02 de Marzo 2015

Charla sobre el TTIP en Alacant (Sábado 28 de febrero de 2015)

Con el título “Unió Europea: del Tractat de Lisboa al TTIP”, Jordi Berbís, miembro del Seminari d’Economia Crítica Taifa, nos ilustró acerca del semisecreto proceso que pretende culminar con la firma del Acuerdo Trasatlántico sobre Comercio e Inversión (TTIP por sus siglas en inglés) entre los EE.UU. y la UE. La charla, organizada por el Moviment de Resistència Global d’Alacant (MRG), se desarrolló en el salón de actos de CCOO de L’Alacantí el pasado Sábado 28 de febrero y contó con la participación de aproximadamente medio centenar de asistentes.

Antes de abordar la cuestión del TTIP propiamente dicho, el ponente realizó un desglose histórico del desarrollo de lo que hoy conocemos como Unión Europea, desde el Tratado de París que en 1951 dio origen a la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) y el Tratado de Roma que en 1957 constituyó la Comunidad Económica Europea (CEE) y la Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM) hasta el Tratado de Lisboa firmado en 2007 tras el fracaso del proyecto para una Constitución Europea.

Especial relevancia se dio al hecho de que, ya desde sus inicios, el proceso de conformación de la actual UE, junto con el sucesivo incremento en el número de países miembros, se caracterizó por la expansión fuera de sus fronteras a través de acuerdos comerciales con terceros países de los cinco continentes. El conocido como TTIP, por tanto, no es otra cosa que la continuación de un proceso que en todo momento el ponente enmarcó en el contexto de las pugnas entre potencias imperialistas.

Si bien la primera ronda negociadora del TTIP comenzó en julio de 2013, el proyecto existe ya desde los años 90. La crisis capitalista que arranca en 2008 obliga a ambas potencias a acelerar las negociaciones del TTIP con el objetivo de eliminar las “barreras no arancelarias” que puedan limitar los beneficios de sus respectivos monopolios. Lo que las transnacionales consideran “barreras” no es otra cosa que los derechos laborales, sociales, medioambientales, así como los Servicios Públicos, que la lucha obrera y popular logró arrancar en los países centrales del capitalismo. Y para dejar claro quién manda, los monopolios podrán demandar a los Estados ante cualquier decisión política que consideren que reduce sus beneficios, siendo resueltas las disputas por tribunales de arbitraje privados de dudosa composición, ajenos a los tribunales de justicia regulares y sin la participación de jueces con autoridad pública.

Una de las conclusiones centrales de la ponencia fue que, lejos de tratarse de una perversión o anomalía, la negociación del TTIP es intrínsecamente coherente con los objetivos y mecanismos de funcionamiento de la UE. La pertenencia a la UE, que tiene la competencia exclusiva para establecer este tipo de acuerdos comerciales y que subyuga a sus Estados miembros mediante el principio de subsidiariedad, imposibilita la adopción de cualquier decisión soberana por parte del Estado español independientemente de quién lo gestione.

Finalizada la charla se inició un animado coloquio en que, si bien quedó claro el carácter antiobrero y antipopular de la UE, tampoco parece que la salida de esta estructura imperialista y de su instrumento monetario, el euro, impliquen automáticamente la mejora en las condiciones de vida de los pueblos si no rompen con las cadenas del sistema de explotación impuesto por la oligarquía.

Y es que…

¡¡¡ NO HAY SALIDA EN EL CAPITALISMO,
EL FUTURO ES EL SOCIALISMO !!!