[Canarias] 1J -Jornada lucha unitaria en Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote

En la tarde del martes 1 de Junio más de 300 personas se han sumado a la cadena humana y la manifestación organizada por 7 colectivos obreros unidos de la isla de Gran Canaria junto al apoyo de los Comités para la Unidad Obrera de Gran Canaria (CUO). Trabajadores y trabajadoras en lucha de Correos, del colectivo de Pensionistas, de supermecados Dinosol, Helados Kalise, de JSP, de la cadena de tiendas de H&M y de las Kellys, con el denominador común de salir a la calle y sumar esfuerzos, aumentar la visibilidad y la fuerza de cada uno de los 7 conflictos.

Los camaradas del PCPC, hemos querido estar presentes apoyando esta importante jornada que nos deja muchas lecciones importantísimas para la clase obrera canaria. Realmente se han logrado todos los objetivos planteados en un primer momento. Llamar la atención de los medios de comunicación. Movilizar a un importante número de trabajadores y trabajadoras. Transmitir a los participantes la importancia de conocer las luchas de otros colectivos obreros y aprender de esas experiencias. Elevar la conciencia de clase de los participantes. En definitiva fortalecer las luchas de cada uno a través del trabajo unitario. Y realmente los 7 colectivos salen del 1J reforzados en sus reivindicaciones, salen en una mejor posición a la hora de enfrentarse al ataque del gobierno y al de sus respectivas patronales.

Esta iniciativa ha tenido su reflejo en sendas caravanas de coches en las islas de Fuerteventura y Lanzarote. Tres islas, tres iniciativas, tres expresiones de la determinación de colectivos de trabajadores y trabajadoras que lo han visto claro. La unidad aumenta la fuerza de la clase trabajadora. Nos coloca en una mejor posición a la hora de exigir nuestros derechos. Uniendo luchas para organizar victorias.

Vamos a seguir insistiendo en que el trabajo unitario es el camino, sin renunciar a las siglas de cada uno, incorporando incluso a los colectivos que no tienen siglas sindicales. El nivel de agresión al que está sometida la clase trabajadora nos obliga a intentarlo. Hoy ese intento se ha convertido en un hecho exitoso a repetir.

Medios