19 de Enero 2017

PCPE informa: "Para la desmemoria"

 

Pretender que desde las instituciones públicas (organismos al servicio de los intereses de la clase dominante), se de cumplimiento a la tan necesaria y deseable recuperación de la memoria histórica, es sin duda, mucho pretender. O peor todavía, es entender de forma muy superficial los recuerdos que debemos recuperar como patrimonio del pueblo trabajador.

Decimos esto, porque desde el PCPE, entendemos que la llamada “Ley de Memoria histórica” nació vacía de contenido cuando no condenó la llamada “Transición” y sus pactos de olvido y de silencio, no exigió la nulidad de la Ley de Amnistía de 1977 y no depuró elementos fascistas de la administración pública, sino que los asimiló y naturalizó, formando así, parte de un entramado continuista del franquismo, que está presente hasta nuestros días.

Sólo así se entiende la posición de la jueza que en contra de toda lógica basada en los intereses de las mayorías, ha dictado auto ordenando reestablecer los nombres fascistas de nuestras calles. Efectivamente, solo se entiende si sabemos que forma parte del sector más rancio, casposo y retrogrado de la sociedad.

La oligarquía y sus secuaces no quieren o pueden permitir ni siquiera los miserables cambios estéticos que nos propone el gobierno municipal para aparentar recuperar nuestra memoria colectiva.

Del tripartito de los incumplimientos, de las falsas esperanzas a la clase obrera, de la gestión chapucera de los intereses del capital, exigimos por una vez coherencia política y que no recule ni un ápice, aunque sea por la dignidad de los y las muertas por el fascismo, por los torturados y represaliados, por los exiliados forzosos, por nuestros presos políticos.

¡Fuera fascistas y sus símbolos de nuestra ciudad!

Contra el fascismo, organízate y lucha

¡No pasarán!