Imprimir esta página
22 de Octubre 2014

Otro trabajador muerto en Arganda en su puesto de trabajo

El pasado jueves 16 de octubre falleció un trabajador de 66 años en el puesto de trabajo. Murió electrocutado mientras manipulaba cableado para la empresa Gestión Madrileña de Parking. Es el segundo trabajador muerto en Arganda del Rey (Madrid) en lo que va de año, y se suma a los más de 300 que ya han fallecido en todo el estado en 2014.

Después de la muerte de un joven obrero de 28 años en el pasado mes de enero, el lado más dramático de las actuales condiciones de vida de la clase trabajadora vuelve a ponerse de manifiesto en los polígonos industriales de Arganda. Esta vez no ha sido un joven, sino un trabajador con 66 años, que en condiciones de justicia debería estar disfrutando de una digna jubilación el que, en lugar de eso, ha fallecido. Según los sindicatos, "existen indicios de irregularidades laborales y falta de medidas en materia de prevención de riesgos laborales" en la empresa donde se ha producido el accidente.

Una vez más nos encontramos ante el crimen ejercido sistemáticamente por la patronal hacia la clase obrera, la más terrible consecuencia de la brutal explotación a la que nuestra clase está sometida.

El número de accidentes laborales del año 2013 se situó en 298.896, mientras que en el periodo de enero a agosto de 2014 ya eran 311.977. Y esto no es casualidad, la burguesía hace lo que sea para tratar de aumentar los beneficios que ingresa, también eliminar costes en seguridad laboral, a costa, cómo no, de los trabajadores y las trabajadoras que se juegan la vida cada día en su puesto de trabajo.

Desde el Partido Comunista y la Juventud Comunista queremos expresas nuestro pésame a la familia y los compañeros del fallecido. Exigimos que los culpables sean juzgados y condenados.

¡Ni una sola muerte más en el puesto de trabajo! ¡Basta ya de terrorismo patronal!

Partido Comunista de los Pueblos de España
Colectivos de Jóvenes Comunistas