La situación general de la clase obrera en el sector agroalimentario de la Región de Murcia se caracteriza por padecer altísimos niveles de sobreexplotación, que sumados a las condiciones de precariedad e indefensión en las que mantienen a gran parte de los y las trabajadoras del sector, genera enormes beneficios para la patronal.

Esta violencia burguesa se manifiesta cada día en el campo y los centros de trabajo, cuando se incumple el salario mínimo profesional, se ningunea el convenio colectivo, sigue la impunidad total de las Empresas de Trabajo Temporal o se abusa de forma fraudulenta con las modalidades de contrato para el ahorro de las cuotas de la Seguridad Social por parte de la patronal. 

En el caso de los trabajadores y trabajadoras migrantes del campo, las condiciones se recrudecen, puesto que la situación administrativa irregular en la que se encuentran gran parte de ellos/as, deja barra libre a la patronal para que la violencia del capital se ensañe aún más con la clase obrera. El interés por el beneficio del capital, les mueve a incumplir todo tipo de condiciones mínimas de higiene y salud en el trabajo, así como en el traslado hacia los campos de trabajo desde los barrios obreros, donde se les hacina en furgonetas, en plena situación de pandemia, facilitando la propagación del contagio, en un colectivo para el que no existe la indemnización por baja laboral, puesto que si no trabajan, no comen.

En el caso de las mujeres trabajadoras, a la violencia capitalista se le añade la violencia patriarcal, sufriendo acoso y agresiones sexuales en numerosas ocasiones, como ha sido denunciado en repetidas ocasiones.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España, llamamos a apoyar la jornada de huelga del 4 de diciembre, convocada por las organizaciones sindicales del sector, NO para que quede en una jornada aislada, al servicio del modelo sindical que apoya y favorece el pacto social y la situación defensiva y precaria de la clase obrera frente a la patronal CROEM, sino para hacer de ella una jornada de lucha y movilización que ayude a la clase obrera a comprender la necesidad de organizarse, de construir un movimiento sindical de clase desde cada centro de trabajo, que supere la división hacia la unidad sindical y contra el pacto social, que ha demostrado su derrota histórica como modelo sindical, y solo representa sumisión para la clase trabajadora.

 

¡Fuera ETT y mafias del campo!

¡Por el respeto a los derechos de la clase trabajadora y el cumplimiento de los convenios colectivos en el sector agroalimentario!

¡Por la unidad de la clase obrera frente a la violencia patronal y el pacto social!

Trabajador, trabajadora: ¡Tu lucha decide!

PCPE - Región de Murcia

2 de diciembre de 2020

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España en la Región de Murcia denunciamos la vergonzosa situación en la que se ha iniciado el curso en nuestros centros educativos.

A pesar de que el cierre de las escuelas en el inicio de la pandemia se decretase en marzo y que desde entonces el gobierno regional fuera consciente de que habría que planificar la vuelta a las aulas en el marco de una pandemia mundial, el curso en nuestra región se inició de forma atropellada, teniendo incluso que retrasar la incorporación de los alumnos a las aulas, pues las instrucciones para la realización de los planes de contingencia llegaban a los centros tarde y eran modificadas al día siguiente, demostrando el poco trabajo preparatorio de la Consejería de Educación realizado durante los últimos seis meses.

Esta vuelta a las aulas precipitada y en nefastas condiciones nada tiene que ver con el interés del gobierno regional por la educación de nuestros menores, más bien con el fin de garantizar que sus obreros y obreras tuvieran un lugar donde dejar a su descendencia y así poder asistir a los centros de trabajo donde el sistema capitalista pudiese continuar explotándolos y robándoles su plusvalía.

Cuando los trabajadores de la escuela pública se incorporaron el uno de septiembre a sus centros de trabajo se encontraban en la tesitura de tener que reestructura centros masificados donde debían hacer “tetris” para encajar a 20 alumnos en aulas ínfimas en las que ni bajando la ratio a ese número se puede garantizar la distancia de seguridad donde en otros cursos se meten con calzador un número de alumnado que se acerca más a la treintena. Los equipos directivos tuvieron que realizar los planes de contingencia de sus centros con instrucciones que llegaban por fascículos, recibiendo todos los días nuevas instrucciones que contradecían lo anterior; y teniendo que asumir el suministro de EPIs, sin recibir instrucciones claras de cuáles se debían proporcionar, y de gel hidroalcohólico.

De forma concreta denunciamos las siguientes cuestiones:

  • Tardía e insuficiente contratación de personal docente que garantice las medidas de seguridad en materia de salud en los centros.
  • Desviación de algunas de las contrataciones de personal docente por parte de la administración pública hacia centros concertados.
  • Mala gestión y preparación, por parte de la Consejería de Educación y Cultura, con instrucciones tardías y contradictorias a los centros educativos.
  • Falta de dotación de recursos materiales y de espacios para que se diese de forma segura la incorporación del alumnado a las aulas.
  • Insuficientes e incomprensibles medidas de seguridad respecto al transporte escolar. En lugar de doblar la flota de autobuses para poder realizar los desplazamientos manteniendo la distancia de seguridad entre los pasajeros, los autobuses deben realizar dos viajes por lo que parte del alumnado se incorpora a las aulas tarde y una vez iniciada la actividad lectiva.
  • El refuerzo de limpieza se deja en manos de los Ayuntamientos, con una contratación escasa y supliéndola aumentando la carga de trabajo en el personal ya contratado, lo cual da lugar a no poder cubrir todas las necesidades higiénicas de la situación actual.
  • No realización de pruebas PCR a todo el personal docente antes de iniciar las clases. Las pruebas realizadas a parte del profesorado se han hecho de forma voluntaria y se han tratado de test de anticuerpos cuya fiabilidad es tan baja que de nada sirve realizarlos.
  • Tratan de convertir al personal docente en policías o profesionales sanitarios pidiéndoles que certifiquen el buen uso en todo momento de la mascarilla por parte del alumnado(20 por docente) y que determinen en caso de aparición de un caso de COVID-19 los contactos estrechos con escasa formación de lo que supone tal término.
  • Por último, tras la jornada de huelga convocada el 22 de septiembre, denunciamos los abusivos servicios mínimos que ha impuesto la Consejería de Educación cercanos al 100% en algunos casos que solo muestran la insuficiencia de las plantillas actuales y corrobora la necesidad de aumentar las contrataciones.

Ante estas nefastas condiciones exigimos al Gobierno Regional que deje de jugar con la salud de docentes y de tantas familias, y atienda a las exigencias de los profesionales docentes y no docentes. La Escuela Pública debe ser la prioridad y dotarla de los recursos humanos, materiales y económicos que sean necesarios para garantizar no sólo la seguridad, sino la oferta de una educación de calidad a las hijas e hijos de la clase obrera.

 

¡Todo para la pública, ni un euro para la privada!   

 

Con cada rebrote vemos cómo el gobierno regional aprovecha para situar el foco de la problemática en la irresponsabilidad de la población y criminalizar a quienes, incluso presentando evidentes síntomas de COVID, son obligados a acudir a su puesto de trabajo, ya sea por la empresa, por su situación económica, o ambas. Según el consejero de salud, el 60% de los contagios se producen en el entorno social, de ahí que las medidas en nuestra región se enfoquen en limitar el ocio y las reuniones familiares, mientras se obvia intencionadamente la situación en el ámbito laboral.

La realidad es que el virus se transmite en el centro de trabajo, principalmente en aquellos donde la clase trabajadora sufre mayor explotación o está más desorganizada, las empresas no suministran a sus trabajadores los EPI efectivos suficientes, o directamente les hacen responsables de conseguir la protección por su cuenta. Además, hay que sumar a esto el reducido espacio de trabajo que, en la amplia mayoría de casos, no permite de ninguna manera el distanciamiento social, mientras hay una impunidad total para la patronal, que solo busca la acumulación de ganancia a toda costa. Estas condiciones son óptimas para que se produzca el contagio, pero, ¿se produce éste solo mientras se desempeña la jornada laboral? Evidentemente no, también ocurre durante el transporte y, por supuesto, al volver a casa donde, en el mejor de los casos, se convive únicamente con la familia más cercana, o en el peor de ellos, el hogar se comparte entre varias familias, disparándose así el número de contagios. Solo de esta manera, analizando los hechos lejos de la “narrativa oficial”, que todo lo achaca al comportamiento individual, se comprende cómo hemos llegado a la situación en la que nos encontramos, donde los territorios más afectados son siempre barrios obreros, con una alta densidad de población inmigrante, los ejemplos más evidentes son El Carmen, Floridablanca y San Andrés. O localidades con fuerte presencia de trabajadores del campo como Totana, Jumilla y Lorca.

El objetivo del capital y sus gobiernos está muy claro; que la clase obrera no solo vuelva a pagar su crisis, sino que también cargue con la culpa de las muertes y las consecuencias de la pandemia; a la vez que se aleja de la conciencia colectiva el único motivo por el cual el virus ha puesto en jaque a nuestra sociedad, que no es otro más que la absurda lógica capitalista de destrucción de la fuerza productiva, de continuar su acumulación de ganancia a toda costa y, especialmente en el caso que nos atañe, décadas de privatización y empobrecimiento de nuestra sanidad pública.

Tu lucha decide.

Todo para la clase obrera.    

 

¡GESTIÓN PÚBLICA DE TODOS LOS SERVICIOS SOCIO-SANITARIOS YA!

Desde la plantilla de trabajadoras y trabajadores de AFAPADE, se viene sufriendo esta situación desde el mes de marzo, cuando desde la representación de trabajadores se instaba a la empresa a adoptar medidas organizativas, de salud laboral y adquisición de EPI para proteger a usuarios y trabajadoras/es. La respuesta a la actitud responsable de la plantilla, no solo fue la inacción de la Junta Gestora, facilitando los contagios en el centro, e incumpliendo las exigencias en materia de salud laboral y salud pública, sino que se abalanzó de forma violenta sobre los representantes sindicales de la plantilla con sanciones de empleo y sueldo, intentando debilitar la organización obrera y a quienes se organizaban para exigir que se cumpliera con la salud de trabajadores y usuarios.

Tras más de 70 días de huelga indefinida, y con unos servicios mínimos abusivos impuestos de casi el 100%, la plantilla de AFAPADE sigue denunciando la actitud negligente y violenta de la Junta Gestora que sigue sin adoptar las medidas sanitarias necesarias en el centro, y continúa con la represión e intimidación a los representantes sindicales.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España denunciamos la violencia a la que se somete a estos trabajadores y trabajadoras, y que muestra cómo la pandemia de la Covid-19 ha venido incrementando la violencia contra la clase trabajadora en esta sociedad clasista. Las medidas necesarias para poder garantizar la salud en el entorno laboral, son vistas por la patronal y las direcciones laborales como un coste salarial más, como un impedimento a gestionar las ganancias y recursos en favor del interés privado y la acumulación, y cualquier respuesta organizativa de la clase trabajadora es reprimida con dureza y violencia patronal, en favor de sus intereses de clase.

Llamamos al conjunto de la clase trabajadora y los sectores populares a solidarizarse con la plantilla de AFAPADE, y a organizarse para enfrentar este incremento de la clase patronal frente a los y las trabajadoras.

Exigimos:

  • El cese inmediato de toda violencia de la Junta Gestora a la plantilla de AFAPADE, y el respeto máximo a sus derechos de representación sindical, así como a las condiciones de salud en el trabajo, con la aplicación de las medidas y adquisición de materiales necesarios.
  • La actuación inmediata de la Inspección de Trabajo y los organismos públicos, en un centro de trabajo donde se llevan violando las medidas de salud laboral desde hace meses. 
  • La intervención inmediata de AFAPADE bajo control del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), dando paso a su gestión pública, y sustituyendo la actual y negligente Junta Gestora de Padres, por una Junta de Gestión directa por parte de los y las trabajadoras, que han demostrado la responsabilidad y conocimientos necesarios para ello.

Por la garantía de los derechos de los trabajadores y los usuarios del centro, ¡gestión pública de AFAPADE ya!

 

Tu lucha decide.

PCPE – Región de Murcia

20 septiembre 2020

 

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) nos solidarizamos con los trabajadores y trabajadoras de Crown, y en concreto con los mecánicos, que están viendo mermados sus salarios por decisión unilateral de la empresa, que ha decidido en un plazo de 2 años eliminar el plus de horas extra, así como las horas extra con las que dichos trabajadores complementaban el reducido salario base, mientras se planea flexibilizar la jornada de trabajo, pasando a una parte de la plantilla fija al cuarto turno con fines de semana.

Consideramos necesario los siguientes puntos para superar este conflicto de forma favorable a los intereses de la plantilla: 

  • Unidad de la clase trabajadora. La empresa utiliza la división entre fijos y contratados por ETT para debilitarnos y dividirnos. También utiliza las ETT para mantenernos en situación precaria y sin derechos por las nulas garantías que ofrecen los contratos temporales. Es necesario defender los derechos de todos y todas, empezando por exigir que todos los puestos estructurales se cubran con contratos indefinidos, y que toda la plantilla sea contratada por Crown, prescindiendo de las ETT.
  • Subida salarial, por un salario digno no a través de echar horas extra hasta deslomarnos, sino mediante la subida del salario base y conceptos fijos. Las horas extras atentan contra la salud, la conciliación y, en general, la calidad de vida. Las horas extra nos llevan a trabajar cada vez más y más horas para poder cobrar dignamente, mientras dificultan la contratación de más plantilla, lo que le daría mayor fuerza a las y los trabajadores.
  • No a la flexibilización de jornada. Defensa de la jornada habitual de lunes a viernes, reducción al mínimo del trabajo en fin de semana. Cierre del centro de trabajo el domingo durante todo el día para descanso de la plantilla.
  • Organización a través de la asamblea de centro trabajo. Es necesario que un problema que es colectivo se trate entre los y las trabajadoras afectadas. Las decisiones se deben tomar desde la asamblea de trabajadores/as, como mejor herramienta para la unidad y para el debate democrático.
  • Creación de una Caja de Resistencia para preparar todos los escenarios posibles, incluido el de los paros parciales o incluso el paro total y la huelga, si la empresa no tiene en cuenta nuestras posiciones.

La patronal pretende que la clase obrera paguemos su crisis capitalista a base de incrementar la explotación y reducir nuestros salarios. Mientras, la clase trabajadora se encuentra aislada en pequeñas luchas sectoriales.

Es necesario empezar a construir la organización de la clase obrera desde cada centro de trabajo, a través de sus asambleas, a través de Comités de Unidad Obrera, para superar la división sindical y unir a todas y todos los trabajadores (incluidos los no sindicados).

Unidad, lucha y organización de los y las trabajadoras.

Viva la lucha de la clase obrera.

 

PCPE - Región de Murcia

 

Durante dos semanas consecutivas, colectivos de trabajadores y trabajadoras migrantes de la Región de Murcia han secundado masivamente las convocatorias realizadas en Torre Pacheco y en Murcia, denunciando las condiciones de vida y de trabajo que padecen por su situación administrativa irregular. El “no tener papeles” les deja en una situación estructural de sobreexplotación, que es aprovechada por la patronal para incrementar su plusvalía, mientras son criminalizados por la derecha.

El gobierno de coalición socialdemócrata, perpetúa esta situación debido a que la gestión del capital implica mantener este estatus legal irregular, que es funcional al ciclo de reproducción del capitalismo español, parasitando la fuerza de trabajo de este sector de la clase obrera en mayor medida por su indefensión legal ante la patronal.

 

La clase obrera en su conjunto debe ser consciente de la necesidad de luchar unida junto a sus hermanos y hermanas de clase para derrotar a un capitalismo en crisis que está dispuesto a morir matando, y que no caerá solo.

 

¡Gobierno de coalición, exigimos regularización ya!

¡Basta de abusos de la patronal!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), denunciamos el ataque a los derechos de las y los trabajadores migrantes del campo de la Región de Murcia, por parte de la Delegación de Gobierno de la coalición socialdemócrata PSOE-Unidas Podemos, y del Ayuntamiento de Lorca, que prohíben la celebración de la manifestación del próximo domingo 19 de julio en Lorca, convocada por la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes (ATIM) en defensa de los derechos de este colectivo y por la regularización, ante la situación de sobreexplotación que sufren como jornaleros/as del campo y otros puestos de trabajo como el cuidado de personas mayores, etc., debido a la situación irregularidad administrativa (comúnmente llamados “sin papeles”) que padecen.

Después de la manifestación del pasado 12 de julio en Torre Pacheco, donde acudieron más de dos mil trabajadores y trabajadoras migrantes, ante la previsión de una movilización aún mayor en la ciudad de Lorca, la socialdemocracia ha decidido prohibir la manifestación, colocándose del lado de la oligarquía explotadora del campo. La misma que paga jornadas de sol a sol a 2€/h, porta a los y las trabajadoras a través de mafias en furgonetas abarrotadas o les tiene en condiciones lamentables de trabajo y explotación incumpliendo el convenio.

La socialdemocracia se muestra así como principal sostenedora de la estabilidad de la actual dictadura del capital, cumpliendo el papel de desmovilizadora de la clase obrera, ya sea mediante el llamado Pacto Social, o con hechos concretos como este, intentando invisibilizar la situación de estos trabajadores y trabajadoras, para interés de la burguesía y de la ganancia capitalista a costa de la sangre de la clase obrera y sus sectores más golpeados. 

Desde el PCPE nos solidarizamos con los trabajadores y trabajadoras migrantes de la Región de Murcia, y les llamamos a seguir con el proceso de movilización y denuncia de sus condiciones de explotación, y a organizarse contra la explotación capitalista. 

-Exigimos un proceso de regularización inmediata de los trabajadores migrantes, que cese de inmediato con su situación de debilidad frente a la patronal. La condición de ser “sin papeles” es funcional a los intereses del capitalismo español, que acumula toda la ganancia que es robada a este sector de la clase obrera que lo sufre.

-Llamamos a la clase trabajadora de la Región de Murcia en su conjunto, a solidarizarse y a sumarse a esta movilización y reivindicaciones, dado que la clase que se enriquece con esta situación, es la misma que nos explota en nuestros centros de trabajo, y que nos somete a la pobreza y desigualdad en nuestros barrios. El racismo y el fascismo intentan dividir a la clase obrera, para beneficiar al capital.

-Llamamos a apoyar la concentración convocada por ATIM, el próximo 19 de julio a las 18:30h en Murcia (Delegación de Gobierno de Murcia, Av Teniente Flomesta), para reivindicar la regularización y denunciar la situación mencionada.

PCPE – Región de Murcia

17 de julio de 2020

Desde el PCPE – Región de Murcia denunciamos el nuevo intento de lavada de cara que pretende la institución monárquica, que tras los numerosos escándalos de la familia Borbón, con un elaborado montaje mediático apoyado por los lacayos medios burgueses, quieren tapar el fuerte hedor a corrupción, cleptomanía y parasitismo que rezuma la monarquía española, visitando la Región de Murcia como han hecho en otros territorios del estado.

El pueblo trabajador de la Región de Murcia no olvidamos el papel de la monarquía, no solo como institución parásita que aprovecha su papel para llevarse comisiones y enriquecerse a toda costa sin ningún tipo de pudor ni límite, sino principalmente como parte indisoluble del bloque oligárquico-burgués en España, cómplice y aliada de las clases opresoras y del capitalismo español, y represora tanto de la clase trabajadora, como de los distintos pueblos y naciones del estado.

Mientras seguimos estando entre los territorios con niveles de pobreza, paro y sobreexplotación más elevados, mientras nuestra juventud sigue sin opciones de futuro y trabajo digno, mientras el Mar Menor sigue siendo destrozado por el desarrollo del capitalismo en la Región, mientras se siguen privatizando y empeorando los servicios públicos, mientras se sobreexplota sin contrato ni derechos a los y las trabajadoras migrantes de forma estructural en los campos agrícolas de la Región, la monarquía viene a darse un paseo para mantener y aplaudir toda esa “normalidad capitalista” bien atada, que nos oprime cada día.

El capitalismo español pasa por una fuerte crisis y necesita consolidar sus estructuras de dominación, por ello pretende salvar la monarquía con campañas de imagen como esta. Pero el pueblo trabajador comienza a movilizarse, y mañana será más consciente, junto a su Partido Comunista, de la necesidad de derribar el actual sistema de explotación y construir una sociedad al servicio de la mayoría social, a través de una República Socialista de carácter confederal, derribando a monarquía y capital a su paso como única salida posible.

¡Solo el pueblo organizado salva al pueblo!

¡Por la República Socialista de carácter confederal!

Partido Comunista de los Pueblos de España – Región de Murcia

7 de julio de 2020

 

El sábado 30 de mayo, el PCPE se ha concentrado frente al Consulado de Bolivia en Murcia, junto al colectivo de bolivianos y bolivianas de la Región de Murcia, el Frente Antiimperialista Internacionalista y otras organizaciones de la Región, para denunciar al gobierno golpista de Jeanine Áñez, que durante la crisis pandémica sangra, aún más si cabe, al pueblo trabajador boliviano, robando el dinero público a través de un nuevo escándalo de corrupción con el sobrecoste de la compra de respiradores artificiales, reprimiendo con balas y negándose a celebrar las elecciones legítimas que el pueblo reclama. 

Ante este nuevo ataque del capitalismo el PCPE responde con solidaridad internacionalista y llamando al pueblo a la lucha antiimperialista para derrocar a este sistema que en su última fase, el imperialismo, muestra su cara más violenta y salvaje, especialmente contra aquellos pueblos que construyen su camino fuera de la lógica capitalista.

¡Fuera el gobierno golpista y títere del imperialismo yanki!

¡Viva Bolivia libre y soberana!

¡Por un Frente Mundial Antiimperialista!

 

Página 1 de 5