16 de Noviembre 2019

El conflicto en Eurener: Una expresión más de la lucha de clases en las PYMES

Eurener es la marca que utiliza la empresa European Energy World, S.L. para la importación y exportación de paneles solares. Según el registro mercantil el dueño y administrador único del 100% de EEW es el empresario César Lledó, también dueño en su totalidad de otras empresas como Ecomed Solar, S.L. y Paralelo Cero Desarrollos, S.L. En él recaen todas las decisiones que está tomando la empresa en el conflicto que mantiene abierto con uno de sus trabajadores.

En mayo de 2017 Aitor interpuso una demanda contra Eurener para que de una vez reconociera la categoría profesional que estaba desarrollando y se le pagara acorde a ello. Tras varios años solicitando ese reconocimento por la via de la negociación y ante la absoluta negativa del Sr. Lledó no tuvo más remedio que recurrir a la vía judicial.

La reacción, típica de todo empresario explotador, no se hizo esperar y rápidamente presionó a Aitor para que retirara la demanda haciendo uso de las herramientas que el sistema capitalista español pone a disposición de los empresarios para amedrentar a sus trabajadores y trabajadoras. Aplicó dos sanciones de suspensión de empleo y sueldo que suman 4 meses y además una demanda de responsabilidad civil de 90.000€ por una mercancía que un cliente no pagó. El Sr. Lledó achaca toda la responsabilidad de aquella operación a Aitor y la usa como elemento de presión para que retire su legítima demanda de reconocimento de categoría profesional y mejora de salario. Como Aitor no cedió el siguiente paso fue un despido disciplinario en mayo de 2018 y la pretensión de que pague 90.000€ a Eurener por daños y perjuicios. Como Eurener consiguió cobrar algo del cliente esta demanda se ha reducido a 60.000€. En cualquier caso es una jugarreta de la empresa para mantener la presión sobre Aitor.

El Sr. César Lledó además de empresario es coordinador de la Coordinadora del País Valencià per la República. Flaco favor hace al movimiento republicano con estas prácticas empresariales que sacan a relucir que la lucha de clases atraviesa todos los estamentos y sacude todos los ámbitos políticos por mucho que algunos intenten negarlo y esconderlo. El conflicto laboral en Eurener demuestra que la clase obrera y la burguesía son irreconciliables. La III República tendrá que estar liderada por la clase obrera o no conseguiremos resolver los más elementales problemas sociales que padecemos. No importa el pasado de cada uno, no importa la trayectoria personal o el perfil profesional. Lo que de verdad importa es la coherencia entre el discurso y las acciones. Eso no lo vamos a encontrar en ningún empresario valenciano, madrileño, catalán, andaluz, francés, alemán o de donde quiera que busquemos en toda la superficie del planeta. La única coherencia de la que hacen gala es la maximización de beneficios a costa de la explotación sin límites de las trabajadoras y trabajadores. Solo daremos la vuelta a la situación si nos organizamos y luchamos. La única alternativa al chantaje y la explotación es el socialismo.

¡Por la readmisión de Aitor sin sanciones!
¡Eurener empresa explotadora!
¡Por un trabajo digno sin represalias!
¡Viva la lucha de la clase obrera!

 

PCPE - VALENCIA