El PCPE organizo una charla en la población alicantina de San Vicent del Raspeig acerca de las pensiones públicas de las que el sistema capitalista pretende seguir engañando a toda la clase obrera bajo el falso argumento de que están en peligro. Desde el PCPE denunciamos que todo forma parte de un montaje dirigido por la oligarquía con el objetivo de quedarse con todos los pedazos de la tarta. La charla tuvo buena acogida entre la población sanvicentera.

 

Nuevo gobierno, nuevos ajustes. No al robo de las pensiones

Las políticas de ajuste -recortes- son una necesidad intrínseca del sistema capitalista español, que continúa instalado en la profunda crisis económica que estalló en el verano de 2007. Expresión de esta línea estratégica fue, en el año 2011, el apresurado acuerdo PP-PSOE para elevar a rango constitucional la prioridad del pago de la deuda a los acreedores.

En esta misma dinámica, primero el PSOE y luego el PP, abordaron sendas reformas sobre el sistema de pensiones que llevó a retrasar la edad de jubilación de 65 a los 67 años, que aumentó los requisitos de cotización para poder acceder a las mismas, que además ha condenado a nuestros mayores a ir perdiendo poder adquisitivo año tras año al actualizarse solo el 0,25%, (muy por debajo del IPC) y que ha ido estableciendo bajo el eufemismo del “factor de sostenibilidad” a partir de 2019 recortes de hasta el 40% de las cuantías para los nuevos jubilados.

La tan cacareada “quiebra del sistema de pensiones” y su supuesta “insostenibilidad”, pretende darle otra vuelta de tuerca al pueblo trabajador y satisfacer la demanda de la oligarquía financiera que anhela un sistema de capitalización de las pensiones. Es decir, que cada cual se busque la vida y ahorre lo que pueda para su vejez.

Desde el PCPE, negamos que el sistema público de pensiones, basado en el reparto, en la solidaridad de clase intergeneracional, esté en peligro.

Denunciamos que todo forma parte de una campaña orquestada por la oligarquía y ejecutada por sus lacayos en el parlamento y en el gobierno español para quedarse con todas las porciones del pastel económico.

El PCPE actuará con todas sus fuerzas y medios en defensa del sistema público de pensiones y de los intereses que nos unen como trabajadores/as y dará la batalla contra cualquier pacto social que suponga un paso atrás en la consolidación de los derechos conquistados por nuestros mayores y que nos dignifican como clase.

¡Por la defensa del sistema público de pensiones!

 

El PCPE de Alicante realizó el pasado domingo un mitin en el barrio alicantino de Florida Portazgo. Desde hace ocho años, el PCPE venimos desarrollando continuos mitines por los diversos barrios de la ciudad alicantina, como forma de relación directa con la clase obrera y los sectores populares de la ciudad alicantina. Mitines realizados al margen de los procesos electorales.

En este último mitin, titulado "Una ciudad para la clase obrera", el discurso se centró en la denuncia de diferentes problemas que sufre la clase obrera de la ciudad, tales como corrupción y especulación urbanística, falta de limpieza en la ciudad, o varios EREs ocurridos en varias empresas instaladas en la ciudad alicantina, en los que el PCPE siempre ha estado apoyando a sus plantillas de trabajador@s cuando han decidido movilizarse. También se hizo una breve alocución en forma de homenaje, a nuestro comandante y camarada Fidel Castro.

 

 

Desde el PCPE y los CJC de la Vega Baja del Segura, estamos realizando una campaña contra la brutal subida de la luz y contra las eléctricas con pegadas de carteles y reparto de octavillas por los pueblos de nuestra comarca, informando y denunciando de la brutal agresión que desde los grandes monopolios está sufriendo la clase obrera y los sectores populares.

Dentro de esta campaña estamos haciendo un llamamiento a la necesidad  de la unidad y organización de la clase obrera y los sectores populares para confrontar contra este sistema de explotación capitalista, que día tras día va agudizando el grado de explotación y agresión a los derechos y necesidades más básicas.

Organizar a la clase obrera y los sectores populares en comités de unidad popular en los barrios y pedanías de los pueblos de nuestra comarca y en las grandes empresas y centros de trabajo en los Comités para la Unidad Obrera (CUO).

Organizar a la clase obrera y los sectores populares para ir conformando espacios de poder obrero y popular donde las masas reconozcan al Partido Comunista como vanguardia natural en la lucha de las reivindicaciones obreras y populares.

Os adjuntamos algunas de la fotos de la campaña de agitación y propaganda que estamos desarrollando en los pueblos de la Comarca de la Vega Baja del Segura.

 

 

¿Qué molesta realmente en la gran vía?

  1. El ruido. El ruido como todos sabemos lo provoca el número y velocidad de los vehículos. No un puente, que no hace ruido. En todo caso, evita que el ruido afecte a todos por igual, ya que como sabemos, el ruido tiende a ir en todas direcciones, pero cuando encuentra suelo, sube otra vez hacia arriba.
  2. La falta de paso. Para poder cruzar de una zona a otra debemos subir un puente, pero el problema no es elpuente, sino que no hay paso por debajo, está cortado por una valla, que impide el paso peatonal al no existir un parque central.
  3. Suciedad. Debajo del puente se produce un fondo de saco con falta de luz y se puede generar suciedad. Si no existiera dicho fondo, y el paso estuviera abierto, no existiría este problema.  Es decir, el parque permitiría seguir jugando a la petanca, que los niños jugasen al salir del colegio sin miedo a los coches, comunicar los barrios…etc.

¿Qué proponen para solucionar estos problemas?

  1. Tirar el puente rojo dejando un mirador y llevar la Gran Vía a nivel de suelo. El problema del ruido no se soluciona, generando un problema de tráfico al colegio y al barrio al tener la gran vía cortando el paso mientras hoy el alumnado puede salir del colegio sin miedo, además del  elevado coste de esta actuación.
  2. Tirar el puente rojo y soterrar la Gran Vía. Genera un altísimo gasto, por encima de los 30 millones de euros, obras que incomunicaran durante mucho tiempo al vecindario con afectación por ruido de las obras y… ¿hablamos de seguridad?

Nuestra propuesta:

Dejar el puente y hacer el parque central ya. Si se mejoran los sistemas antiruido tanto en el asfaltado, en las juntas como en las vallas y se controla la velocidad, el ruido disminuirá considerablemente. Además, si se hace el parque central se podría pasar andando por debajo, comunicar barrios y se eliminaría el fondo de saco, ganando en limpieza y luminosidad. Por no hablar del ahorro económico que esta opción supone.

 

 

Ante la convocatoria fascista este próximo sábado 21 de enero en Callosa del Segura bajo el lema "Frente al terror rojo defendamos la Cruz" (la Cruz de los Caídos), desde el Partido Comunista de los Pueblos de España y los colectivos de Jóvenes Comunistas expresamos nuestro máximo rechazo ante esta convocatoria de exaltación fascista y hacemos un llamamiento a la clase obrera y los sectores populares de Callosa del Segura y la Vega Baja a denunciar y rechazar esta manifestación convocada por La Falange y apoyada en la sombra por los sectores reaccionarios de la derecha y el nacional-catolicismo presente en ciertos sectores e instituciones.

Este tipo de actos vienen a seguir demostrando la impunidad del franquismo existente hoy en día, tantas veces denunciada desde las asociaciones y familiares de las víctimas del franquismo.

Una vez más el ¡No pasarán! debe ser la consigna para frenar al fascismo, y para ello en necesaria la unidad, la organización y la lucha de la clase obrera para confrontar a la bestia fascista.

Os adjuntamos el comunicado que en su momento hicimos público ante el tema de la Cruz de los Caídos y el cartel de la campaña antifascista que estamos desarrollando.

 

Contra el fascismo, unidad y lucha obrera

¡No pasarán!

 

Pretender que desde las instituciones públicas (organismos al servicio de los intereses de la clase dominante), se de cumplimiento a la tan necesaria y deseable recuperación de la memoria histórica, es sin duda, mucho pretender. O peor todavía, es entender de forma muy superficial los recuerdos que debemos recuperar como patrimonio del pueblo trabajador.

Decimos esto, porque desde el PCPE, entendemos que la llamada “Ley de Memoria histórica” nació vacía de contenido cuando no condenó la llamada “Transición” y sus pactos de olvido y de silencio, no exigió la nulidad de la Ley de Amnistía de 1977 y no depuró elementos fascistas de la administración pública, sino que los asimiló y naturalizó, formando así, parte de un entramado continuista del franquismo, que está presente hasta nuestros días.

Sólo así se entiende la posición de la jueza que en contra de toda lógica basada en los intereses de las mayorías, ha dictado auto ordenando reestablecer los nombres fascistas de nuestras calles. Efectivamente, solo se entiende si sabemos que forma parte del sector más rancio, casposo y retrogrado de la sociedad.

La oligarquía y sus secuaces no quieren o pueden permitir ni siquiera los miserables cambios estéticos que nos propone el gobierno municipal para aparentar recuperar nuestra memoria colectiva.

Del tripartito de los incumplimientos, de las falsas esperanzas a la clase obrera, de la gestión chapucera de los intereses del capital, exigimos por una vez coherencia política y que no recule ni un ápice, aunque sea por la dignidad de los y las muertas por el fascismo, por los torturados y represaliados, por los exiliados forzosos, por nuestros presos políticos.

¡Fuera fascistas y sus símbolos de nuestra ciudad!

Contra el fascismo, organízate y lucha

¡No pasarán!

 

Viernes 27 de Enero, a las 19.00 horas en Cafetería Jocus en la calle Goya nº1, San Viente del Raspeig (Alicante).

 

Nuevo gobierno, nuevos ajustes. No al robo de las pensiones.

Las políticas de ajuste -recortes- son una necesidad intrínseca del sistema capitalista español, que continúa instalado en la profunda crisis económica que estalló en el verano de 2007. Expresión de esta línea estratégica fue, en el año 2011, el apresurado acuerdo PP-PSOE para elevar a rango constitucional la prioridad del pago de la deuda a los acreedores.
 
En esta misma dinámica, primero el PSOE y luego el PP, abordaron sendas reformas sobre el sistema de pensiones que llevó a retrasar la edad de jubilación de 65 a los 67 años, que aumentó los requisitos de cotización para poder acceder a las mismas, que además ha condenado a nuestros mayores a ir perdiendo poder adquisitivo año tras año al actualizarse solo el 0,25%, (muy por debajo del IPC) y que ha ido estableciendo bajo el eufemismo del “factor de sostenibilidad” a partir de 2019 recortes de hasta el 40% de las cuantías para los nuevos jubilados.
 
La tan cacareada “quiebra del sistema de pensiones” y su supuesta “insostenibilidad”, pretende darle otra vuelta de tuerca al pueblo trabajador y satisfacer la demanda de la oligarquía financiera que anhela un sistema de capitalización de las pensiones. Es decir, que cada cual se busque la vida y ahorre lo que pueda para su vejez.
 
Desde el PCPE, negamos que el sistema público de pensiones, basado en el reparto, en la solidaridad de clase intergeneracional, esté en peligro. Denunciamos que todo forma parte de una campaña orquestada por la oligarquía y ejecutada por sus lacayos en el parlamento y en el gobierno español para quedarse con todas las porciones del pastel económico.
 
El PCPE actuará con todas sus fuerzas y medios en defensa del sistema público de pensiones y de los intereses que nos unen como trabajadores/as y dará la batalla contra cualquier pacto social que suponga un paso atrás en la consolidación de los derechos conquistados por nuestros mayores y que nos dignifican como clase.
 
¡Por la defensa de un sistema público de pensiones!

 

Cala Mosca, el último espacio virgen de la costa oriolana, vuelve a ser tema de actualidad. Y por desgracia no porque la administración haya llegado a una solución para proteger la zona. Ante la inoperancia de la Generalitat Valenciana, el goberno local de Orihuela (PP-Ciudadanos) ha reabierto el expediente de modificación del proyecto de urbanización con el objetivo de dar vía libre a la constructora Gomendio para iniciar la obra.

De esta forma, el equipo de gobierno, demuestra para quiénes gobiernan y a qué intereses obedecen. Habiendo familias trabajadoras sin casas y casas sin gente, la prioridad de nuestro ayuntamiento es la de facilitarle el negocio a la constructora. Buscando una salida a la crisis capitalista para los empresarios y dejando de lado a las familias obreras que son las que sufren las consecuencias de los desastres de los primeros.

La fórmula sigue siendo la de construir y especular, a toda costa. Pese a quien le pese y llevándose por delante lo que haga falta. Da igual si eso supone la destrucción completa de la costa oriolana, de especies protegidas como la Jarilla de Cabeza de Gato o si se emite el hecho de que por ahí pase la cañada real.

La destrucción de Cala mosca es un reflejo más de como las fuerzas políticas de la burguesía nada tienen que ofrecernos, ni la socialdemocracia de PSOE-Compromís-Podemos en la Generalitat, ni PP-Ciudadanos a nivel local. Continúan ahondando en los problemas que sufrimos desde hace décadas (corrupción, déficit de espacios libres, construcciones fuera de una lógica urbanística, destrucción del medio ambiente, urbanismo y dinero público al servicio de la patronal, etcétera). Sus políticas son propias del modelo capitalista y por tanto nada tienen que ganar los y las trabajadoras.

El pueblo de Orihuela debe continuar su lucha, con la mayor unidad y coordinación posible, frente a la clase capitalista y sus proyectos. Solo así salvaremos Cala mosca y conseguiremos un futuro próspero y sostenible para nuestra ciudad.

¡Cala Mosca no se toca!

¡No al negocio para la burguesía parasitaria!