pot oferir al poble català.
El PCPC ha deixat ben clara la seva posició davant el que coneixem com a procés sobiranista. El Partit Comunista del Poble de Catalunya identifica clarament a quins interessos de classe respon aquest procés, interessos aliens als de la classe obrera catalana i capes populars del nostre país.
Però és clar que tot i la correlació de forces existent en la lluita de classes a Catalunya, la qüestió nacional catalana, basada en la reivindicació de Catalunya com a nació, és un fet assumit per amplíssimes capes del poble català i que precisa de canals d’expressió i de solucions polítiques.
La crisi del capitalisme a Espanya ha obligat a reformular nous consensos, és el que caracteritzem com a segona transició. A Catalunya, aquesta segona transició s’expressa en la ruptura del pacte constitucional i del model autonòmic que se’n deriva i en la reivindicació de més autogovern per part de la fracció dominant de la burgesia catalana.
La resposta del Govern central de prohibir una consulta popular i fins i tot d’amenaçar de sedició a qui convoqui manifestacions, tal i com a manifestat la més alta dirigent del PP català, té un profund contingut reaccionari que els i les comunistes confrontem.
La negació del caràcter nacional de Catalunya i per tant del caràcter de subjecte polític del poble català, la restricció de l’autogovern català, de la seva capacitat legislativa i de la seva capacitat d’iniciativa política, les amenaces contra el dret de manifestació, de vot i l’apel·lació als delictes de sedició i rebel·lió situen al poble català davant un escenari de confrontació per la defensa de les llibertats democràtiques més bàsiques en un estat burgés.
Si la primera transició i la restauració borbònica ha demostrat que va ser cimentada en les estructures de poder del franquisme, aquesta segona i la successió borbònica demostren com el capitalisme i les seves estructures de poder, més encara en temps de crisi, tenen un profund caràcter reaccionari i son capaces d’eliminar les més bàsiques formalitats de la democràcia burgesa. Un cop més, la realitat ens porta a l’evidència de que no hi ha espai per les més mínimes condicions democràtiques de cap poble del món en aquest sistema; és només en la construcció del Socialisme que la classe obrera es podrà desenvolupar en plenitud i convertir-se en classe nacional al poder. Les conquestes democràtiques que hem assolit, com el dret a vaga, a vot, a manifestació... han de ser defensades doncs pel conjunt de treballadors i treballadores avançant en l'acumulació de forces per fer la Revolució Socialista.

Partit Comunista del Poble de Catalunya
Comitè Executiu
Barcelona, 30 de setembre de 2014

 

 

 

 

El Partido Comunista del Pueblo de Cataluña recuerda, en su Conferencia Nacional sobre la cuestión nacional y el proceso soberanista celebrada en Santa Coloma de Gramenet el 27 de septiembre de 2014, el 39 aniversario del fusilamiento de tres militantes antifascistas del FRAP y de dos de ETA (p-m).

El régimen fascista preparaba su salida democrática-burguesa, y lo hacía derramando la sangre de cinco revolucionarios.

Han pasado 39 años del fusilamiento de los militantes del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota José Humberto Baena, José Luis Sánchez Bravo, Ramón García Sanz y de los militantes de Euskadi ta Askatasuna Juan Paredes Manot (Txiki) y Ángel Otaegi.

El Partido Comunista del Pueblo de Cataluña los recuerda y los homenajea. Hoy, en el marco de la crisis estructural del capitalismo, en plena recomposición del capitalismo español en el que denominamos segunda transición, ante el ascenso del fascismo en Europa y la acentuada tendencia a la reacción de los estados burgueses, la clase obrera y el conjunto de pueblos del mundo nos situamos ante la barbarie del imperialismo con el deber de combatirlo y construir el Socialismo-comunismo.

Recordar a los mártires es un deber de los y las revolucionarias.

Partido Comunista del Pueblo de Cataluña

Santa Coloma de Gramenet, 27 de septiembre de 2014




------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


CATALÀ

En homenatge als darrers lluitadors antifeixistes afusellats per el règim franquista


El Partit Comunista del Poble de Catalunya recorda, en la seva Conferència Nacional sobre la qüestió nacional i el procés sobiranista celebrada a Santa Coloma de Gramenet el 27 de setembre de 2014,  el 39 aniversari de l’afusellament de tres militants antifeixistes del FRAP i de dos d’ETA (p-m).

El règim feixista preparava la seva sortida democràtica-burgesa, i ho feia vessant la sang de cinc revolucionaris.

Han passat 39 anys de l’afusellament dels militants del Front Revolucionari Antifeixista i Patriota  José Humberto Baena, José Luis Sánchez Bravo, Ramón García Sanz i dels militants d’Euskadi ta Askatasuna Juan Paredes Manot (Txiki) i Ángel Otaegui.

El Partit Comunista del Poble de Catalunya els recorda i els homenatja. Avui, en el marc de la crisi estructural del capitalisme, en plena recomposició del capitalisme espanyol en el que anomenem segona transició, davant l’ascens del feixisme a Europa i l’accentuada tendència a la reacció dels estats burgesos, la classe obrera i el conjunt de pobles del món ens situem davant la barbàrie de l’imperialisme amb el deure de combatre’l i construir el Socialisme-comunisme.

Recordar als màrtirs és un deure dels i les revolucionàries.

Partit Comunista del Poble de Catalunya

Santa Coloma de Gramenet, 27 de setembre de 2014

 

 

El Partido Comunista del Pueblo de Cataluña, en el marco de la Conferencia Nacional sobre la cuestión nacional y el llamado proceso soberanista, toma posición ante la consulta convocada por el cercano 9 de noviembre por la mayoría de fuerzas políticas del Parlamento catalán.

En primer lugar, el PCPC reitera que siempre ha defendido y defenderá el derecho del pueblo de Cataluña a la autodeterminación, en virtud del carácter nacional de Cataluña y por lo tanto del carácter de sujeto político del pueblo catalán.

En segundo lugar, el PCPC entiende que el derecho a la autodeterminación de Cataluña no es un derecho meramente formal, y que su ejercicio no tiene que tener restricciones políticas y temporales, y que por lo tanto, este derecho incluye la capacidad del pueblo de Cataluña de independizarse del Estado español.

En tercer lugar, PCPC llama al conjunto de la clase obrera catalana a participar a la consulta.

Por último, PCPC, ante la doble pregunta acordada y en general ante todo el proceso definido como soberanista, considera que todo el ‘proceso’ está en función de los intereses de la burguesía catalana para hacer participar a Cataluña en el polo imperialista europeo y la OTAN. La clase obrera catalana no tiene nada que ganar bajo el proyecto de la burguesía y el imperialismo, y por lo tanto llamamos a ejercer el voto en clave de protesta introduciendo papeletas que manifiesten el rechazo a la UE y la OTAN.

En el capitalismo, dentro de las estructuras económicas, políticas y militares del imperialismo europeo y norteamericano no hay soberanía. No podemos hablar de una Cataluña soberana bajo la bota del imperialismo.

La clase obrera catalana detras de las banderas de la burguesía, sólo encontrará miseria, guerra y explotación.

El Partido Comunista del Pueblo de Cataluña llama al conjunto de trabajadores y trabajadoras de Cataluña a no dejarse engañar por los nacionalismos español y catalán. Sólo existe una clase obrera internacional y la clase obrera catalana sólo encontrará libertad y soberanía en el Socialismo y ejerciendo el internacionalismo proletario para hacer del capitalismo historia.

Partido Comunista del Pueblo de Cataluña

Santa Coloma de Gramenet, 27 de septiembre de 2014

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CATALÀ

Resolució de la Conferència Nacional del PCPC sobre la qüestió nacional


El Partit Comunista del Poble de Catalunya, en el marc de la Conferència Nacional sobre la qüestió nacional i l’anomenat procés sobiranista, pren posició davant la consulta convocada pel proper 9 de novembre per la majoria de forces polítiques del Parlament català.

En primer lloc, el PCPC reitera que sempre ha defensat i defensarà el dret del poble de Catalunya a l’autodeterminació, en virtut del caràcter nacional de Catalunya i per tant del caràcter de subjecte polític del poble català.

En segon lloc, el PCPC entén que el dret a l’autodeterminació de Catalunya no és un dret merament formal, i que el seu exercici no té que tenir restriccions polítiques i temporals, i que per tant, aquest dret inclou la capacitat del poble de Catalunya d’independitzar-se de l’Estat espanyol.

En tercer lloc, el PCPC crida al conjunt de la classe obrera catalana a participar a la consulta.

Per últim, el PCPC, davant la doble pregunta acordada i en general davant tot el procés definit com a sobiranista, considera que tot el ‘procés’ està en funció dels interessos de la burgesia catalana per tal de fer participar a Catalunya en el pol imperialista europeu i a l’OTAN. La classe obrera catalana no té res a guanyar sota el projecte de la burgesia i l’imperialisme, i per tant cridem a exercir el vot en clau de protesta introduint paperetes que manifestin el rebuig a la UE i l’OTAN.

En el capitalisme, dins de les estructures econòmiques, polítiques i militars de l’imperialisme europeu i nord-americà no hi ha sobirania. No podem parlar d’una Catalunya sobirana sota la bota de l’imperialisme.

La classe obrera catalana darrera les banderes de la burgesia, només trobarà misèria, guerra i explotació.

El Partit Comunista del Poble de Catalunya crida al conjunt de treballadors i treballadores de Catalunya a no deixar-se enganyar pels nacionalismes espanyol i català. Només existeix una classe obrera internacional i la classe obrera catalana només trobarà llibertat i sobirania en el Socialisme i exercint l’internacionalisme proletari per fer del capitalisme història.

Partit Comunista del Poble de Catalunya


Santa Coloma de Gramenet, 27 de setembre de 2014



Página 2 de 2