28 de Junio 2018

Manifestación en Alacant contra la libertad provisional de "La Manada"

 

Convocada de manera un tanto precipitada, acorde a lo que las circunstancias permitían, cientos de compañeras y compañeros, venciendo el cansancio fogueril, nos concentramos este Lunes 25 de junio, festivo en Alacant, a partir de las 19:00 horas para marchar hasta la sede de los Juzgados de Benalúa en denuncia al sistema judicial que recientemente ha liberado, aunque sea de modo provisional, a los cinco violadores de “la manada”. La historia vinculada al lugar de partida de la Manifestación, la denominada Plaza de los Luceros, está íntimamente relacionada con la raíz del problema que motiva la respuesta popular frente a las sucesivas decisiones judiciales adoptadas en relación a los violadores de “la manada”: en octubre de 1977 esa misma plaza fue testigo del asesinato de un joven militante del Moviment Comunista del País Valencià, Miquel Grau, víctima de un ladrillazo lanzado desde uno de los balcones por un conocido miembro de la extrema derecha. Miquel, que pegaba carteles convocando a la manifestación por la Diada del País Valencià de ese año, murió diez días más tarde a consecuencia de las lesiones cerebrales sufridas. Su asesino confeso, Miguel Ángel Panadero Sandoval, fue condenado a 12 años de prisión pero, sólo año y medio tras el crimen fascista, recibió un indulto parcial que rebajó su pena a la mitad. Los diferentes gobiernos municipales de la “democracia” invariablemente se han negado a conceder a esta plaza el nombre de Miquel Grau, no vaya a ser que el pueblo recuerde de dónde viene, entre otros, el sistema judicial que padecemos.

Hacía entonces apenas 2 años desde la muerte del dictador. Ahora, 40 años más tarde, la valentía de la joven violada por estos 5 indeseables nos muestra, una vez más, que la tan venerada Transición española no fue otra cosa que una gigantesca ley de punto final que amnistió a los fascistas e impidió la depuración del sistema judicial, de los cuerpos policiales, del ejército o de la mismísima Jefatura del Estado. Más allá de la alianza que el capitalismo hace con el patriarcado a nivel general, el anclaje fascista y nacional-católico de nuestro sistema judicial le hace aún más recalcitrante y especialmente agresivo contra las mujeres.

Las y los militantes del PCPE y su Juventud conformamos un bloque combativo que distribuyó la octavilla con la Declaración, en términos de clase y revolucionarios, de la Secretaría Feminista del Comité Central del PCPE: “Ante la puesta en libertad provisional de ‘la manada’”. Megáfono en mano y con las gargantas algo rotas, las y los comunistas, y quienes compartieron espacio con nosotras/os, coreamos incansablemente consignas como “Basta ya de Justicia patriarcal”, “Patriarcado y Capital alianza criminal”, “No es un caso aislado, se llama Patriarcado”, “Vosotros machistas sois los terroristas” o “Que viva la lucha de la Mujer Obrera”.

 

Las mujeres del PCPE y de su Juventud luchamos, dentro de las organizaciones obreras y de carácter popular, conscientes de que la emancipación definitiva como mujeres se encuentra dialéctica e indisolublemente unida a nuestra emancipación como clase, integrando la lucha feminista en la lucha general por el Socialismo y el Comunismo.

 

¡¡¡FUERA FASCISTAS DEL SISTEMA JUDICIAL!!!

 

¡¡¡PATRIARCADO Y CAPITAL, ALIANZA CRIMINAL!!!