Desde el día 2 de febrero, en la Puerta del Sol en Madrid, ocho mujeres se han declarado en huelga de hambre. Las mujeres pertenecen a la Asociación Ve-la-luz, asociación que integran en su mayor parte, mujeres supervivientes de violencia de género.

En su campaña para visibilizar la violencia de género presentan 25 puntos reivindicativos y tienen la intención de mantener su protesta de forma indefinida con el propósito de que los principales partidos políticos y las instituciones tomen en consideración sus demandas.

Las mujeres reclaman que se aplique a las víctimas de violencia de género el mismo tratamiento que a las víctimas de terrorismo. Exigen, entre otras cosas, que el feminicidio sea contemplado en una Ley integral contra la violencia de género y que se suprima la patria potestad y el derecho a las visitas a los condenados por maltrato y se reconozca, a los hijos e hijas de las que han sido asesinadas, el 100% de la orfandad y no una pensión en función de la cotización de la madre, como se viene aplicando hasta ahora.

Para el PCPE la violencia de género es la expresión más trágica y amarga de la retahila de atropellos, opresiones y abusos contra las mujeres. Todos los días se conocen dramáticas y dolorosas noticias de mujeres que han sido asesinadas, heridas, torturadas, amenazadas y maltratadas por sus parejas, exparejas, maridos o exmaridos.

El Partido Comunista de los Pueblos de España nada espera del sistema capitalista, pero no puede dejar de señalar a los poderes públicos y exigirles que la violencia que se ejerce contra las mujeres deje de ser considerado un mal menor.

El PCPE apoya las reivindicaciones de las mujeres que se han declarado en huelga de hambre en Madrid y expresa su solidaridad con todas las que luchan por la erradicación de cualquier manifestación de violencia contra las mujeres.

El Partido Comunista de los Pueblos de España rechaza de manera contundente este flagelo que está costando la vida a miles de mujeres en el estado español y deja, en las mujeres que logran sobrevivir a estas terribles situaciones, una huella imborrable.

El PCPE llama a las mujeres trabajadoras y al conjunto de la clase obrera a tomar conciencia de que la eliminación total de la violencia de género sólo será posible destruyendo este sistema capitalista agresivo y violento que atenta contra la dignidad humana y acabando con el patriarcado que condena a las mujeres a una posición de subordinación, sumisión y desigualdad.

¡Ni una menos!

¡Solidaridad con las que luchan!

¡Viva la lucha de las mujeres trabajadoras!

 

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) ha denunciado en múltiples ocasiones que la mercantilización y la privatización de la gestión de los servicios públicos sólo tiene por objeto enriquecer y engordar los beneficios de los empresarios que, a pesar de obtener concesiones y conciertos de los poderes públicos, continúan precarizando y la situación laboral de los trabajadores y trabajadoras, rebajando la calidad de los servicios y empobreciendo a la clase obrera.

El gobierno de la Comunidad de Madrid finaliza en el mes de junio el concierto que había negociado con las residencias geriátricas. Los dueños de las residencias, a pesar de haber obtenido cuantiosos beneficios como consecuencia de los conciertos, ya no están interesados en ofertar plazas a la Comunidad porque en el espacio privado obtendrían todavía mayores ganancias.

La patronal pretende aumentar notablemente el precio por plaza, consciente de que las plazas públicas se han ido reduciendo como consecuencia de la concertación entre lo público y lo privado.

Muchas personas mayores podrían verse afectadas por esta nueva situación, ya que el 38% de las plazas en las residencias de ancianos en la Comunidad de Madrid son concertadas. 9533 plazas concertadas de un total de 25.041 plazas.

Las familias que tienen a sus mayores en centros privados con plazas concertadas están siendo avisadas mediante escritos que se suspenderán las ayudas a lo largo del 2017 lo que supondrá que muchos ancianos y ancianas tendrán que verse forzados a abandonar el centro y tratar de buscar una alternativa, con la complicación que esto supone para las personas dependientes.

Han sido el PP y PSOE quienes han implantado este modelo de gestión, que favorece los intereses de los empresarios y del gran capital, poniendo en manos privadas un servicio social que tendría que ser público para los numerosos sectores de la población que viven situaciones de dificultad y de vulnerabilidad.

El Partido Comunista de los Pueblos de España en Madrid expresa su total rechazo a la privatización de los servicios públicos, lucha por la recuperación de todos los servicios que han sido privatizados y expresa su firme compromiso en defensa de los intereses de la clase obrera y del pueblo trabajador.

¡Por unos servicios públicos de calidad y al servicio de la clase obrera, organización, movilización, unidad y lucha para derrotar al Capitalismo!

 

 

El viernes 20 de Enero se celebró en Madrid un plenario de militancia con el objetivo de informar de los importantes acuerdos adoptados en el IV Pleno del Comité Central y planificar el trabajo que la organización madrileña tendrá que afrontar en los próximos meses.

La convocatoria del pleno congregó a gran parte de la militancia de Madrid que saludó y acogió fraternalmente la presencia de miembros del Comité Regional de los CJC.

El homenaje a Fidel previsto para el 25 de marzo, el cual se está gestando junto a numerosas organizaciones políticas, sociales y sindicales y que concluirá en un gran acto en el Auditorio Marcelino Camacho, la jornada del 8 de marzo y la realización de un acto en el mes de Febrero con motivo del aniversario de la victoria del Frente Popular serán tareas en las que el Partido se implicará con determinación y entusiasmo. Será prioritario en nuestra actividad cotidiana la intervención en las luchas obreras, la recuperación del trabajo en los frentes de masas y la presencia en las calles y plazas para difundir entre la clase obrera las publicaciones del Partido. El PCPE en Madrid manifiesta su disposición y total disponibilidad para trabajar con todas las fuerzas en los actos centrales que el Comité Central ha programado a lo largo de este año porque tenemos el convencimiento y la certeza de que, en poco tiempo, contaremos con nuevos militantes que vendrán a reforzar nuestras filas y a luchar junto a nosotros por el Socialismo.

Al finalizar el interesante debate político, nos esperaba una sabrosa merienda cena en la que participaron los y las militantes del Partido contribuyendo con sus aportaciones a mejorar nuestras finanzas.

El PCPE en Madrid está capacitado, preparado y lleno de ánimo para el trabajo presente y futuro.

 

El próximo sábado 14 de enero a las 20h, en el Taller la Eskorrentía en la calle Nuestra Señora del Pilar,  20 de Alcobendas, el PCPE junto con otras organizaciones sociales de la zona, realizarán un acto de homenaje a la Revolución cubana y de recuerdo a su figura dirigente, el comandante Fidel Castro. En el acto intervendrá Eduardo Vecino,  militante del PCPE,  que hará un análisis histórico y político cuando se cumplen 58 años de la Revolución Cubana.

 

El PCPE en Madrid inició el 2017 con un brindis el día 5 de Enero. Militantes y simpatizantes compartimos unas horas de fraternal camaradería.

El camarada Enrique Arias, en nombre del Partido, dirigió unas emocionadas palabras a los y las asistentes, recordándonos las importantes luchas y tareas que el PCPE tendrá que afrontar a lo largo de este año y el necesario compromiso de cada uno de nosotros para que el 2017 sea un año de victorias.

Todas y todos recibimos con entusiasmo la propuesta del camarada Enrique, cuando haciendo referencia al centenario de la Revolución de Octubre, nos invitaba a que Madrid recogiera ese testigo sumando a nuestras filas 100 nuevos militantes, 100 años, 100 militantes, ésa será la consigna para el Partido en Madrid a lo largo de este año.

Suculentos roscones y botellas de cava animaron la fiesta en la que militantes y amigos participaron cantando, riéndose con chistes y anécdotas y comprando rifas para el sorteo de varios lotes de regalos dejando de manifiesto la responsabilidad de camaradas y simpatizantes que expresan su disposición para colaborar con el PCPE en todas las circunstancias.

19 de Diciembre 2016

Comunicado sobre los CIE

Miles de trabajadoras y de trabajadores extranjeros se encuentran secuestrados por el sistema, retenidos por las fuerzas represoras en cárceles ilegales, en condiciones inhumanas y a la espera de ser deportados a sus países de origen. En el Estado español existen ocho Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), concretamente en el barrio obrero de Aluche, Madrid, se encuentra uno de los que acumula mayor número de denuncias por malos tratos, torturas, vejaciones e irregularidades. Este Centro, que se sitúa en los terrenos de las instalaciones de la desaparecida cárcel de Carabanchel (donde se encontraba el hospital penitenciario), no sólo encarcela injustificada e indiscriminadamente en connivencia con el sistema judicial, sino que, además, no dispone tan siquiera de servicios ni condiciones fundamentales: habitaciones dispuestas a modo de celdas con planchas metálicas en sus ventanas, impidiendo casi cualquier visualización del exterior y la entrada de luz natural; inexistencia de asistencia sanitaria permanente, no hay espacios específicos para enfermería; no se garantiza el derecho a la intimidad durante los reconocimientos médicos; grandes dificultades para contactar y comunicarse con los abogados; ausencia de material lúdico y deportivo; etc.

El enorme grado de opresión que el capitalismo llega a ejercer sobre la clase obrera se materializa en buena medida en los CIE, Trabajadoras y trabajadores que, huyendo de la miseria en la que el imperialismo ha dejado a sus pueblos y con la esperanza de poder sobrevivir, muy lejos de encontrar la ilusoria prosperidad que venían buscando, se dan de frente con esta realidad en la que la clase obrera, extranjera o nativa, jamás podrá aspirar a nada más que a ser reprimida y explotada por el sistema del capital si no se libera de su yugo. La UE con el Estado español como uno de sus máximos exponentes, sólo es capaz de responder a los flujos migratorios con un modelo represor que mantenga los privilegios de la clase dominante; la migración masiva de trabajadores no es compatible con las pretensiones del imperialismo de seguir esquilmando a los pueblos del mundo y explotando a la clase obrera. En ese sentido se ponen en marcha campañas de criminalización, racismo y xenofobia hacia las y los extranjeros, con las que pretenden justificar sus políticas de deportaciones indiscriminadas y de centros de internamiento. Aunque intentan controlar los medios de comunicación masivos y saben bien cómo manipular la información, no es menos cierto que nunca conseguirán callar a quienes, cada vez con mayor fuerza, luchamos contra esta barbarie.

El pasado mes de octubre un grupo de cerca de 50 personas encarceladas en Aluche se organizaron y protagonizaron una protesta que puso en evidencia, una vez más, las condiciones del lugar y la inviabilidad de estos centros represivos; no es la primera vez que se emprende una lucha dentro de un CIE, ni será la última, pues los trabajadores y las trabajadoras somos conscientes de que sólo desde la organización colectiva podremos avanzar en la recuperación de nuestra dignidad y en la conquista de la hegemonía, reivindicaciones universales de nuestra clase que no entienden de fronteras, de idiomas ni de razas.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) exigimos el cierre inmediato de los CIE, denunciamos que estas cárceles no son otra cosa que una herramienta más del sistema en su afán por oprimir a la clase trabajadora; nos solidarizamos con quienes han sido reprimidos por luchar, así como apoyamos toda movilización popular que reclame la desaparición de estos Centros de represión y racismo que atentan contra la dignidad y los derechos del conjunto de la clase obrera.

¡Nativa o extranjera, la misma clase obrera!

Hace casi dos años que el edil de Alcorcón, David Pérez (PP), hizo unas declaraciones que estos días están saliendo a la luz, llamando a las mujeres feministas "a veces" mujeres "frustradas", "amargadas", "rabiosas" y "fracasadas como personas". No se trata de unas declaraciones desafortunadas ni de un despiste del cual se pueda salir sin más pidiendo perdón. Ya sabemos cómo piensa este alcalde porque, como es su condición, la de su partido y la de la clase que representa, es la voz del Capital y ataca todo aquello que pueda poner en riesgo su hegemonía.

A David Pérez le salieron de muy adentro estas declaraciones contra las mujeres trabajadoras que luchan por sus derechos, como a la patronal cuando arremete rabiosamente contra la clase trabajadora que no se arrodilla ante sus ataques sistemáticos, o contra los estudiantes que luchan por una educación pública, de calidad, gratuita y al servicio del pueblo. Por tanto, no se trata solamente de unas declaraciones machistas dirigidas exclusivamente a las mujeres feministas, sino de un ataque más contra el conjunto de la clase obrera.

A este alcalde, al Capital, bien le gusta que las mujeres estén en casa "en sus labores", con telebasura y se asocien sólo en asuntos religiosos, al igual que los hombres, que tampoco deben meterse en nada que les haga pensar y les muestre la salida organizada a los problemas que les rodean a ambos, como la precariedad laboral, el paro, la represión y un sinfín de dificultades con las que tienen que enfrentarse día a día. Para sus hijos también hay un amplio mundo de colorines que les intenta mantener alienados, pero que más pronto que tarde se convierten en alhajas con dientes y se encuentran con la cruda realidad del sistema mercantilizado en el que vivimos.

Lucha feminista, trabajadores y trabajadoras en huelga, manifestaciones, estudiantes en la calle, etcétera, nos demuestra que la lucha de clases existe, es real y no son, como nos quieren hacer creer, problemas aislados que el mismo Capital revestido de democracia burguesa va a solucionar.

Las y los comunistas sabemos muy bien que sólo uniendo las luchas, elevando nuestra conciencia y plantando cara de una forma organizada y en una única dirección, podremos hacer frente a quien nos quiere someter eternamente y doblegarnos para siempre. De nosotros y nosotras depende nuestro propio futuro en la sociedad nueva, que no puede ser otra que el Socialismo, donde no tendrán lugar este tipo de declaraciones de un alcalde que no sólo arremete contra las mujeres feministas, sino contra la totalidad de la clase obrera.

Página 1 de 11