Tinta Obrera es el boletín informativo del PCPE en Coslada y San Fernando de Henares (Madrid).

En el nº5 de nuestro boletín, correspondiente al mes de Noviembre de 2015, podemos encontrar la resolución del Comité Regional “Madrid no necesita un cambio, necesita una revolución”, nuestro comunicado ante el sobreseimiento y archivo de causa a favor de los trabajadores de Aspimip, información sobre la nueva página del PCPE de Madrid en Facebook, un artículo ante el escándalo urbanístico de la Plaza de España en San Fernando de Henares y la resolución del Comité Ejecutivo sobre la resistencia del pueblo palestino.

Tinta Obrera online: http://issuu.com/pcpehenares/docs/tinta_obrera_05

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) quiere mostrar su más rotundo rechazo a la presencia en Arganda del Rey de la Cruz Roja este sábado 31, desde las 11 hasta las 20 horas, para que los vecinos de nuestro municipio donen su sangre.

 

Con toda la buena imagen que pretenden transmitir de la Cruz Roja, desde el PCPE queremos denunciar el contrato que esta entidad mantiene con la Comunidad de Madrid. Según el acuerdo firmado en 2014, además de la privatización y entrega del Centro de Transfusiones de Vicálvaro, por cada bolsa de sangre recogida por la Cruz Roja y entregada a la Comunidad,  esta debe pagar 67€, hasta un total máximo de 9,3 millones de euros al año.

 

La sangre de los argandeños no está en venta y nuestra solidaridad no se compra. Hacemos un llamamiento al conjunto de nuestros vecinos a donar su sangre directamente a los hospitales de la Comunidad, eliminando intermediarios que se enriquezcan con el dinero de nuestros impuestos que pagamos con nuestro sudor.

 

Animamos además a no quedarnos en este punto. Mediante las movilizaciones que tuvieron lugar en los 2013 y 2014, los madrileños conseguimos paralizar la privatización de 6 hospitales en nuestra región, así como otras medidas que afectaban negativamente a la sanidad pública. Pese a que esto fue una pequeña victoria, cabe recordar que la ley que permitió iniciar este proceso de privatización no fue derogada, sino que acabó siendo avalada un año más tarde por el Tribunal Constitucional. Podemos ver como la paralización del proceso no deja de ser una victoria temporal y que más tarde o más temprano retomarán la venta de nuestro sistema de salud público.

 

Pero incluso aunque no intentasen retomar estas medidas, la Sanidad Pública ya sufre de graves carencias. En Arganda, el Hospital del Sureste es tristemente conocido en la Comunidad de Madrid entre otras cosas por sus largos tiempos espera o por la falta de camas que a principios de este año llegó a ocasionar la cancelación operaciones ciertas quirúrgicas que practicaban en el hospital.

 

Nuestra sangre no está en venta

Donemos sangre directamente en nuestros hospitales

Levantemos de nuevo la lucha por una Sanidad Pública

 

El Partido Comunista de los Pueblos de España y los Colectivos de Jóvenes Comunistas saludamos la lucha que llevaron a cabo los trabajadores de AS.PI.MIP y el conjunto del pueblo trabajador de Coslada, durante el año 2013, contra las políticas anti-obreras y  antipopulares del gobierno municipal del Partido Popular encabezado por Raúl López.

Como respuesta a las reivindicaciones en pro de las personas con diversidad funcional planteadas por AS.PI.MIP, el gobierno local cargó por la vía judicial contra tres trabajadores: Juan C. Velázquez, Gustavo López y Eva Carrascosa. Hoy celebramos el   reciente sobreseimiento y archivo de la causa contra estos tres trabajadores represaliados e imputados durante las movilizaciones.

Una vez más observamos cómo frente a las justas demandas del pueblo trabajador, los gestores serviles del capitalismo utilizan las herramientas a su alcance para acallar a quien protesta mediante la represión. Solo nuestra organización, unión y lucha podrá contener estos ataques y acabar con un sistema basado en la desigualdad y la explotación. Contra la represión: organización y lucha obrera.


Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE).
Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC).

Los sindicatos UGT y STC, usando su mayoría en el comité de empresa y, por lo tanto en la mesa negociadora, han firmado el acuerdo por el cual 1059 trabajadores de Vodafone – ONO serán enviados al paro. Hay que tener en cuenta, que el NO AL ACUERDO ha sido la opción elegida por la mayoría de los trabajadores en asamblea.

Estos despidos, como siempre, están llenos de “matices” complicados de conocer a fondo y que únicamente sufrirán los que serán despedidos y aquellos que se queden. UGT y STC manifiestan públicamente que en la negociación para la posterior firma del acuerdo han usado como “pilares” el número de afectados, la voluntariedad y las prejubilaciones. Por otro lado, el resto de sindicatos (CCOO, USO, CGT, CIG y SIO) se han mantenido firmes ante las propuestas empresariales, siendo conscientes de que tras la ejecución del ERE (en caso de no haber habido acuerdo), la lucha en los tribunales y en la calle, hubiese posibilitado una nulidad o ilegalidad del mismo, como en otros casos recientes como en Madrid Río, por ejemplo.

Del propio desarrollo de la lucha extraemos algunas cuestiones que son relevantes y que deben servir para futuras luchas.

Por un lado, se parte de una conciencia clasista nada desarrollada, precisamente por el propio trabajo que se realiza, así como las condiciones laborales de una parte de los trabajadores de este monopolio. Uno de los principales handicaps a la hora de elevar la lucha o simplemente, luchar por sus puestos de trabajo.

A esto tenemos que sumar una casi ínfima cantidad de afiliados/as a sindicatos, pues apenas dan para cubrir los puestos del comité de empresa y las secciones sindicales. En este sentido también, vemos como en Madrid existen únicamente 3 sindicatos CCOO, UGT y STC (sindicato sectorial de telecomunicaciones), pero a nivel de todo el estado hay que contar con USO, CGT, CIG y SIO. El que existan tantos sindicatos y tan poca afiliación sindical supone un lastre para el desarrollo de la lucha obrera en este sector, que ya de por si es inexistente, pero que se desvirtúa con una infinidad de siglas sindicales, que apenas tiene afiliados.

Como viene siendo habitual y en conjunción con las cuestiones anteriores, las posiciones sindicales suelen ser las de sentarse a hablar con la empresa antes de hablar con los trabajadores. Se puede resumir en una formula compresible: ERE – reunión sindicatos/empresa – asamblea de trabajadores – lucha, cuando debería ser todo lo contrario: ERE – asamblea de trabajadores – lucha – victoria. La asamblea de trabajadores que ha de tornarse fundamental, deja de ser la herramienta necesaria para la lucha. Aunque en este caso, la asamblea que si fue vinculante, finalmente fue superada por las cúpulas de los sindicatos UGT y STC, siendo la posición de CCOO la más coherente y combativa, llevando su posición hasta el último momento.

En cuanto a los métodos de lucha, en este conflicto se han realizado diversas movilizaciones por el centro de Madrid, lo que ha supuesto una gran repercusión, así como una gran manifestación con miles de trabajadores de todo el estado. Si bien este tipo de manifestaciones y/o concentraciones son necesarias, son insuficientes en el sentido de que quedan aisladas de otras acciones que se puedan realizar y que, además, sirvan como motivación para los trabajadores.

En cuanto a los paros de 24 horas convocados para los 3 últimos días antes de cerrar el plazo de negociaciones son insuficientes y casi negativos, bien porque los propios trabajadores no la van a secundar o por la propia incapacidad de los sindicatos para convocarlas y no organizarlas. Y esto también viene por la propia falta de unidad sindical, lo que se ha reflejado en el final del conflicto.

Todo esto nos lleva a una conclusión que ya hemos analizado en muchas ocasiones, y es principalmente que la poca afiliación sindical que va directamente relacionada con la capacidad de lucha de los trabajadores. Así como la existencia de decenas de sindicatos, cada uno con sus pros y contras, junto con la cooptación por parte de los monopolios de determinados delegados sindicales con el objetivo de romper las luchas.

Tanto en esta lucha como en todas, la necesidad de la unidad de los trabajadores, la asamblea como órgano de democracia obrera y la lucha consciente y dirigida, son las claves fundamentales para conquistar la victoria.




Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE)

Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC)

El pasado mes de mayo se conjugaron todo tipo de frases alrededor de la palabra “cambio”. Meses después, muchas de las promesas e ilusiones convocadas han caído en saco roto. Y las condiciones de vida y trabajo de los madrileños siguen empeorando.

En la Comunidad de Madrid, a pesar de contar con muchas de las riquezas industriales e infraestructuras del Estado, sigue existiendo un índice de paro escandaloso. La industria se destruyó, se pretendió convertir a Madrid en una de las capitales del turismo, y aún así, en agosto de 2015, el número de parados aumentó en más de 4000 personas con respecto al mes anterior.

En total, estamos hablando de cerca de medio millón de trabajadores y trabajadoras parados, más de la mitad mujeres. Mujeres que tendrían que trabajar 81 días más al año para cobrar lo mismo que un compañero varón en el mismo puesto.

En toda la Comunidad existen 300000 viviendas vacías, pero desde que comenzó la crisis se ha echado de sus casas a más de 50000 familias. Para otros tantos miles la única “solución” ha sido la de firmar una vuelta de tuerca en favor de la extorsión bancaria: lo que es la refinanciación o la dación en pago.

Solo en el primer semestre de 2015, murieron 41 trabajadores en accidentes laborales, y 150 quedaron heridos graves. Los índices son peores que los de 2014. Obreros y obreras siguen muriendo en el trabajo, ynada  se dice de ellos.

La educación privada y concertada es casi tan grande como la pública. El promedio de centros de salud por es de 0’41 por cada 10000 habitantes. En regiones como el oeste metropolitano baja hasta el 0’32. En decenas de municipios pequeños no existe ningún centro médico. Como tampoco existen bibliotecas públicas en muchos pueblos de la Comunidad. Ni cines. Toda oferta cultural está devorada por el comercio. En Madrid se puede encontrar un centro comercial abierto de madrugada con más facilidad que un centro médico con servicio de urgencias.

Estas son las condiciones, la vida real en el capitalismo del avanzado centro de España. Toda la retórica del “cambio” no cambia ni un ápice que eleve sustancialmente el nivel de vida de la clase obrera y del pueblo madrileño.

El más sonado de los triunfos del “cambio” ha sido el de la capital: el gobierno de Carmena se ha significado por ceder a todas las presiones del capital y seguir refugiándose en la retórica oportunista y la política del gesto simbólico. Se puso del lado de la oposición golpista venezolana, votando junto al PP, pero calló ante el encarcelamiento de Alfon. Habló de un Plan Urgente de empleo, y aún no hay aprobada ni una propuesta. Tardó solo dos días en renunciar a su propuesta del Banco Público. Habla de remunicipalizar servicios a menudo, pero solo tardó un mes en privatizar su primera infraestructura pública: el Centro Deportivo Barceló, cediéndole su gestión a Carpa SL, de uno de los empresarios vinculados a la trama Gürtel. ¿El cambio era esto?

Basta ya de vender humo. El capitalismo no es reformable. Las condiciones actuales de vida y trabajo en Madrid, como en el resto del país, solo pueden cambiarse generando la organización obrera y popular que rompa con la raíz del problema: el capitalismo.

Somos la clase obrera y el pueblo trabajador los que ponemos a funcionar Madrid cada mañana,  desde la Sierra hasta Aranjuez. Seamos nosotros los que decidamos cómo y en qué distribuir la riqueza que generamos.

Madrid no necesita un cambio, necesita una revolución.
Únete al Partido Comunista. Vamos a tomar las riendas de nuestro destino.

Septiembre, 2015

PCPE Madrid
CJC Madrid

Tinta Obrera es el boletín informativo del PCPE en Coslada y San Fernando de Henares (Madrid).

En el nº4 de nuestro boletín, correspondiente al mes de Octubre de 2015, podemos encontrar un banner de la campaña de boicot a Coca-Cola que venimos desempeñando en solidaridad con los trabajadores de dicha multinacional en Fuenlabrada; un artículo de la redacción de Tinta Obrera sobre la situación del Comercial Avenida en “La Cañada”; información de las redes y contacto de la Juventud Comunista en Madrid; nuestro comunicado ante la adhesión de Coslada y San Fernando de Henares a las Ciudades-Refugio; un artículo sobre la suspensión del decreto del Ayuntamiento de Coslada contra el exjefe de la Policía Local, Ginés Jiménez, el “sheriff”; y por último un extracto del comunicado del Partido Comunista de Grecia (KKE), tras las elecciones generales en el país helénico, traducido por la compañera Mercedes Roldán.

Descargar Tinta Obrera

Un nuevo ataque contra la clase obrera se desata en nuestra comarca: Pelican Rouge Coffee Solutions, monopolio de las máquinas expendedoras de café, refrescos y aperitivos en Europa, anuncia una modificación de las condiciones de trabajo en sus instalaciones que conlleva el despido de 34 trabajadores, un 10% del total de la plantilla en Torrejón de Ardoz (Madrid), y un total de 76 despidos a nivel estatal. A esto hay que sumar la ruptura de las negociaciones del Convenio Colectivo por parte de la empresa, con un convenio caducado y sueldos congelados desde 2012, y tras haber sufrido ya un ERE.

Para mantener los beneficios, la empresa pretende subir la jornada a 1.826 horas, reducir del salario bruto en un 20%, retirar las pagas de los 15 y 25 años y suprimir la antigüedad. Esto se traduce en un aumento del grado de explotación de los trabajadores junto con despidos. En la etapa del capitalismo en descomposición, la fase imperialista, el mantenimiento de los beneficios de una empresa a costa de otras, está directamente relacionado con el grado de explotación y de la destrucción de la fuerza de trabajo (explotación en el sentido de aumento de horas de trabajo y descenso del salario y destrucción de fuerzas productivas en el sentido de despidos).

El PCPE y los CJC nos solidarizamos con los trabajadores de Pelican Rouge y ponemos nuestra organización a su disposición. Sólo la organización y unión de la clase obrera contra la patronal llevará la plantilla a la victoria. A su vez hacemos un llamamiento a todo el pueblo trabajador del Corredor del Henares a apoyar la lucha de los trabajadores de dicho monopolio.

Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE).

Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC).

El pasado sábado 19 de septiembre trabajadores de Vodafone-ONO de todo el Estado llegaron a Madrid para realizar una numerosa manifestación en defensa de sus puestos de trabajo. Como se sabe, la empresa tiene previsto aplicar un ERE y 1.300 trabajadores de la compañía pueden perder su empleo.

El PCPE y los CJC estuvimos presentes junto con los trabajadores durante la manifestación, que partió a las 12.00 desde la tienda de Vodafone en Fuencarral y, tras recorrer el barrio de Malasaña y la Gran Vía, llegó a la Puerta del Sol.

Al grito de “¡ERE no!”, los miles de trabajadores recorrieron las calles de Madrid durante más de dos horas y, tras llegar a Sol, se puso fin a la marcha, dejando los trabajadores muy claro a la empresa que cuentan con fuerzas más que suficientes para hacer frente al conflicto y que los puestos de trabajo no se venden; se defienden. 

El PCPE y los CJC continuaremos luchando junto a la plantilla de Vodafone-ONO hasta tumbar este ERE y sumar otra victoria de la clase obrera contra los monopolios, con el ejemplo de Madrid Río y Coca-Cola.

¡NO A LOS 1.300 DESPIDOS EN VODAFONE-ONO!
¡TODO PARA LA CLASE OBRERA!

 

El PCPE y los CJC, como internacionalistas, estamos y estaremos siempre del lado de la solidaridad con la clase obrera, por lo cual apoyamos la acogida de refugiados de las guerras imperialistas en los municipios de Coslada y San Fernando de Henares (Madrid); pero nos vemos en la obligación de ir un paso más allá, analizar la situación y desenmascarar a los oportunistas que ahora se suman a esta campaña “solidaria” mientras que apoyan y han apoyado, en todo momento, las guerras imperialistas en todo el planeta.

En primer lugar es deleznable que el PSOE, que hace dos años avalaba un ataque contra Siria sin contar siquiera con el aval del Consejo de Seguridad de la ONU y que estando en el gobierno tomó parte de la guerra en Libia, se posicione ahora del lado de la “caridad” para con los refugiados que vienen huyendo de las guerras imperialistas que ellos mismos han apoyado. Por otro lado también se suman al carro organizaciones como Corriente Roja, Izquierda Anticapitalista (promotores de PODEMOS) o intelectuales como Santiago Alba Rico, quienes apoyaron la intervención de la OTAN en Libia así como la financiación y el apoyo al “Ejército Libre de Siria”, que no eran más que milicias fundamentalistas que han conformado lo que a día de hoy conocemos como Estado Islámico (ISIS) y han provocado una guerra civil en Siria que ha arrasado el país y dura ya 5 años. De nuevo estas fuerzas de “izquierdas” actúan como voceros de los intereses más viles del capital monopolista.

Una vez más señalamos las políticas imperialistas llevadas a cabo por EEUU, la UE y sus aliados en oriente medio, y el resto del planeta, como responsables directos del horror de la guerra. Las políticas de saqueo para favorecer los intereses de los monopolios son las que llevan a la huida desesperada de sus hogares de miles de personas en todo el mundo.

El PCPE y los CJC llamamos al pueblo trabajador del Corredor del Henares a denunciar los crímenes del imperialismo, señalar a los responsables y activar todos los mecanismos de solidaridad internacionalista con los agredidos.

No a la guerra imperialista ¡viva el Internacionalismo Proletario!
Por la salida de la UE, la OTAN y el €uro.

Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE).
Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC).

Página 6 de 11