27 de Noviembre 2018

Comunicado ante la denuncia de Vox al PCPE de Murcia

Esta mañana el partido político de extrema derecha Vox ha anunciado su intención de interponer una denuncia contra el PCPE en el Tribunal Superior de Justicia por delitos de odio y amenazas por lo sucedido en la concentración antifascista del 14 de noviembre frente al Hotel Nelva donde se realizaron sendos actos de Hazte Oír y Vox. Ante esta amenaza de lanzarnos la “justicia” del Estado español encima declaramos:

  1. Que la denuncia no tiene ni pies ni cabeza y se realiza por motivos puramente políticos para mostrarse como los ‘salvadores contra el bolchevismo’ de cara a atraer a cada vez más sectores desclasados. Siguen la estrategia de sus antecesores ideológicos de culpar de ‘los males de la nación’ al comunismo y cualquier colectivo desfavorecido (LGTBI, inmigrantes, gitanos, etc.).
  2. Que en caso de admitirse a trámite no será sino la enésima prueba de la tendencia al aumento de la represión y fascistización de las estructuras estatales del Reino de España. Esta tendencia no se produce por una conspiración o la maldad pura sino por la creciente necesidad del capitalismo de mantener a raya cualquier avance social, económico y político que consiga la clase obrera y eliminar los ya conseguidos para mantener constantes sus beneficios. Recordemos por ejemplo la llamada al orden de la CEOE al gobierno tras la irrisoria subida del Salario Mínimo Interprofesional.
  3. Que Vox no debe llamarse a engaño ni confundir a nadie atribuyéndonos toda la asistencia a la concentración. La concentración fue resultado del rechazo que gran parte de la sociedad murciana tiene hacia las organizaciones de extrema derecha como Hazte Oír y Vox. En ésta participaron otras organizaciones antifascistas así como un gran número de personas sin organización, que componían la mayor parte de la asistencia.
  4. Que los “insultos, amenazas, agresiones e intimidaciones” de los que habla Vox en su nota de prensa fueron realizados por los asistentes a su charla. Saludos romanos, comentarios sobre nuestras capacidades intelectuales, trabajo e higiene, amenazas de muerte, lanzamiento de objetos, etc. fueron algunas de las cosas que tuvimos que sufrir. Todo esto bajo la mirada del dispositivo la Policía Nacional, algunos de cuyos componentes se acercaron a saludar a sus conocidos cuando entraban al acto.
  5. Que esta denuncia no solo no nos atemoriza sino que nos reafirma en nuestra lucha contra el fascismo en todas en sus expresiones y como consecuencia de nuestra lucha contra el capitalismo que alimenta a esta ideología. Seguiremos luchando contra Vox, Hazte Oír y Lo Nuestro allí donde podamos. En las calles, centros de estudios y centros de trabajo será donde se de nuestra lucha ideológica.

El antifascismo es un deber, no un delito.

¡Que viva el movimiento antifascista!

Modificado por última vez en 27 de Noviembre 2018