20 de Abril 2015

NO AL TTIP. NO A LOS MONOPOLIOS, NO A LA UNIÓN EUROPEA

Bajo este lema, y con el objetivo de denunciar el criminal tratado de libre comercio acordado entre los Estados Unidos y la Unión Europea,  El sábado 18 de abril, el PCPE y los CJC hemos vivido una intensa jornada de lucha, organizada por el Comité del País Valencià, contando con el apoyo inestimable del Comité Central, que nos ha permitido disfrutar de la presencia y las palabras de Carmelo Suárez.

Los militantes y simpatizantes de la organización comunista hemos podido acudir al mitin público, la comida y la manifestación celebrado por el centro de Valencia.

El mitin, iniciado a las 12 del mediodía en las instalaciones de la Sociedad Cultural “el Micalet”, ha tenido como primera intervención, Edgar Rubio, responsable político del Comité del PCPE de Valencia, ha denunciado el secretismo con el que el Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión (TTIP por sus siglas en inglés) ha sido aprobado por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos y la Comisión Europea: de no ser por una filtración, ni siquiera hubiera salido a la luz la celebración de este Tratado. El camarada ha remarcado la importancia de no caer en los análisis idealistas que justifican las políticas de la Unión Europea, amparándose en que las norteamericanas son aún peores, y que dan a entender que un cambio de gobierno puede suponer una gestión humana del capitalismo; pues las políticas que sufre cada día la clase obrera son el fruto inevitable del proceso de acumulación de capital por parte de la burguesía y la guerra que los monopolios desatan contra el proletariado para poder mantener su situación de dominio.

El camarada Pablo José Terrones, como representante de la Juventud Comunista, ha expuesto la lamentable situación de precariedad, represión y marginación que sufre la juventud de extracción obrera y popular en los barrios de nuestros pueblos y ciudades, siendo los jóvenes expulsados de la Universidad, condenados al desempleo o a la concatenación de trabajos en una situación que raya en la esclavitud, destinados a no poder independizarse de sus padres hasta avanzadas edades o hacerlo en condiciones indignas por pura necesidad, o arrojados a las drogas como única posibilidad de evasión. El TTIP no es más que una vuelta de tuerca de los monopolios para poder mantener su tasa de ganancia, así como su poder político y dominación burguesa sobre la clase obrera, provocando y agravando las terribles situaciones explicadas por el joven camarada.

Por último, el secretario general del PCPE, Carmelo Suárez, ha llevado a cabo una extensa y brillante intervención en la que ha recordado la necesidad imperiosa de la clase obrera internacional de tomar conciencia y unificar las luchas obreras contra el capital como único modo de oponerse a la brutal ofensiva que el capitalismo, en su fase decadente imperialista, condena al proletariado. Nuestro secretario general ha expuesto que no se trata de denunciar, de manera sesgada, determinadas políticas internacionales, poniendo el foco de atención en la invasión cultural y económica que provocan los Estados Unidos, sino de realizar un análisis científico en el que se ponga de manifiesto que el TTIP y las demás alianzas de los diferentes polos imperialistas, en el contexto de un mundo multipolar, son el único modo de que el sistema capitalista sobreviva, creando así un nuevo marco jurídico en el que la burguesía escape a la legalidad de los Estados, robándoles incluso la más mínima soberanía en materia de planificación económica, y teniendo mayor ámbito de actuación y decisión a la hora explotar a la clase obrera y los recursos naturales. Todo esto tiene, como única consecuencia, la explotación, la miseria y el sufrimiento de millones de obreros sobre cuyos hombros pesa la producción de los bienes y servicios y el mantenimiento de las arcas públicas, recibiendo como recompensa los desahucios, los despidos, el desempleo, la malnutrición, la violencia, la privación de servicios públicos y el empeoramiento general de las condiciones de vida.

Al final de sus palabras llamó a luchar  por el poder obrero,  a caminar hacia la revolución organizada, lanzando ¡Vivas a la lucha de la clase obrera! ¡Al internacionalismo proletario! y ¡A la lucha revolucionaria por el socialismo!

Después de una comida en la que los militantes y simpatizantes hemos podido confraternizar, a las 6 de la tarde ha salido desde la plaza de San Agustín la manifestación contra el TTIP, en la que el PCPE y los CJC hemos realizado una impresionante demostración de fuerza, desplegando el bloque más numeroso y combativo de la manifestación, con proliferación de banderas rojas y gritando sin descanso consignas llamando a la movilización de la clase obrera para la toma del poder, la construcción del Socialismo-Comunismo y la completa destrucción de los monopolios y sus políticas imperialistas y criminales.

Éste ha sido el colofón de una jornada de lucha, en la que el PCPE y los CJC hemos vuelto a demostrar que somos la vanguardia de la clase obrera en el Estado español, que no cejaremos en la defensa de nuestra clase como sujeto revolucionario y que no nos detendremos hasta que, mediante la destrucción de la burguesía y la dictadura del proletariado, aseguremos una vida digna y un mundo mejor para la clase obrera internacional y los pueblos del mundo.

Guillem López Martín
PCPE Luis Belza – Valencia

 

Modificado por última vez en 21 de Abril 2015