¿Qué molesta realmente en la gran vía?

  1. El ruido. El ruido como todos sabemos lo provoca el número y velocidad de los vehículos. No un puente, que no hace ruido. En todo caso, evita que el ruido afecte a todos por igual, ya que como sabemos, el ruido tiende a ir en todas direcciones, pero cuando encuentra suelo, sube otra vez hacia arriba.
  2. La falta de paso. Para poder cruzar de una zona a otra debemos subir un puente, pero el problema no es elpuente, sino que no hay paso por debajo, está cortado por una valla, que impide el paso peatonal al no existir un parque central.
  3. Suciedad. Debajo del puente se produce un fondo de saco con falta de luz y se puede generar suciedad. Si no existiera dicho fondo, y el paso estuviera abierto, no existiría este problema.  Es decir, el parque permitiría seguir jugando a la petanca, que los niños jugasen al salir del colegio sin miedo a los coches, comunicar los barrios…etc.

¿Qué proponen para solucionar estos problemas?

  1. Tirar el puente rojo dejando un mirador y llevar la Gran Vía a nivel de suelo. El problema del ruido no se soluciona, generando un problema de tráfico al colegio y al barrio al tener la gran vía cortando el paso mientras hoy el alumnado puede salir del colegio sin miedo, además del  elevado coste de esta actuación.
  2. Tirar el puente rojo y soterrar la Gran Vía. Genera un altísimo gasto, por encima de los 30 millones de euros, obras que incomunicaran durante mucho tiempo al vecindario con afectación por ruido de las obras y… ¿hablamos de seguridad?

Nuestra propuesta:

Dejar el puente y hacer el parque central ya. Si se mejoran los sistemas antiruido tanto en el asfaltado, en las juntas como en las vallas y se controla la velocidad, el ruido disminuirá considerablemente. Además, si se hace el parque central se podría pasar andando por debajo, comunicar barrios y se eliminaría el fondo de saco, ganando en limpieza y luminosidad. Por no hablar del ahorro económico que esta opción supone.

 

 

Ante la convocatoria fascista este próximo sábado 21 de enero en Callosa del Segura bajo el lema "Frente al terror rojo defendamos la Cruz" (la Cruz de los Caídos), desde el Partido Comunista de los Pueblos de España y los colectivos de Jóvenes Comunistas expresamos nuestro máximo rechazo ante esta convocatoria de exaltación fascista y hacemos un llamamiento a la clase obrera y los sectores populares de Callosa del Segura y la Vega Baja a denunciar y rechazar esta manifestación convocada por La Falange y apoyada en la sombra por los sectores reaccionarios de la derecha y el nacional-catolicismo presente en ciertos sectores e instituciones.

Este tipo de actos vienen a seguir demostrando la impunidad del franquismo existente hoy en día, tantas veces denunciada desde las asociaciones y familiares de las víctimas del franquismo.

Una vez más el ¡No pasarán! debe ser la consigna para frenar al fascismo, y para ello en necesaria la unidad, la organización y la lucha de la clase obrera para confrontar a la bestia fascista.

Os adjuntamos el comunicado que en su momento hicimos público ante el tema de la Cruz de los Caídos y el cartel de la campaña antifascista que estamos desarrollando.

 

Contra el fascismo, unidad y lucha obrera

¡No pasarán!

 

Pretender que desde las instituciones públicas (organismos al servicio de los intereses de la clase dominante), se de cumplimiento a la tan necesaria y deseable recuperación de la memoria histórica, es sin duda, mucho pretender. O peor todavía, es entender de forma muy superficial los recuerdos que debemos recuperar como patrimonio del pueblo trabajador.

Decimos esto, porque desde el PCPE, entendemos que la llamada “Ley de Memoria histórica” nació vacía de contenido cuando no condenó la llamada “Transición” y sus pactos de olvido y de silencio, no exigió la nulidad de la Ley de Amnistía de 1977 y no depuró elementos fascistas de la administración pública, sino que los asimiló y naturalizó, formando así, parte de un entramado continuista del franquismo, que está presente hasta nuestros días.

Sólo así se entiende la posición de la jueza que en contra de toda lógica basada en los intereses de las mayorías, ha dictado auto ordenando reestablecer los nombres fascistas de nuestras calles. Efectivamente, solo se entiende si sabemos que forma parte del sector más rancio, casposo y retrogrado de la sociedad.

La oligarquía y sus secuaces no quieren o pueden permitir ni siquiera los miserables cambios estéticos que nos propone el gobierno municipal para aparentar recuperar nuestra memoria colectiva.

Del tripartito de los incumplimientos, de las falsas esperanzas a la clase obrera, de la gestión chapucera de los intereses del capital, exigimos por una vez coherencia política y que no recule ni un ápice, aunque sea por la dignidad de los y las muertas por el fascismo, por los torturados y represaliados, por los exiliados forzosos, por nuestros presos políticos.

¡Fuera fascistas y sus símbolos de nuestra ciudad!

Contra el fascismo, organízate y lucha

¡No pasarán!

 

Viernes 27 de Enero, a las 19.00 horas en Cafetería Jocus en la calle Goya nº1, San Viente del Raspeig (Alicante).

 

Nuevo gobierno, nuevos ajustes. No al robo de las pensiones.

Las políticas de ajuste -recortes- son una necesidad intrínseca del sistema capitalista español, que continúa instalado en la profunda crisis económica que estalló en el verano de 2007. Expresión de esta línea estratégica fue, en el año 2011, el apresurado acuerdo PP-PSOE para elevar a rango constitucional la prioridad del pago de la deuda a los acreedores.
 
En esta misma dinámica, primero el PSOE y luego el PP, abordaron sendas reformas sobre el sistema de pensiones que llevó a retrasar la edad de jubilación de 65 a los 67 años, que aumentó los requisitos de cotización para poder acceder a las mismas, que además ha condenado a nuestros mayores a ir perdiendo poder adquisitivo año tras año al actualizarse solo el 0,25%, (muy por debajo del IPC) y que ha ido estableciendo bajo el eufemismo del “factor de sostenibilidad” a partir de 2019 recortes de hasta el 40% de las cuantías para los nuevos jubilados.
 
La tan cacareada “quiebra del sistema de pensiones” y su supuesta “insostenibilidad”, pretende darle otra vuelta de tuerca al pueblo trabajador y satisfacer la demanda de la oligarquía financiera que anhela un sistema de capitalización de las pensiones. Es decir, que cada cual se busque la vida y ahorre lo que pueda para su vejez.
 
Desde el PCPE, negamos que el sistema público de pensiones, basado en el reparto, en la solidaridad de clase intergeneracional, esté en peligro. Denunciamos que todo forma parte de una campaña orquestada por la oligarquía y ejecutada por sus lacayos en el parlamento y en el gobierno español para quedarse con todas las porciones del pastel económico.
 
El PCPE actuará con todas sus fuerzas y medios en defensa del sistema público de pensiones y de los intereses que nos unen como trabajadores/as y dará la batalla contra cualquier pacto social que suponga un paso atrás en la consolidación de los derechos conquistados por nuestros mayores y que nos dignifican como clase.
 
¡Por la defensa de un sistema público de pensiones!

 

Cala Mosca, el último espacio virgen de la costa oriolana, vuelve a ser tema de actualidad. Y por desgracia no porque la administración haya llegado a una solución para proteger la zona. Ante la inoperancia de la Generalitat Valenciana, el goberno local de Orihuela (PP-Ciudadanos) ha reabierto el expediente de modificación del proyecto de urbanización con el objetivo de dar vía libre a la constructora Gomendio para iniciar la obra.

De esta forma, el equipo de gobierno, demuestra para quiénes gobiernan y a qué intereses obedecen. Habiendo familias trabajadoras sin casas y casas sin gente, la prioridad de nuestro ayuntamiento es la de facilitarle el negocio a la constructora. Buscando una salida a la crisis capitalista para los empresarios y dejando de lado a las familias obreras que son las que sufren las consecuencias de los desastres de los primeros.

La fórmula sigue siendo la de construir y especular, a toda costa. Pese a quien le pese y llevándose por delante lo que haga falta. Da igual si eso supone la destrucción completa de la costa oriolana, de especies protegidas como la Jarilla de Cabeza de Gato o si se emite el hecho de que por ahí pase la cañada real.

La destrucción de Cala mosca es un reflejo más de como las fuerzas políticas de la burguesía nada tienen que ofrecernos, ni la socialdemocracia de PSOE-Compromís-Podemos en la Generalitat, ni PP-Ciudadanos a nivel local. Continúan ahondando en los problemas que sufrimos desde hace décadas (corrupción, déficit de espacios libres, construcciones fuera de una lógica urbanística, destrucción del medio ambiente, urbanismo y dinero público al servicio de la patronal, etcétera). Sus políticas son propias del modelo capitalista y por tanto nada tienen que ganar los y las trabajadoras.

El pueblo de Orihuela debe continuar su lucha, con la mayor unidad y coordinación posible, frente a la clase capitalista y sus proyectos. Solo así salvaremos Cala mosca y conseguiremos un futuro próspero y sostenible para nuestra ciudad.

¡Cala Mosca no se toca!

¡No al negocio para la burguesía parasitaria!

 

Convocados por nuestro Comité Comarcal, el pasado 29 de diciembre el PCPE y los CJC de Alacant celebramos el brindis final de año. Compartimos un momento de relajada convivencia con buena parte de nuestros amigos y amigas.

Despedimos un año de dura lucha y encaramos con ilusión otro que, con nuestro compromiso y trabajo, será de victorias. El capitalismo se merece que el pueblo le demos su merecido y, con la clase obrera y el pueblo, acabemos con él ayudándole a cavar la fosa en la que entierre su decrépito y violento cuerpo.

Iniciamos el año del Centenario de la Gran Revolución de Octubre y por su legado histórico emancipatorio y por quienes lucharon y luchan por el Socialismo cada día, prometemos redoblar el compromiso con nuestro Partido, el Partido Comunista de los Pueblos de España.

Desde el PCPE y los CJC os invitamos a luchar junto con nosotros/as, por la construcción de esa sociedad nueva, socialista-comunista, que acabe con la explotación, la esclavitud, y la desigualdad que el capitalismo nos ofrece. El PCPE y los CJC os deseamos un feliz año de luchas, de unidad obrera y de victorias.

 

Camaradas, compañeros y compañeras, amigos y amigas del PCPE,

os invitamos a nuestro brindis de final de año. La organización y la lucha son necesarias para derrotar el capitalismo, pero también lo es el compartir ratos de compañerismo y de camaradería como el que os proponemos.

Anímate y ven, y no te olvides de confirmar antes del 26 de diciembre.

¡Saludos combativos!

 

Catalán

El passat dissabte 17 de desembre es va inaugurar el Casal Obrer i Popular Miguel Hernández d’Elx, la nova seu del Partit Comunista dels Pobles d’Espanya i dels Col·lectius de Joves Comunistes en la ciutat. A les 19h del dissabte un centenar de persones es van donar cita al local, omplint-lo de gom a gom. L’acte va comptar amb la presència del Secretari General del PCPE, Carmelo Suárez, que ens va encoratjar amb les seues paraules, recordant-nos el que vol dir el compromís revolucionari, la importància de la militància conscient i de la confiança amb la nostra classe (escoltar audio a partir del minut 13:30).

Elx és la tercera ciutat més gran per població del País Valencià: quasi 800.000 a València, uns 330.000 a Alacant, 230.000 a Elx i a Castelló uns 170.000. El número d’empreses que tenen registrades guarden relació amb eixa població. Però el que és més important per a nosaltres no es tant conegut: la importància industrial d’Elx. A setembre de 2016, segons l’INE, hi havia a València 2.237 industries registrades, a Alacant 783 però a Elx 1.910. I en canvi el moviment obrer a Elx està baix mínims, les mobilitzacions es redueixen bàsicament a les que convoquen des de les estructures estatals. Elx ha sigut motor de mobilitzacions en altres temps, un dels cors que feia bategar el moviment obrer arreu del país valencià i porta un temps amb una angina de pit. Aquest local i el  CUO (Comités per a la Unitat Obrera) que han de créixer al seu si, pretenen ser la medicina per a dissoldre el coàgul que té Elx. No és casual que el Moviment Obrer a Elx estiga en hores baixes, interessa a la classe dominant: l’hem de revitalitzar. Eixa és una de les necessitats que fa néixer aquest local.

Però si parlem de lluita antiimperialista, antifeixista o de recolzament a les revolucions socialistes com la dels nostres germanes i germans cubans, no estem millor. A pesar dels 230.000 habitants no hi ha resposta organitzada quan els sionistes bombardegen la població de Gaza, o quan hi ha un colp d’estat a Ukraina. A vegades la poqueta resposta que s’organitza no és de solidaritat internacionalista, sinò religiosa i acabem assistint a manifestacions on el crit majoritari no és: fora les mans imperialistes de Siria, sino “Allahu akbar”. Ni tan sols vam tenir força per organitzar una concentració per recordar a totes i a tots que hi ha persones que no moren quan el seu cos deixa de viure, com el nostre comandant Fidel. Aquet local i totes les forces del PCPE i dels CJC van a estar dedicades a organitzar aquests moviments que son necessaris Elx, moltes companyes i companys de lluita ens ho diuen, però no hi havien condicions materials i, els qui les tenia, no tenia condicions polítiques per a fer-ho. Ara no hi ha excusa.
 
En definitiva, aquest local arriba en un moment on la consciència de la classe obrera i de les classes populars comença a despertar. Comencen a ser conscients de que entre qui entre a governar, en el capitalisme no hi ha eixida. Nosaltres pretenem que eixa consciència incipient es converteixa en consciència de ser classe treballadora, per a portar-la a lluitar exclusivament per els interessos de la classe a la que pertanyem, no per que els enganya-obrers guanyen unes o altres eleccions. Aquest local, amb la direcció política del PCPE, pretén posar la seua xicoteta flama que, en conjunció en altres, farà que revolució socialista prenga.
 
El dia 17 de desembre va ser un dia important per al moviment comunista a Elx i vam comptar amb la presència del responsable polític del País Valencià, Edgar Rubio, que ens va dirigir unes paraules sobre la importància de que els locals del PCPE siguen locals del poble. També va assistir a l’acte Aitor Larrabide, del director de la Fundació Miguel Hernández, que ens va resaltar la importància de rescatar la figura de Miguel Hernández com a unió entre la cultura i la política. Aitor ens va fer entrega d’una col·lecció de llibres de Miguel Hernández.
 
Per a finalitzar l’acte vam unir les nostres veus cantant La Internacional per primera vegada al nostre local.
 
 
Castellano
 
El pasado sábado 17 de diciembre se inauguró el Casal Obrer i Popular Miguel Hernández de Elx, la nueva sede del Partido Comunista de los Pueblos de España y de los Colectivos de Jóvenes Comunistas. A las 19h del sábado un centenar de personas se dieron cita en el local, llenándolo hasta la bandera. El acto contó con la presencia del Secretario General del PCPE, Carmelo Suárez, que nos alentó con sus palabras, recordándonos lo que significa el compromiso revolucionario, la importancia de la militancia consciente y de la confianza en nuestra clase (escuchar audio a partir del minuto 13:30).
 
Elche es la tercera ciudad más grande por población del País Valenciano: casi 800.000 en Valencia, unos 330.000 en Alicante, 230.000 en Elche y en Castellón unos 170.000. El número de empresas que tienen registradas guardan relación con esa población. Pero lo que es más importante para nosotros no es tan conocido: la importancia industrial de Elche. En septiembre de 2016, según el INE, había en Valencia 2.237 industrias registradas, en Alicante 783 pero en Elche 1.910. Y en cambio el movimiento obrero en Elche está bajo mínimos, las movilizaciones se reducen básicamente a las que convocan desde las estructuras estatales. Elche ha sido motor de movilizaciones en otros tiempos, uno de los corazones que hacía latir el movimiento obrero en todo el País Valenciano y lleva un tiempo con una angina de pecho. Este local y los CUO (Comités para la Unidad Obrera) que deben crecer en su seno, pretenden ser la medicina para disolver el coágulo que tiene Elche. No es casual que el Movimiento Obrero en Elche esté en horas bajas, interesa a la clase dominante: lo tenemos que revitalizar. Esa es una de las necesidades que hace nacer este local.
 
Pero si hablamos de lucha antiimperialista, antifascista o de apoyo a las revoluciones socialistas como la de nuestros hermanas y hermanos cubanos, no estamos mejor. A pesar de los 230.000 habitantes no ha habido respuesta organizada cuando los sionistas bombardearon la población de Gaza, o cuando hubo un golpe de estado en Ucrania. Y la poca respuesta que se organiza no es de solidaridad internacionalista, sino religiosa y acabamos asistiendo a manifestaciones donde el grito mayoritario no es: fuera las manos imperialistas de Siria, sino "Allahu akbar". Ni siquiera tuvimos fuerza para organizar una concentración para recordar a todas y todos que hay personas que no mueren cuando su cuerpo deja de vivir, como nuestro comandante Fidel. Este local y todas las fuerzas del PCPE y los CJC van a estar dedicadas a organizar estos movimientos que son necesarios Elx, muchas compañeras y compañeros de lucha nos lo dicen, pero no había condiciones materiales y, quienes las tenía, no tiene condiciones políticas para hacerlo. Ahora no hay excusa.
 
En definitiva, este local llega en un momento en que la conciencia de la clase obrera y de las clases populares comienza a despertar. Empieza a ser conscientes de que entre quien entre a gobernar, en el capitalismo no hay salida. Nosotros pretendemos que esa conciencia incipiente se convierta en conciencia de ser clase trabajadora, para llevarla a luchar exclusivamente por los intereses de la clase a la que pertenecemos, no para que los engaña-obreros ganen unas u otras elecciones. Este local, con la dirección política del PCPE, pretende poner su pequeña llama que, en conjunción en otros, hará que revolución socialista sea posible.
 
El día 17 fue un día importante para el movimiento comunista en Elx y contamos con la presencia del responsable político del País Valenciano, Edgar Rubio, que nos dirigió unas palabras sobre la importancia de que los locales del PCPE sean locales del pueblo. También asistió al acto Aitor Larrabide, del director de la Fundación Miguel Hernández, que nos comentó importancia de rescatar la figura de Miguel Hernández y la unión entre la cultura y la política en este poeta. Aitor nos hizo entrega de una colección de libros de Miguel Hernández.
 
Para finalizar el acto unimos nuestras voces cantando La Internacional por primera vez en nuestro local.