08 de Diciembre 2016

Concentración en Alacant en homenaje al Comandante Fidel Castro

 

Convocadas por la Asociación de Amistad con Cuba “Miguel Hernández” de Alacant, aproximadamente 150 personas nos concentramos este Jueves 1 de diciembre a partir de las 20 horas delante de la puerta principal de la estación de RENFE en Alacant para rendir homenaje a nuestro Comandante Fidel Castro Ruz, muerto en La Habana en las que ya eran primeras horas de la mañana del pasado Sábado 26 de noviembre para quienes sentimos el golpe al otro lado del océano.

 

 

¡No, no ha sido una concentración más! Quienes allí estábamos éramos conscientes de la obligación ética y moral de conmemorar la vida de quien la entregó sin vacilar a la consciente y permanente lucha revolucionaria en pos de un mundo que en nada se pareciera al que el capitalismo nos impone. Las y los comunistas del PCPE estuvimos más presentes que nunca exhibiendo nuestras banderas y pancartas alusivas al enorme impulso antiimperialista e internacionalista proletario que el liderazgo de Fidel imprimió a la Revolución Cubana. Lejos de un estéril ejercicio de nostalgia, las y los asistentes mostramos en todo momento una actitud combativa y a la ofensiva, reconociendo en las consignas el carácter ya eterno del ejemplo de Fidel (“Fidel presente, ahora y siempre”) y de la Cuba socialista (“Cuba es y será ejemplo de dignidad”); mirando hacia delante y hacia nuestra propia clase obrera (“Por Cuba, por Fidel, luchar hasta vencer” o “Fidel vive, la lucha sigue”); y denunciando las agresiones del imperialismo (“Bloqueo criminal, Cuba vencerá” o “Raúl seguro, al yanqui dale duro”).

Probablemente nunca olvidaremos qué estábamos haciendo exactamente cuando conocimos la noticia de su fallecimiento. Y, seguramente, lo transmitimos a familiares y amigos/as de una manera sencilla y sentida, “¡Ha muerto Fidel!” Así, sin más, como si no hubiera otro, como si fuera un familiar, un amigo, o el vecino de al lado, porque el Comandante era uno de los nuestros. Y, aunque ya lo sabíamos, ahora podemos afirmarlo con certeza: en sus 90 años jamás le falló a su pueblo, jamás le falló a nuestra clase. A pesar de su privilegiada inteligencia, Fidel vivió con “la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio”. Murió como vivió, con la dignidad intacta.

Fidel y el pueblo cubano pronto comprendieron aquello de que “lo mas terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida”. Y decidieron transitar la senda hacia lo más hermoso, la construcción del Socialismo. La Revolución Cubana liderada por Fidel no “sólo” ofrece al mundo un inmenso legado en materia de sanidad, educación, cultura, deporte y solidaridad internacionalista. Bloqueada, amenazada, ultrajada, saboteada por el imperialismo, con todas las urgencias, errores e imperfecciones propios de quien construye algo nuevo bajo esas condiciones, Cuba es el único país del mundo que consigue un Índice de Desarrollo Humano aceptable con una huella ecológica soportable para el planeta (Ecological Economics, 2007). Es por todo ello que la Cuba socialista nos acaba de situar a madres, padres, educadoras/es, profesoras/es, entrenadoras/es, a toda nuestra clase, una nueva meta. Al enorme ejemplo del Che debemos añadir, sin vacilación alguna: ¡queremos que nuestros niños y niñas se eduquen en el espíritu de Fidel!

El acto concluyó una hora más tarde con la lectura del manifiesto de la Asociación de Amistad con Cuba “Miguel Hernández” de Alacant, reafirmando su compromiso con los valores que representa Fidel y la Revolución Cubana.

 

¡HASTA SIEMPRE COMANDANTE!

¡VIVA CUBA SOCIALISTA!