07 de Febrero 2016

Comunicado de Comunistas da Galiza-PCPE ante la prórroga a ENCE

Ante la prórroga en 60 años de la concesión a ENCE en Pontevedra, dictada por el Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno en funciones, Comunistas da Galiza-PCPE declara lo siguiente:

-La prórroga de la concesión a ENCE hecha por el gobierno en funciones supone una nueva agresión  a la propia salud medioambiental de Galicia y la de su pueblo.

Esta prórroga está cimentada en la corrupción y traspasa los límites legales que regulan el funcionamiento del gobierno en funciones del PP.

Expresa además la falsedad de la democracia burguesa, el clientelismo y la podredumbre de la clase dominante y sus representantes políticos.

Hasta tres miembros del PP, ex-dirigentes del ministerio de medio ambiente, ocupan hoy en día cargo en el consejo de administración de ENCE, elemento fundamental para la prórroga que se acaba de conceder .

Esto es coherente con un recrudecimiento de la dictadura del capital en  que el empresariado toma las riendas del poder, financiando ilegalmente a los partidos afines y manteniéndolos fieles a base de comisiones y puestos en los consejos de administración.

ENCE destruye muchos más puestos de trabajo de los que crea y supone un lastre para el desarrollo agrario gallego, favoreciendo las plantaciones de eucalipto, especie que

l. consume recursos naturales en cantidades muy importantes,

2. favorece la proliferación de incendios y

3. impide el desarrollo de otras actividades económicas más rentables, que detendrían la despoblación del rural gallego y le darían un futuro real.

ENCE no completa el ciclo productivo del papel en el territorio que tiene que soportar el efecto devastador de la industria base sobre su medio natural y recursos productivos, territorio al que no le toca parte alguna en el beneficio de la venta del producto acabado.

El contexto de este proceso se expresa en hechos como los siguientes.

- Aprobación de la Ley de Montes para la recalificación de terrenos incendiados.

- Expolio y destrucción del sector agroganadero por los monopolios agroalimentarios.

- Especulación con el abandono forzado del rural.

- Precarización y privatización de los servicios de extinción de incendios (BRIF y Bomberos).

- Comisiones de servicio y maniobras militares en tareas de mera vigilancia sin efectuar labores reales de extinción de fuegos.

- Anulación de las competencias de los Agentes medioambientales y forestales en pro del SEPRONA de la Guardia Civil.

- Reforma de la Ley de Costas y conflictos derivados de su aval a la concesión de ENCE ordenado a la delegación de Pontevedra.

La patronal maneja el escenario político de oposición a su modo de producción devastador, dividiendo y enfrentando  artificialmente los intereses de los sectores obreros y populares afectados.

Observemos que el impacto ambiental y económico derivado del modo productivo de ENCE evoluciona de manera totalmente acorde a la ley capitalista del máximo beneficio para el accionariado propietario.

ENCE es hoy el principal monopolio especulador de la producción forestal privada en el estado,  ejerciendo un dominio férreo sobre los sectores productivos subordinados.

El impacto ambiental directo derivado de la presencia de la factoría en la ría se reduciria  progresivamente a largo plazo con su desmantelamiento.

Pero el impacto y repercusiones en los sectores a los que condiciona  su actividad no desaparecerán en el marco capitalista e imperialista.

Esas repercusiones no están tampoco subordinadas al emplazamiento concreto de una u otra factoría, sino al carácter de clase de la propiedad en su marco de intervención.

Esto se evidencia en las últimas olas de incendios  en todo el norte peninsular en pleno invierno, agravadísimo esto  en la provincia de Ourense (única que no posee aún plantaciones mayoritarias de eucalipto, y penalizada por la empresa en las ventas de materia prima).

-El enfrentamiento entre sectores obreros y populares, la subordinación de sectores de la clase trabajadora a intereses inmediatos de la burguesía, así como la dinámica de lucha de desgaste burocrático-legal únicamente conducen a la consolidación de la dominación de la burguesía y a la consecución de su proceso acumulativo.

-Afirmamos que los trabajadores subordinados a la factoría y los sectores propiamente obreros afectados directa o indirectamente por la misma, tienen en común su pertenencia a una misma clase social expoliada: la clase obrera.

-En esta fase imperialista de destrucción de fuerzas productivas y capital sobreacumulado , la cuestión estructural del problema no radica en la simple existencia de un medio productivo, sino en la propiedad del mismo, que determina las características del proceso productivo y su impacto a todos los niveles. Luchando unidos por el control de la propiedad de las empresas veremos como esa lucha es la única vía racional de lucha contra la causa real del conflicto.

-Nuestra oposición a ENCE  se inscribe  por eso en las coordenadas de la lucha de clases.

Sólo así evitaremos caer en la impotencia o centrar  artificialmente la responsabilidad en agentes políticos eventuales, cuando corresponde más que nunca  entrar de lleno en lo que es la explicación de la causa estructural del caso ENCE.

-En estas coordenadas clasistas de análisis no podemos responsabilizar y culpabilizar a las trabajadoras de la factoría cuando defienden la conservación de sus puestos de trabajo. Sí tenemos que llamarlos/as a no confundir sus intereses con los intereses del amo de la factoría.

De una manera peculiar (dada la posición sensible dentro de la cadena de explotación), ellos y ellas sufren las mismas condiciones objetivas de explotación de clase que el conjunto de la clase trabajadora.

-La clase trabajadora no debemos reducir la problemática de la factoría ENCE a una simple cuestión de situación territorial, de domiciliación fiscal, de cumplimiento de unas normativas concretas, o de si perjudica o no a la patronal hostelera explotadora de la comarca de Pontevedra.

-La lucha contra las repercusiones de la actividad y presencia de la factoría ENCE debe ser la lucha contra el capital especulador que ostenta su propiedad, la lucha legítima contra la burguesía parasitaria que usurpa la propiedad de los medios de producción y determina el uso que se hace de los mismos.

Las y los comunistas queremos al Monopolio Ence fuera de nuestra Ría, y fuera de todas partes.

-Exigimos que se garantice el mantenimiento del empleo para todos y todas las trabajadoras subordinadas hoy a la factoría ENCE tanto de manera directa como indirecta.

-Exigimos inversiones en tecnología avanzada no contaminante y la regeneración de la Ría para aprovechamientos productivos, señaladamente marisqueo y pesca.

-Llamamos por lo tanto a la unidad de la clase trabajadora y de los sectores populares que padecemos la explotación diaria de la patronal enriquecida a costa nuestra.

Llamamos a la solidaridad de clase con los trabajadores y trabajadoras de la factoría y con los y las trabajadoras del mar y el campo esquilmados todos ellos por la acción depredadora y devastadora de la factoría ENCE.

Llamamos a la organización desde cada centro de trabajo, cada barrio obrero y cada centro de estudios, para luchar por la nacionalización y control obrero sobre los medios de producción y la gestión colectiva de nuestros recursos y fuerzas productivas.

Esta será la única garantía real de futuro hacia una economía planificada socialista, respetuosa de la Naturaleza y al  servicio del pueblo trabajador.

 

COMUNICADO DE COMUNISTAS DA GALIZA-PCPE DIANTE DA PRÓRROGA A ENCE

Diante da prórroga en 60 anos da concesión a ENCE en Pontevedra, ditada polo Ministerio do Medio Ambiente do Goberno en funcións, Comunistas da Galiza -PCPE declara o seguinte:

-A prórroga da concesión a ENCE feita polo goberno en funcións supón unha nova agresión do mesmo á saúde medioambiental de Galiza e á do seu pobo.
Esta prórroga está cimentada na corrupción e traspasa os límites legais que regulan o funcionamento do goberno en funcións do PP.
Expresa ademáis a falsedade da democracia burguesa, o clientelismo e a podremia da clase dominante e os seus representantes políticos.
Ata tres membros do PP, ex-dirixentes do ministerio de medio ambiente, ocupan hoxe en día cargo no consello de administración de ENCE, elemento fundamental para a prórroga que se ven de conceder .
Isto é coherente cun recrudecimento da ditadura do capital no que o empresariado toma as rendas do poder, financiando ilegalmente os partidos afíns e manténdoos fieis a base de comisións e postos nos consellos de administración.
ENCE destrúe moitos máis postos de traballo dos que crea e supón un lastre para o desenvolvemento agrario galego, favorecendo as plantacións de eucalipto, especie que
a. consume recursos naturais en cantidades moi importantes,
b. favorece a proliferación de incendios e
c. impide o desenvolvemento doutras actividades económicas máis rendibles, que deterían o despoboamento do rural galego e daríanlle un futuro real.

ENCE non completa o ciclo produtivo do papel no territorio que ten que soportar o efecto devastador da industria base sobre o seu medio natural e recursos produtivos, territorio ao que non lle toca parte algunha no beneficio da venda do produto acabado.

O contexto deste proceso expresase en feitos como os seguintes.
- Aprobación da Lei de Montes para a recalificación de terreos incendiados.
- Espolio e destrución do sector agrogandeiro polos monopolios agroalimentarios.
- Especulación co abandono forzado do rural.
- Precarización e privatización dos servizos de extinción de incendios (BRIF e Bombeiros).
- Comisións de servizo e manobras militares en tarefas de mera vixiancia sen efectuar labores reais de extinción de lumes.
- Anulación das competencias dos Axentes medioambientais e forestais en prol do SEPRONA da Garda Civil.
- Reforma da Lei de Costas e conflitos derivados do seu aval á concesión de ENCE ordenado á delegación de Pontevedra.
A patronal manexa o escenario político de oposición ao seu modo de produción devastador dividindo e enfrontando  artificialmente os intereses dos sectores obreiros e populares afectados.
Observemos que o impacto ambiental e económico derivado do modo produtivo de ENCE evoluciona de xeito totalmente acorde á lei capitalista do máximo beneficio para o accionariado propietario.
ENCE é hoxe o principal monopolio especulador da produción forestal privada no estado,  exercendo un dominio férreo sobre os sectores produtivos subordinados.
O impacto ambiental directo derivado da presenza da factoría na ría reduciriase progresivamente a longo prazo co seu desmantelamento.
Pero o impacto e repercusións nos sectores aos que condiciona a sua actividadenon desaparecerán no marco capitalista e imperialista.
Esas repercusións non están tampouco subordinadas ao emplazamento concreto dunha ou outra factoría, senon ao carácter de clase da propiedade no seu marco de intervención.
Isto evidénciase nas derradeiras vagas de  incendios en todo o norte peninsular en pleno inverno, agravadísimo na provincia de Ourense (única que non posúe ainda plantacións maioritarias de eucalipto, e penalizada pola empresa nas vendas de materia prima).
-O enfrontamento entre sectores obreiros e populares, a subordinación de sectores da clase traballadora a intereses inmediatos da burguesía, así como a dinámica de loita de desgaste burocrático-legal unicamente conducen á consolidación da dominación da burguesía e á consecución do seu proceso acumulativo.
-Afirmamos que os traballadores subordinados á factoría e os sectores propiamente obreiros afectados directa ou indirectamente pola mesma, teñen en común a súa pertenza a unha mesma clase social expoliada: a clase traballadora.
-Nesta fase imperialista de destrución de forzas produtivas e capital sobreacumulado , a cuestión estrutural do problema non radica na simple existencia dun medio produtivo, senón na propiedade do mesmo, que determina as características do proceso produtivo e o seu impacto a tódolos niveis. Loitando unidos polo control da propiedade das empresas veremos como esa loita é a única vía racional de loita contra a causa real do conflicto.
-A nosa oposición a ENCE  inscribese  por iso nas coordenadas da loita de clases.
Só así evitaremos caer na impotencia ou  centrar artificialmente a responsabilidade en axentes políticos eventuais, cando compre máis que nunca  entrar de cheo no que é a explicación da causa estrutural do caso ENCE.
-Nestas coordenadas clasistas de análise non podemos responsabilizar e culpabilizar as traballadoras da factoría cando defenden a conservación dos seus postos de traballo. Sí temos que chamalos/as a non confundir os seus intereses cos intereses do amo da factoría.
Dun xeito peculiar (dada a posición sensible dentro da cadea de explotación), eles e elas sofren as mesmas condicións obxectivas de explotación de clase ca o conxunto da clase traballadora.
-A clase traballadora non debemos reducir a problemática da factoría ENCE a unha simple cuestión de situación territorial, de domiciliación fiscal, de cumprimento dunhas normativas concretas, ou de se prexudica ou non a patronal hostaleira explotadora da comarca de Pontevedra.
-A loita contra as repercusións da actividade e presenza da factoría ENCE debe sera loita contra o capital especulador que ostenta a súa propiedade, a loita lexítima contra a burguesía parasitaria que usurpa a propiedade dos medios de produción e determina o uso que se fai dos mesmos.
As e os comunistas queremos ao Monopolio Ence fóra da nosa Ría, e fóra de todas partes.
-Esiximos que se garanta o mantemento do emprego para todos e todas as traballadoras subordinadas hoxe á factoría ENCE tanto de xeito directo como indirecto.
-Esiximos investimentos en tecnoloxía avanzada non contaminante e a rexeneración da Ría para aproveitamentos produtivos, sinaladamente marisqueo e pesca.
-Chamamos polo tanto á unidade da clase traballadora e dos sectores populares que padecemos a explotación diaria da patronal enriquecida a costa nosa.
Chamamos á solidariedade de clase cos traballadores e traballadoras da factoría e cos e as traballadoras do mar e o campo esquilmados todos eles  pola acción depredadora e devastadora da factoría ENCE.
Chamamos á organización dende cada centro de traballo, cada barrio obreiro e cada centro de estudos, para loitar pola nacionalización e control obreiro sobre os medios de produción e a xestión colectiva dos nosos recursos e forzas produtivas.
Esta será a única garantía real de futuro cara a unha economía planificada socialista, respectuosa da Natureza e ao  servizo do pobo traballador.
Comunicado de Comunistas da Galiza-PCPE  ante la prórroga a ENCE