17 de Agosto 2015

El PCPE y los CJC denuncian las condiciones laborales en el sector del comercio

Dentro de la campaña contra la sobreexplotación y, como expresión de ésta, contra el trabajo en festivos en el sector del comercio, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) organizaron una acción de denuncia frente al Centro Comercial Plaza Mar 2 en Alacant que tuvo lugar este pasado Viernes 14 de agosto entre las 19 y las 20 horas.

Las/os participantes repartimos cientos de octavillas explicativas entre quienes entraban o salían del centro comercial y desplegamos una pancarta alusiva a un derecho tan básico de las/os trabajadoras/es como es el descanso, saboteado por la patronal de las grandes superficies (Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, FNAC, Media Markt, Cortefiel,...) esencial tanto en términos de salud y seguridad en el trabajo como para la tan cacareada conciliación de la vida personal, familiar y laboral, conceptos cada vez más incompatibles con los ritmos de acumulación de ganancias que exigen los monopolios capitalistas.

La acción de denuncia contra la precariedad y el robo de horas de trabajo por parte de la patronal, acompañada del grito de peligrosas consignas como “La Clase Obrera no está en oferta, en festivos se descansa” o “En festivos no vayas a comprar al centro comercial”, atrajo la atención de unos uniformados que nos preguntaron qué significaban las siglas PCPE y CJC. Debimos de caerles simpáticos pues estos individuos, que portaban las siglas CNP en sus uniformes, nos requirieron amablemente los DNI a todas/os y cada una/o de las/os participantes y apuntaron nuestros datos personales. Además, en un innecesario intento de tranquilizarnos, nos informaron que no nos preocupáramos puesto que no se trataba de la imposición de multa alguna sino de introducirnos en una ¡base de datos! Queda a la imaginación del lector/a el carácter y la intención de la misma.

La acción fue muy bien acogida por las/os transeúntes, en su mayoría clase trabajadora de los barrios cercanos. Si algo no ha podido el reformismo robarle todavía a la clase obrera, es precisamente su instinto para reconocer la explotación, y este tipo de acciones entroncan de modo natural con ese sentimiento y le da voz. Los puños en alto y pulgares hacia arriba superaron con creces a los dedos corazón apuntando al cielo, que alguno hubo, como siempre que se toca la fibra más sensible del sistema, la contradicción capital-trabajo.

Sólo añadir que los esfuerzos policiales por criminalizar actos a todas luces justos y exentos de violencia acabarán produciendo el efecto opuesto: a las y los comunistas cada vez nos costará menos explicar a las y los trabajadores que lo que la burguesía llama democracia no es otra cosa que dictadura del capital, y a la clase obrera comprender cuál es su misión histórica.


¡¡¡ SOBRAN EXPLOTADORES/AS Y NO TRABAJADORES/AS !!!

¡¡¡ NOSOTRAS/OS PRODUCIMOS, NOSOTRAS/OS DECIDIMOS !!!

¡¡¡ EL SÁBADO 15 DE AGOSTO SE DESCANSA !!!