10 de Octubre 2019

Crónica de la segunda concentración en la puerta de Eurener

El viernes 4 de octubre por la tarde se juntaron una veintena de camaradas, amigos y familiares de Aitor para reivindicar su readmisión en Eurener. La empresa está situada en uno de los dos edificios de El Corte Inglés que hay en la céntrica calle Colón de Valencia, la más cara de la ciudad en cuanto a alquiler y venta de locales comerciales. Es una parte del edificio con entrada independiente y destinada exclusivamente al alquiler a empresas para que situen allí sus negocios. 
 
La concentración se realizó en la puerta de acceso a las oficinas bajo la consigna de hacerse notar pero sin caer en ninguna provocación. Se desplegaron dos pancartas con los lemas “Eurener = explotación” y  “¡Aitor readmisión! Ni represalias ni chantajes”. Se repartieron octavillas explicando el motivo que nos habían llevado allí. Los viandantes miraban con curiosidad el evento y algún turista hizo fotos. Hubo varias muestras de solidaridad espontánea de personas que se acercaron a preguntar qué empresa es Eurener y el motivo del despido.
 
Se gritaron consignas con fuerza y ganas como “Viva la lucha de la clase obrera”, “Aitor readmisión sin chantaje ni sanción”, “Eurener empresa explotadora”. El ambiente fue muy positivo y la presencia del PCPE y la JCPE quedó bien patente.
 
Eurener insiste en presionar a Aitor para que retire su legítima demanda de reclamación de salarios y categoría profesional. Como no ha cedido ante las amenazas la empresa ha desencadenado unas represalias sin escrúpulos que consisten en dos sanciones de suspensión de empleo y sueldo de 4 meses que han culminado en un despido disciplinario. Además ha interpuesto una demanda de responsabilidad civil con la que reclama a Aitor 60.000€ de una mercancía que un cliente no pagó. Ante semejante despropósito los presentes mostraron solidaridad y demostraron que la mejor manera de actuar ante estos hechos es organizarse y luchar.